enero 2021 - V Año

TRIBUNA

La Agrupación para el Estudio de las Religiones inicia su andadura en el Ateneo de Madrid

religionesEl próximo día tres de diciembre, a las 19,30 h. y en el Salón de Úbeda del Ateneo de Madrid, inicia su andadura esta Agrupación Especial para el Estudio de las Religiones del Ateneo. Lo hace para la cooperación con la Universidad. Lo hace, por tanto, con el propósito y la metodología académica de estudiar críticamente las religiones del mundo. Cuenta para ello con la colaboración de docentes de la Universidad Complutense de Madrid y de las cuatro Facultades que integran su Instituto Universitario de Ciencias de las Religiones.

Recojamos el pronóstico: A la generación de los filósofos de la Ilustración sucedió la generación de los sociólogos. En ella, habíamos aprendido en August Comte aquello de “La Ley de la evolución intelectual de la humanidad o ley de los tres estados”: A un estado primitivo de la sociedad, de naturaleza teológica y ficticia -decía-, le habría sucedido un estado metafísico que habría de ser superado por un tercero positivo, ese que pondría fin a la ficción del fenómeno religioso.

De ese modo, si la Modernidad tuvo un origen filosófico, el secularismo que produjo como consecuencia tuvo y tiene fundamentalmente un carácter económico y político: el del hombre liberado de ataduras religiosas pero vinculado a los cambios que, ya en su mano, puede producir y gobernar. Sin embargo, si ciertas formas de religión actuaron como cepos y jaulas con pretensiones de absoluto en el pasado, también la economía dictada por el poder ha ejercido de un modo excluyente.

No se ha cumplido la predicción de Comte. Los estudios avanzados de las religiones del mundo así lo demuestran. Vaya como muestra el publicado por el prestigioso Instituto Pew Research Center y su prospectiva 2010-2050, junto a la comparación que hace entre cristianos y musulmanes:

Cuadro1angel

A tenor de este cuadro comparativo, y su proyección hasta el 2050, disminuyen los no afiliados de las “religiones a la carta”, hindúes, budistas y religiones étnicas; crecen los judíos por evolución demográfica; los cristianos se mantienen en su 31,4 % del global, y los musulmanes, aunque suponen un porcentaje inferior al de los cristianos, con su 29,7 de la población mundial, sin embargo, muestran una tendencia de crecimiento que no tienen los cristianos.

cuadro2angel

Se puede verificar la deriva del decrecimiento cristiano y el progresivo incremento del islam si nos remitimos a 2005:

cuadro3angel

Si comparamos dos prospectivas, la de crecimiento poblacional y la del crecimiento de las religiones del mundo, según Naciones Unidas “se espera que la población mundial aumente en 2.000 millones de personas en los próximos 30 años, pasando de los 7.700 millones actuales a los 9.700 millones en 2050, pudiendo llegar a un pico de cerca de 11.000 millones para 2100”. Las religiones no ceden terreno, aunque si se polarizan en dos grandes bloques. El cristianismo institucional decrece progresivamente, en tanto el islam muestra una tendencia significativa de crecimiento. El último estudio del mes de octubre que Pew Research Center dedica a las religiones en los Estados Unidos, muestra que éste, que hasta ahora era un caso de excepcionalidad con respecto a Europa, también da muestras de agotamiento religioso. Los cristianos decrecen desde un 77% al 65 % en diez años, mientras que agnósticos suponen entre un 3 % y un 5%, los ateos se han duplicado hasta el 4%, y aquellos que no se identifican con ninguna religión crecen desde el 12 % hasta el 17 %. Sólo los Evangélicos “nacidos de nuevo” resisten desde su religiosidad experiencial.

Nadie puede dudar hoy del carácter ambivalente de la religión. También la Modernidad lo deja sentir. Ambas, con sus desviaciones, producen patologías personales y colectivas. Como bien señala el Profesor emérito de la Complutense Manuel Fernández del Riesgo: positivamente, “la sociología y la psicología de la religión nos han enseñado que esta ha jugado en la vida de los seres humanos un papel importante como orientadora de la personalidad, como mantenedora de la cultura y como reguladora y legitimadora del orden social” (1). Sin embargo, negativamente, como el mismo profesor indica, estas tres funciones también han servido para la patologización de la persona, de la sociedad y del poder, para la esterilidad del pensamiento y la fosilización de las ideas, para la extensión de la intolerancia y el fanatismo, para la esclerosis moral, el subdesarrollo y el conflicto.

Hemos desembocado en un tiempo de agotamiento de la Modernidad. Su reduccionismo económico y técnico ha dejado en el olvido la igualdad y la fraternidad o solidaridad, pervirtiendo la libertad reducida a instrumentalidad apropiativa de los que más pueden; el relativismo ha devenido en escepticismo generalizado, rayando en cinismo exhibicionista en algunos casos, y también en postverdad (2). El personalismo inicial ha decaído en el egoísmo insaciable de un neocapitalismo neofeudal; la esperanza en un progreso indefinido da muestras de necesidad de corrección que la extienda a sociedades emergentes y controle su impacto negativo en el medio ambiente.

No le ha venido nada mal a las religiones el cuestionamiento, ni tampoco el repliegue a lo privado, porque es en lo privado donde identidad, sentido y comunidad toman fuerza crítica de autodepuración y conciencia de significado y de sentido. En la generación del post, postmodernidad y postverdad, emerge un tiempo de postsecularidad, una dialéctica que le hace sitio participativo a todas las dinámicas de sentido; un proyecto que atienda a los derechos y deberes humanos y, entre ellos su responsabilidad para con la vida en el planeta y las generaciones futuras; un horizonte colectivo. Se trata de una dialéctica que toma en consideración las condiciones multiseculares presentes y sus derivas, y apuesta por la superación de las incompatibilidades, de las exclusividades y exclusiones, y toma postura en una realidad dinámica, oscilante e inclusiva. La dialéctica platónica como arte del diálogo entre “logois”, el ascenso desde lo sensible a lo inteligible, y su descenso operativo posterior, se conjugan con el otro arte de la dialéctica como disputa de Aristóteles.

Acertado título el de Habermas en “Entre naturalismo y religión”. Si la Modernidad nació por el influjo del naturalismo positivista y racionalista de la Ilustración, y con ello se rompieron progresivamente los puentes con las religiones hasta la emergencia de la fenomenología, hoy aparece, a ojos de algunos, ante la crisis emergente, un espacio entre ambas, abierto al reconocimiento recíproco, a la mutua escucha en debates públicos, a evitar polarizaciones excluyentes que pongan en peligro la cohesión ciudadana. Las religiones, según Habermas, no pueden ni deben estructurar ni organizar la vida política ni el sistema legal, “pero sí son, junto con diversas asociaciones, un componente fundamental de la esfera pública no estatal” con una actitud cohesiva. Por parte de la secularidad laica, son sus virtudes el respeto, la tolerancia y el reconocimiento mutuo, la solidaridad ciudadana, y una actitud cognitiva y pragmática. Según señala el propio Habermas, si las grandes religiones no son una etapa de irracionalidad, sino que forman parte de la historia de la razón, hay que estar abiertos a sus contenidos racionales, suficientemente racionalizados por ellas mismas, traducidos de manera comprensible, y expuestos a la crítica. Afirma Habermas que “no sería razonable dejar de lado estas tradiciones fuertes como restos arcaicos.

Por su parte, la razón secular “tiene que ser consciente de sus límites”. Habermas propugna “un cerciora miento autocrítico de los límites de la razón secular y la superación crítica de una estrecha conciencia secularista, […] superar el cientifismo […] asimilar, apropiarse y traducir filosóficamente determinados contenidos de tradiciones religiosas”. A los religiosos se les pide la carga cognitiva de la modernización de su religión en diálogo con la ciencia, el derecho positivo constitucional y el pluralismo religioso” (3).

Esa dialéctica utópica precisa de constante verificación crítica de sus situaciones y derivas. Para ello se pone en marcha la “Agrupación Especial para el Estudio de las Religiones”, que someterá a estudio todas las que conocemos. Lo hará desde una perspectiva puramente académica y no confesional, provista de metodologías críticas. Lo hará para la cooperación con la Universidad, fundamentalmente con las cuatro Facultades que integran el Instituto Universitario de Ciencias de las Religiones de la Universidad Complutense, radicado en la de Filología. Lo hará sin recursos propios y por consiguiente sin ánimo de lucro.
que
Desde la más estricta aconfesionalidad, ofreceremos a la sociedad secular, a nivel académico, de la mano de docentes universitarios, estudios de las distintas culturas y religiones del mundo, en su historia y su actualidad, con arreglo al método histórico-comparativo: animismo y ouranismo; magia y mitología; antropología y etnología; paleontología y arqueología; las religiones serán interpretadas en sus textos primitivos: papirología, pergaminos y códices; agnosticismo y ateísmo metodológico; teodiceas, filosofías de la religión, fenomenologías, sociologías, prospectivas; psicología y psicopatología de la religión; teologías; ciencia y religión; éticas religiosas y laicas; literatura y religión; religiones y política… un largo etcétera que iremos priorizando sometidos a la sola ocasión mensual de que disponemos, que las obras en el Ateneo nos dejan disponibles.

La cita inaugural es el próximo día tres de diciembre, a las 19,30 h, en el Salón Úbeda del Ateneo de Madrid, c/ del Prado 21. Libre entrada hasta completar aforo.

Notas:

1) FERNÁNDEZ DEL RIESGO, MANUEL. “Ética y religión. La insuficiencia de la experiencia moral”. Escolar y Mayo editores. Madrid 2016, 1ª ed. Pp. 9-10.
2) Acerca de la postverdad Cf., vg., RODRÍGUEZ FERRANDIZ, RAÚL. “Máscaras de la mentira. El nuevo desorden de la postverdad.”. Pretextos. Valencia 2018.
3) HABERMAS, JURGEN. “Entre naturalismo y religión”. Ed. Paidós. Barcelona 2006. Pp. 11, 14, 127, 148, 151, 153.

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN TRIBUNA

Tribuna

De la restitución del honor y una figurada y respetuosa propuesta a S.M. Juan Carlos I

Tribuna

No lo dejéis a la serpiente

Tribuna

Migrantes de paso, flexworker

Tribuna

Asalto al Capitolio de los EE.UU., la sombra del cainismo eclipsa la democracia en Washington

Tribuna

Carta a los Reyes Magos para un mundo post-covid19

Tribuna

Sueños de migrantes

Tribuna

¿Por qué no son fiables los datos de contagios de Covid-19 de la Comunidad de Madrid?

Tribuna

Política y antipolítica

Tribuna

‘Un español en Alemania’. Día Internacional del Migrante 18 de diciembre

Tribuna

El PSOE de los mayores, de ahora y de siempre

Tribuna

Los lectores invisibles  

Tribuna

188 votos responsables y 26 millones de infamias

Tribuna

Maradona y la pandemia

Tribuna

¿Por qué no hablan de los presupuestos?

Tribuna

¿Para qué seguir con la filosofía?

Tribuna

El tercer centenario del Ateneo de Madrid y los 80 años de Azaña

Tribuna

Verdades y mentiras sobre una gran ley de educación

Tribuna

¿Elegir? El PSOE ya ha elegido

Tribuna

¿Para qué ha servido izquierda socialista?

Tribuna

Periodismo, pandemia de falsedades o la distancia del puercoespín

Tribuna

Vacunas

Tribuna

Aburridos de la democracia

Tribuna

¿Qué es la democracia? (no respondan rápidamente…)

Tribuna

Hachazo a la injusticia social

Tribuna

Negacionistas

Tribuna

Poesía a Sul

Tribuna

¿Cón qué Casado quedarse?

Tribuna

Razones para la reforma judicial

Tribuna

Suspender el examen

Tribuna

Identidad política y autocensura

Tribuna

El psicoanálisis en el Ateneo de Madrid

Tribuna

La Cataluña posTorra

Tribuna

Hacerse un Azorín

Tribuna

La mentira como arma política

Tribuna

Don Sindulfo de la Barca

Tribuna

Madrid, un respeto

Tribuna

¿Por qué no acuerda el PP?

Tribuna

Guerra cultural, democracia y libertad

Tribuna

Francisco Rodríguez Adrados: in memoriam

Tribuna

¿Monarquía?¿Independencia?¿Y si debatimos sobre lo importante?

Tribuna

Es más que un no a Calviño

Tribuna

El camarote de los hermanos Marx (catalanistas)

Tribuna

Reconstruyendo, sin el PP

Tribuna

Saldremos más fuertes, más unidos y más iguales

Tribuna

En Europa, todos detrás de Pedro Sánchez

Tribuna

El acuerdo sólo perjudica a los ultras

Tribuna

Andanadas inútiles: Estado y Gobierno, un mismo horizonte

Tribuna

El ingreso de la dignidad

Tribuna

No es crispación, es desestabilización

Tribuna

La salida del laberinto

Tribuna

Economía sí, pero otra economía

Tribuna

Alarma, salud y partidismo

Tribuna

Comisión de reconstrucción

Tribuna

¿Más Estado?

Tribuna

Insultar no es hacer oposición

Tribuna

Más y mejor Europa

Tribuna

Rearme

Tribuna

Casado ¿pactas o te desentiendes?

Tribuna

Ultras en pandemia

Tribuna

Dependencia histórica

Tribuna

El dinero público no es de nadie

Tribuna

El mundo en que vivimos

Tribuna

Primera lección: defender lo público

Tribuna

Ética y enfermedad

Tribuna

Fake news, el otro ‘virus’

Tribuna

COVID-19 o somos Europa o todo era mentira

Tribuna

¿Honestidad? Breve apunte realista

Tribuna

El zorro fenec, y el principio de legitimidad democrática

Tribuna

Es la hora de la responsabilidad

Tribuna

Crisis Coronavirus: Comunicado Equipo Entreletras

Tribuna

El coronavirus: un miedo histérico colectivo inducido

Tribuna

Manifiesto de la manifestación feminista del 8 de marzo de 2020

Tribuna

8 de marzo

Tribuna

Ni delante ni detrás

Tribuna

¿Pacto educativo?

Tribuna

¿Despolitizar la política?

Tribuna

Memoria sin orgullo

Tribuna

Fernando Morán, “in memoriam”

Tribuna

El legado de Fernando Morán

Tribuna

Lo del juego en mi barrio: o con el empleo no se juega

Tribuna

¿Paranoia o tolerancia?

Tribuna

Agendas reales y ficticias

Tribuna

Adecentar la casa

Tribuna

Odio

Tribuna

El discurso preliminar de Agustín Argüelles

Tribuna

Coalición, estabilidad y eficacia

Tribuna

Galdós y la docencia

Tribuna

Galdós como ejemplo

Tribuna

Honrando a Galdós en Marianela

Tribuna

La democracia se abre paso

Tribuna

En memoria de Don Benito Pérez Galdós

Tribuna

Homenaje a Galdós Ateneista

Tribuna

Homenaje a Benito Pérez Galdós

Tribuna

La persona y el amor

Tribuna

Lecciones del Reino Unido

Tribuna

Juegos de poder en política

Tribuna

Sólo pactan los fuertes

Tribuna

Ecología y Política

Tribuna

Tiempos de pre-política

Tribuna

Juegos de poder en pareja

Tribuna

El art. 27 CE78, la ministra y los ‘empresarios docentes’

Tribuna

La década infame

Tribuna

Respetemos la decisión de las urnas

Tribuna

Homenaje a Ernest Lluch: ejemplo de tolerancia y humanidad

Tribuna

La Agrupación para el Estudio de las Religiones inicia su andadura en el Ateneo de Madrid

Tribuna

El peligro ultra

Tribuna

El Ateneo de Madrid acoge la semana de la ciencia 2019

Tribuna

Una jornada gozosa y memorable

Tribuna

El tigre nacionalista

Tribuna

Oneto, el guardián de las confidencias.

Tribuna

Frente a la Cataluña de la subversión y el caos, acatamiento de la sentencia, tolerancia y diálogo

Tribuna

Homenaje a Indalecio Prieto

Tribuna

Homenaje a Indalecio Prieto en el Ateneo de Madrid

Tribuna

10-N: ¿Qué hacemos con las pensiones ante el riesgo de crisis?

Tribuna

Juegos de poder verbales

Tribuna

Hay que respetar el resultado de las elecciones

Tribuna

La procesión de la humanidad

Tribuna

¿Gobierno a cambio de qué?

Tribuna

Gobierno ya

Tribuna

La cuestión de la identidad y de los migrantes

Tribuna

Muere en accidente Santiago Bastos, el militar de Inteligencia que truncó la involución en las FF.AA.

Tribuna

El ‘Águila’ ha alunizado. 50 años de la llegada del ser humano a la Luna

Tribuna

Soluciones al alcance de la mano

Tribuna

La Legislatura del derecho a la vivienda

Tribuna

Gobierno progresista y estable, cuanto antes

Tribuna

La leyenda de Ali y Cántara, Alicante

Tribuna

Investidura: hablemos del para qué

Tribuna

Homenaje a Jaime Vera en el Ateneo

Tribuna

Reflexiones sobre el homenaje a Jaime Vera en el Ateneo

Tribuna

La gran coalición pasa factura al SPD

Tribuna

Jaime Vera vuelve al Ateneo

Tribuna

Una Europa que avanza con una España que empuja

Tribuna

Literatura y gastronomía

Tribuna

Elecciones Municipales en Cataluña: La cuestión social y el miedo

Tribuna

Cien mil españoles más votarán por Europa

Tribuna

El mito Rubalcaba

Tribuna

Ahora también … 26 de mayo!!

Tribuna

Las dos derrotas de Aznar

Tribuna

Las Mentiras Románticas, Cataluña, elecciones Generales y Municipales

Tribuna

La ciudadanía decide

Tribuna

Tres autores, tres ideas para la socialdemocracia

Tribuna

Con el PSOE, la economía crece más y mejor

Tribuna

Manipulación, tergiversación y mentira… vienen de bastante atrás

Tribuna

Lecciones del Brexit

Tribuna

Homenaje al profesor Peces Barba en el Ateneo de Madrid

Tribuna

Un municipalismo para promover Europa

Tribuna

Límites éticos a la investigación en edición genómica

Tribuna

El feminismo socialista para Amparo Martí

Tribuna

28 de Abril: una visión desde Catalunya

Tribuna

No con mi voto

Tribuna

Por la dignidad de las personas, contra el menosprecio y la invisibilidad

Tribuna

El derecho a ser escuchado de Pedro Sánchez

Tribuna

Humanización, deshumanización, transhumanización

Tribuna

Progreso, Bienestar y Concordia

Tribuna

Luchar por Europa

Tribuna

La vigencia del socialismo democrático

Tribuna

Impuestos: suficientes y justos

Tribuna

Sol de domingo en los cien años de la Cuesta de Moyano

Tribuna

¿Decretos leyes? Depende para qué

Tribuna

Homenaje a Jiménez de Asúa en el Ateneo de Madrid

Tribuna

Conquistas, identidad y unas pelis de romanos

Tribuna

Sin igualdad y derechos Europa no existe

Tribuna

¿Sobre qué debatiremos en 2019? ¿Sobre territorios o sobre personas?

Tribuna

Traición a la democracia española

Tribuna

Muere la abogada María Luisa Suárez Roldán, pionera del primer bufete laboralista

Tribuna

La Extremadura incomunicada del siglo XXI

Tribuna

¿Dónde conduce la política de la crispación?

Tribuna

El año que la izquierda vivirá peligrosamente

Tribuna

PP y Ciudadanos pactan con el franquismo

Tribuna

¡A por ellos!

Tribuna

Constitución, celebración y reforma

Tribuna

El contagio de la ultraderecha europea no debería darse en España

Tribuna

Alfabetizar a las cúpulas de la derecha

Tribuna

La Mezquita-Catedral de Córdoba: razón y religión

Tribuna

A vueltas con los símbolos patrios

Tribuna

Jueces independientes

Tribuna

A vueltas con la monarquía

Tribuna

Eutanasia o el derecho a vivir dignamente

Tribuna

Liderazgos políticos y redes sociales

Tribuna

La Filosofía se recupera

Tribuna

Dejen gobernar

Tribuna

Cataluña en la encrucijada

Tribuna

Yo voté a Carmena, ¡perdonadme!

Tribuna

El huevo de la serpiente

Tribuna

Se dignifican las pensiones, pese a las cloacas

Tribuna

Falsedad del máster de Casado

Tribuna

Vuelve el aznarismo

Tribuna

Cataluña y la jaula del hámster

Tribuna

Los enemigos de las humanidades

Tribuna

El auge fascista y la anti-europa

Tribuna

Casado recorta desde la oposición

Tribuna

En memoria de Manuel Salcedo Vaya

Tribuna

Demasiados ‘hombres fuertes’

Tribuna

La herencia de Franco

Tribuna

Sanidad universal y justicia social

Tribuna

Ustedes se equivocan

Tribuna

Los jóvenes reclaman soluciones

Tribuna

Esperanza con interrogantes

Tribuna

Políticas de identidad y políticas de solidaridad

Tribuna

Jugando a escribir

Tribuna

Afrontar las causas de la inmigración

Tribuna

España vuelve a contar en Europa cuando más falta hacía

Tribuna

Acuarius o la lección española

Tribuna

De talantes y gestos estos días

Tribuna

Don Tancredo y el bolso de Soraya

Tribuna

Lecciones de la moción de censura

Tribuna

Un gobierno legítimo

Tribuna

Pedro Sánchez: el cambio imprescindible

Tribuna

De la táctica a la praxis. Carta abierta a los ciudadanos/as de la izquierda progresista

Tribuna

Cumplir lo prometido

Tribuna

Recuperar la ilusión en que lo que creíamos muerto vuelve a vivir

Tribuna

Sumar fuerzas, fundir horizontes

Tribuna

La moción imprescindible

Tribuna

La respuesta al supremacismo de Torra

Tribuna

A Pablo Iglesias e Irene Montero los definió León Felipe

Tribuna

Disculpen las molestias (De la braguetocracia y otras lindezas)

Tribuna

Serial de poder en Madrid

Tribuna

Le llamábamos don Enrique

Tribuna

Por dignidad

Tribuna

Cánones de belleza

Tribuna

El populismo de Ciudadanos

Tribuna

Con los ojos abiertos (A las activistas de Altea)

Tribuna

Jardín cerrado

Tribuna

Pensiones dignas y poderes fácticos

Tribuna

Vía dolorosa de Semana Santa

Tribuna

La reforma de la financiación local

Tribuna

Machismo: los síntomas y la enfermedad

Tribuna

8 de marzo, huelga de mujeres

Tribuna

Elecciones en Italia: europeísmo contra populismo

Tribuna

¿Reforma electoral? ¿para qué y para quién?

Tribuna

Forges: Un sentido común democrático

Tribuna

Tecnología y precariado

Tribuna

Enrique Tierno Galván: El triunfo de la intuición

Tribuna

La gran coalición no es una buena idea

Tribuna

‘¿Qué pensaría su padre si…?’

Tribuna

Argentina y el ‘NeoGatopardismo’

Tribuna

Juan Carlos Quer, centro de admiración

Tribuna

El auge supremacista

Tribuna

El laberinto catalán

Tribuna

Invierno, invierno

Tribuna

Esa izquierda portuguesa que apoya el secesionismo catalán

Tribuna

Volver a empezar

Tribuna

¿Soberanía?

Tribuna

De la caverna a la ‘mediocracia’, en Argentina

Tribuna

No sigan estirando la cuerda de la desigualdad

Tribuna

Arrinconando al machismo

Tribuna

Terrorismo fiscal

Tribuna

Elogio de Puigdemont

Tribuna

A Cataluña le conviene el PSC

Tribuna

El regreso a la pax catalana

Tribuna

Cataluña también forma parte de mi identidad

Tribuna

Crónica de la muerte de un poeta

Tribuna

La locura de Seward y Cataluña. Pensamiento estratégico

Tribuna

Políticos para resolver problemas y políticos para crearlos

Tribuna

Podemos salir bien de esta

Tribuna

En defensa del Régimen del 78

Tribuna

Decadencia

Tribuna

Cataluña, los funámbulos sobre la cuerda floja

Tribuna

Víctimas y verdugos en Cataluña

Tribuna

Más cultura de defensa para un mayor esfuerzo presupuestario

Tribuna

Tatuajes

Tribuna

Pacto de rentas, también para los catalanes

Tribuna

Para un niño desconocido

Tribuna

Hay que subir los salarios

Tribuna

Ablación

Tribuna

El observador

Tribuna

Los secesionistas no tienen derecho

Tribuna

La alargada memoria de Miguel Ángel Blanco

Tribuna

El régimen del 78 y los candados

Tribuna

Prometeo

Tribuna

Lo del famoso Referéndum

Tribuna

Emeth

Tribuna

Babel

Tribuna

El poncho de los pobres

Tribuna

La necesidad de la política

Tribuna

La ‘gravitas’

Tribuna

‘The Jesoua Tree’ y el tesoro de las primeras veces

Tribuna

40 aniversario de la legalización del PCE

Tribuna

Noticia y realidad

Tribuna

Sobre la codicia o los jornaleros del voto

Tribuna

El precario equilibrio del funámbulo

Tribuna

Fantasma mío

Tribuna

Maradona

Tribuna

Carnaval, carnavalada, carnavalismo

Tribuna

“Unha flor é un milagre…”

Tribuna

Los hijos, nivel de vida, nivel moral

Tribuna

Un país de cocineros que se atraganta

Tribuna

Bruce Springsteen, cuando todos los genios deberían escribir su biografía

Tribuna

Me he pasado la navidad leyendo a Elgarresta

Tribuna

Las cintas de casette