septiembre 2020 - IV Año

ACTUALIDAD

El presidente, Pedro Sánchez, llama a la responsabilidad y pide disciplina social contra el COVID-19

Entreletras (fuente: Agencia EFE).-/ 12-Marzo-2020

sanchezEl presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha hecho un llamamiento a la «responsabilidad» y la «disciplina» de todos los ciudadanos del país para ayudar a contener la propagación del coronavirus, y ha evitado especular sobre medidas más drásticas, para insistir en que el Ejecutivo actuará cuando sea necesario.

En su comparecencia en La Moncloa tras el Consejo de Ministros extraordinario que ha aprobado un primer paquete de medidas económicas ante la crisis del COVID19, Sánchez ha anunciado una inyección de 2.800 millones de euros a las comunidades autónomas ante esta emergencia y de otros 1.000 millones del fondo de contingencia para «intervenciones sanitarias prioritarias»

Y ha vuelto a pedir a los partidos políticos, con más énfasis que cuando lo hizo el martes, que apoyen al Gobierno en la aprobación de los presupuestos generales del Estado, porque en un momento como el actual son «cada vez más urgentes» y tendrán que ser «extrasociales» para hacer frente a los «estragos» que deje esta crisis.

Aunque son las comunidades las que deciden en cada caso qué hacer con los centros educativos, Sánchez ha dejado clara la petición del Gobierno para que cese esa actividad y se promueva la enseñanza online y ha anunciado que se flexibilizará la normativa sobre a los requerimientos de presencia física mínima durante el curso escolar.

Por otro lado, Pedro Sánchez ha asegurado que se garantizará «en todo momento» el suministro de medicamentos y la atención a centros asequibles, con control de precios incluido, de forma que el Gobierno «podrá regular los precios máximos de venta al público».

No ha querido especular sobre la posibilidad de que se declare el estado de alarma, pero ha recalcado que su Ejecutivo está dispuesto a tomar las decisiones «que haya que tomar» para frenar la propagación del coronavirus y lo hará «donde haga falta y cuando haga falta».

«Nos enfrentamos a una emergencia sanitaria y es esencial la responsabilidad y la disciplina social», ha dicho el presidente en su intervención en La Moncloa -sin la presencia de los medios de comunicación, que han enviado sus preguntas de forma telemática-, en la que ha insistido en que cada ciudadanos debe «extremar el cuidado de su propia salud para cuidar a la de los demás».

Por eso, ha recalcado, cada uno «debe protegerse para cuidar así a los demás». «Cada vez que uno se lava las manos, cada vez que se evita un desplazamiento o cada vez que uno evita contactos innecesarios estamos contribuyendo con nuestro esfuerzo personal a la victoria del conjunto del país contra el virus», ha afirmado.

Sánchez se ha mostrado convencido de que España vencerá el coronavirus y ha pedido a los ciudadanos que confíen en ello: «Superaremos esta emergencia, no me cabe duda, eso es seguro», ha dicho.

Y ha señalado que tanto España como el resto del mundo están soportando esta emergencia sanitaria «que no tiene precedentes», y por eso ha insistido en pedir a todos los ciudadanos que sean responsables.

También ha insistido en destacar, un día más, la «absoluta coordinación» del Gobierno con las comunidades autónomas y el resto de administraciones, dirigida a contener una propagación de la enfermedad que, según ha admitido, está siendo «demasiado veloz».

El presidente del Gobierno se ha marcado el reto de superar esta emergencia «lo antes posible» y con los menores daños posibles y ha confiado en que España recupere pronto su vitalidad económica. Sánchez ha enumerado las medidas económicas de este primer paquete que no será el último, porque se seguirán tomando más decisiones para paliar los efectos de esta crisis.

Entre las medidas expuestas está la posibilidad de los aplazamientos de deudas tributarias a las pymes afectadas por el coronavirus durante seis meses sin intereses.

«Hay muchas empresas, muchas pymes y autónomos viables que se van a ver coyunturalmente afectados por la emergencia sanitaria», ha reconocido el presidente, que ha confiado en que los pedidos y clientes «volverán» cuando pase la epidemia. Y ha añadido que mientras hay que «apoyar a este tejido productivo para que sobreviva a este periodo» con la menor incidencia posible.

 

Publicidad