noviembre 2020 - IV Año

ACTUALIDAD

Mazarro y Pulido protagonistas de la segunda jornada del CINH de Úbeda

Excelente acogida por parte del público a las presentaciones realizadas

La actividad no cesa en la cita literaria y fiel a sus raíces el Certamen, a pesar de las restricciones, ha mantenido sus tres ejes principales: la recreación histórica, el encuentro con autores y las charlas en centros educativos que tiene como objetivo fomentar la lectura entre los más jóvenes y acercarles la historia.

En la mañana de ayer, 13 de noviembre, alumnado de Bachillerato de la Escuela de Arte “Casa de las Torres”  recibió la visita del escritor madrileño Santiago Mazarro, que en la pasada edición quedó finalista del Premio de Novela Histórica “Ciudad de Úbeda” con su novela “Senderos Salvajes”, obra que finalmente decidió publicar la editorial Pàmies.

El joven escritor mantuvo una charla amena con los estudiantes, contándoles cómo ha llegado a escribir aunque en principio ese no era su objetivo, aunque sí es cierto que siempre le ha gustado escribir. Mazarro, estudió Comunicación Audiovisual y Periodismo, tras terminar sus estudios junto con un amigo decidió montar una productora audiovisual para realizar documentales, en los que él era responsable de los guiones, trabajo donde realizó una intensa labor de investigación y con los datos obtenidos reunió material para su novela. Unos amigos le animaron a presentarla al premio de la cita literaria ubetense en la que quedó finalista.

En cuanto a su novela, el autor dio algunas pinceladas sobre su trama que cuenta la historia real de unos aventureros que en el siglo XIX descubrieron lo que hoy sería el Parque Nacional de Yellowstone en EE.UU o el río Misuri sin contar con la protección de ningún país, dado que en ese momento el territorio era inexplorado, lo cual les permitió entablar una relación con las tribus nativas. Esta historia despertó el interés de los alumnos que preguntaron al autor sobre su novela, su labor como escritor y sobre su trabajo como documentalista.

La otra cita de la jornada tuvo como protagonista a Juan Luis Pulido que en el Hotel Álvar Fáñez presentó su novela “Lloran las piedras por Al Ándalus”, en la que narra la vida de de los Banu Quzman en tiempos de guerra y exilio, enmarcando la trama en los acontecimientos políticos que se suceden a lo largo del terrible siglo XIII: derrumbamiento del Imperio Almohade, conquista castellana de Andalucía, revuelta mudéjar, expulsión de los musulmanes del Valle del Guadalquivir, invasiones benimerines y guerra civil entre Alfonso X y su hijo Sancho.

Una novela que empieza en la provincia de Jaén, ha comentado Pulido, porque la trama comienza poco después de la Batalla de las Navas de Tolosa y en ella he pretendido ver el proceso de conquista de Andalucía por los castellanos, desde el punto de vista de un andalusí que vive en el Valle del Guadalete y ve como sucesivamente van cayendo Jaén, Córdoba, Sevilla,… sabiendo que los siguientes serán ellos comienza a plantearse las preguntas que se haría cualquiera en esas circunstancias afrontando las tensiones que se vivirían en la familia.

En su exposición ha añadido que es evidente que la reconquista se produjo y que los andaluces que ahora poblamos la región somos descendientes de gente del norte. No cabe duda, según el autor, que las gentes que aquí vivían estaban en su casa y fue una lucha por el territorio, gano un pueblo, los del norte de España.

En estos días, ha adelantado Pulido, verá la luz su tercera novela, que tiene relación con las dos anteriores “La última frontera” y  “Lloran las piedras por Al Ándalus’, las cuales casi sin querer forman una trilogía: “Guzmán el Bueno. El señor de la frontera”, que aborda una perspectiva diferente, los primeros castellanos que ocupan Sevilla y encuentran una ciudad vacía: Después del sitio se obligó a los habitantes a marcharese. Sevilla en época almohade tenía 200.000 habitantes cifra que no volvió a alcanzar hasta prácticamente el siglo XX.