enero 2021 - V Año

ARTE

Tambascio: como insuflar vida a clásicos y modernos

foto 1Inesperadamente, el cuerpo del director teatral Gustavo Tambascio era descubierto en su domicilio por su hijo Bruno, alarmado porque no respondía a sus llamadas telefónicas, en lo que parece un traicionero paro cardiaco. Tambascio vivía desde hace muchos años en la Corredera Baja de Madrid, en el edificio del Teatro Lara, centro de Madrid, a espaldas de la Gran Vía, en una zona donde se puede ir andando a cualquier parte, principalmente a los teatros; en la mayoría de los cuales dirigió obras variadas, tanto de texto como musicales. Muy trabajador, encadenando trabajos y encargos variados para teatros de España y otros países, se levantaba tarde, y ‘desayunaba’ o comía en algunos de los locales de su misma calle o de las cercanías, donde era reconocido por su trato cotidiano. Proveniente de una familia de origen italiano, había nacido en Buenos Aires en 1948. Siendo un niño, a los cinco años, se había subido a las tablas de la mano de su hermana, pasando más tarde a diversos canales de televisión. Culturalmente muy inquieto en aquella época hizo cosas muy variadas como la adaptación de novelas para seriales en la radio, traducciones y artículos para ‘La Opinión’. El dramatismo de la situación política argentina le salpica como a tantos otros en los primeros 70. La vuelta de un peronismo de izquierda (sugerido por Cámpora) y luego por el propio Juan Domingo, da lugar a una explosión de tendencias que se dicen ‘peronistas’, desde la izquierda radical de los montoneros a la extrema derecha nacionalista y fascista. La violencia se retroalimenta de la otra violencia. 1976 es un año clave con Maria Estela, viuda de Perón, en la Casa Rosada, bajo la sombra negra de López Rega, y el inicio del terrible ‘periodo’, una sangrienta dictadura militar con miles y miles de muertos, comparable a los periodos más negros de la historia del XX. Con la ‘triple AAA’ desatada, bajo la cobertura del terrorismo de estado, toda clase de personas son detenidas o ejecutadas de la forma más vil. Dentro de esa caza humana están los intelectuales, los artistas y los actores, cuando se ponen bombas en los teatros, y centenares de personajes tienen que huir deprisa y corriendo para salvar la vida.

Gustavo Tambascio fue uno de ellos; su ideología trotstkista y en cercanía a la izquierda peronista. Su primer refugio es Caracas, donde llega por primera vez al espacio de la ópera. Un territorio en esa época elitista y distante, donde antaño ‘le había fascinado asomarse tan solo a la entrada de la magnificencia del Teatro Colón de Buenos Aires’. En Caracas transita de un trabajo en la gestión en la Ópera Metropolitana donde llegará a ser secretario general, a la creación artística y la dirección escénica. Es el comienzo de un largo peregrinaje que le lleva a Estados Unidos o a Francia, a dirigir el Centro de Música Antigua de Versalles, entre otros lugares, y finalmente en 1988 a afincarse en Madrid tras pasar por el País Vasco. En estos treinta años trabajará dentro y fuera de España, incluso con encargos en el famoso Teatro Colón, uno de los mitos de su juventud, y adquirirá la nacionalidad española.

foto 2Son más de un centenar las obras firmadas por Tambascio en estos años, donde aparece tanto el musical como el teatro de texto, el minimalismo y el gran espectáculo, la ópera y la adaptación del musical de Broadway, la reinterpretación del mito o el cuento, y la zarzuela. Siempre dejando una huella propia en todo montaje, una firma y una personalidad, donde era capaz de darle la vuelta al texto más difícil o con menos posibilidades, para convertirlo en una caja de espejos fascinante. Su paso no dejó indiferente ni al teatro comercial ni al público, donde trabajó con una gran desenvoltura. En ese primer capítulo, tuvo un gran impacto comercial con ‘El hombre de La Mancha’, interpretado por José Sacristán y Paloma San Basilio, que llegó a ser la obra que más recaudación hizo en los teatros españoles hasta la fecha. Al que siguió la puesta en escena de ‘Zorba, el griego’ entre otros musicales.

Gustavo Tambascio dirigió textos de autores tan variados como Albert Camus, Thomas Bernhard, Lorca, Luis Cernuda, Manuel Puig…, clásicos y contemporáneos, las más diversas adaptaciones de cuentos, relatos, mitos; entre ellos su versión de ‘Frankenstein’ representada en España e Italia en 2010, una reinterpretación escénica del mito, con un enorme juego escénico, sorprendente por su impacto visual y dramático, o la de ‘Pinocho’. De su obra dilatada hay un contenido donde llamó la atención: sus lecturas de la música barroca y los espectáculos surgidos a través de su exposición. Con acierto, en la época de Zapatero fue nombrado coordinador del Centro de las Artes Escénicas de las Músicas Históricas de León. Su montaje sobre ‘La Partepone’ de Vinci fue deslumbrante. Era difícil hablar de puestas en escena de obras del barroco sin acordarse de Tambascio. Entre ellas estaba el ‘Julio César’ de Haëndel que representó en La Plata (Argentina) o ‘Ifigenia en Tracia’ de Nebra en Dallas (Estados Unidos). Toda la magnificencia de esa época se ponía de manifiesto en sus versiones teatrales, que no tenían porque ser necesariamente historicistas. El ejemplo, el ‘programa doble’ ‘La guerra de los gigantes’ y ‘El imprevisible mayor, en amor le vence Amor’ de Durón, escenificado en el Teatro de la Zarzuela de Madrid en marzo de 2016. Un ejemplo de cómo ‘insuflar vida y dar corporeidad actual’ a los clásicos. En el primero la historia se adaptaba a una disputa por el poder industrial en la España de los años 50, y el segundo se acercaba al juego de máscaras y exagerada magnificencia colorista de las cortes barrocas cargadas de velas. El gran sentido del espectáculo de Tambascio le hacía ‘quitar solemnidad’ y ‘respeto reverencial’ a esa fascinante puesta en escena sobre el barroco español, abriendo la función en el patio de butacas antes de la obertura con la presencia de un personaje de travestido provocador que en el entreacto continuaba su ‘show’ en el ambigú, dando lugar a lo que constituía un ‘teatro total’ dentro y fuera del escenario.

foto 4Además, ofreció contenidos escénicos muy originales a obras de zarzuela como ‘El barberillo de Lavapiés’, ‘Agua, azucarillos y aguardiente’, ‘La tabernera del puerto’, ‘La rosa del azafrán’, ‘La Gran Vía’, o ‘La Leyenda del beso’, que como le ocurre a buena parte de ese repertorio cuentan con partituras sorprendentes, de enorme calidad, pero con libretos que no han sabido resistir el paso del tiempo.

En 2016 Tambascio dirigía en el Teatro Real ‘El emperador de la Atlántida’ de Viktor Ullman, una obra escrita en un campo de exterminio nazi, a la que el director escénico le dio un tratamiento muy poco convencional. Entre proyecciones didácticas, citas y referencias históricas, números de cabaret, y un argumento paralelo de ‘viajeros’ condenados a las cámaras de gas, compuso un singular montaje sobre el odio, la intolerancia y la barbarie humana y el racismo. El montaje, sin embargo, no fue bien comprendido ni por el público ni por la crítica, y hubiera merecido un más largo recorrido exterior. Enlazando un trabajo con otro, en 2017 pasó a hacer en los Teatros del Canal un espectáculo minimalista, también muy criticado, ‘Le frigo’ de Arthur Copi, un monólogo de un personaje transgénero. Y hace muy poco la dirección de ‘Fasltaff’ en La Coruña, una ópera cantada por la estrella Bryn Terfel. Trabajaba además en los montajes de nuevos encargos, como ‘Peleas y Mellisande’ de Debussy para el Teatro Colón de Buenos Aires. Y su proyectado regreso al Teatro de la Zarzuela en la temporada 2018-19 con ‘El sueño de una noche de verano’, un contenido que habría dado más pie a la gran imaginación creativa de Tambascio sobre el escenario, montaje que de ser posible no debería quedar en el olvido y servir de homenaje escénico a este personaje que en los últimos años venía trabajando en los más variados escenarios de América y Europa.

Tambascio tenía una enorme curiosidad por toda clase de lecturas y de contenidos, dentro de los más variados géneros. Con una conversación en la que se mezclaban las referencias a Tita Merello, a las películas argentinas de los años 50, al teatro de vanguardia, y al cine: probablemente una de sus ideas aparcadas fue dirigir películas. Y siempre, siempre, la política, que seguía no ya de cerca, sino al milímetro, sin renunciar a sus ideas pero en un contexto distinto al de los años 70. Tambascio escribía, y sus hijos seguramente encontrarán algún ‘tesoro escondido’ entre sus papeles. La opinión de su hijo de que ‘nunca llegó a ser valorado como se merecía’ es perfectamente digna de ser compartida. Su papel, como el de otros directores escénicos, dando vida a textos, obras y músicas, con la máxima dignidad pensando en sensibilidades de nuestros días, dotando de corporeidad y poniendo imaginación sobre clásicos, mitos representados y creaciones de otras épocas, fue memorable. Sin ellos una buena parte de la creación humana no superaría la tumba del olvido.

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ARTE

Arte

Expresionismo alemán en la colección del barón Thyssen-Bornemisza, arte en los tiempos del coronavirus

Arte

Indian Odyssey: El universo de Ravi Shankar. The Beatles en la India

Arte

La música en el Ateneo de Madrid: el Conde Morphy

Arte

Real: Don Juan en un bosque de ‘cruising’

Arte

Ludwig van Beethoven, el Miguel Ángel de la música, protagonista en el Ateneo de Madrid

Arte

‘El sueño americano’. Mucho más que pop art.

Arte

Pedro Miguel Marqués, ‘el Beethoven español’

Arte

Tirso de Molina y el cine. El terso torso de Tirso de Tarso.

Arte

Giuseppe Verdi en su viaje a España 

Arte

Dime tú, Antígona: ¿Ha cambiado algo en 2.500 años?

Arte

Seis años de ‘Clásicos a contratiempo’, de Antonio Daganzo

Arte

Las flores gigantes de Petrit Halilaj en el Palacio de Cristal del Retiro

Arte

Recordando a Joaquín Sorolla en el bicentenario de la Docta Casa

Arte

Madame Anselma y el Ateneo de Madrid

Arte

‘Those Were the Days’: La canción que Los Beatles nunca grabaron

Arte

Una hora y media en el Museo del Prado (y II)

Arte

Una hora y media en el Museo del Prado (I)

Arte

Arturo Benedetti Michelangeli, el arte de lo eterno

Arte

Alberto Sánchez y la Escuela de Vallecas

Arte

La tradición de los manuscritos iluminados del románico

Arte

El extraño rostro de Jaca

Arte

Vivir de milagro: lamento a dos voces

Arte

Sorolla: el dibujo como esencia de su obra

Arte

Cosecha femenina de Arte áulico y sacro en el Palacio Real de Madrid

Arte

Exposición ‘Imágenes y mil palabras’, fotopoesía de Elena Muñoz

Arte

2020: Los 250 años de Ludwig van Beethoven

Arte

Madrid, viernes 19 de noviembre de 1819

Arte

Un lienzo del Ateneo en la exposición ‘Benito Pérez Galdós, la verdad humana’

Arte

Boldini y la pintura española de finales del XIX

Arte

Pintor en Nueva York. Esteban Vicente y José Guerrero en la ciudad de García Lorca

Arte

Exposición ‘MetrallARTE’ de Goyo Salcedo en el Centro Social de Covibar

Arte

Ópera, pasión, poder y política

Arte

El Sahel en el corazón

Arte

Exposición: ‘Los impresionistas y la fotografía’

Arte

Pink Floyd sin los Beatles: matar al padre y ocultar su cadáver

Arte

David Wojnarowicz – La historia me quita el sueño

Arte

Fronteras del arte y la propaganda

Arte

Exposición ‘Extraño, Llano, Vacío’ en el Centro Coreano de Madrid

Arte

Exposición. ‘Kafka el visionario’.

Arte

Exposicion: ‘Balenciaga y la pintura española’

Arte

Exposición. ‘Pioneras. Mujeres artistas de la vanguardia rusa’.

Arte

Paula Rego en el CEART de Fuenlabrada. Giving fear a face. Poniéndole cara al miedo

Arte

Anatomía de un retrato regio

Arte

Juan Antonio Hormigón, estratega de la Cultura como bien social imprescindible

Arte

Exposición: Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre

Arte

Amazonías. Perú en ARCO Madrid 2019

Arte

Modus. A la manera de España

Arte

Arte contra el genocidio colonial en el Retiro. Dierk Schmidt expone ‘Culpa y deuda’

Arte

‘Vida de Pulpo’, Miquel Barceló en la Galería Elvira González

Arte

‘Enigmas’ de Ramón Margareto, una visión Geopop Art de la existencia

Arte

‘El mozo de mulas’, por fin: un hito en la recuperación del legado de Antonio José

Arte

Liberxina. Pop y nuevos comportamientos artísticos, 1966-1971

Arte

‘La puta de las mil noches’ de Juana Escabias en el Teatro Español

Arte

Tamara de Lempicka y la creación Art Decó

Arte

Montserrat Caballé: la naturalidad de la perfección, y la perfección de la naturalidad

Arte

Palabras e impresiones. ‘De la realidad a la fantasía’. Una singular artista en el Ateneo

Arte

Exposición de Dorothea Tanning en el Reina Sofía

Arte

Exposición: ‘Humberto Rivas. El creador de imágenes’

Arte

‘Músicas en la antigüedad’, exposición en CaixaForum Madrid

Arte

Yōkai, Iconografía de lo fantástico

Arte

Supervivientes de la lírica (en la muerte de Antonio Lagar)

Arte

Tectónica humana, lugares de poder. Hernán Cortés Moreno en Fundación Telefónica

Arte

‘Gritos y silencios’ de Domingo Huertes

Arte

Dadá ruso 1914-1924

Arte

‘La antropología de los sentimientos’ de Isabel Muñoz

Arte

La Zarzuela es Patrimonio Nacional

Arte

‘Gloriana’: suntuoso rescate de una joya escondida

Arte

Iglesias coloniales de El Salvador

Arte

Un viaje en el tiempo por Madrid de la mano de Gerardo Contreras

Arte

Visto… y no visto. ‘Inside Out’. Suse Stoisser

Arte

Tambascio: como insuflar vida a clásicos y modernos

Arte

El epitafio de Seikilos

Arte

Dos cuadros (familias reales a través de reales pintores)

Arte

Exposición ‘Warhol, el arte mecánico’

Arte

Exposición ‘Vuelan pájaros´ de Lee Chul Soo

Arte

Lluvia sobre el puente Atake

Arte

Lo bello, medio día de intelección

Arte

Alphonse Mucha nos recibe en palacio

Arte

‘Topografías’, un viaje por la fotografía de Berenice Abbott

Arte

‘Confluencias’, dos grandes de la Escuela de París

Arte

Colección Banco de Santander

Arte

‘Iluminaciones’ de Paloma Navares en Kubo-kutxa

Arte

Ramón Muriedas, escultor (y II)

Arte

Ramón Muriedas, escultor (I)

Arte

Arte de América Latina y España

Arte

‘Ana Torralva: Teoría y juego del duende’. Exposición antológica de fotografía

Arte

Exposición de fotografía ‘Imagin Korea, Beyond the People, Land and Time’

Arte

‘Balerdi (1934-1992)’ Exposición antológica del pintor Rafael Ruiz Balerdi

Arte

Madama Butterfly y la atracción por Japón.

Arte

El dibujo del 27. Vanguardia sobre papel 1920-1939

Arte

‘Ciutat de vacances (Ciudad de vacaciones)’ en el museo Es Baluard de Palma

Arte

‘Misterios y leyendas’ de Ramón Margareto

Arte

Arte, ciencia y filosofía se dan cita en el universo infinito de Escher

Arte

Edén, la figura humana bajo la mirada de Johana Roldán (Jante)

Arte

‘La vida por delante. La infancia en la calle, 1941-1951’ Fotografías de Valentín Vega

Arte

Inmaculata

Arte

Exposición “Cinco horas con Mario: cincuenta años de historia”

Arte

Exposición «Philippe Halsman. ¡Sorpréndeme!»

Arte

Primera exposición en España de Anne-Marie Schneider

Arte

Exposición «Pessoa / Lisboa»