noviembre 2020 - IV Año

ENTREVISTAS

Claudio Magris: ‘La pseudocultura de la transgresión es incapaz de transgredir’

magris

 

Por Ricardo Martínez-Conde.-

El profesor y escritor Claudio Magris, firme aspirante al premio Nobel de Literatura, acaso por haber nacido en una Europa dividida y haber sufrido el efecto de la separación por causa de la guerra, está considerado hoy como uno de los teóricos más profundos en la cuestión de Europa como cultura. Él ha reflexionado como pocos sobre la idea de frontera, y suya es la frase, tan expresiva de una idea de pertenencia, cuando dijo: «Se es de un paisaje».

Pero aún más, sus respuestas a una conversación que mantuve con él hace un tiempo adquieren sustancialmente –gracias a lo preclaro de sus puntos de razonamiento- una vigencia que, a mi entender, hace oportuno el traerla aquí a colación, acaso como aportación intelectual a una situación actual tan dividida y fragmentada en cuanto a las distintas posturas o soluciones de cara a conservar el viejo legado de Carlomagno. O bien, sin más, a mantener viva la idea de una Europa que, por encima de las inevitables disensiones, fructifique como un planteamiento de unidad cultural, pues tal ha sido una de las razones del nacimiento de la vieja idea de Europa, más allá de las inexcusables razones de la defensa de unos criterios económicos a la vez que políticos.

A día de hoy, no obstante, tales valores podría decirse que, antes que ser defendidos, están siendo puestos en entredicho con ideas de actuación no sólo disimiles, sino dispares por no decir contradictorios. El contenido de tal conversación, en esencia, queda reflejado en el texto que a continuación se reproduce:

hqdefault– ¿Considera que la vieja idea de la Mitteleuropa va camino de convertirse en algo para la mera añoranza en los libros de texto? Y, de ser así, ¿no se habrá desechado con ello un referente cultural aglutinador de los valores más sólidos que han forjado la idea de Europa como civilización?

– Ciertamente, ‘Danubio’ es, como Ud. dice, un canto a la unidad y a la riqueza de lazos entre los pueblos y las culturas diversas; precisamente el Danubio es un río que por cruzar tantas fronteras llega a ser el símbolo de la necesidad de cruzarlas, de la necesidad de reconocerse en una unidad superior. Pero el Danubio es también un río que simboliza la dificultad de cruzar las fronteras y de llegar a ese sentimiento de unidad. Mi ‘Danubio’ expresa esta exigencia de unidad y su tensión, el sentimiento de que el valor reside en la superación de las identidades individuales y en el reconocimiento de una unidad mayor. Pero todo el libro es también la historia de un mundo, precisamente de aquel mundo danubiano, en que este sentimiento de unidad es a menudo tan difícil, y donde tremendas diferencias y numerosas fronteras dividen a los hombres y a las naciones.

– Su conclusión…

– En resumen: ‘Danubio’ es un camino contemporáneo hacia esa unidad, el relato de lo difícil que será ese camino y, lamentablemente, el relato de todos aquellos pasos atrás que habrán de darse. Desafortunadamente, después de la caída de los muros ideológicos en 1989 – caída que todos saludamos y que podría y debería habernos permitido, por primera vez, la construcción de una Europa unida, se están construyendo nuevos muros nacionalistas y chovinistas para separar de nuevo a los hombres y a los pueblos, y algunas veces incluso para algo peor. Yugoslavia es el ejemplo más llamativo, pero no el único; creo que en toda Europa, o al menos en gran parte de ella, amenaza, en diversas formas más o menos violentas el peligro de un terrible desgarro, de una disgregación y desintegración tribal. La variedad es una riqueza – todo mi libro es un canto a esta riqueza – pero solamente si se la considera como premisa concreta del sentido de lo universalmente humano. No creo que el pasado haya sido idílico, que en el pasado los pueblos fueran hermanos; también el pasado está lleno de luchas, desgracias y atrocidades. Nuestra tragedia actual consiste en el hecho de que por primera vez podríamos tener la posibilidad de construir una Europa, superando definitivamente todos los rencores, y de que en lugar de ello estemos cayendo en una regresión particularista.

loffit-claudio-magris-gigante-de-las-letras-contemporaneas-10

– A mi entender, usted, a través de su obra, ha resaltado los valores de la poesía como un móvil renovador dentro del legado escrito de los pueblos, vinculándolo a la filosofía y la novela. ¿Es así?. En caso afirmativo, ¿qué explicación daría para ello?

– Ciertamente, en mis libros está este sentimiento del valor innovador, revolucionario de la poesía. Hay también una estrecha relación con la filosofía y con la novela; naturalmente se trata de una relación subjetiva, por así decir; no creo que otros géneros, del teatro a la lírica, sean menos relevantes de por sí. Es cierto que, sobre todo en ‘Danubio’, me interesa especialmente la dimensión épica de este valor y su significado filosófico: la poesía como viaje a la búsqueda del sentimiento, del sentido de la vida. De ahí, el carácter novelesco (la relación entre viaje y novel) y filosófico. Creo que, en este sentido, la poesía significativa dedica gran parte de atención y amor al mundo, a la realidad, a las personas y a las cosas, pero también presta atención a las posibilidades, a cómo deberían de ser las cosas, al ‘todavía no’, a la utopía. Este sentimiento de la poesía está relacionado con el rechazo a creer que la realidad, tal como es en el momento en que la vemos, sea la única realidad posible; en el rechazo a creer que la realidad no sea algo más que su propia fachada. Los llamados ‘realistas’, también en el plano político, son muy poco realistas , precisamente porque cambian la realidad, la única realidad posible, la que se les presenta ante los ojos en aquel preciso momento, y no ven ni sienten aquello que, tras la fachada de esa realidad, apremia por salir a la luz, por afirmarse. Nadie hubiera creído, por ejemplo, que Dubcek, tras haber sido eliminado como basura de la escena política de Checoslovaquia, podría volver a hablar triunfalmente ante muchedumbre de Praga; los llamados políticos realistas hubieran considerado un utopista visionario e irrealista a quien hubiera previsto esta posibilidad, cuando estaban siendo irrealistas y miopes ellos mismos. Por consiguiente la poesía es revolucionaria e innovadora, pues está continuamente atenta al rescate, a la renovación y a la transformación de la realidad.europa

– Un hombre de la cultura como Ud., tan vinculado a la idea de Europa como civilización, ¿se siente desgarrado por las perspectivas de futuro que pueda intuir? En un diálogo mantenido con el novelista Gregor von Rezzoli hablaban incluso de la dura necesidad de tener que considerarse unos ‘ex’ en muchos aspectos dado cómo están evolucionando los acontecimientos sociales hoy.

– Para quien cree, como yo, con fuerza en la unidad de Europa y en el sentimiento de lo universalmente humano que une a todos los hombres, el momento histórico actual, con la feroz afirmación de numerosos individualismos y pequeñas identidades locales que se niegan mutuamente, constituye una poderosa causa de turbación y de espanto. Creo que durante algunos años, probablemente durante bastantes, nos encontraremos ante numerosas barbaries dando muchos pasos atrás en el plano de lo humano: nacionalismos cada vez más exacerbados y reducidos enfrentan a los hombres y obstaculizan su unión. Deberemos acostumbrarnos a sufrir muchos ‘knock down’, pero no para abandonarnos a un pesimismo pasivo, sino para darnos ánimo de levantarnos tras cada ‘knock down’, para reponernos tras cada una de las derrotas ocasionales y proseguir el «buen combate», para utilizar la expresión de San Pablo. No se trata, desde luego, de mantener una actitud apocalíptica frente a la realidad; no se trata de ignorar, en el contradictorio proceso de la historia, los grandes pasos hacia delante que se están dando en numerosos sectores, especialmente en lo social. Pero respecto a la regresión nacionalista que se perfila, soy bastante pesimista, al menos en lo que se refiere al futuro más inmediato; un período que, si bien no será eterno y volverá a pasar, me temo que desgraciadamente no será breve.

Danubio– Ud. ha pasado de ser, en poco tiempo, un escritor de un gran influjo y aceptación en los medios literarios de España. De acuerdo a su conocimiento de nuestro país, ¿cómo juzga nuestra aportación cultural con carácter histórico? ¿Y su perspectiva de futuro dentro de Europa?

– Mi encuentro con la cultura española, con los lectores y críticos de España y con la realidad española ha sido para mí la gran aventura intelectual de estos últimos años. Me he sentido en casa, en un mundo cercano a mí donde he visto un espejo de mi propia realidad, y además, en España ‘Danubio’ no ha sido leído como un libro exótico que trata de cosas lejanas, sino como la historia de una odisea localizada en el espacio geográfico de la Europa central, una historia que contempla un poco a toda Europa y, tal vez, particularmente a España. Digo particularmente a España por una razón: creo que precisamente en estos últimas décadas España ha sufrido una transformación radical, un desplazamiento de sus fronteras culturales interiores, una especie de traslado espiritual, con una continua conquista de nuevos valores y con la pérdida de las antiguas certidumbres y otros valores que puedo reconocer, como en un espejo, en mi ‘Danubio’. Pues mi ‘Danubio’ es un viaje donquijotesco por los caminos polvorientos de la realidad, continuamente a la búsqueda del yelmo de Mambrino, continuamente al encuentro de bacías de barberos y, no obstante, en la continua y obstinada exigencia de encontrar – a pesar de las bacías de barberos – los yelmos de Mambrino.

Claudio-Magris– En este contexto, el papel de España…

– Creo que en este proceso de la unificación europea, desgraciadamente tan atormentado como difícil, España puede apadrinar, entre otras cuestiones, especialmente este extraordinario movimiento, esa mezcla de tradición secular y la increíble capacidad de lanzarse a un presente o hacia un futuro que parecen contradecir aquella tradición; se trata, en suma, de un camino ulisíaco que naturalmente conlleva el continuo peligro del extravío, pero también la continua aceptación de ese desafío y riesgo. Todos sabemos que naturalmente no son ni España ni Italia los países que tienen el mayor peso en la formación de Europa, sino las naciones económicamente más potentes. Debemos saberlo, pues sólo sabiéndolo se le pueden poner barreras a ese predominio. Veo numerosas contradicciones en España, algunas de ellas desde luego pueden ser peligrosas, pero también mucha vitalidad creativa y es precisamente esto – creo o espero – lo que España puede aportar a la unidad europea. El peligro de este impulso creativo es que se embriague demasiado de lo nuevo, de lo llamado post-moderno, que se pierda el sentido de lo clásico y del rigor, el horizonte utópico y metafísico. Pero creo que en la riqueza de la cultura española hay también muchos antídotos contra estos peligros implícitos en la propia vitalidad moderna. En cuanto a lo que a mí concierne, el diálogo con los lectores españoles, con la gente y con la cultura de España, es una de las experiencias que más me han enriquecido en estos años y que me obligan permanentemente a estar vivo.

– Es manifiesto, o al menos a mí me lo parece, su admiración por un escritor como Robert Musil. Este autor, en su obra ‘El hombre sin atributos’, pone en boca de un personaje: ‘Yo trato de conocer los caminos que llevan a la santidad para saber si se puede ir en coche’. Al margen de la brillante ironía, ¿cree usted que en esas palabras podría encerrarse una premonición respecto de esa cultura del hedonismo que hoy parece ser predominante?

– Creo que en aquel pasaje de Musil, lo que intentaba satirizar el escritor no era tanto la tendencia al hedonismo y a lo acomodaticio, sino más bien una tendencia al compromiso dentro de la dimensión absoluta y metafísica, y a la modernización tecnológica que constituye el centro irónico del ‘Hombre sin cualidad’ y que toca muchos puntos centrales de nuestra civilización. Ciertamente, si Musil hubiese conocido la actual forma de esa cultura hedonista, hoy predominante, hubiera tenido logradas y definitivas palabras de ironía en sus careos; y no precisamente porque despreciase el placer o, menos aún, la alegría que constituye un bien, sino porque hubiera recogido inexorablemente el falso placer y la falsa gloria anunciados, desde el nuevo filisteísmo hasta la insignia de la pseudocultura de la transgresión, que en realidad es incapaz de transgredir.

(Primavera, 2017)

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ENTREVISTAS

Entrevistas

Iván Oñate: ‘Uno no elige la poesía, la poesía le elige a uno’

Entrevistas

Santiago Acedo y ‘La batuta mágica’: «Si la lección es divertida, se fija mejor en nuestra mente»

Entrevistas

Santiago Manzarbeitia: ‘Creo que el Museo del Prado es, en su calidad de pinacoteca, la mejor del mundo’

Entrevistas

Gonzalo Giner: ‘Cuando visité el Serengueti y la zona tropical del sur de África quedé prendado. Allí todo se ve que otra manera’

Entrevistas

Constantino Lora: ‘UPDEA es un espacio donde aprender se convierte en placer y donde fomentar las relaciones sociales con personas afines’

Entrevistas

María Teresa Pedraza: ‘El Ateneo de Madrid es una institución cargada de historia, los madrileños deben conocerla y disfrutarla’

Entrevistas

José Calvo Poyato: ‘Soy de los que piensan que una novela no está nunca acabada. Siempre se puede afinar un detalle. Matizar algo…’

Entrevistas

Miguel Berzal de Miguel: ‘El mundo se puede volver muy frío si el ser humano sólo es sociable a través de la tecnología’

Entrevistas

Álvaro Arbina: ‘Siempre iré allá donde haya una gran historia por contar’

Entrevistas

Carla Montero: ‘La literatura es entretenimiento y evasión’

Entrevistas

Fernando Rueda: ‘Con ‘Destrucción masiva. Nuestro hombre en Bagdad’ he querido rescatar la epopeya de unos héroes que lo dieron todo sin esperar nada a cambio’

Entrevistas

Chema Gómez Hontoria: ‘En Escolibro 2020 se creará un gran ambiente literario, como en ediciones anteriores’

Entrevistas

Eduardo Montagut: ‘La Historia sirve para construir proyectos de futuro’

Entrevistas

Carolina Molina: ‘No somos del todo conscientes de lo mucho que Galdós aportó a la literatura española’

Entrevistas

Pablo Méndez: ‘Morir es como un cuento’ es una novela donde el amor se vive al límite de la vida y la muerte

Entrevistas

David Botello: ‘Un pueblo que no conoce su historia es un pueblo sin identidad’

Entrevistas

Francisco Caro: ‘La palabra no ha encontrado todavía rival en la imagen, la imagen es complementaria de la palabra, o viceversa’

Entrevistas

Eman Al Yousef: “En Sharjah hay más mujeres que publican libros que hombres”

Entrevistas

Alberto Infante: ‘He dedicado mucho tiempo a la poesía, ahora sin embargo cultivo más la novela’

Entrevistas

Robert Hillman: ‘El tema de todos mis libros es el amor y sus impedimentos’

Entrevistas

Luis Quiñones: ‘La Transición es algo más que el relato de un pacto pacífico firmado por los líderes de los principales partidos políticos’

Entrevistas

Rosa Estremera: ‘La poesía es el cauce por el que la palabra llega a un otro que la hace suya’

Entrevistas

Isabel Vilabella Tellado: ‘Al nuevo gobierno le pediría algo muy difícil: que escuche’

Entrevistas

Juan Díez Nicolás: ‘Las otras guerras, no militares, que hoy se libran pueden tener consecuencias muy negativas pues afectan al acceso a los recursos’

Entrevistas

Ruperto Long: ‘La guerra muestra lo mejor y lo peor del ser humano’

Entrevistas

Aladino Cordero: ‘Mi proyecto inmediato es difundir el documental ‘Pasado, Presente y Futuro del Parque Móvil del Estado’, el gran desconocido’

Entrevistas

Mario Prisuelos: ‘Tengo un recuerdo especial del Carnegie Hall de Nueva York, tocar en un lugar como ese fue una experiencia inolvidable’

Entrevistas

Rafael Simancas: ‘Es hora de hacer cambios en la Constitución: la reforma federal del modelo territorial, blindar derechos sociales y actualizar las instituciones democráticas’

Entrevistas

Coia Valls: ‘La lectura nos capacita para construir universos y agudizar nuestra imaginación’

Entrevistas

César Cantoni: ‘La creación poética es la única cosa capaz de ofrecerme algún argumento existencial’

Entrevistas

Rafael Soler: ‘En mi novela ‘El último gin-tonic’, hasta los muertos hablan, y mucho’

Entrevistas

Silvia Casasola: ‘De todas las mujeres de mi libro ‘El valor es cosa de mujeres’, María Pacheco es con la que más me identifico’

Entrevistas

Francisco Forte: ‘Radio La Barandilla es una emisora social que pretende ser la voz de las personas con discapacidad’

Entrevistas

Woo Ji- Yeon: ‘Cuando hablamos de sonidos hermosos y de expresar la emoción del ser humano hablamos de algo común’

Entrevistas

Emilio González Martínez: ‘Poeta, hoy más que nunca, es quien es capaz de amar y sostenerse en ese amor’

Entrevistas

Ezequiel Triñaque y Vicky Ibáñez: ‘La radio tiene algo que ‘engancha’, es gratificante que los oyentes nos cuenten sus opiniones o sus problemas’

Entrevistas

Elena Muñoz: ‘Escribo la literatura que a mí como lectora me gusta’

Entrevistas

Fernando López Guisado: ‘La gente lee más poesía y eso es lo único que importa’

Entrevistas

Manuel Beirão Martins Guerreiro: ‘Las revoluciones son momentos muy intensos de las sociedades y de aceleración para la historia’

Entrevistas

Manuel Beirão Martins Guerreiro: ‘Estoy orgulloso porque haya tenido lugar aquel 25 de Abril en Portugal’

Entrevistas

Antonio Daganzo: ‘Las convenciones del melodrama permiten un diálogo muy intenso con la modernidad’

Entrevistas

José Luis Hernández Garvi: ‘Estados Unidos se ha construido sobre un poso de violencia’

Entrevistas

José Luis Morante: ‘Juan Ramón Jiménez entendía la soledad como un estado natural del creador’

Entrevistas

María José Mattus y Jesús de Castro: ‘Aquarellen es una aventura con mucho futuro, donde queremos aunar literatura y arte’

Entrevistas

José Antonio Rupérez Caño: ‘El principal valor del Centro Riojano de Madrid son sus socios’

Entrevistas

José Luis Alonso de Santos: ‘Un cargo que yo aceptaría sería dirigir un teatro para jóvenes, porque es lo que hace falta’

Entrevistas

Ricardo Martínez-Conde: ‘Un idioma, es sobre todo, una forma distinta de observar y expresar la realidad’

Entrevistas

Carlo Francesco Defranceschi: ‘Debo emocionarme con mi música, solo así puedo entusiasmar a los demás’

Entrevistas

Miguel Ángel Rodríguez: ‘Es una vergüenza que Podemos quiera hacer experimentos de gobierno con Castilla-La Mancha y sus habitantes’

Entrevistas

Encarnación Pérez Relaño: ‘Las mujeres harán un gran papel allí donde tengan una obligación que cumplir’

Entrevistas

Vicente Molina Foix: ‘Yo lo paso pipa escribiendo, nunca es una obligación’

Entrevistas

Fernando Rueda: ‘El servicio de inteligencia español está a un nivel impresionante en muchos aspectos’

Entrevistas

Jesús Cimarro: ‘En nuestro país se hace teatro desde hace 2.000 años, eso es un bagaje a tener muy en cuenta’

Entrevistas

Mario Mora: ‘Hay un público que busca disfrutar de la música clásica como de cualquier otro placer de la vida’

Entrevistas

Cláudio Guimarães dos Santos: ‘Mi deseo es que los lectores de mis textos sientan el mismo placer del que disfruto al hacerlos’

Entrevistas

Pablo Méndez: ‘Una pareja es un universo apasionante’

Entrevistas

Luis Miguel López Reillo: ‘Las empresas multiservicios son las causantes de la triste figura del trabajador pobre’

Entrevistas

Oliver Díaz: ‘La música clásica está tratando de acercarse a otras músicas para demostrar que al final la música es sólo una’

Entrevistas

Alfredo Villaverde: ‘El conocimiento nos conduce a la libertad como individuos y como sociedad’

Entrevistas

Félix Alonso: ‘San Lorenzo de El Escorial podría ser la capital cultural de la Sierra de Madrid, un pequeño Salzburgo.’

Entrevistas

Jorge de León: ‘Hay que analizar la obra y el autor para dar sentido a la interpretación’

Entrevistas

Javier Olalde: ‘La poesía es un oficio que nos viene impuesto, un oficio íntimo, y lo ejercemos a cambio de nada’

Entrevistas

Lior Shambadal: ‘Para mí la música encierra un misterio sagrado, un mensaje espiritual’

Entrevistas

Jack Martínez; ‘He intentado reflejar los márgenes de la ciudad,…y como construyen sus dinámicas económicas y sociales’

Entrevistas

Ioana Gruia: ‘Escribo porque me hace feliz’

Entrevistas

Pedro López Arriba : «Trabajamos por La Rioja en Madrid, sin limitaciones ni exclusiones y siempre abiertos a otras realidades»

Entrevistas

Javier Dotú: ‘Lo más difícil del doblaje es la humildad, no debemos salirnos de lo que ya está hecho’

Entrevistas

José Zarate: ‘La música clásica no ha alcanzado todavía la repercusión mediática que debería tener en España’

Entrevistas

Mercedes Lezcano: ‘No concibo el Teatro como una simple herramienta de ocio sin substancia’

Entrevistas

Rafael Fraguas: ‘La informatización de nuestras vidas ha favorecido al capital financiero’

Entrevistas

Maurizio Colasanti: ‘Se necesita mucho estudio, valor y un toque de locura para ser director de orquesta’

Entrevistas

Fatos Kongoli: ‘Lo que me interesa es la actitud del ser humano bajo los acontecimientos políticos’

Entrevistas

Gustavo Travi: ‘La poesía es una forma de conocer’

Entrevistas

Raúl Herrero: ‘Siento una atracción cada vez mayor por la literatura popular’

Entrevistas

Claudio Magris: ‘La pseudocultura de la transgresión es incapaz de transgredir’

Entrevistas

José María Alfaya: ‘El humor con sentido y el sentido del humor aportan un plus de inteligencia’

Entrevistas

María del Valle Rubio: «Hay tantas corrientes como creadores»

Entrevistas

Rosa Estremera: ‘La poesía y el psicoanálisis nos abren la puerta a un mundo interior’

Entrevistas

Jesús María Gómez y Flores: “Todos los poemas tienen banda sonora y la música es fuente de poesía”

Entrevistas

Raúl Lara: ‘En el doblaje tienes que pegarte a unos ojos que no son los tuyos’

Entrevistas

Antonio Lázaro: «La poesía puede curar y, como poco, consolar de los males prosaicos de la realidad»

Entrevistas

José Elgarresta: «Soy un esclavo de la escritura y la poesía»