diciembre 2020 - IV Año

TRIBUNA

Manipulación, tergiversación y mentira… vienen de bastante atrás

Someday maybe / I´remmember to forgert 
 (Tal vez algún día / me acordaré de olvidar)
Bob Dylan

fakeLas noticias falsas nos persiguen. Todos los días hay ejemplos en las redes de manipulación, hasta el punto que acabamos por sentir hastío. Las ‘fake news’ y la ‘posverdad’ se están convirtiendo en omnipresentes. Cada día distinguimos con más dificultad lo inventado de lo real, lo verdadero de lo falso.

No es casual que vayamos perdiendo aceleradamente capacidad crítica. Se dice sin pensar, como ocurre con los tópicos, que cualquier tiempo pasado fue mejor rindiendo un homenaje, sin saberlo, a Jorge Manrique. Que no sea cierto es lo de menos.

No obstante, basta recordar un poco para que se muestre, con toda nitidez a la memoria, que la tergiversación y la mentira no son cosa de ahora, sino que siempre han estado presentes… y de una forma descarada y brutal durante la dictadura, en la que se llevaba a cabo un ejercicio de ignorancia planificada para lograr un adoctrinamiento y una adhesión ideológica.

Probablemente, por eso, los intentos de glorificar la dictadura producen auténtico asco. Nací en 1949 y, por tanto, los años 50 y los primeros 60 constituyeron mi etapa de escolarización antes de iniciar el bachillerato.

Tengo recuerdos en blanco y negro de una época de hambre, privaciones, miedo, represión… y muchas otras cosas que por prudencia me callo.
De aquellos años me viene a la memoria, especialmente, las enciclopedias como la Álvarez, que contenían una serie de desaguisados, simplezas y mentiras. Se inculcaba un mal disimulado nacional-catolicismo y hoy causan sonrojo las referencias a ‘la cruzada y al caudillo’.

Ya Aristóteles en su Retórica nos dejó dicho que ‘constituye una desvergüenza negar lo evidente’. Es penoso que negar evidencias contrastadas se haya convertido en una costumbre por parte de malintencionados e irresponsables tergiversadores de la historia.

Lo que hemos dado en denominar memoria histórica no es, ni más ni menos, que rescatar un pasado de las sucias adherencias y de la retórica pestilente en que envolvían, por ejemplo, la historia. Sabían lo que hacían y preparaban a los niños para ser súbditos sin darles la menor oportunidad de que pensaran por sí mismos.

A título de ejemplo, ahora que estamos en el mes de Abril, los niños a penas encontrábamos tres o cuatro líneas en las que se hablara de la República. Y lo poco que decían era escalofriante y para desinformar. Se presentaba como un periodo lleno de calamidades que sumió a España en una crisis de la que nos salvó la figura providencial de Franco. Veamos, por ejemplo, lo que decía textualmente la Enciclopedia Álvarezla segunda República se proclamó en España en 1931. Los cinco años que duró se caracterizaron por continuos ataques a la religión y por abusos y atropellos de todas clases’.

Poco hay que decir al respecto, como no sea que de tan lamentable estado de cosas vino a salvarnos el glorioso alzamiento nacional. Hay mucho más de este jaez. Se inculcaba a machamartillo una imagen eterna e imperial de nuestro país y se repetía que con Felipe II, España era la nación más poderosa del mundo y que en el imperio español no se ponía el sol.

Sin embargo, lo anterior no es nada comparado con un odio a los judíos, claramente de resonancias hitlerianas. Los niños crecíamos pensado que el pueblo judío era odioso y despreciable porque había entregado a Jesucristo al martirio.

Un autor tan aclamado durante esos años, como José María Pemán, en una obra deleznable titulada La historia de España contada con sencillez, señala que los judíos eran espías, conspiradores y amigos de los moros, que en la ciudad de La Guardia habían martirizado a un niño…

ealavrez2Enciclopedia ÁlvarezEn medio de todas estas barbaridades fuimos creciendo. Por eso, la reciente visita del Presidente de España a las tumbas de Manuel Azaña en Montauban y de Antonio Machado en Colliure, son un ejemplo de sensatez y de reparación histórica a estos dos ilustres exiliados.

No bastaba con mentir cuando les venía en gana. Se hablaba de una historia inventada que no existía más que en las mentes enfermizas de los responsables de esta ignorancia planificada. Así la España imperial era el país de conquistadores, teólogos, santos y mártires.

Todo superficial, todo absurdo, todo hueco y vacío. Esa deseducación enrarecía el ambiente y ponía ante los ojos una serie de telarañas que costó mucho eliminar.

También recuerdo en los rincones sombríos de la memoria en blanco y negro, banderas, muchas banderas, cánticos, insoportables y reiteradas filípicas y arengas patrióticas.

Escribo estas líneas con tremendo cansancio ante la imagen falsa y edulcorada que una ultraderecha ultramontana pretende hacer de la figura de Franco y de la dictadura. Parecería que la democracia empezó en la plaza de Oriente y que el invicto caudillo vino a ser algo así como un precursor del sistema democrático.

Sé que es peligroso despertar a la fiera dormida. No obstante, es necesario divulgar, con rigor, aquel periodo de humillaciones, privaciones, enfermedades como la tuberculosis, cárceles repletas… y fusilamientos ante los muros del cementerio prácticamente a diario.

Las aulas eran lugares fríos presididos por las fotografías de Franco y José Antonio Primo de Rivera. Falange era el partido único y los demócratas eran perseguidos y encarcelados, simplemente por serlo. Por lo demás, cualquier cosa que molestaba, lo más mínimo al régimen era una ‘conjura judeo-masónica’ o un ‘contubernio’.

Quizás alguien piense que exagero. En absoluto, si acaso me quedo corto. Asimismo, eran tenebrosas las depuraciones. En Agosto del 39, sin ir más lejos, el diario Informaciones titulaba: ‘catedráticos y profesores rojos no envenenarán más a los niños’ ¿quiénes eran los supuestos envenenadores? Américo Castro, Sánchez Albornoz o Pedro Salinas. Quizás por eso, sea tan importante visitar, con cierta asiduidad la hemeroteca o, al menos, consultar la prensa y revistas de esos años ya que están digitalizadas y son accesibles.

Toda esta parafernalia, con sus recovecos y laberintos, estaba destinada a borrar del mapa lo que significó la República y un sistema democrático. Por eso, quienes pretenden dulcificar y añoran la dictadura intentan hacer una reconstrucción interesada de la historia… mintiendo clamorosamente.

vox3Ya es sospechoso cuando alguien habla de ‘valores eternos’, ya que suele haber ‘gato encerrado’. La violencia ejercida, que fue mucha, fundamentalmente buscaba la sumisión y el mantenimiento de un régimen totalitario e injusto.

Naturalmente nada de esto hubiera podido hacerse sin el silencio cómplice de muchos que preferían mirar para otro lado y que de un modo u otro obtenían beneficios por no oír, no ver y callar. Se les denominó la mayoría silenciosa… y en cierto modo sigue viva.

Creo que es higiénico y saludable conocer las diferencias entre unas cosas y otras. La memoria sobrevive a la inercia del tiempo. Creo que para terminar de salir del túnel harían falta muchos debates donde se analizaran, por parte de expertos: historiadores, sociólogos, economistas, juristas, politólogos… la dictadura en sus diversas etapas para que la ciudadanía pudiera formarse una opinión seria… o recordar lo que no convendría haber olvidado.

Por supuesto, en los que atacan la memoria histórica hay un claro componente de cinismo y mala fe. Pueden y deben proseguir las excavaciones para extraer de las fosas los restos de los cientos de miles de asesinados y entregarlos a sus descendientes para que les den dignas sepultura. Las fosas que primero deben salir a la luz son las de la memoria.

La historia contiene respuestas e interrogada con habilidad puede aportar mucho a nuestro conocimiento, del que como los icebergs, tenemos nueve décimas partes sumergidas.

Quienes atacan la memoria histórica son nostálgicos, enfermizos e ignorantes que sustituyen la realidad por esquemas simplistas y obsoletos. Es más, en esas actitudes negacionistas hay no poco de infantilismo y de narcisismo.

Poco me resta que añadir, la chulería desafiante de la ultraderecha hay que combatirla con determinación, con conocimientos contrastados, con habilidad y hasta con elegancia.

Desde mi punto de vista no se debe rehuir el combate. Hay que hacerles hablar y que sigan soltando barbaridades que bajo ningún concepto se sostienen.

Me gustaría añadir que sustituir el Día de Andalucía por la fecha en que se tomó Granada, por parte de los Reyes Católicos, no es más que otro exponente de lo que venimos afirmando.

Hay otra dialéctica mucho más seria y operativa que la de ‘los puños y las pistolas’, la historia es mucho más que un proceso uniforme. Tiene periodos de avance…pero también, etapas de retroceso y obscurantismo. De ahí, la conveniencia de conocer con rigor y solvencia, las líneas maestras de ese itinerario.

Cuando, por ejemplo, se habla de la Reconquista que comenzó con una mítica batalla en la que la Virgen de Covadonga, prestó un innegable auxilio a los cristianos… y otras lindezas semejantes, me viene a la mente la imagen de un acróbata aferrado a un trapecio que no sabe salir del inmovilismo y que se agarra al pasado por miedo a vivir un presente con sus cambios acelerados del que la emancipación de la mujer es sólo un ejemplo.

Prefiero quedarme con la memoria que ‘con la vox’.

 

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN TRIBUNA

Tribuna

Los lectores invisibles  

Tribuna

Maradona y la pandemia

Tribuna

¿Por qué no hablan de los presupuestos?

Tribuna

¿Para qué seguir con la filosofía?

Tribuna

El tercer centenario del Ateneo de Madrid y los 80 años de Azaña

Tribuna

Verdades y mentiras sobre una gran ley de educación

Tribuna

¿Elegir? El PSOE ya ha elegido

Tribuna

¿Para qué ha servido izquierda socialista?

Tribuna

Periodismo, pandemia de falsedades o la distancia del puercoespín

Tribuna

Vacunas

Tribuna

Aburridos de la democracia

Tribuna

¿Qué es la democracia? (no respondan rápidamente…)

Tribuna

Hachazo a la injusticia social

Tribuna

Negacionistas

Tribuna

Poesía a Sul

Tribuna

¿Cón qué Casado quedarse?

Tribuna

Razones para la reforma judicial

Tribuna

Suspender el examen

Tribuna

Identidad política y autocensura

Tribuna

El psicoanálisis en el Ateneo de Madrid

Tribuna

La Cataluña posTorra

Tribuna

Hacerse un Azorín

Tribuna

La mentira como arma política

Tribuna

Don Sindulfo de la Barca

Tribuna

Madrid, un respeto

Tribuna

¿Por qué no acuerda el PP?

Tribuna

Guerra cultural, democracia y libertad

Tribuna

Francisco Rodríguez Adrados: in memoriam

Tribuna

¿Monarquía?¿Independencia?¿Y si debatimos sobre lo importante?

Tribuna

Es más que un no a Calviño

Tribuna

El camarote de los hermanos Marx (catalanistas)

Tribuna

Reconstruyendo, sin el PP

Tribuna

Saldremos más fuertes, más unidos y más iguales

Tribuna

En Europa, todos detrás de Pedro Sánchez

Tribuna

El acuerdo sólo perjudica a los ultras

Tribuna

Andanadas inútiles: Estado y Gobierno, un mismo horizonte

Tribuna

El ingreso de la dignidad

Tribuna

No es crispación, es desestabilización

Tribuna

La salida del laberinto

Tribuna

Economía sí, pero otra economía

Tribuna

Alarma, salud y partidismo

Tribuna

Comisión de reconstrucción

Tribuna

¿Más Estado?

Tribuna

Insultar no es hacer oposición

Tribuna

Más y mejor Europa

Tribuna

Rearme

Tribuna

Casado ¿pactas o te desentiendes?

Tribuna

Ultras en pandemia

Tribuna

Dependencia histórica

Tribuna

El dinero público no es de nadie

Tribuna

El mundo en que vivimos

Tribuna

Primera lección: defender lo público

Tribuna

Ética y enfermedad

Tribuna

Fake news, el otro ‘virus’

Tribuna

COVID-19 o somos Europa o todo era mentira

Tribuna

¿Honestidad? Breve apunte realista

Tribuna

El zorro fenec, y el principio de legitimidad democrática

Tribuna

Es la hora de la responsabilidad

Tribuna

Crisis Coronavirus: Comunicado Equipo Entreletras

Tribuna

El coronavirus: un miedo histérico colectivo inducido

Tribuna

Manifiesto de la manifestación feminista del 8 de marzo de 2020

Tribuna

8 de marzo

Tribuna

Ni delante ni detrás

Tribuna

¿Pacto educativo?

Tribuna

¿Despolitizar la política?

Tribuna

Memoria sin orgullo

Tribuna

Fernando Morán, “in memoriam”

Tribuna

El legado de Fernando Morán

Tribuna

Lo del juego en mi barrio: o con el empleo no se juega

Tribuna

¿Paranoia o tolerancia?

Tribuna

Agendas reales y ficticias

Tribuna

Adecentar la casa

Tribuna

Odio

Tribuna

El discurso preliminar de Agustín Argüelles

Tribuna

Coalición, estabilidad y eficacia

Tribuna

Galdós y la docencia

Tribuna

Galdós como ejemplo

Tribuna

Honrando a Galdós en Marianela

Tribuna

La democracia se abre paso

Tribuna

En memoria de Don Benito Pérez Galdós

Tribuna

Homenaje a Galdós Ateneista

Tribuna

Homenaje a Benito Pérez Galdós

Tribuna

La persona y el amor

Tribuna

Lecciones del Reino Unido

Tribuna

Juegos de poder en política

Tribuna

Sólo pactan los fuertes

Tribuna

Ecología y Política

Tribuna

Tiempos de pre-política

Tribuna

Juegos de poder en pareja

Tribuna

El art. 27 CE78, la ministra y los ‘empresarios docentes’

Tribuna

La década infame

Tribuna

Respetemos la decisión de las urnas

Tribuna

Homenaje a Ernest Lluch: ejemplo de tolerancia y humanidad

Tribuna

La Agrupación para el Estudio de las Religiones inicia su andadura en el Ateneo de Madrid

Tribuna

El peligro ultra

Tribuna

El Ateneo de Madrid acoge la semana de la ciencia 2019

Tribuna

Una jornada gozosa y memorable

Tribuna

El tigre nacionalista

Tribuna

Oneto, el guardián de las confidencias.

Tribuna

Frente a la Cataluña de la subversión y el caos, acatamiento de la sentencia, tolerancia y diálogo

Tribuna

Homenaje a Indalecio Prieto

Tribuna

Homenaje a Indalecio Prieto en el Ateneo de Madrid

Tribuna

10-N: ¿Qué hacemos con las pensiones ante el riesgo de crisis?

Tribuna

Juegos de poder verbales

Tribuna

Hay que respetar el resultado de las elecciones

Tribuna

La procesión de la humanidad

Tribuna

¿Gobierno a cambio de qué?

Tribuna

Gobierno ya

Tribuna

La cuestión de la identidad y de los migrantes

Tribuna

Muere en accidente Santiago Bastos, el militar de Inteligencia que truncó la involución en las FF.AA.

Tribuna

El ‘Águila’ ha alunizado. 50 años de la llegada del ser humano a la Luna

Tribuna

Soluciones al alcance de la mano

Tribuna

La Legislatura del derecho a la vivienda

Tribuna

Gobierno progresista y estable, cuanto antes

Tribuna

La leyenda de Ali y Cántara, Alicante

Tribuna

Investidura: hablemos del para qué

Tribuna

Homenaje a Jaime Vera en el Ateneo

Tribuna

Reflexiones sobre el homenaje a Jaime Vera en el Ateneo

Tribuna

La gran coalición pasa factura al SPD

Tribuna

Jaime Vera vuelve al Ateneo

Tribuna

Una Europa que avanza con una España que empuja

Tribuna

Literatura y gastronomía

Tribuna

Elecciones Municipales en Cataluña: La cuestión social y el miedo

Tribuna

Cien mil españoles más votarán por Europa

Tribuna

El mito Rubalcaba

Tribuna

Ahora también … 26 de mayo!!

Tribuna

Las dos derrotas de Aznar

Tribuna

Las Mentiras Románticas, Cataluña, elecciones Generales y Municipales

Tribuna

La ciudadanía decide

Tribuna

Tres autores, tres ideas para la socialdemocracia

Tribuna

Con el PSOE, la economía crece más y mejor

Tribuna

Manipulación, tergiversación y mentira… vienen de bastante atrás

Tribuna

Lecciones del Brexit

Tribuna

Homenaje al profesor Peces Barba en el Ateneo de Madrid

Tribuna

Un municipalismo para promover Europa

Tribuna

Límites éticos a la investigación en edición genómica

Tribuna

El feminismo socialista para Amparo Martí

Tribuna

28 de Abril: una visión desde Catalunya

Tribuna

No con mi voto

Tribuna

Por la dignidad de las personas, contra el menosprecio y la invisibilidad

Tribuna

El derecho a ser escuchado de Pedro Sánchez

Tribuna

Humanización, deshumanización, transhumanización

Tribuna

Progreso, Bienestar y Concordia

Tribuna

Luchar por Europa

Tribuna

La vigencia del socialismo democrático

Tribuna

Impuestos: suficientes y justos

Tribuna

Sol de domingo en los cien años de la Cuesta de Moyano

Tribuna

¿Decretos leyes? Depende para qué

Tribuna

Homenaje a Jiménez de Asúa en el Ateneo de Madrid

Tribuna

Conquistas, identidad y unas pelis de romanos

Tribuna

Sin igualdad y derechos Europa no existe

Tribuna

¿Sobre qué debatiremos en 2019? ¿Sobre territorios o sobre personas?

Tribuna

Traición a la democracia española

Tribuna

Muere la abogada María Luisa Suárez Roldán, pionera del primer bufete laboralista

Tribuna

La Extremadura incomunicada del siglo XXI

Tribuna

¿Dónde conduce la política de la crispación?

Tribuna

El año que la izquierda vivirá peligrosamente

Tribuna

PP y Ciudadanos pactan con el franquismo

Tribuna

¡A por ellos!

Tribuna

Constitución, celebración y reforma

Tribuna

El contagio de la ultraderecha europea no debería darse en España

Tribuna

Alfabetizar a las cúpulas de la derecha

Tribuna

La Mezquita-Catedral de Córdoba: razón y religión

Tribuna

A vueltas con los símbolos patrios

Tribuna

Jueces independientes

Tribuna

A vueltas con la monarquía

Tribuna

Eutanasia o el derecho a vivir dignamente

Tribuna

Liderazgos políticos y redes sociales

Tribuna

La Filosofía se recupera

Tribuna

Dejen gobernar

Tribuna

Cataluña en la encrucijada

Tribuna

Yo voté a Carmena, ¡perdonadme!

Tribuna

El huevo de la serpiente

Tribuna

Se dignifican las pensiones, pese a las cloacas

Tribuna

Falsedad del máster de Casado

Tribuna

Vuelve el aznarismo

Tribuna

Cataluña y la jaula del hámster

Tribuna

Los enemigos de las humanidades

Tribuna

El auge fascista y la anti-europa

Tribuna

Casado recorta desde la oposición

Tribuna

En memoria de Manuel Salcedo Vaya

Tribuna

Demasiados ‘hombres fuertes’

Tribuna

La herencia de Franco

Tribuna

Sanidad universal y justicia social

Tribuna

Ustedes se equivocan

Tribuna

Los jóvenes reclaman soluciones

Tribuna

Esperanza con interrogantes

Tribuna

Políticas de identidad y políticas de solidaridad

Tribuna

Jugando a escribir

Tribuna

Afrontar las causas de la inmigración

Tribuna

España vuelve a contar en Europa cuando más falta hacía

Tribuna

Acuarius o la lección española

Tribuna

De talantes y gestos estos días

Tribuna

Don Tancredo y el bolso de Soraya

Tribuna

Lecciones de la moción de censura

Tribuna

Un gobierno legítimo

Tribuna

Pedro Sánchez: el cambio imprescindible

Tribuna

De la táctica a la praxis. Carta abierta a los ciudadanos/as de la izquierda progresista

Tribuna

Cumplir lo prometido

Tribuna

Recuperar la ilusión en que lo que creíamos muerto vuelve a vivir

Tribuna

Sumar fuerzas, fundir horizontes

Tribuna

La moción imprescindible

Tribuna

La respuesta al supremacismo de Torra

Tribuna

A Pablo Iglesias e Irene Montero los definió León Felipe

Tribuna

Disculpen las molestias (De la braguetocracia y otras lindezas)

Tribuna

Serial de poder en Madrid

Tribuna

Le llamábamos don Enrique

Tribuna

Por dignidad

Tribuna

Cánones de belleza

Tribuna

El populismo de Ciudadanos

Tribuna

Con los ojos abiertos (A las activistas de Altea)

Tribuna

Jardín cerrado

Tribuna

Pensiones dignas y poderes fácticos

Tribuna

Vía dolorosa de Semana Santa

Tribuna

La reforma de la financiación local

Tribuna

Machismo: los síntomas y la enfermedad

Tribuna

8 de marzo, huelga de mujeres

Tribuna

Elecciones en Italia: europeísmo contra populismo

Tribuna

¿Reforma electoral? ¿para qué y para quién?

Tribuna

Forges: Un sentido común democrático

Tribuna

Tecnología y precariado

Tribuna

Enrique Tierno Galván: El triunfo de la intuición

Tribuna

La gran coalición no es una buena idea

Tribuna

‘¿Qué pensaría su padre si…?’

Tribuna

Argentina y el ‘NeoGatopardismo’

Tribuna

Juan Carlos Quer, centro de admiración

Tribuna

El auge supremacista

Tribuna

El laberinto catalán

Tribuna

Invierno, invierno

Tribuna

Esa izquierda portuguesa que apoya el secesionismo catalán

Tribuna

Volver a empezar

Tribuna

¿Soberanía?

Tribuna

De la caverna a la ‘mediocracia’, en Argentina

Tribuna

No sigan estirando la cuerda de la desigualdad

Tribuna

Arrinconando al machismo

Tribuna

Terrorismo fiscal

Tribuna

Elogio de Puigdemont

Tribuna

A Cataluña le conviene el PSC

Tribuna

El regreso a la pax catalana

Tribuna

Cataluña también forma parte de mi identidad

Tribuna

Crónica de la muerte de un poeta

Tribuna

La locura de Seward y Cataluña. Pensamiento estratégico

Tribuna

Políticos para resolver problemas y políticos para crearlos

Tribuna

Podemos salir bien de esta

Tribuna

En defensa del Régimen del 78

Tribuna

Decadencia

Tribuna

Cataluña, los funámbulos sobre la cuerda floja

Tribuna

Víctimas y verdugos en Cataluña

Tribuna

Más cultura de defensa para un mayor esfuerzo presupuestario

Tribuna

Tatuajes

Tribuna

Pacto de rentas, también para los catalanes

Tribuna

Para un niño desconocido

Tribuna

Hay que subir los salarios

Tribuna

Ablación

Tribuna

El observador

Tribuna

Los secesionistas no tienen derecho

Tribuna

La alargada memoria de Miguel Ángel Blanco

Tribuna

El régimen del 78 y los candados

Tribuna

Prometeo

Tribuna

Lo del famoso Referéndum

Tribuna

Emeth

Tribuna

Babel

Tribuna

El poncho de los pobres

Tribuna

La necesidad de la política

Tribuna

La ‘gravitas’

Tribuna

‘The Jesoua Tree’ y el tesoro de las primeras veces

Tribuna

40 aniversario de la legalización del PCE

Tribuna

Noticia y realidad

Tribuna

Sobre la codicia o los jornaleros del voto

Tribuna

El precario equilibrio del funámbulo

Tribuna

Fantasma mío

Tribuna

Maradona

Tribuna

Carnaval, carnavalada, carnavalismo

Tribuna

“Unha flor é un milagre…”

Tribuna

Los hijos, nivel de vida, nivel moral

Tribuna

Un país de cocineros que se atraganta

Tribuna

Bruce Springsteen, cuando todos los genios deberían escribir su biografía

Tribuna

Me he pasado la navidad leyendo a Elgarresta

Tribuna

Las cintas de casette