febrero de 2024 - VIII Año

La imagen humana: arte, identidades y simbolismo

Caixaforum Madrid, hasta el 15 de enero 2022, en colaboración con The British Museum, y préstamos de instituciones como el Museo del Prado, junto a una selección de obras de arte contemporáneo de la Colección de la Fundación La Caixa. De Lunes a domingo y festivos de 10 a 20 horas

Caixaforum, nos propone un viaje fascinante en el que recorreremos los Cinco Continentes en busca de nuestra identidad. En él, descubriremos infinidad de puntos de vista y cómo las diferentes culturas a lo largo de la Historia han intentado comprender y manejar los grandes interrogantes de la humanidad. Una búsqueda en donde emergen los sentimientos universales que, como seres humanos, compartimos con independencia de nuestro origen o lugar de procedencia.

En este espacio expositivo encontraremos rincones que invitan a profundizar, a través de la reflexión, sobre nuestra condición humana. Resulta, además, un entorno pensado para el disfrute en familia gracias a los juegos que los códigos QR ofrecen durante todo el itinerario.

Gracias a los cinco ejes que vertebran el recorrido; la belleza ideal, retratos, cuerpo divino, cuerpo político y transformación corporal, conoceremos representaciones y usos de figuras antropomorfas realizadas en países tan dispares como Sudán del Sur, Nigeria, Méjico, Honduras, Japón, Irán, Egipto, o tan remotos para los occidentales como Papúa (Nueva Guinea).

Desde hace unos 35.000 años, pueblos de todo el mundo han recreado la forma humana en multitud de estilos, formatos y medios. Aquí conviven hallazgos arqueológicos de ocho mil años de antigüedad junto a pinturas, fotografía y videoinstalaciones del siglo XXl.

Nuestro primer encuentro, a través de una vitrina, se trata de un cráneo humano que pertenece a un hombre que vivió hace unos 9.500 años. Realizado con yeso, concha y hueso humano. Esta pieza data del 8.200-7.500 a.C. fue encontrada en la actual Cisjordania. En yacimientos neolíticos de Jordania, Siria, Israel, Palestina y Turquía, se han hallado otros cráneos semejantes a éste, considerados por algunos expertos como la expresión más temprana del retrato humano.

Muy próxima a esta pieza, en contraste, la videoinstalación del artista colombiano Óscar Muñoz: “Re/trato” (2003) reflexiona sobre la fugacidad de la identidad, la memoria, la incertidumbre y la inestabilidad de la existencia humana.

La sala que gira en torno a los ideales de belleza, se encuentra repleta de hermosas esculturas de la Grecia clásica, sin embargo, entre todas ellas, destaca una pequeña pieza realizada en cerámica, procedente de Nayarit (México occidental), con una antigüedad que oscila entre el 300 a.C. – 300 d.C. La cabeza de esta magnífica figura femenina, alargada en exceso, responde posiblemente a una antigua práctica en la que se vendaba el cráneo durante la edad de crecimiento a fin de modelarlo artificialmente. En algunas culturas de Mesoamérica, esta modificación se consideraba señal de belleza y distinción.

En la sección Rostros antiguos, encontramos fantásticas piezas que nos revelan la personalidad del retratado. Hace unos cinco mil años se desarrolló en Egipto la primera tradición verdaderamente retratista cuando faraones y funcionarios reales encargaron esculturas idealizadas de sí mismos para afianzar su estatus.

Un fabuloso trabajo que destaca por su originalidad, es la cabeza idealizada de un joven, procedente de Alejandría (Egipto). Data del periodo ptolemaico 100-75 a.C. Realizado en limolita verde. La expresión del joven egipcio representado en este busto transmite una gran serenidad. Si bien la concepción de la escultura es puramente griega, la técnica para trabajar y pulir una piedra tan dura como la limolita es egipcia.

La cultura moche del antiguo Perú, que vivió su esplendor entre el 200-700 d .C  es célebre por sus vasijas de cerámica con forma de cabeza humana, modeladas en un estilo naturalista.  Disfrutamos aquí de una extraordinaria vasija de barro cocido pintado que representa a un sacerdote o señor. El modelo de esta pieza debió ser un hombre ciego, pues tiene un ojo cerrado y otro entornado.

La sección El cuerpo divino, culto y devoción; dedicada a los iconos religiosos, nos muestra cómo éstos siguen siempre unos patrones cuidadosamente elaborados y pensados para transmitir la naturaleza divina. Excepto en algunas tradiciones religiosas que las representaciones de las divinidades son una ofensa a dios, por lo que están prohibidas.

En esta sala desprende humanidad y divinidad a partes iguales una impactante fotografía “Virgen negra con gemelos” (2006) de la artista italiana Vanessa Beecroft. En ella, se representa a una mujer de Sudán del Sur amamantando a sus dos hijos gemelos. Beecroft se esmeró para que la protagonista recordara a una figura de la Virgen María. Situada en el centro de la composición y vestida de un vivo color rojo, aparece entronada y dotada de una gran majestuosidad.

Espíritus guardianes y ancestros subraya una idea común en las creencias religiosas de muchas culturas; la Tierra y la naturaleza en general están habitadas por espíritus. Para otorgarles una presencia visible y cercana, se suele crear una imagen de aspecto humano.

Tenemos una expresiva Kareau: guardiana intimidatoria de Islas Nicobar (Océano Índico) de finales del XlX, elaborada en madera, pigmento y algodón. Se instalaban en las puertas de las casa para proteger a sus habitantes, podían ser masculinas o femeninas y a menudo mostraban gestos agresivos y blandían armas.

Muy llamativa es también la soberbia talla del ancestro tatuado, procedente del poblado maorí Aotearoa (Nueva Zelanda), una recreación que encarna el poder sagrado en los intrincados tatuajes que luce. La pieza debió ocupar un puesto prominente en algún lugar de reunión de la comunidad maorí, para dar la bienvenida a los invitados.

La encarnación del poder, política del cuerpo, explica cómo a lo largo de la historia gobernantes, monarcas y líderes políticos han utilizado su propia imagen para expresar su poder y autoridad.

Muy próximo a hermosas piezas del antiguo Egipto, tenemos el retrato de un rey maya, realizado en piedra volcánica; cabeza de K´inich Yax K ´ uk´Mo´ Copán (Honduras) del imperio maya clásico, 776 d.C. Esta escultura conmemora al rey maya K´inich Yax K´uk´Mo (Gran Sol Primer Quetzal Guacamayo), que vivió en el siglo Vl. Fundador y primer gobernante de la gran ciudad maya de Copán, situada al oeste de Honduras.

El concepto de identidad como algo fluido y poliédrico es ampliamente explorado en el arte. Aquí lo representan en  la sección dedicada a El cuerpo transformado: identidades cambiantes.

Frente a nosotros, Dionisio, dios griego del vino, figura dual estrechamente vinculado a la transgresión la transformación y vulneración de toda clase de límites. Representado aquí en una copia romana realizada a partir de un original griego del siglo ll a.C. de apariencia joven, de lánguido cuerpo suave y feminizado.

Un fantástico aguafuerte de 1974, Ziggy, del artista británico David Oxtoby, representa a David Bowie. Célebre por la constante reinvención de su propio personaje sobre el escenario,  aparece caracterizado la estrella del rock andrógina que Bowie creó en 1972. Simula que la imagen del músico se esté disolviendo lo que tal vez sugiera que experimenta otra nueva transformación.

En Mother, Daugther, Doll (madre, hija y muñeca) (2010) la artista yemení Boushra Almutawakel, explora el delicado tema de la identidad femenina en Oriente Medio. Si para algunas mujeres musulmanas el velo simboliza la opresión, otras consideran que las protege y empodera. Almutawakel aborda aquí estos enfoques antagónicos.

Si bien, la representación de la figura humana y la imagen han tenido desde siempre una gran importancia, en la actualidad sufrimos una sobreexposición que ha venido de la mano de un enorme desarrollo tecnológico donde la inmediatez y superficialidad asaltan las redes sociales y de la que nos resulta muy difícil escapar.

Esta maravillosa exposición tiende un puente entre culturas, demuestra que las afinidades están por encima de las diferencias. Su largo trazo nos ha conectado a nuestros ancestros, al presente y nos propone reflexionar, entre otras cosas, sobre el futuro.

COMPÁRTELO:

Escrito por

Archivo Entreletras

Anotaciones sobre ‘En la distancia’ de Josefina Rodríguez Aldecoa
Anotaciones sobre ‘En la distancia’ de Josefina Rodríguez Aldecoa

Editorial Alfaguara, 2004 Josefina Rodríguez Álvarez es conocida como Josefina Aldecoa (Era el apellido de su marido, Ignacio Aldecoa, escritor…

¿Qué es el patriotismo?
¿Qué es el patriotismo?

Patriotismo es buscar el bien común por encima de intereses propios y cálculos partidistas. Y patriotismo no es agitar las…

Karl Korsch: ha vuelto para quedarse
Karl Korsch: ha vuelto para quedarse

 … era sólo un fragmento de la totalidad de su esperanza Ángel González ¿Quién fue Karl Korsch? [1886-1961] un marxista…

894