julio de 2024 - VIII Año

Diana Velásquez: “Mi obra es como una sociología de lo contemporáneo”

Foto de Carlos Mayor
Foto de Carlos Mayor

Estos días la artista colombiana Diana Velásquez tiene abierta su exposición Más que decoro en la joven galería madrileña RE/MAX ARTE.

Más que decoro de Diana Velásquez
Galería RE/MAX ARTE. Calle Colmenares 7. Madrid.
10 de mayo al 14 de junio
Entrada libre

Cuando uno se aventura en el interior de la galería RE/MAX ARTE y se enfrenta a la obra de Diana Velásquez vive una experiencia sensorial plena de armonía, evocada por su rica apuesta cromática. Cada una de las obras —ya sean collages, dibujos o acrílicos— nos traslada a un mundo lírico muy particular, signado por el equilibrio y la pureza compositiva. Sin embargo, bajo esa apariencia optimista se oculta una fina sensibilidad preocupada por los acuciantes avatares actuales y vistas así las obras llegan a adquirir una dimensión inquietante. Estas establecen un diálogo multidisciplinar entre la arquitectura —referencias a la vivienda como lugar íntimo de experiencias—, la escultura —múltiples bastidores con celosías de papel recortado— y la pintura —acrílico sobre algodón y óleo sobre seda— que remiten a motivos gráficos y ornamentales que forman parte de nuestras vidas a través de textiles, cerámicas, papeles pintados…

Según el comisario Álvaro Aroca Córdova: “En esta exposición, titulada ‘Más que decoro’ encarna un viaje desde lo anverso. El rigor de la etimología lingüística sitúa decoro, entre el gesto de adornar o embellecer, y a su vez, lo ubica en lo situacional, como el estatus mínimo de vida para que la dignidad de alguien no sufra menoscabo. Es un territorio político, y al mismo tiempo estético, en un solo término, que nos llevan a abismar la mirada. Esta dualidad, que está presente en gran parte de la obra de Diana, instaura un antes y un después en la manera de percibir lo vivencial”.

Diana Velásquez Ramírez nació en Bogotá en el año 1980 y se licenció en Artes Plásticas en la Universidad de Los Andes. Ha expuesto su obra en el Centro de Arte Caja de Burgos, en el Grand Palais de Paris, en Casa de América, en la Bienal de Bolivia, en el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá, entre otros. Ha participado en Open Studio y en los Encontros de Artistas Novos. En el año 2013 fue seleccionada en los Circuitos de Artes Plásticas de la Comunidad de Madrid y en el 2020 obtuvo una Beca AlNorte.

Entreletras ha conversado con Diana Velásquez sobre su obra y su reciente propuesta plástica.

– ¿Qué es lo que se va a encontrar el visitante que se acerque a ver su exposición Más que decoro?

‘Frente sin marco’ . Imagen cedida por la artista

Más que decoro es una exposición compuesta por dos series que tienen como punto en común ciertos aspectos técnicos como el interés por el color, por la arquitectura y por las tres dimensiones. Tanto los dibujos como las pinturas salen de sus propios límites y se convierten en objetos. Los dibujos-ventana de la serie Anidar era otra cosa están conformados por un collage que alude a espacios que antes fueron habitados y cuidados por alguien, paredes con papeles pintados, baldas, marcos, escaleras, etc., donde está la  impronta de alguien, su historia, su intimidad y ahora están vacíos y alejados del espectador por una reja hecha en papel recortado con cutter. La serie Another approach to non painting está más centrada en los motivos que decoran esos papeles pintados de los dibujos, patrones que estamos acostumbrados a ver y a consumir en la ropa, decoración, interiorismo… Algunos son patrones más globales, pero otros tienen un origen muy específico y una raíz cultural muy fuerte, aludiendo a castas, linajes, ancestros, divinidades, territorios etc. Hice un archivo con ellos y tuve la necesidad de realzar su valor artesanal, lo que me llevó a pintarlos a mano con acrílico y óleo y a ponerlos en diálogo de una forma horizontal en el plano pictórico. Allí hay una comunión de mundos, de historias y de otredades.

– ¿Qué relación guardan estas obras con su obra previa? ¿Cuál es el universo creativo de Diana Velásquez? ¿Con qué técnicas le gusta trabajar?

– Estas series nacen de dos reflexiones muy diferentes, pero en ellas mantengo el interés por repensar las técnicas clásicas en este caso el dibujo y la pintura y hablar de aspectos sociales o culturales que nos afectan y atraviesan en la actualidad: migración, hibridez, memoria y el individuo como eje de todo ello.

– En el capítulo de las influencias, ¿qué huellas de otros artistas hay en su obra? ¿A quién admira?

– Me interesa mucho el cómo se plantea un proyecto, por eso miro mucho lo que y cómo hacen otros artistas. Asimismo, estoy muy sensibilizada por la creación femenina contemporánea pues hay varias artistas que tienen mucha fuerza y valentía a la hora de alzar su voz y visibilizar la vida contemporánea, además de estar renovando el arte con su trabajo y revisar o poner sobre la mesa reflexiones poderosas. Regina Jose Galindo, Nuria Güell, Sandra Gamarra, Marina Vargas, Diana Larrea, María Rosa Aránega…

– ¿Qué diferencias encuentra entre la situación actual del panorama artístico entre Colombia, su país de origen, y España?

– Desde hace unos años en Colombia hay una gran efervescencia de espacios con sus propias formas de gestionar el arte y la/os artistas de mediana carrera están siendo muy visibilizada/os internacionalmente. En España hay también un cruce de miradas muy interesante entre artistas de diferentes lugares, muchos de ellos latinoamericanos y los artistas locales, favorecido por ecosistemas como Boom Art Community, comisarios como Víctor del Campo, Semíramis González, Adonay Bermúdez, Luis Sicre, entre otros. La propia convivencia en los estudios de artistas y las galerías, quienes, a su vez, van absorbiendo ese sincretismo. Este es un momento poderoso para la creación en España.

‘Seda last’. Foto de Sergio Ibannez

– ¿Se siente usted una artista social? ¿Y en qué medida considera que el arte es capaz de  cambiar nuestra realidad? ¿Cree en el arte político?

– Me siento atraída por la fragilidad de la vida contemporánea y por los cambios que han venido ocurriendo en la última década. No me parece baladí que vivamos en un momento tan individualista y a la vez necesitemos más que nunca del otro para remontar cada día, que busquemos la liviandad como mecanismo de protección ante las tensiones, pero la realidad nos está pidiendo más compromiso, más ética, más criterio, más empatía y más rebeldía… Mi obra es como una sociología de lo contemporáneo. No creo que el arte cambie nada, el artista lucha contra sí mismo en un soliloquio. Pero si resulta que genera una incomodidad, atrae la atención del espectador o del lector, entonces sí que está comunicando y ese diálogo es legítimo disenso.

– ¿Cuáles son sus próximos proyectos? ¿En qué está trabajando en estos momentos?

– Tengo un proyecto en mi ciudad, Bogotá, facilitado por mi gran amiga Ana María Arteaga, que me hace especial ilusión.

COMPÁRTELO:

Escrito por

Archivo Entreletras

‘Gritos y silencios’ de Domingo Huertes
‘Gritos y silencios’ de Domingo Huertes

Centro Cultural La Corrala (Museo de Artes y Tradiciones Populares de Madrid – UAM), calle Carlos Arniches 3. Sala de…

El español, un tesoro
El español, un tesoro

Ya que se acerca la fecha de la Hispanidad, que tanto fastidia a corruptos como López Obrador, de allende los…

Esa izquierda portuguesa que apoya el secesionismo catalán
Esa izquierda portuguesa que apoya el secesionismo catalán

En Portugal leemos con sorpresa cómo la izquierda, empezando por el muy veterano Partido Comunista, y siguiendo con muchos ‘opinionmakers’,…

432