septiembre 2020 - IV Año

ENTREVISTAS

Rosa Estremera: ‘La poesía es el cauce por el que la palabra llega a un otro que la hace suya’

rosa 1Rosa Estremera acaba de publicar un nuevo poemario, El monopolio de los árboles, dedicado a la figura de su padre ya fallecido. Poeta y psicoanalista, la escritora ceutí afincada en Madrid es autora de los poemarios El tacto de la luna hiriente, Sinfonías y voces y Las tierras que nos cubren. Ha participado en numerosos festivales y recitales poéticos. En la actualidad es miembro del consejo de redacción de la revista poética Tinta en la medianoche. Entreletras ha conversado con la poeta Rosa Estremera.

-Su último poemario publicado, El monopolio de los árboles, es un libro elegiaco que cuanto habla de un ser querido que ya no está. ¿Qué motivó en usted la escritura de este libro?

-Empecé a escribirlo porque mi manera de expresar lo sentido, de analizar y dar forma a cualquier acontecimiento de mi vida es a través del verso, porque aquello que no se puede decir puede ser escrito. En un momento tan crítico como la muerte de un ser querido ‘esa manera’ se transforma en necesidad. El monopolio de los árboles es el recorrido que hago por el duelo tras la muerte de mi padre donde se encuentran las emociones y sentimientos que me generan su ausencia.

-Una curiosidad, ¿qué significado tiene el título elegido para este poemario?

El Monopolio de los árboles es un poema del libro. Una vez escrito no tuve ninguna duda que sería el título. ‘En el monopolio de los árboles/ tus cenizas quedaron inmóviles. […]De tus restos esparcidos, / pronto de ti, las ramas darán descanso’ (lee la autora).

Rosa 2-De la lectura de este poemario se desprende la gran relevancia que ha tenido para usted su padre. Usted habla de pérdida, pero de algún modo también de esperanza. En este sentido, ¿Qué les diría sobre este libro a los lectores y lectoras que se adentren en sus páginas?

-Es lógico y necesario sentir el dolor de la pérdida para poder asumirla. Elaborarla es un arduo trabajo. Pero llega un momento que se puede recordar sin el dolor del principio y uno empieza a rememorar con sonrisas en vez de lágrimas. A partir de ese momento, se valora que el ser que se ha ido, en mi caso, mi padre, no desaparece del todo porque tiene un lugar primordial y finamente entramado con la historia propia. Mi padre me enseñó a mirar lejos, apreciar la mar, las estrellas y la naturaleza, a luchar por los sueños. Acompañarlo en sus viajes por barco de niña fue para mí una inagotable fuente de sensaciones y experiencias que sin duda avivaron mi imaginación y estructuraron lo que soy. En ese sentido nace la esperanza de aceptar que siempre será: ‘esa parte indescriptible de mi ser / donde vivirá para siempre’, como digo en otro de los poemas del libro: Restablecimiento. Un libro entramado con los recuerdos de mi vida junto a él.

-También puede observarse que es un libro homogéneo, todos los poemas responden al tema central del libro, la pérdida del padre…

Efectivamente, El monopolio de los árboles es un diario sobre los sentimientos que surgen en el proceso de duelo, donde escribo aquello que nace de mi yo más profundo y oculto, en referencia siempre a esa pérdida y a las emociones y reflexiones que me suscitan el vacío dejado.

-Siendo usted psicoanalista no puedo dejar de preguntarle ¿cuánto de introspección y cuánto de psicoanálisis hay en este libro?

-Dejando a un lado la clínica psicoanalítica, el psicoanálisis también es una filosofía de vida, una manera de observar la existencia. Desde ese lugar veo, analizo y escribo. Creo que todos mis libros parten del inconsciente, del mundo interior y ven la luz a través de los versos que ello me evoca, también en El monopolio de los árboles donde hay un cuestionamiento ante el gran significado e importancia que tiene la figura paterna para un niño, como norma y orden. Queda reflejado en estos poemas como la relación filial va a marcar al sujeto y su posición ante la vida y la sociedad para siempre.

Rosa 3-Este poemario es su cuarto libro en poesía. ¿Qué supone para usted la publicación de este libro en el momento actual de su trayectoria poética?

-Aunque este libro está motivado por un real poderoso y contundente como es la muerte del padre y dejando de lado el fondo, en la forma han surgido cambios a mi entender significativos sobre todo con respecto a la proximidad con el lector, el lenguaje ha ganado en cercanía tanto por necesidad como por evolución. Por otro lado, cada vez queda más patente en mi poética la importancia de la naturaleza como catalizador entre las emociones y el verso que surge. Percibo que este libro marca un punto de inflexión tanto en la forma como el fondo de lo que a partir de ahora quiero transmitir al lector. Siento que he finalizado una etapa y que este Monopolio de los árboles me abre un nuevo sendero donde descubrir nuevas sombras y luces.

-Confiese, ¿qué le llevó a ser poeta?

-En el poema Lo Primero del libro, escribo: ‘El primer poema fue a un capitán/ con la letra encajonada de caligrafía’. El capitán de la marina mercante era mi padre y el poema, que todavía guardo, lo escribí con apenas cinco años. No recuerdo que algo me llevara a ser poeta, desde siempre entendí la vida desde esa óptica. En mi caso es algo innato, no tiene ningún mérito es una forma de sentir la existencia, una característica de mi personalidad.

– ¿Qué es para usted la poesía?

-Para mí la poesía es el cauce por el que la palabra llega a un otro que la hace suya. En ese momento, a mi entender, el autor desaparece y el verso debe convertirse en la proyección subjetiva del que interpreta. No existe el autor solo la obra, sin embargo, gracias al verso el poeta conquista un espacio que va más allá de lo manifiesto donde toma la suficiente perspectiva para contar aquello, que bien a través de los sentidos, o de procesos internos, le produce sensaciones que ven la luz a través de lo escrito. Un decir de lo sentido. La poesía nos nombra, nos hace ser… así la entiendo, está allá donde la sensación transformada en emoción y sentimiento se traduce en palabras.

-En un mundo a punto de cruzar la frontera de una nueva revolución tecnológica, que pondrá (o impondrá) los robots en nuestras vidas y la telefonía móvil 5G ¿qué papel cree que puede seguir jugando la poesía?

-Los soportes cambian, la manera de transmitir el mensaje el contenido y las prioridades, pero el sentimiento, las sensaciones y emociones están y estarán por encima de los cambios. A mi entender se adaptarán, como todo, como el propio ser humano. La poesía como el amor puede cambiar, la historia da fe de ello, pero no desaparecerá, como no lo ha hecho hasta ahora.

Rosa 4-¿Puede separar a la Rosa Estremera poeta de la Rosa Estremera psicoanalista o siempre van ustedes juntas?

-Somos una unidad indisoluble. La poesía como el psicoanálisis busca significado en lo más profundo del ser, da voz a lo escondido y oculto. El psicoanalista busca las palabras olvidadas o reprimidas en lo más profundo del sujeto, el poeta hace lo mismo a través del verso, el psicoanalista interpreta las manifestaciones del inconsciente, la poesía nace directamente, desde mi punto de vista, de ese inconsciente.

– ¿Cuáles son sus autores o autoras preferidas? ¿Quiénes han ejercido más influencia en usted a la hora de escribir?

-Muchísimos… Dickinson, Bécquer, Gloria Fuertes, Machado. Pero han ejercido una gran influencia aquellas personas que me han rodeado y que con su personalidad y actitud se han configurado en pilares muy sólidos de mi manera de ser y pensar, como mi abuela, una mujer que aprendió a leer y a escribir ella sola y que siempre recuerdo con un libro de poemas en su mesita de noche, esa fue la mayor influencia junto a todo lo leído en aquella antología poética desde muy pequeña.

-Hace poco presentó El monopolio de los árboles en Madrid ¿tiene previsto realizar alguna presentación más de este libro en los próximos meses?

-Tengo previsto ir a distintas ciudades, a Ceuta mi ciudad natal, Málaga, Cáceres… alguna cosa más en Madrid; pero no tengo nada cerrado todavía. La poesía te permite una cierta tranquilidad al respecto.

-Para finalizar, ¿algún proyecto literario en marcha que pueda desvelarnos?

-Tengo algún proyecto bastante desarrollado y algunas ideas por plasmar que me tienen expectante y deseosa de saber por qué vericuetos me llevaran esta vez. Pero como te comentaba antes sospecho que necesitaré nuevo calzado para recorrer estos senderos. Estoy ávida de descubrir las palabras que surjan de nuevo y den forma a lo escrito y al camino por donde transita la mujer que soy.

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ENTREVISTAS