junio de 2024 - VIII Año

Vigencia del paisaje de Castilla

Madre,
Ya no cruza Castilla aquel heroico tren de mis infancias.
Muerta está, abandonada
al fin de unos raíles, en Zamora,
una máquina negra…”
[Octavio Uña Juárez]

ALLÁ por el año de 1979, el profesor José Luis L. Aranguren , decía en el prólogo del poemario ANTEMURAL, del vate Octavio Uña Juárez, esto que sigue: “Este libro ahonda, tras Escritura en el agua y Edades de la tierra, en la pasión de juventud, de Octavio Uña, Castilla.” No nos olvidamos de “Castilla, plaza mayor de soledades”, o de “Usura es la memoria”, “Puerta de salvación”. Castilla siempre presente.

Inmersos en el temporal de Filomena, hemos comprobado la soledad, el vacío de Castilla. Por nuestra parte, nos hemos remontado al domingo, dos de agosto del año de 1981; en la página de Cultura y Sociedad, del diario ABC, aparece la publicación,  bajo el epígrafe: “Un poeta entre la generación del 98 y la lírica mesetaria”, del profesor Octavio Uña Juárez. Recuperamos algunas de sus reflexiones, en las que nos confirma, esto que ahora llamamos España vaciada, desde la vigencia del paisaje de Castilla.

Comenzamos con esta declaración del poeta: “Mi vida ha estado dedicada al intimismo y la poca libertad que he tenido ha sido a través de la estética”. UN viajero por Castilla. Un escritor de Castilla. Un enamorado de Castilla, por la que anduvieron sus abuelos, y recuerda a su padre en esas noches de plenilunio en caminos polvorientos hasta llegar a esa plaza en donde, con los lugareños compartiría un charo de vino.

OÍGAMOS SU VOZ: “Desde el 98 hay un resurgimiento de Castilla, unido al de España. Hoy Castilla es una especia de indignación máxima por las divisiones fatuas y fáciles de periferia y centralidad. Hay una indignación porque no se juzga a Castilla por lo que ha tenido de malo o de bueno. Se la juzga mal. Es pobre, hundida, pero tiene una actitud humana y un temple humano impresionante. Una Castilla que no ha cambiado su orden de necesidades, que se ha transformado y sigue siendo rural, tiene el problema de pensarse hacia delante,  hacia el futuro. Mi lectura de Castilla es humanista, no política, ni machadiana. Pienso que esta nueva concepción hará recuperar lo que ya hizo el 98 y que es el amor al paisaje de Castilla y dar muerte al radicalismo. Hoy los jóvenes siguen huyendo de Castilla y esto es una pena, porque a Castilla hay que amarla desde una visión estética. Hoy el poeta puede ser el hilo conductor , el enlace entre pasado y futuro de Castilla, donde se abracen a la tradición y las posibilidades de futuro. En este sentido la gran labor del poeta que trae el pasado al presente y le hace dinamizar hacia el futuro. Hay que poner la proa hacia adelante, pero el problema es que no se sabe qué proa. Hay una situación de incertidumbre, de ahí que la labor del poeta sea grande…”

UNA lección de actualidad social del profesor escurialense de Ciencias Políticas y Sociología que lo resuelve desde la actitud Poética.

COMPÁRTELO:

Escrito por

Archivo Entreletras

Cohesión por reparar (III)
Cohesión por reparar (III)

La Economía, tan material ella, es el alma del proyecto común, porque el hombre es un ser sociable sin remedio…

‘The Jesoua Tree’ y el tesoro de las primeras veces
‘The Jesoua Tree’ y el tesoro de las primeras veces

En 1987 Francisco J. Castañón tenía una mata de pelo considerable y conducía su flamante Seat 1430 por la Castellana.…

Los políticos, sus libros y La Feria del Libro
Los políticos, sus libros y La Feria del Libro

FLM 2022. Foto: Entreletras Hace unos años, no tantos de verdad, a La Feria del Libro…

933