febrero 2023 - VII Año

‘Al abrigo del Monte Abantos’ de José Ruiz Guirado

Al abrigo del Monte Abantos
José Ruiz Guirado
El boletín Ediciones

A modo de reseña reproducimos aquí la intervención de Mariano Rivera Cross en la presentación de este libro la mañana del 17 de diciembre de 2022 en la Casa de Cultura de San lorenzo de El Escorial

Nota de JRG: MAÑANA de sábado, ambiente decembrino en San Lorenzo del Escorial. Belenes en sus calles y en la Biblioteca Manuel Andújar. Mercadillos y paseos por sus calles céntricas, en las que se han dado cita sanlorentinos y visitantes. Conciertos, exposiciones y presentación del libro de cuentos-narrativa Al abrigo del Monte de Abantos en la Casa de Cultura, de José Ruiz Guirado. Interviene, presentando el acto, el Primer Teniente de Alcalde y Concejal de Cultura, don José Enrique París Barcala. A continuación, el catedrático y escritor don Mariano Rivera Cross, quien obsequió a los asistentes con la lección magistral, que a continuación se reproduce:

‘AL ABRIGO DEL MONTE ABANTOS’

Este libro de cuentos que me complace presentar, es singular por muchos aspectos. Y uno de esos aspectos, a modo de universales escritores de nuestra Literatura, pongamos por ejemplo a Cervantes y Unamuno, no es otro que comenzar el libro con unas Notas, a modo de prólogo del propio autor. Este libro de cuentos con el título tan original, del cual os hablaré más tarde, contiene en su comienzo lo que el autor titula “Algunas palabras a modo de Prólogo”, donde José Ruiz se adentra en el laberinto de la Preceptiva Literaria y, con la finalidad de definir lo indefinible del “cuento”, nos cita, entre otros muchos autores, a García Calvo, Ortega y Gasset, Medardo Fraile o a mi paisano Fernando Quiñones.

No obstante, lo complicado de tal tarea, para centrarme y dar en el dardo de los cuentos de nuestro autor José Ruiz Guirado, añadiré, hasta llegar a mis propias conclusiones, un cúmulo de Teorías del Cuento o preceptivas, las cuales, sin duda, os ayudarán a vosotros, lectores, a conocer la perspectiva invisible que se esconde tras los cuentos de este libro de José Ruiz.

Si el escritor, filósofo e historiador italiano, Benedetto Croce definía la literatura como ficción, y el cuento, como ficción por excelencia, me da pie para aseverar que en la literatura y en los cuentos se produce la Transformación simbólica de la realidad, tomado el termino símbolo con forma mental abstraída de nuestra experiencia, del fluir de percepciones, sentimientos e imágenes que un individuo experimenta en un momento dado. Y cuando Croce nos define el cuento como ficción por excelencia o ficción pura, se refiere a que las frases de un cuento no son proposiciones que prediquen la existencia de algo. Es decir, no son ni verdaderas ni falsas: el cuento es ficción pura.

Y sigo citando a Croce, concretamente de su libro “Breviario de la Estética” (1926), en cuanto hace referencia a la proliferación de géneros en la historia de la literatura: “Una obra importante no pertenece a un género, más bien pertenece a dos: al género cuyas normas acaba de transgredir y al género que está fundando con nuevas formas”. Y es que existe algo de ser distintos a la catalogación previa de cuentos, en las historias breves que podemos leer en este libro de José Ruiz, con el título tan bello “Al abrigo del Monte Abantos”, el mítico monte donde se cobija la maravilla del Monumento construido por Felipe II. Por cierto, titulo protector, todos los cuentos se encuentran bajo el cobijo del monte, como un padre, una madre, una abuela que da calor a cada una de las historias y personajes que desfilan en este interesante libro de CUENTOS-RELATOS. Al fin y al cabo, como su otro libro de cuentos, al que tuve también el honor y el placer de presentar en el Cafetín Croché, “¿Quieres que te cuente un cuento de pan y pimienta?, el contenido de AL ABRIGO DEL MONTE ABANTOS recorre la tradición oral y escrita de aquellas historias breves escuchadas por millones de niños con los ojos entornados, y que, muchas de ellas, formaron parte de la leyenda de los pueblos, llegándonos, la mayoría de ellas, en forma de crónica. Porque de todos es sabido la excelencia de José Ruiz Guirado como cronista.

Mas, antes de adentrarnos en los cuentos de José Ruiz Guirado, me gustaría indicar de forma breve, por la semejanza con ciertos aspectos de las historias-cuentos de este libro, las reglas negativas que contiene el Código del Anti-cuento, según el formalista ruso Tvetan Todorov en su libro “Estructura del cuento-relato” (1982): a) No hay que contar historias con sentido; b) Ni urdir tramas; c) ni crear personaje identificables; d) ni acatar la razón; e) ni preocuparse por valores estéticos; f) ni respetar la gramática; g) ni bucear en la piscología; h) Ni permitir diálogos inteligentes; i) Ni guiar al lector; j) ni mantener la cronología de los eventos; k) ni componer las historias con principio, medio y fin; ni…

¿Estoy queriendo decir que los cuentos de José Ruiz Guirado no pertenecen al Código de Cuentos y sí al Código de los Anti-cuentos? No del todo, pero sí que muchas de sus historias, sus cuentos, se acercan, rozan, se tiñen de los cuentos transgresivos, por excelencia. Al fin y al cabo, nuestro autor es un transgresor por la forma de concebir y vivir a diario, minuto a minuto, la vida. O, al menos, los protagonistas de las historias de este libro, los cuales, sin esconderse, nos muestran tantas vicisitudes de la personalidad del autor-protagonista, acercándose en muchos casos al cuento autobiográfico.

Mas, voy a seguir ahondando en las características del cuento, para dar con el dardo de la crítica, en el centro de la significación y alcance de los cuentos de “Al abrigo del monte Abantos” de José Ruiz Guirado.

  1. Brevedad de la trama: Por su brevedad los cuentos permiten al autor, libres de interferencias e interrupciones, el arte de producir un efecto único. Y esta brevedad lleva a producir las restantes características que iré citando. En cuanto a la brevedad, de muchos de los 64 cuentos del libro, si formalmente entendemos por cuento breve aquel que no sobrepasa los dos o tres folios, 50 de ellos refuerzan la característica de Brevedad de la trama. Sin querer decir que los 14 restantes posean una duración más de acorde con el relato, género a caballo entre el cuento y la novela.
  2. La concentración del contenido: Implica originalidad y unidad en el arte de sugerir e intensificar el significado de mínimos incidentes. Dos características que prácticamente todos los cuentos de este libro las tienen muy marcadas y añaden categoría de EXCELENTE CUENTISTA a José Ruiz Guirado.
  3. El protagonista de un cuento se mete en una situación difícil o está saliendo de ella: Al final del cuento la voluntad del protagonista abandona su propósito, lo abandona o lo echa a perder. Digamos que de crisis en crisis llega a un punto culminante que satisface o no la expectativa del lector, admitiendo que, como ocurre en varios cuentos de este libro, la satisfacción estética dejada por el autor en el lector, puede ser un desenlace inesperado, tal como ocurre en varios cuentos de Guirado: “La Rosa blanca”, “Miralmonte”, “Los gatos del hotel”, “La mosca Pilosca” y muchos otros.
  4. La forma artística del cuento es proyección de la forma psicológica del cuentista, y como cuenta para entretener a otras personas o lectores, podríamos generalizar y decir que la forma artística del cuento es proyección psicológica de toda la especie humana: en el acto de concebir o leer un cuento se hacen visibles las funciones psicológicas del interés, la atención, la curiosidad, la duda, la impaciencia, el presentimiento, la expectativa, la imaginación, la memoria, la simpatía, la antipatía, el deseo, el temor, el espíritu de contradicción, la travesura, el placer, la sorpresa, etc. De hecho ocurre en todos los cuentos de este libro.
  5. Del origen de los cuentos: De los primeros cuentos del mundo, tal como los cuentos de “Al abrigo del Monte Abantos”, a mi entender, tal como nos dice Horacio Quiroga en “El decálogo del perfecto cuentista”, surgen como de una diversión, en una conversación. Por lo que se puede afirmar que los cuentos se desprendieron de otros géneros: historia, mitología, oratoria, poesía, drama, etc.- que conversaban entre sí. Es decir, el cuento surge de una persona quien, excitada por algo que le ha llamado la atención, excita a sus interlocutores contándoselo. Es decir, el cuento es un texto desprendido de un contexto, desprendido de un correlato, por lo que ha de apoyarse en ciertos sobrentendidos, y también muchos de los cuentos de este libro se apoyan en temas sobreentendidos por sus personajes, o bien, teniendo en cuenta al receptor, por miles de lectores de nuestra actual sociedad.
  6. El cuento artístico que opera sobre lo maravilloso: Aquellos cuentos donde la trama adquiere más importancia que los propios protagonistas. De los cuales, tenemos varios de ellos en este libro, tipo de cuento tal las historias del Decamerón de Bocaccio o de los hermanos Grimm. No cito cuentos con estas características porque de hecho casi todos ellos, los 64 cuentos del libro, por mucho que parten y desarrollen una trama realista, todos operan y pasan por el tamiz de lo maravilloso,
  7. La originalidad y/o la sorpresa como elementos fundamentales del cuento: Ruiz Guirado tiene el acierto de sorprendernos en gran parte de los cuentos de este libro, de los que destaco “La mano blanca”, “El motor que mueve al mundo”, “La pelona”. Como no es mi intención adelantar argumentos, solo voy a repetir el título de dos de los cuentos, sin duda, más sorpresivos y originales del libro: “La carta” y “La carta sin remite”. Sea el autor quien en su intervención nos revele algo de estos cuentos sorpresivos.
  8. Cuentos de cuadros caracterológicos, un tanto autobiográficos: En los que importan sobre todo los rasgos morales y sociales de sus protagonistas. El protagonista representa aspectos típicos de ciertos oficios o profesiones: del soldado, del poeta, del pícaro, del hombre bueno o malo. En Ruiz Guirado, rozando el aspecto autobiográfico, domina los aspectos caracterológicos del poeta, del escritor un tanto frustrado que se repite a lo largo de todos sus cuentos, y, entre otras razones, confiere unidad a los mismos, rasgo fundamental el de la Unidad, en toda composición literaria. Destacando en este apartado de cuadro caracterológico/autobiográfico, uno de los mejores cuentos del libro, ambientado en la atmósfera rústica y poética que me llevará a citar más adelante los pros y contra del pensamiento filosófico de nuestros días, El transhumanismo. Me refiero a los cuentos titulados “La mano blanca”, “Mi ángel de la guarda”, “Mis paseos con Nico” y “Camino del cementerio”. Recuerden estos sus títulos porque vais a gozar leyéndolos
  9. Cuentos que parte de una Noticia o de un Mito o una Leyenda: Es decir, cuentos cuyas noticias o contenidos se encuentran entre el periodismo y la ficción, entre la religión y la ficción, entre la historia y la ficción. Y, José Ruiz Guirado, por ser periodista, y por haber vivido muchos años en tierras gallegas, proclives a las leyendas, reviste a sus cuentos de dichas partidas, ofreciéndole al lector toda una sinfonía de voces plurales, regionales, muchas veces emparentadas con las costumbres propias de meigas y aquelarres celtas. En este apartado, bien podríamos destacar el cuento“Docta ignorancia”, “El secreto” y “El último poeta”, por lo que tiene de imaginación popular, derivado de La Leyenda, y del eco popular mitológico, derivado del romance.
  10. Comparaciones entre novela y cuento: Diferencias con la novela: Dada las repeticiones a lo largo del libro, por parte del protagonista, entre la razón de ser novelista o quedarse en el mero oficio de cuentista, como si no fuera este último tan loable oficio y género como el primero. La novela es una trama abierta, y el cuento, en cambio, es una trama cerrada; La novela nos produce la impresión de estar leyendo algo que pasa y el cuento algo que pasó. Y los cuentos de José Ruiz Guirado cumplen con este requisito.
  11. Estructura del libro, unitariamente vinculado a cada uno de los contenidos de los cuentos: Estructura circular entre el primer y último cuento. El protagonista/autor/narrador, en su afán de ser novelista, trata del tema y tiene la esperanza de que muchas de sus cuentos, un día, se convierta por extensión en novelas de trescientas y más páginas, y dicho protagonista/autor/narrador, gane fama y gloria. A lo cual, yo añadiría, aprovechando estos momentos, que muchos autores, especialmente los sudamericanos, pongamos por ejemplo Cortázar y Borges, han pasado a la Historia de la Literatura más por su quehacer de cuentistas que de novelista, aún siendo también, y muy buenos, novelistas.
  12. Cuando se compara una novela de trescientas páginas con un cuento de dos, cuatro o seis páginas, lo inmediatamente visible es, en la novela, el protagonista, y en el cuento, la trama: Por lo que el cuentista es el verdadero protagonista de su cuento, equivalente a manifestar: el poeta es el protagonista de su poema lírico.
  13. Posición o punto de vista del Narrador: Ruiz Guirado en este libro, en un total de treinta y un cuentos, ensaya los siguientes puntos de vistas, confiriéndole al libro, la suficiente variedad con la finalidad de no repetirse, ser original y entretener al lector: a) Narrador protagonista; b) Narrador-testigo; c) Narrador en tercera persona; d) Narrador omnisciente; e) Narrador-cuasi omnisciente.
  14. Cuentos provistos de: Ironía, humor, parodia, sarcasmo… (Requisito, este último, del cual voluntariamente callo, a la espera de la explicación del autor en su inmediata intervención).
  15. Objetividad, subjetividad; tono, atmósfera: Prevalece la atmósfera física más que la metafórica, de tal manera que la característica que resalto como mayor logro de su libro de cuentos es la creación del paisaje, del entorno donde se desenvuelven las distintas tramas de los cuentos ”Al abrigo del Monte Abantos”.
  16. Cuento poético: Los cuentos poéticos de este libro, son representativos exclusivos de este apartado, aunque muchos otros se revisten del aliento lírico de la prosa del autor, y, por su belleza y atmósfera poética de cuento maravilloso, yo, desde este estrado de presentador, recomiendo los lean todos los asistentes, dado que bien podrían algunos títulos, figurar entre los cuentos más bellos de este incipiente siglo nuestro XXI.

Por todo lo dicho, me voy a permitir el lujo de decir quedos buenos amigos, con proyectos interiores de vida, en parte semejante, el uno poeta, novelista y dramaturgo, y, el otro, cronista-cuentista con afán de afianzarse como poeta y en lucha íntima por llegar a ser novelista y tal vez cronista de su pueblo San Lorenzo de El Escorial, se han enfrentado en esta presentación: el que os habla como crítico literario, y el que, a continuación, autor de este interesante libro de cuentos, como cuentista va a tomar la palabra para ampliar, revocar, incidir, aclarar, e, incluso, no estar de acuerdo, con parte del contenido de esta presentación, la cual, agradeciendo y dando las gracias a todos los presentes por su asistencia y por la atención prestada, llega a su fin.

Mariano Rivera Cross

Catedrático y escritor

Ver todas las entradas de Mariano Rivera Cross →