abril de 2024 - VIII Año

‘(r)Evolución’, de Paty Liñán

(r)Evolución
Paty Liñán
Sial Pigmalión, 2023
102 páginas

(r)Evolución es el título del último libro de Paty Liñán (Patricia Moreno Liñán) que junto a los poemarios Sentimientos: érase una vez las estaciones (2019) y La cuerda de los elementos (2021), conforman la producción poética publicada por esta autora hasta fecha. En (r)Evolución la poeta entrega al público lector veinticuatro poemas: veintitrés poemas extensos (la mayoría supera el medio centenar de versos y alguno llega a rebasar los ciento veinte) a los que debemos sumar un breve poema final de autoría compartida, firmado por Carmen Salamanca y Paty Liñán.

La poesía de Liñán demanda una lectura atenta. La dimensión expresiva de la palabra es el núcleo esencial de los poemas de la autora. La palabra poética, a través de la cual la escritora se expone y desvela su más hondo sentir sobre asuntos o cuestiones que laten en su fuero interno. Valgan de ejemplo estos versos del poema ‘En las redes de tu mentira’: “La amistad también pesa, amiga, / también duele y canta a la luna / si se requiere.” La palabra como instrumento para elaborar imágenes lucíferas, abstractas o precisas que revelan una forma única, original, de mirar e interpretar aquello que incide en su persona o sale a su encuentro. Quehacer creativo del que brotan poemas como ‘El polvo del camino’, donde podemos leer versos que ilustran lo comentado con aterioridad: “Rocosas criaturas me persiguen, / pomposos escenarios anuncian / una creación sin fronteras. / Un hálito atrapa la pompa de la vida / ¿Y qué logra con ello la muerte, señora de todo? / Es arcilla la pequeña llama, / el sudario que los envuelve. /…/ Baila la tarde, en los charcos, / en boscosas urdimbres, / briznas de incienso que rodean, / crecen entre soledades las miserias / de las flores más osadas. / En el estío sobreviven / entre las ascuas del destino.”

En este sentido, las acertadas consideraciones de José María Triper en el Introito al libro sirven para dilucidar el trasfondo de los versos de Liñán: “La exposición al mundo de un mundo interior que rebosa sentimiento. Acordes plenos de lirismo que nos trasmiten esa sinceridad desbordante que nos revela una mujer entera, firme, desprovista de pudor para revelarnos las intimidades de su esencia sin mentiras ni dobleces.”

En la poesía que atesora (r)Evolución se observa el empleo de un léxico amplio y escogido, con el cual la autora confecciona un intenso discurso poético. Los siguientes versos del poema ‘Esa voz que anuncia’ son muestra de ello: “La penitencia invade sus dominios, / sortijas de cartón, lo cotidiano del desierto, / con sus palmeras errantes, férreos / oráculos indomables, órbitas ebrias / en paraísos ínfimos que escudriñan / exhumadas calaveras, aquellas poblaciones / que erigieron entre torbellinos / el torreón de las mentiras, el castillo / de barro entre lágrimas del adiós.”

Son pues numerosos los elementos que afloran en la poesía de Liñán. De forma expresa o sutil, la poeta plasma sus pensamientos o anhelos más intrínsecos, así como las valoraciones que realiza de su entorno inmediato o de la sociedad en la que está inmersa. Pero, a mi juicio, hay algo más que debe destacarse. En los versos de (r)Evolución hay una búsqueda de respuestas que únicamente la palabra trasformada en poesía puede ofrecer a la autora. Sólo la creación poética puede componer el tamiz a través del cual la poeta filtra la realidad, hasta hacer de la poesía singular caleidoscopio. Por medio de la poesía, Liñán sintoniza con el misterio de la existencia —tanto si se inspira en un tema cotidiano o tiene una motivación trascendental— e indaga en el enigma de la condición humana.

Así, la poeta escribe en el poema ‘Duendes en la madrugada’: “La fuga de personajes cotidianos, rebelión / entre las estatuas de sal, agua clara / entre los meandros…” y unas páginas más tarde, en el poema ‘Tu sombra al trasluz’ asevera: “Tu sonrisa junto al muro / de las desgarraduras, / tus falsos besos a esta hoguera / que palpita.”

Liñán configura un lenguaje poético exclusivo para formular lo que desea transmitir al público lector: “Y pesan los días contrariados, / como losas sus alianzas, / las sombras de sus ecos, / los zafiros envueltos en sudarios / y entre las mejillas de otro lado, / de otros mares.”, declara en el poema ‘Liberar al viento’ y en el titulado ‘Alma en desorden’ proclama: “Y es tu lengua prisionera de aquel embrujo, / son las manos leprosas, miserables, / muerden la tregua en graneros vacíos, / en el monte de las desgarraduras. / La alcoba que sabe las ganas / de alcanzar la techumbre del inmenso universo, / juego del mundo, que clava nostalgias.” En (r)Evolución es posible advertir cómo para la autora las palabras son ante todo objetos preciados, bellas teselas con las que disponer los mosaicos que constituyen cada uno de sus poemas.

“La vida es una silueta extraña.”, sostiene la autora en su poema ‘Pequeñas orquestas’, donde surgen preguntas entre sus versos: “¿Y qué envuelve las sombras / en su hábitat perenne de zafiros irrompibles?”. La experiencia vital se entrelaza con un imaginario a veces difícil de descifrar en el que incluso lo inanimado adquiere aliento vital: “Un reloj leproso me ataca con su ejército / de víboras agujas, impío pisa los castillos / que erigías, embruja las alegorías / y deja volver la profecía, los retoños / del relámpago, / la llama del gladiador, / urdir malezas en las sílabas de las semillas.”, anota en el poema ‘He visto pasar’. En consecuencia, como comenta en el Epílogo del libro Carmen Salamanca, cercana conocedora de la trayectoria creativa de Liñán, “De una poesía intimista, basada en un mundo interior, en los sentimientos, Paty ha pasado a una manera de escribir enlazada en la escritura universal…,”, y añade “Se ha abierto al mundo, tanto en la temática como en la forma.”

La poesía de Paty Liñán en (r)Evolución son ‘Pensamientos de una flor’ o bien ‘La herida de poetas / renacidos en su mancha hastiada.” (versos entresacados del poema ‘Tu propio método’), también los «Trazos en las arrugas de un reloj, un tétrico / tinte que testimonia la errante pólvora.» (del poema ‘Libertad) o es «La hora de la profanación y de fustigar los soles / en la orilla, en el canto rodado, de migrar / del inquisidor presagio de la puerta cerrada.» (del poema ‘Yo te libero’), porque el material poético del que se nutre la autora es múltiple y profuso.  En todo ello, hay un privativo código poético, impenetrable sólo en apariencia , que la poeta nos entrega en sus poemas para discernir lo indescifrable. A la luz de la palabra, el continente poético de Liñán es un territorio que invita a ser explorado. En cualquier caso, en su poema ‘Esa es tu alegría’ la escritora nos proporciona una clave a tener muy en cuenta: “No etiquetéis la poesía…,”. Añadiría: si es del agrado del lector o lectora, cada cual deberá, si así lo estima, hacerla suya.

COMPÁRTELO:

Escrito por

Archivo Entreletras

Michel Foucault, en el crepúsculo del pensamiento
Michel Foucault, en el crepúsculo del pensamiento

Michel Foucault (1926-1984), profesor de psicología que terminó siéndolo de filosofía, es el más genuino representante de esa línea de…

Casado ¿pactas o te desentiendes?
Casado ¿pactas o te desentiendes?

Atravesamos la crisis más importante de nuestra generación. Cuando dobleguemos al virus que amenaza nuestras vidas, habremos de afrontar, además,…

El cientificismo: una doctrina anti-científica
El cientificismo: una doctrina anti-científica

Ilustración de Eugenio Rivera En los dos últimos siglos, en paralelo al desarrollo científico, nació la…

282