mayo de 2024 - VIII Año

Carmen de Burgos una pionera del feminismo en España (y II)

Líder del incipiente movimiento feminista que tuvo una presencia significativa en la vida social

Carmen de Burgos por Lucie Geffre. Ateneo de Madrid, 2022

Carmen de Burgos Seguí, también conocida por su seudónimo «Colombine», fue una destacada escritora, periodista y defensora de los derechos de la mujer, considerada una de las figuras feministas más importantes de su tiempo. En esta segunda parte desarrollamos su pasión literaria y periodística que le hizo ser famosa y aglutinar al público femenino cada vez más culto en la defensa de sus derechos de participación pública social y política en igualdad de condiciones con los varones.

A partir de 1907 empezó a publicar relatos breves, en un formato económicamente asequible, en El Cuento Semanal, revista ideada por Eduardo Zamacois, con un enorme éxito. Llegaron a aparecer hasta unos cuarenta, lo que da idea de su fecundidad creativa, también en otras publicaciones similares como La Novela Corta, La Novela Semanal, Los Contemporáneos, La Novela de Hoy, El Libro Popular y La Novela Mundial. Eran novelas breves de ambiente realista, protagonizadas siempre por mujeres que, pese a su tono crítico, esbozaban finales que les permitían independizarse y salir adelante gracias a su esfuerzo.

En 1908 se estableció como profesora en Madrid, dando clases de Historia, Geografía, Lengua española, Ética, Derecho y Legislación escolar. En 1909, comienza una relación sentimental con Ramón Gómez de la Serna, al que doblaba la edad, que se prolongaría durante 20 años.

Funda la revista Crítica donde recupera la cultura sefardí y recoge las nuevas tendencias literarias. Por problemas económicos tuvo que cerrarla, pero Ramón heredó la revista Prometeo, lo que le permitió seguir escribiendo. Publicó también en el Diario Universal, en ABC, La correspondencia de España y El Globo, de Madrid, y en El Campeón del Magisterio, de Valencia. También era colaboradora de El Heraldo de Madrid, publicación que le permitió ir a Melilla como corresponsal de guerra en 1909. Sus crónicas antibelicistas vienen recogidas en el libro En la guerra (1920).

Carmen de Burgos y Ramón Gómez de la Serna

En 1911 publica la biografía de Leopardi, gracias a las impresiones de su primer viaje a Italia. En 1913 recorrió Sudamérica y al año siguiente volvió a visitar Italia y Francia. A partir de 1915 viajó con Gómez de la Serna con frecuencia a Portugal, para ella un punto de referencia político y cultural. Entabló amistad con Julio Romero de Torres, que le hizo un retrato que la muestra ya como una escritora consolidada.

En 1919 publica Fígaro, una biografía de Larra, escritor al que admiraba desde sus primeros pasos en la literatura. En 1921 apareció El artículo 438, novela corta en la que reclamaba el cambio de las leyes que venían perjudicando a la mujer por el simple hecho de serlo. En el mismo año es elegida presidenta de la asociación Cruzada de Mujeres Españolas. Lideró la primera manifestación de las sufragistas españolas y presidió la Liga Internacional de Mujeres Ibéricas e Hispanoamericanas dos años más tarde. En 1927 publica La mujer moderna y sus derechos, recopilación de sus aportaciones al feminismo. El libro trata del divorcio, del sufragio universal, de la capacidad intelectual de la mujer y de la libertad en el amor. En 1923 había escrito La malcasada, en donde reflejaba su primera infelicidad matrimonial.

En 1929 rompe con Gómez de la Serna por engañarla con su propia hija, actriz de la obra teatral Los medios seres escrita por él. Tras la ruptura, Ramón marcha a París y posteriormente a Buenos Aires, donde conoce a la que sería su esposa, Luisa Sofovich.

Entre sus novelas más conocidas se encuentra Puñal de claveles, escrita al final de su vida y basada en el suceso conocido como el crimen de Níjar, que tuvo lugar en 1928 en el Cortijo del Fraile, en los Campos de Níjar, y que fue una de las inspiraciones con que contó Federico García Lorca para sus Bodas de Sangre.

Carmen de Burgos es la primera mujer redactora profesional con un espacio propio en la prensa, donde escribe bajo los seudónimos de “Colombine” y “Perico de los palotes”, con una columna semanal denominada “Lecturas para la mujer”, en la que plantea, entre otras, la cuestión del divorcio y la participación de la mujer en la política. Dando ejemplo, se afilia al Partido Republicano Radical Socialista (PRRS), tras varios intentos de hacerlo en otros partidos.

En Argentina se inicia en la masonería, pasa por el Gran Oriente Lusitano Unido y funda en España junto con su hija la logia femenina masónica “Amor número 1”. Al año siguiente escribe Gloriosa vida y desdichada muerte de don Rafael de Riego (Un crimen de los Borbones). Vive con pasión la llegada de la República y participa en multitud de mítines. En el Círculo Republicano Radical Socialista de Madrid, mientras daba uno de ellos, falleció repentinamente a la edad de 64 años. Fue enterrada en el cementerio civil de Madrid.

Sus obras literarias exploraban temas de honda raíz feminista como la emancipación de la mujer, la igualdad de género o la injusticia social. A través de sus escritos, siempre desafió las normas sociales y abogó por los derechos de las mujeres. Fue defensora del sufragio femenino y participó activamente en varios movimientos feministas de su época. Su primer objetivo, verdadero punto de partida tan adelantado a su época, era que la sociedad tomara conciencia de la violencia doméstica que sufría la mujer, de la imprescindible educación de las mujeres y de su independencia económica. Ella defendía que las mujeres debían tener las mismas oportunidades que los hombres en todos los aspectos de la vida e impulsó los cambios sociales para lograrlo.

Carmen de Burgos fue una pionera que rompió las barreras de género en el mundo literario y periodístico español. En España, su activismo y su obra, tan adelantados a su tiempo, tuvieron un papel importante en el avance de la causa de los derechos de la mujer. Hoy, la figura de Carmen de Burgos sigue inspirando a feministas y escritoras de todo el mundo porque su aportación a la justicia social y a la igualdad de derechos de las mujeres ha sido —y es— imprescindible en la historia del feminismo.

Contenido relacionado:
Carmen de Burgos una pionera del feminismo en España (I)

COMPÁRTELO:

Escrito por

Archivo Entreletras

‘Música, delicias del asombro’ de Antonio Daganzo
‘Música, delicias del asombro’ de Antonio Daganzo

Música, delicias del asombro, de Antonio Daganzo Ondina Ediciones, Colección Teknós Madrid, 2023 228 páginas   El pasado día 22…

Recordando a Luis Gómez Llorente y su ‘pablismo’
Recordando a Luis Gómez Llorente y su ‘pablismo’

…era solo un fragmento de la totalidad de su esperanza Ángel González En estos días de confinamiento he estado dándole…

Protágoras de Abdera (480 – 411 a.C.)
Protágoras de Abdera (480 – 411 a.C.)

Un pensador perteneciente al círculo de Pericles, sofista de primera generación, escurridizo, defensor del régimen democrático, pedagogo y dialéctico. Es,…

172