septiembre 2020 - IV Año

ACTUALIDAD

Elecciones en el Ateneo de Madrid. Hablamos con Francisco Forte, candidato a Depositario de la Junta de Gobierno.

Por Juan Esparza.- / Octubre 2019

forte1Como todos los años por estas fechas el Ateneo de Madrid celebra elecciones para renovar los cargos de sus diversas Secciones. En esta ocasión los socios y socias del Ateneo madrileño deberán elegir también el próximo miércoles 30 de octubre a la persona que ocupará el puesto de Depositario en su Junta de Gobierno. Entreletras ha conversado con Francisco Forte, socio del Ateneo que aspira a ser elegido para ocupar dicha responsabilidad.

-Usted es socio del Ateneo de Madrid desde hace tiempo. ¿Por qué ha decidido presentarse ahora para ocupar el cargo de Depositario en la Junta de Gobierno de la ‘Docta Casa’?

-Soy socio del Ateneo desde 2004. Anteriormente, ya me presenté a otros cargos y ahora por razones personales ha dimitido el anterior depositario quedando vacante el Cargo. Por eso concurro a dicho cargo como candidato independiente, con el lema ‘Claridad’. El Ateneo está a las puertas de celebrar el bicentenario de su creación, hay que organizar muchos actos importantes y hay que administrar todo lo que tenemos. Y si muchos socios me animan a presentarme y si desde mi condición de economista puedo ser útil a esta emblemática Institución considerada de ‘utilidad pública’ que funciona sin ánimo de lucro, me presento.

Dígame, ¿cuál es la labor del Depositario de la Junta de Gobierno del Ateneo?

-Según el capítulo VI del reglamento de la casa y viendo éste en su conjunto, se deriva que las obligaciones del depositario consisten en custodiar el patrimonio y administrar todos los fondos del Ateneo, Esto significa conservar y administrar lo habido y por supuesto conseguir nuevos fondos para cubrir los gastos fijos sin que se desperdicie ni un céntimo. Cada año hay que presentar los presupuestos y dar cuenta anual del ejercicio. Presupuestos y Cuentas tienen que ser aprobados por la Junta general de socios. Y Esto con toda claridad, que como ya dije es mi lema. No hay que olvidar la importancia del Ateneo en la vida cultural española y madrileña en particular, mantenerla y engrandecerla a ser posible.

Forte con un retrato de Nicolás SalmerónForte con un retrato de Nicolás Salmerón-Qué destacaría usted de su trayectoria y experiencia profesional que le hace el candidato idóneo para ocupar el puesto de Depositario del Ateneo.

-He trabajado 32 años en otra Institución también sin fin de lucro, de ‘utilidad pública’, de las llamadas de ‘economía social’, de servicios sociales y también culturales, en ese caso para un colectivo más específico, la ONCE, también democrática, donde las opiniones de los asociados pesan mucho en la toma de decisiones de los jefes. Allí he tenido principalmente responsabilidades de carácter económico como corresponde a mi licenciatura. En mi resumido currículo, que he publicitado para pedirles el voto, queda suficientemente claro por mi formación contínua y mi experiencia.

-¿Cuáles son los ejes principales sobre los que gira su programa electoral?

-El primero la ya citada ‘Claridad’ en las cuentas, en los fundamentos de los gastos, los contratos ya existentes, los que se hayan de renovar, los que no, los que se realicen exnovo. Siempre previo conocimiento de los socios y con su aprobación. El segundo sería el rigor en las actuaciones. Han de existir unos criterios claros que nos marquen el camino a seguir para no ir al libre albedrío de las circunstancias. En suma, lo más parecido a un plan estratégico como los que ya he diseñado y ejecutado en mi profesión. El tercero sería el respeto a la voluntad democrática expresada por los y las ateneístas. Hemos de saber muy claro cuáles son sus preferencias para poder satisfacer sus legítimas inquietudes acordes a las del Ateneo. Por último, aunque no lo menos importante, conseguir una financiación suficiente, estable y permanente que nos proporciones estabilidad en el medio y largo plazo. Una masa social estable que pueda financiar unos gastos imprescindibles, unas líneas claras de aprovechamiento del patrimonio y una política de colaboración con otras entidades culturales, científicas y artísticas que permitan aprovechar las llamadas sinergias como se predica en la economía social.

-Brevemente, ¿qué le diría a un socio o a una socia del Ateneo para que votara por usted en las próximas elecciones del 30 de octubre?

-Si ya me conoce, sabe que soy fiel a mis principios e independiente en mis actuaciones. Que cuando me comprometo en una tarea cumplo con ella y con lo que he predicado respecto de ella. Que nunca me amilanaré por las dificultades. En resumen, que cuanto les he prometido se cumplirá. Si me votan el día 30, les aseguro que el el próximo 4 de noviembre tendrán la primera prueba.

-¿Cuál será la primera medida que tomará si sale elegido?

-La primera, por ser un requerimiento administrativo ha de ser validar mi firma en las entidades financieras donde el Ateneo tiene cuentas, tanto para tramitar los cobros de las cuotas, como para poder realizar los pagos que estén presupuestados, comprometidos y justificados. Después habrá que hacerse cargo de la situación financiera, realizar un calendario fiel de tesorería (contemplando todos los ingresos, en su fecha valor) y todos los pagos en sus fechas de devengo. Hay profesionales en la Docta Casa que llevan las cuentas niqueladas, pero seguro que les vendrá bien mi apoyo moral. Finalmente, habrá de revisar las ‘letras pequeñas’ de los contratos de servicios, obras y suministros. Sé que arriesgo mucho en este proyecto y que pongo en jaque mi prestigio profesional, pero creo que mi disposición es lo suficientemente seria como para que los socios confíen en mí. Le aseguro que no se arrepentirán.