junio 2021 - V Año

ACTUALIDAD

La Fundación UPDEA cierra sus puertas

[Fuente: EFE).- Más de 300 alumnos mayores de 50 años aseguran haber perdido el dinero pagado por sus matrículas y reserva de viajes tras cerrar sus puertas la Fundación UPDEA-Universidad de Adultos, situada en Madrid. Según explican los afectados en un comunicado, desde «el mes de mayo se estuvo cobrando a los socios de la Fundación, todos mayores de 50 años, el importe de los cursos anuales, cuatrimestrales y seminarios de diversas materias de humanidades, idiomas y audiovisual», además de las reservas de viajes que debían empezar en octubre y durar hasta junio de 2021.

En octubre pasado la fundación anunció «el aplazamiento de todas las actividades y su reorganización a partir de enero de 2021, aduciendo los problemas causados por el nuevo estado de alarma».

En la web de la Fundación se publicaron entonces las nuevas fechas para la realización de dichos cursos hasta junio del próximo año, mientras se siguieron realizando y cobrando matrículas durante los meses de octubre y noviembre para los cursos que debían comenzar en enero de 2021.

Ante la falta de respuesta de los directivos de UPDEA a las consultas que se realizaban, un grupo de alumnos empezó a recabar «datos sobre las personas afectadas -por el momento más de 315- que han perdido en conjunto más de 165.000 euros», según la documentación que han reunido.

«Lo único cierto que han podido lograr es la confirmación del cierre de los locales, manifestada por el conserje del edificio en el que se impartían las clases y que era también la sede de la secretaría», añaden.

Desde hace dos decenios, la Fundación UPDEA ha estado impartiendo diferentes asignaturas mediante cursos anuales, cuatrimestrales y seminarios, además de organizar viajes culturales nacionales e internacionales para los alumnos, «la mayoría entre 65 y 75 años», aseguran los afectados.

Para el curso 2020/21, el plazo de matriculación se abrió en mayo y se mantuvo hasta finales de septiembre pasado. Desde el inicio de la pandemia en marzo, los cursos y seminarios pasaron a impartirse ‘online’ hasta finales de junio, y la mayoría de cursos para el próximo año se habían programado ‘online’ o semipresenciales.

“Sin embargo, todo esto ha resultado ser falso. En noviembre, una vez completado el periodo de matrícula, y después de un silencio que ahora resulta revelador, los alumnos hemos descubierto que, durante ese mes, las instalaciones en la calle Barceló se han vaciado y que han desaparecido todas las líneas de comunicación, incluida la página web, que ha dejado de estar operativa”, afirma uno de los afectados.

Tras intentar sin éxito contactar con la dirección de la fundación y algún otro miembro del patronato, los alumnos están «canalizando la información y analizando las medidas legales o de protesta que estudian emprender», concluyen. EFE