septiembre 2020 - IV Año

ACTUALIDAD

La Policía intensifica los controles tras aumentar los detenidos por saltarse el confinamiento

La Policía Nacional y la Guardia Civil han expresado su preocupación por «la tendencia alcista» en el número de detenidos por desobediencia al incumplir las normas del estado de alarma y han advertido de que los agentes actúan con proporcionalidad pero con «tolerancia cero» hacia los insolidarios.

Desde que fue decretado el estado de alarma por la pandemia del coronavirus las Fuerzas de Seguridad del Estado han detenido a 223 personas, de ellas 60 este miércoles y 75 este jueves, según los datos facilitados por los responsables de ambos cuerpos.

«El único dato que nos causa preocupación y ocupación es que está aumentando el número de detenidos (…) Es una tendencia alcista», ha destacado el director adjunto operativo de la Policía Nacional, José Ángel González, que ha comparecido junto el también número dos de la Guardia Civil, Laurentino Ceña, en la rueda de prensa posterior al comité de seguimiento del COVID-19.

En concreto, la Policía Nacional ha detenido en las últimas veinticuatro horas a 55 personas y la Guardia Civil a 20. En todos los casos por desobediencia y resistencia a la autoridad tras incumplir las restricciones de movilidad impuestas por el estado de alarma desde hace seis días.

El teniente general Laurentino Ceña ha señalado que en el marco de este dispositivo por el estado de alarma la Guardia Civil ha detenido a 43 personas por delitos contra el patrimonio.

Pero ha destacado que durante estos días el descenso de la delincuencia ha sido muy notable, en más de un 50 por ciento en el territorio de actuación de la Guardia Civil, en el que el número de arrestados por delitos ha bajado un 60 por ciento, a lo que ha contribuido «el confinamiento de las personas en sus domicilios y las dificultades de movilidad».

Sin embargo ha expresado su preocupación por la incidencia de la ciberdelincuencia ante el empleo intensivo que realizan estos días los ciudadanos de los sistemas de internet para comunicarse e informarse, y ha alertado que algunas ofertas comerciales relacionadas con el virus pueden contener programas maliciosos, por lo que ha pedido prudencia en el uso de las redes.

Ante esta situación el grupo de delitos telemáticos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha habilitado un canal específico para informar a los ciudadanos sobre este asunto, especialmente en lo que se refiere a las ventas fraudulentas que usan el COVID como gancho, que es ciberestafas@guardiacivil.org

Al respecto el comisario principal José Ángel González ha advertido de que cada día se detectan más bulos en las redes sociales y ha pedido a todos los ciudadanos que no se dejen engañar y que ante cualquier duda que lo comuniquen a la Policía.

«La Policía va a seguir actuando con profesionalidad, proporcionalidad, sentido común y caso a caso, pero ante los incumplimientos tolerancia cero absoluta», ha dejado claro el comisario principal, que ha advertido que la vigilancia se realiza «por tierra, mar y aire».

En este sentido ha informado de que uno de los helicópteros que realizan patrullas rutinarias en Madrid detectó una fiesta con una gran cantidad de jóvenes en un lugar inhóspito de difícil visión lo que fue comunicado agentes de tierra que procedieron a sancionar a todas las personas que se encontraban en el lugar.

De todas formas el responsable policial ha valorado la «muy buena colaboración» de los ciudadanos lo que ha permitido que siga en general la normalidad incluso tras el restablecimiento de las fronteras terrestres, donde las Fuerzas de Seguridad españolas están contando con una «buena colaboración» de las de Francia y Portugal.

De esta forma ha destacado que el primer día del restablecimiento de las fronteras se produjeron tres mil inadmisiones para entrar en España pero este jueves ya solo fueron quinientas y se registraron 5.872 vehículos.

Ha añadido que de cara a este fin de semana la Policía Nacional va a intensificar y potenciar las patrullas en aeropuertos y estaciones ferroviarias y de autocares para evitar aglomeraciones así como en las salidas y entradas de las ciudades aunque ha recordado que hay que cumplir las restricciones de movilidad del real decreto del estado de alarma y que no se puede viajar a segundas residencias.

El teniente general Laurentino Ceña ha señalado que la Guardia Civil ha realizado este miércoles más de 15.000 controles en carreteras interurbanas para disuadir del uso de vehículos por causas no autorizadas.

Por otra parte ha comentado que la Guardia Civil de Tráfico ha colaborado con una empresa de Asturias que está desarrollando un prototipo de respirador y que necesitaba un tipo de pieza que no encontraba en el mercado y que se parece mucho a las boquillas de controles de alcoholemia que este Cuerpo uso.

«Evidentemente cuando lo supimos pusimos a su disposición el lote correspondiente», ha dicho.