octubre 2021 - V Año

ARTE

¡El pintor Jesús Crespo incendia la Galería Arniches!

Exposición ‘Humo a la cabeza’ de Jesús Crespo en la Galería ‘Arniches 26’ de Madrid (calle de Carlos Arniches, 26). Hasta el 9 de octubre. Mié/Jue/Vie: 17:00-19:00 horas. Sáb/Dom: 11:00-14:00 horas

“¡Soy el fuego en que te abrasas!
¡Soy el viento en que suspiras!”
El amor brujo
. María Lejárraga/ Manuel de Falla

Hoguera de Jesús Crespo

Empieza la temporada artística y todas las galerías vuelven por sus fueros, más allá de pandemias y letargos. En este sentido, en pleno corazón de El Rastro madrileño, la inquieta Galería Arniches  apuesta por sorprender de nuevo  al respetable con una muestra que logra iluminar con luz propia este barrio de anticuarios, almonedas y chamarileros.

Desde el 11 de septiembre la profunda obra pictórica del artista Jesús Crespo sube la temperatura plástica del local con una propuesta altamente inflamable: ‘Humo a la cabeza’. Y la ocasión no puede ser más oportuna entre estas callejas castizas  de zarzuela con el recuerdo del tufo a gallinejas y tejeringos que nos evoca la célebre romanza, cuasiparáfrasis del título de la exhibición, “Por el humo se sabe dónde está el fuego”, de la ‘Doña Francisquita’ del maestro Amadeo Vives.

Y esta repentina bocanada de aire fresco entre las llamaradas de fuego tan inesperado conecta con antecedentes harto venerables.

Burning find de Jesús Crespo

En 1953 Salvador Dalí y Jean Cocteau visitaron juntos el Museo de El Prado y cuando terminaron la visita se celebró una rueda de prensa en el cercano Hotel Ritz.  Un periodista, con ánimo de ponerles en un brete,  les hizo a los dos la misma pregunta: “¿Si se hubiera quemado el Prado qué se habría llevado usted del museo?”. Mientras que el poeta francés, en un alarde provocador lleno de originalidad, respondía que él se hubiera llevado el fuego, el pintor de Cadaqués, para rizar más el rizo, apostó sin embargo por llevarse el aire y, específicamente, el aire de ‘Las Meninas’ de Velázquez.

Jesús Crespo, más ambicioso que ambos y tan original como ellos, acepta el desafío de adueñarse de una tacada de tan dispares elementos y meterlos juntos en la recoleta galería de El Rastro para atizar la hoguera que nos deslumbra desde las paredes del hermoso espacio expositivo de Ricardo Pernas y Marcos Rioja.

La muestra,  cargada de magia y fascinación, a cargo de este joven demiurgo nos quiere contagiar la sobria algarabía de los colores ígneos de sus telas que devienen improvisada paleta, oportuno sparring y/o amante voraz, según los casos, en un duelo  cuerpo a cuerpo, gozoso y tórrido, con sus obras. Duelo, se nos antoja, donde la fisicidad del acto creativo alcanza el rango de protagonista en un ejercicio de  extrema identificación del artista y su arte. El propio Crespo confiesa que es un “pintor de hombro” más que “de muñeca”.  De ahí la decidida vocación del artista por los grandes formatos.  En la exposición disponemos de dos magníficos ejemplos: ‘Burning find’ y ‘Messy dawn find’, ambos de la Serie Lub.

Sin embargo, a mi juicio, la obra que amalgama todo el fecundo potencial de Crespo en la exposición es la instalación de 75 piezas de pequeño formato titulada ‘Hoguera’, que crea con un afán holístico, en el que el discurso facetado del fuego y sus consecuencias, a través de intervenciones sobre diversos soportes que van desde revistas ilustradas hasta cuadros familiares, multiplica su efecto purificador en una suerte de escenografía dantesca y embriagadora. Por último, la tela ‘Soft face’ se sitúa entra las dos propuestas anteriores y ofrece un encanto particular.

Messy dawn find de Jesús Crespo

El trabajo de Jesús Crespo, que en un primer momento podemos precipitadamente adjetivar de abstracto, nos interpela desde la más pura gestualidad pero poco a poco nos irá trasladando, por el fenómeno de la pareidolia, a un topos menos intelectualizado donde seremos capaces de reconocer formas o atisbos de formas que nos abisman en una terra ignota y en la que las sugerencias están al cabo de la calle.

Si en un comienzo el proceso suele apoyarse en un gesto de automatismo psíquico, como los de aquella legendaria generación del action painting norteamericano, para romper la virginidad de la tela y conjurar “el miedo al papel en blanco”, enseguida el pintor se ancla al orden autoimpuesto de su trazo iniciático y se interna en la senda de un trabajo muy personal donde la inspiración cabalga a lomos de una minuciosa  elaboración que busca el ritmo cromático con un marcado sentido musical. El diálogo centrípeto/centrífugo adquiere un franciscano equilibrio compositivo que define el riguroso trabajo del artista y el acabado final bascula en ese territorio ambiguo entre la abstracción y la figuración que define el concepto que del arte tiene Crespo. Rara avis dentro del panorama artístico actual de nuestro país, el pintor se complace en una investigación sin prejuicios que no deja nada fuera y no se adscribe dócilmente a ninguna etiqueta como tal.

En una primera fase, Crespo suele dar una imprimación inicial al lienzo para buscar una propiedad inédita del material pictórico, que acostumbra a ser el óleo, aunque también juegue con pinturas luniniscentes  en ocasiones. El resultado es de una belleza arrebatadora donde el  valor matérico de los pigmentos  se alía con su valor grafico e incluso caligráfico en un sentido lato. Polifonía de color que rehúye los colores primarios para buscar efectos evocadores e inquietantes que no dejan indiferente al espectador, a imagen y semejanza de un Opus Magnum donde la combustión transmuta la materia en un estado semilíquido de color rojo brillante, que los alquimistas llamaban rubedo.

El espectador a su vez se transmuta en circunstancial chamán para la ocasión y  culmina el proceso creativo propuesto por el autor gracias a la metamorfosis que se resuelve en un ceremonial juego de espejos.   Por obra y gracia del mismo, el visitante se enfrentará a unas obras serenas pero desbordantes, en sutil paradoja, que pese a su grafismo nervioso e incluso agresivo  es  atemperado por una cocina del color mimada  a fuego lento, nunca mejor dicho, para adquirir una dimensión gastronómica o comestible que el propio Dalí otorgaba a la buena pintura. Ya sólo queda que cada uno de nosotros culminemos el abierto proceso con nuestro propio background, asumiendo el riesgo de semejante acrobacia y paladeemos el placer que depara toda mirada cómplice, cerrando el círculo.

Soft face de Jesús Crespo

Si Crespo, en su particular liturgia, invoca uno de los cuatro elementos de los antiguos presocráticos a través de la simbología de los rojos y los amarillos, que en nuestro código cultural deviene fuego, su representación plástica se alejará con rotundidad del pacato canon de la mímesis que la tradición del arte ha codificado para tal extremo.  Nos enfrentamos a un esfuerzo  valiente lleno de lucidez, casi diríamos temerario, que articula una lectura polisémica que toda propuesta franca lleva implícita.

El fuego nos ilumina desde los albores del tiempo. Su valor civilizatorio lo ha convertido en nuestro inseparable  compañero de viaje, más allá de su capacidad destructiva que tristemente es noticia en los telediarios todos los veranos. Asimismo es innegable la fascinación que ejerce sobre cada uno de nosotros, desde la grandiosidad de fiestas como Las Fallas hasta la modesta fogata crepitante de un filandón.

La potencia semántica que el artista encuentra en el fuego se mueve en esa dialéctica de creación/destrucción que a lo largo de la Historia ha conformado nuestro mundo, desde los ritos ancestrales o los procesos de la inquisición por herejía hasta esa función domesticada y domesticable que articula las dualidades crudo/cocido y calor/color en el acto creador primigenio del  fiat lux bíblico o del catártico Siglo de las Luces.

Todo eso y mucho más encontramos en la propuesta ética/estética de Crespo, pirómano lírico que incendia nuestras íntimas emociones para que desentrañemos el oscuro misticismo de sus encendidas manifestaciones.

Si después de esta acalorada soflama, del que esto suscribe, desean pegarse fuego a lo bonzo en la Galería Arniches no olviden que las intensas llamas poéticas de Jesús Crespo les  achicharrarán, durante un buen rato, el aburrimiento y el tedio del tráfago diario.

Eso sí, al grito de: “¡Fuego! ¡Fuego!”, en este caso, desalojen la calle y entren velozmente en la sala, pero  dejen entrar a las mujeres y a los niños primero como es preceptivo en las situaciones de urgencia como esta. ¡La cosa está que arde! Afortunadamente, el Parque de Bomberos de la Puerta de Toledo está a tiro de piedra…

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ARTE

Arte

La “nave” Oporto atraca en el Puerto de Málaga: El minimalismo de los Carabancheles desembarca con calma chicha en la UMA.

Arte

Harry Lime, suspenso en ‘Historia del Arte’. Reflexiones sobre el Dadaísmo (I)

Arte

¡El pintor Jesús Crespo incendia la Galería Arniches!

Arte

Del racismo considerado como una de las bellas artes. Confesiones de un mitómano

Arte

‘Tosca’: celos, poder, intolerancia, pasión y engaño

Arte

Nuestras Natachas. Apuntes para una vanguardia rusa (y III)

Arte

La imagen humana: arte, identidades y simbolismo

Arte

Cantinflas, el Chaplin soviético. Apuntes para una vanguardia rusa (II)

Arte

El fotógrafo Rafael Trapiello expone su trabajo ‘Así fue’ en la Galería Arniches 26

Arte

¡Ay madre, que vienen los rusos! Apuntes para una vanguardia ¿soviética? (I)

Arte

Cristóbal Halffter: Posteridad de quien ya era historia viva

Arte

Chema mira por dentro

Arte

George Martin, el Maravilloso Mago de Oz

Arte

Tiempo para lo imposible, Óscar Vautherin en La Neomudéjar

Arte

Una ‘Norma’ con telones pintados

Arte

Joly Braga Santos y su “Cuarta Sinfonía”: El tesoro vecino

Arte

‘El parlamento de las monedas’. Exposición de Sofía Gandarias en el Ateneo de Madrid

Arte

El caso Spector: ¿Conocerle es amarle?

Arte

Bob Marley, la vuelta a casa del rey negro o la utopía de Etiopía

Arte

Expresionismo alemán en la colección del barón Thyssen-Bornemisza, arte en los tiempos del coronavirus

Arte

Indian Odyssey: El universo de Ravi Shankar. The Beatles en la India

Arte

La música en el Ateneo de Madrid: el Conde Morphy

Arte

Real: Don Juan en un bosque de ‘cruising’

Arte

Ludwig van Beethoven, el Miguel Ángel de la música, protagonista en el Ateneo de Madrid

Arte

‘El sueño americano’. Mucho más que pop art.

Arte

Pedro Miguel Marqués, ‘el Beethoven español’

Arte

Tirso de Molina y el cine. El terso torso de Tirso de Tarso.

Arte

Giuseppe Verdi en su viaje a España 

Arte

Dime tú, Antígona: ¿Ha cambiado algo en 2.500 años?

Arte

Seis años de ‘Clásicos a contratiempo’, de Antonio Daganzo

Arte

Las flores gigantes de Petrit Halilaj en el Palacio de Cristal del Retiro

Arte

Recordando a Joaquín Sorolla en el bicentenario de la Docta Casa

Arte

Madame Anselma y el Ateneo de Madrid

Arte

‘Those Were the Days’: La canción que Los Beatles nunca grabaron

Arte

Una hora y media en el Museo del Prado (y II)

Arte

Una hora y media en el Museo del Prado (I)

Arte

Arturo Benedetti Michelangeli, el arte de lo eterno

Arte

Alberto Sánchez y la Escuela de Vallecas

Arte

La tradición de los manuscritos iluminados del románico

Arte

El extraño rostro de Jaca

Arte

Vivir de milagro: lamento a dos voces

Arte

Sorolla: el dibujo como esencia de su obra

Arte

Cosecha femenina de Arte áulico y sacro en el Palacio Real de Madrid

Arte

Exposición ‘Imágenes y mil palabras’, fotopoesía de Elena Muñoz

Arte

2020: Los 250 años de Ludwig van Beethoven

Arte

Madrid, viernes 19 de noviembre de 1819

Arte

Un lienzo del Ateneo en la exposición ‘Benito Pérez Galdós, la verdad humana’

Arte

Boldini y la pintura española de finales del XIX

Arte

Pintor en Nueva York. Esteban Vicente y José Guerrero en la ciudad de García Lorca

Arte

Exposición ‘MetrallARTE’ de Goyo Salcedo en el Centro Social de Covibar

Arte

Ópera, pasión, poder y política

Arte

El Sahel en el corazón

Arte

Exposición: ‘Los impresionistas y la fotografía’

Arte

Pink Floyd sin los Beatles: matar al padre y ocultar su cadáver

Arte

David Wojnarowicz – La historia me quita el sueño

Arte

Fronteras del arte y la propaganda

Arte

Exposición ‘Extraño, Llano, Vacío’ en el Centro Coreano de Madrid

Arte

Exposición. ‘Kafka el visionario’.

Arte

Exposicion: ‘Balenciaga y la pintura española’

Arte

Exposición. ‘Pioneras. Mujeres artistas de la vanguardia rusa’.

Arte

Paula Rego en el CEART de Fuenlabrada. Giving fear a face. Poniéndole cara al miedo

Arte

Anatomía de un retrato regio

Arte

Juan Antonio Hormigón, estratega de la Cultura como bien social imprescindible

Arte

Exposición: Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre

Arte

Amazonías. Perú en ARCO Madrid 2019

Arte

Modus. A la manera de España

Arte

Arte contra el genocidio colonial en el Retiro. Dierk Schmidt expone ‘Culpa y deuda’

Arte

‘Vida de Pulpo’, Miquel Barceló en la Galería Elvira González

Arte

‘Enigmas’ de Ramón Margareto, una visión Geopop Art de la existencia

Arte

‘El mozo de mulas’, por fin: un hito en la recuperación del legado de Antonio José

Arte

Liberxina. Pop y nuevos comportamientos artísticos, 1966-1971

Arte

‘La puta de las mil noches’ de Juana Escabias en el Teatro Español

Arte

Tamara de Lempicka y la creación Art Decó

Arte

Montserrat Caballé: la naturalidad de la perfección, y la perfección de la naturalidad

Arte

Palabras e impresiones. ‘De la realidad a la fantasía’. Una singular artista en el Ateneo

Arte

Exposición de Dorothea Tanning en el Reina Sofía

Arte

Exposición: ‘Humberto Rivas. El creador de imágenes’

Arte

‘Músicas en la antigüedad’, exposición en CaixaForum Madrid

Arte

Yōkai, Iconografía de lo fantástico

Arte

Supervivientes de la lírica (en la muerte de Antonio Lagar)

Arte

Tectónica humana, lugares de poder. Hernán Cortés Moreno en Fundación Telefónica

Arte

‘Gritos y silencios’ de Domingo Huertes

Arte

Dadá ruso 1914-1924

Arte

‘La antropología de los sentimientos’ de Isabel Muñoz

Arte

La Zarzuela es Patrimonio Nacional

Arte

‘Gloriana’: suntuoso rescate de una joya escondida

Arte

Iglesias coloniales de El Salvador

Arte

Un viaje en el tiempo por Madrid de la mano de Gerardo Contreras

Arte

Visto… y no visto. ‘Inside Out’. Suse Stoisser

Arte

Tambascio: como insuflar vida a clásicos y modernos

Arte

El epitafio de Seikilos

Arte

Dos cuadros (familias reales a través de reales pintores)

Arte

Exposición ‘Warhol, el arte mecánico’

Arte

Exposición ‘Vuelan pájaros´ de Lee Chul Soo

Arte

Lluvia sobre el puente Atake

Arte

Lo bello, medio día de intelección

Arte

Alphonse Mucha nos recibe en palacio

Arte

‘Topografías’, un viaje por la fotografía de Berenice Abbott

Arte

‘Confluencias’, dos grandes de la Escuela de París

Arte

Colección Banco de Santander

Arte

‘Iluminaciones’ de Paloma Navares en Kubo-kutxa

Arte

Ramón Muriedas, escultor (y II)

Arte

Ramón Muriedas, escultor (I)

Arte

Arte de América Latina y España

Arte

‘Ana Torralva: Teoría y juego del duende’. Exposición antológica de fotografía

Arte

Exposición de fotografía ‘Imagin Korea, Beyond the People, Land and Time’

Arte

‘Balerdi (1934-1992)’ Exposición antológica del pintor Rafael Ruiz Balerdi

Arte

Madama Butterfly y la atracción por Japón.

Arte

El dibujo del 27. Vanguardia sobre papel 1920-1939

Arte

‘Ciutat de vacances (Ciudad de vacaciones)’ en el museo Es Baluard de Palma

Arte

‘Misterios y leyendas’ de Ramón Margareto

Arte

Arte, ciencia y filosofía se dan cita en el universo infinito de Escher

Arte

Edén, la figura humana bajo la mirada de Johana Roldán (Jante)

Arte

‘La vida por delante. La infancia en la calle, 1941-1951’ Fotografías de Valentín Vega

Arte

Inmaculata

Arte

Exposición “Cinco horas con Mario: cincuenta años de historia”

Arte

Exposición «Philippe Halsman. ¡Sorpréndeme!»

Arte

Primera exposición en España de Anne-Marie Schneider

Arte

Exposición «Pessoa / Lisboa»