junio de 2024 - VIII Año

María del Valle Rubio: «Hay tantas corrientes como creadores»

Valle Rubio

Nacida en Chucena (Huelva), María del Valle Rubio reside en Sevilla desde hace años. Es diplomada en ciencias de la educación y una de las poetas actuales de mayor prestigio. También es una destacada pintora.

Su obra poética se encuentra recogida en los poemarios Inusitada luz, Cibernáculo y Como si fuera cierto.

– Usted combina la literatura y la pintura, ¿cómo se llevan estas dos disciplinas?

Para mí la poesía y la pintura no tienen frontera. A veces se escribe pintando y se pinta escribiendo.

– Vive en Sevilla, una ciudad muy importante para la poesía, de los grandes poetas sevillanos ¿con cuál se identifica más?

– Yo suelo leer más prosa que poesía, más ensayo que novela, más filosofía que otra cosa. Los poetas sevillanos: Gustavo Adolfo Bécquer, Vicente Aleixandre, Antonio y Manuel Machado, Cernuda y tantos otros son admirables y reconocidos. Juan Ramón Jiménez, para mí, onubense y paisano, es uno de los precursores de la buena poesía.

– ¿Cómo ve el panorama de la poesía contemporánea?

– Pues cada poeta, si lo es, va, por su lado. Hay mucho ruido. No todo el monte es orégano. Hay quien escribe poesía como habla, sin profundizar en la atmósfera y el color que requiere cualquier tipo de poética. Otros van por el buen camino que sería, a mi entender, el de la concisión o síntesis expresiva. Diríase que hay tantas corrientes como creadores.

– Usted empezó a publicar en los años 80, ¿cómo ha cambiado la poesía desde entonces?

– Tengo la sensación de que se ha perdido el respeto por la belleza y la profundidad de la palabra poética. Algunos confunden la modernidad con hago cualquier cosa y le llamo poesía. Sin embargo, subsiste el empeño en algunos autores de detenerse frente a la pantalla vacía y pensar que, y, pensando, crean buenas obras. No vale una poesía exprés. Señalaría mi empeño de prescindir del narcisismo para centrarme en el latido vivencial y abierto al mundo.

Mujeres de Valle RubioMujeres de Valle Rubio

– El pasado mes de septiembre asistimos a un hecho insólito, la concesión del Premio Nobel a Bob Dylan, ¿qué opinión le merece?

– Me parece bien el Novel a Bob Dylan. Un cantautor como él es un poeta y, merece respeto y reconocimiento. Hay que abrirse y reconocer incluso a los que no creemos iguales. Unos cantan sus versos y otros los lloran. Lo importante es que ambos sean buenos.

– ¿Qué le parece que muchos poetas vivan obsesionados con los premios?

– Sí, sí, lo sé; y es una pena porque el creador solamente tendría que preocuparse por crear lo mejor que sabe, lo mejor que siente, lo que lleva dentro y que quiere compartir con los demás. Es mi opinión. Yo siempre he creído y he manifestado que los premios que tengo no me los dan a mí, sino a mis libros. Porque yo nunca los esperé. Pero sí los agradecí.

– ¿En qué proyectos está trabajando en el presente?

– Ahora estoy simultaneando la poesía y la pintura. A veces, cuando no tengo nada que decir me dedico a leer, a trabajar en la casa, a «cultivar el espíritu».

– Su último libro ha impactado en nuestra redacción, Como si fuera cierto es una mezcla de amor y desamor, ¿escribe mejor el poeta en soledad?

– La soledad bien entendida, aceptada y nunca impuesta es muy importante para pensar, reflexionar, entenderse uno a sí mismo y, qué duda cabe, que para el creador es el mejor caldo de cultivo. El silencio y la quietud llevan a la meditación, si se intenta, y a pasar por un tamiz los pensamientos que se confunden entre la algarabía.

(Invierno, 2017)

COMPÁRTELO:

Escrito por

Archivo Entreletras

Emilia Pardo Bazán y Vicente Blasco Ibáñez. Encuentros capitalinos (I)
Emilia Pardo Bazán y Vicente Blasco Ibáñez. Encuentros capitalinos (I)

Este es el año en que se ha decidido rememorar a Dña. Emilia Pardo Bazán, a su figura y su…

Las dos derrotas de Aznar
Las dos derrotas de Aznar

Aznar es el único político de relevancia que ha sido derrotado en dos ocasiones sin ser candidato en ninguna de…

Transfuguismo es corrupción
Transfuguismo es corrupción

Franco, Miguélez y Álvarez (Asamblea de Murcia), transfugas de Ciudadanos Cuando un representante público traiciona a…

1141