enero 2021 - V Año

LETRAS

La primavera y su sombra

garfiasPedro Garfias, acabada la guerra civil, escribió el libro ‘Primavera en Eaton Hastings’, libro que en opinión de Dámaso Alonso, es ‘el mejor poema español del destierro’. El libro de Garfias acompaña a otros poemas desterrados que le son coetáneos, entre otros: ‘Las nubes’, de Luis Cernuda, donde el exilado es una figura fantasmal ‘sombra aislada al filo de los días’, sin olvidar, entre otros, ‘Las tres elegías jubilares’, de Juan José Domenchina o la ‘Mínima muerte’, de Emilio Prados.

El poema del destierro, se mueve entre lo traumático de la guerra civil y la nostalgia por lo perdido, a los poetas anteriormente citados habría que recordar al cineasta Jomi García Ascot que rodó en Méjico, con muy escasos recursos; ‘En el balcón vacio’, con guion de María Luis Elio. No es una película sobre el destierro, es la mirada desterrada a través de un hondo guión autobiográfico. Bello film sobre el tiempo, donde el tiempo congelado de lo traumático coexiste con la nostalgia del transcurrir de los días. Voz o mirada desterrada, el poema también se escribe con imágenes.

Pedro Garfias, llegó, en 1939, al pequeño condado de Eaton Hastings en Gran Bretaña, donde permaneció los meses de abril y mayo, hasta que pudo embarcar a Méjico. El libro ‘Primavera en Eaton Hastings’, tiene como subtitulo ‘poema bucólico con intermedios de llanto’. Es una larga elegía estructurada en tres partes, pues el poema bucólico es interrumpido por dos intermedios: ‘llanto sobre la isla’, el primero y ‘noche con estrellas’, el segundo. En la edición que he manejado ( segunda edición, Era 1962), las páginas de los ‘intermedios’ son de diferente color que el resto del libro. Diferencia significativa que refuerza el corte que los ‘intermedios’ hacen sobre el ‘poema bucólico’, que se quiere unitario.

garfiasLo bucólico, como género, hace referencia a lo campestre y al dialogo que el poeta puede establecer con una naturaleza transfigurada. La ‘primavera’ de Pedro Garfias es un diario de duelo, donde lo perdido puede habitar en la belleza de la campiña inglesa en primavera. ‘Ausencia’ y ‘soledad’, son significantes que se repiten a lo largo del libro, ausencia del objeto perdido y soledad ante la pérdida:

‘Porque te siento lejos y tu ausencia
habita mis desiertas soledades’.

Rememorar, nombrar lo perdido:
‘yo te puedo poblar soledad mía ¿cómo, si no, llevar sobre los hombros la ausencia?’

El decir, del poema bucólico es un decir invocante que trata de hacer presente lo ausente, naturaleza transfigurada donde la ausencia se hace presencia : ‘yo te veía cerca, dibujada en el aire’ y también ‘ cuelgo del monte nuestro cielo limpio’.

La belleza del campo en primavera suscita el anhelo y la nostalgia pues se experimenta como aquello de lo que estamos excluidos, belleza que no nos pertenece dado que experimentamos el mal. Anhelo del ‘cielo limpio’ que se quiso y no se tuvo a través de otro cielo, el cielo de Eaton Hastings.

La naturaleza, así transfigurada produce serenidad, ‘cura’ la herida, lo lejano se hace cercano, lo distante, próximo: ‘llevo mis campos en mis ojos y me basta mirar para verlos crecer’. El anhelo por recuperar lo perdido no es ajeno a una relativa pretensión estoica: ‘pasear contigo en soledad perfecta’. No obstante, en lo bucólico se anuncia una fisura que en los ‘intermedios’, se manifestará como desgarro: ‘el viento tiene palabras / que no comprende el árbol’.

eatonLos ‘intermedios’ abren una brecha en lo bucólico, la nostalgia y el anhelo son sacudidos por el llanto, la belleza se desborda ante un dolor incontenible. La primavera de Pedro Garfias, solo es con su sombra. Llanto ante la muerte, ante el frio de la sinrazón. El revés de la belleza primaveral es el horror. Horror que crece y se desborda y, no obstante, la primavera en su esplendor tratara de contener.

En los ‘intermedios’ la escritura se hace litoral, contornea lo real traumático, ante tanta muerte, la razón deja de ser razonable y ningún significante vale para nombrar. Solo queda el dolor y su manifestación en el llanto: ‘Ahora voy a llorar por los que han muerto sin saber porqué’.

Orfandad de la palabra, ante el vacio de significación consustancial al trauma, la palabra poética trata de decir lo indecible a través de la metáfora hiperbólica del llanto:

‘LLantos subterráneos que minan el mundo y lo socavan’.
‘Voy a vaciaros ojos mios sin peligro de inundaciones’.

Pedro Garfias, ‘llora a voces’ el ‘dolor mordido’ que ‘brota’ de ‘su raiz más honda’. En el último poema del libro, Garfias escribe con un eco vallejiano: ‘El verso humano pesa yo lo cojo con las manos y siento que me dobla las muñecas’ y también ‘ la primavera rápida se esquiva se rompe en mil pedazos’.

Primavera en Eaton Hastings’, no solo es el mejor libro del destierro en opinión de Dámaso Alonso, es un libro que explora un límite de la escritura misma, de ahí su modernidad. Lo traumático, la deflación de la palabra, el agujero de lo decible, solo es posible contornearlo a través de un primavera litoral. La alegoría de la primavera es el borde del agujero traumático, dado que mejor será bordear un agujero antes que precipitarse en él.

Pedro Garfias, incorpora el límite de lo escribible en su propio escrito, el llanto hiperbolico no es el dolor efectivo sino su metáfora, y no obstante, como buen poeta sabe que la escritura es siempre escritura fallida, la primavera estallará ‘en mil pedazos’, en el poema final, pues la palabra poética remite a lo no escrito, a lo que queda por escribir y que puja, inútilmente, por escribirse.

 

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN LETRAS

Letras

El encuentro de Beethoven y Goethe

Letras

Vicente Aleixandre o el lugar donde el mar deja ver el horizonte de piedra  

Letras

La lluvia fina de Luis Landero

Letras

‘Siddhartha’, la búsqueda interior de Hermann Hesse

Letras

Una peregrinación hacia Shakespeare: Galdós en Stratford-upon-Avon

Letras

Galdós: Imagen y repercusión social

Letras

Galdós vs. Delibes: Vidas paralelas

Letras

‘El médico de Ifni’ de Javier Reverte

Letras

Emilia Pardo Bazán y su vinculación con el Ateneo de Madrid, en visperas del centenario de su muerte

Letras

La relación de Galdós con el socialismo

Letras

Antonia Pozzi: ‘El gran abismo hacía la tristeza’

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (y 6)

Letras

Ernest Hemingway, la novela que encierra el gran cuento

Letras

Nicasio Álvarez de Cienfuegos, un ilustrado coherente y poeta innovador

Letras

Longfellow y Jorge Manrique, venturas y desventuras del traductor

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (5)

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (4)

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (3)

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (2)

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (1)

Letras

Un futuro para la poesía

Letras

Edmond Hamilton, la ciencia ficción narrada con sencillez magistral

Letras

John Fante, mostró la xenofobia y la explotación de las minorías en la América profunda

Letras

Andrea Camilleri, la literatura consciente de sus rasgos sociales

Letras

Un poco de Don Juan

Letras

Unamuno y Portugal

Letras

‘Historias de aquí y de allá’ de Luis Sepúlveda

Letras

Raúl Zurita: desde el dolor

Letras

Francesco Petrarca… mucho más que un gran poeta

Letras

En torno a la novela ‘Antonia’ de Nieves Concostrina

Letras

Albrit o la creación del personaje en Galdós

Letras

Alejandra Pizarnik, cuando la sombra araña el alma

Letras

Meditaciones de gastronomía transcendente

Letras

‘Litoral’: la revista más hermosa y representativa de la generación del 27

Letras

Yorgos Seferis en el piélago

Letras

Jo Nesbø, huellas dactilares de excelente confesión literaria

Letras

Cesare Pavese: el sufrimiento como oficio

Letras

Duque de Rivas: liberal, dramaturgo y presidente del Ateneo de Madrid

Letras

Galdós en el horizonte epistolar de Blasco Ibáñez (y II)

Letras

Galdós en el horizonte epistolar de Blasco Ibáñez (I)

Letras

‘La caza del Snark’ de Lewis Carroll

Letras

Yorgos Seferis: poeta, ensayista, premio Nobel y diplomático

Letras

Somerset Maugham en Lisboa

Letras

Las novelas dialogadas de Galdós a debate

Letras

Vittorio Amedeo Alfieri, todo un carácter

Letras

Los cimientos de ‘El abuelo’ de Benito Pérez Galdós

Letras

Abril es el mes más cruel…

Letras

En torno al libro ‘En los pliegues del olvido’ de Ignacio Vázquez Moliní

Letras

Juan Eugenio Hartzenbusch, un punto de vista sigular…

Letras

La pasión por los naipes del doctor Egas Moniz

Letras

Doña Perfecta

Letras

Galdós para ‘Dummies’

Letras

Antonio Gamoneda: La poética de la oscuridad como origen de la luz

Letras

Literatura clásica, o metafísica, materialista, lógica, política

Letras

El Galdós protofeminista

Letras

Los tres grandes pasos hacia la Ilustración

Letras

La conferencia de Julián Zugazagoitia en Bilbao sobre literatura en 1924

Letras

Benito Pérez Galdós en el centenario de su muerte (1920-2020)

Letras

A la memoria de mi tío Pablo

Letras

Pérez Galdós, el Nobel arrebatado

Letras

Tolstoi y Shakespeare

Letras

Aproximación al libro ‘Que no se entere la Cibeles’ de Mar de los Ríos

Letras

En torno al libro ‘Extravagancia infinita’ de Javier Olalde

Letras

Augusto de Angelis (1888 -1944)

Letras

Fernando Pessoa. El yo conflictivo

Letras

Federico García Lorca ocho décadas después

Letras

Antonio Daganzo, poeta de aleaciones

Letras

Sufriente, prometeico, iconoclasta y quijotesco

Letras

Leopoldo María Panero, el traductor de la locura

Letras

Poesía y dignidad

Letras

Buenos libros malos

Letras

Confesiones de un crítico de libros

Letras

En torno a ‘Sombra de Luna’ de Francisco Álvarez ‘Koki’

Letras

Alda Merini, vivir al borde de la sombra

Letras

Literatura de cordel

Letras

Demian. Herman Hesse

Letras

Hilario Martínez Nebreda, el poeta silencioso

Letras

La literatura y sus soportes (I)

Letras

La literatura y sus soportes (y II)

Letras

La Escuela Nueva y el centenario de Ruskin

Letras

Don Quijote y el mar

Letras

Elizabeth Barrett Browning, una poeta victoriana

Letras

Por qué escribo

Letras

Ángel González: la ácida ironía de un poeta

Letras

Carmen Posadas y su feria de las vanidades

Letras

El caso Miguel Hernández

Letras

Quevedo en sociedad y III.- Obra y vinculación cívica

Letras

Quevedo en sociedad II.- La crítica como ‘función’ social

Letras

Quevedo en sociedad I.- El hombre, la sociedad

Letras

VII Certamen de Novela Histórica de Úbeda

Letras

Antología poética. Alfonsina Storni

Letras

Ángel González: palabra sobre palabra

Letras

Galdós y el melodrama

Letras

IV encuentro de Poesia a Sul

Letras

Feminismos: la mujer sobre la letra

Letras

El Hidalgo: literatura y pobreza

Letras

‘Celia en los infiernos’, la obra socialista de Galdós (y II)

Letras

‘Celia en los infiernos’, la obra socialista de Galdós (I)

Letras

Ana Caro Mallén: una esclava en los corrales de comedias del siglo XVII

Letras

José Rodrigues Miguéis, casi olvidado

Letras

Tristeza que es amor. Alusión a Don Quijote

Letras

George Sand: ‘Un invierno en Mallorca’

Letras

José Ángel Valente: una estela inmortal de palabra poética (y II)

Letras

José Ángel Valente: una estela inmortal de palabra poética (I)

Letras

Imagen de José Ángel Valente

Letras

Valente, sin aditivos

Letras

Valente: Qué la palabra sea solo verdad

Letras

José Ángel Valente, en ‘el borde de la luz’

Letras

John Berger: ‘Un hombre afortunado’

Letras

Los desafíos de Lou Andreas-Salomé

Letras

La primavera y su sombra

Letras

El Conde de Montecristo, historia de una venganza

Letras

Luis Martín-Santos y James Joyce

Letras

Los cimientos culturales del abolicionismo: Harriet Beecher Stowe

Letras

Pinceladas sobre Agatha Christie

Letras

Juan Ramón Jiménez, escritor de epístolas (y II)

Letras

Juan Ramón Jiménez, escritor de epístolas (I)

Letras

Thomas Mann: Una Europa que se derrumba

Letras

El eterno romanticismo

Letras

Qué es ser agnóstico

Letras

Pedro Garfias: La poesía desgarrada del exilio

Letras

El descenso a los infiernos de Dorothy Parker

Letras

El Conde de Oxenstiern, a quien llamaron el Montaigne del Septentrión

Letras

La sonrisa del Quijote (Una concesión a la melancolía)

Letras

Antonio Machado que estás en los libros

Letras

‘Agua’: Virginia Woolf y Alfonsina Storni

Letras

Críticos literarios, dueños del espíritu humano

Letras

El papel del lector en la posmodernidad

Letras

Poesías. Catulo.

Letras

Los vínculos entre Américo Castro y Jovellanos

Letras

Michel de Ghelderode y las Vanguardias del siglo XX

Letras

El trabajo entre las raíces, mirada sobre la creación literaria

Letras

La frase del escritor

Letras

Un cuarteto literario en clave de sol

Letras

Oía hablar a los árboles

Letras

El ‘slow’ de Pessoa (o las vicisitudes de la melancolía)

Letras

Claudio Rodríguez: del camino, del hombre

Letras

Sobre las Brontë

Letras

Borges en Ginebra

Letras

Philippe Jacottet: ‘Pensamientos bajo las nubes’

Letras

Juan Goytisolo: ‘sobre asuntos sociales y personales’

Letras

Miguel Hernández en Portugal

Letras

Mi Gloria Fuertes

Letras

Robert Walser, el paseante espiritual

Letras

‘Al menos, memoria’: Juan Ruiz de Torres

Letras

Cela, celador, celando, celar

Letras

Miguel Hernández: ‘Cancionero y romancero de ausencias’

Letras

Rafael Montesinos, renovador

Letras

Bartolomé Soler, lo amargo de la diosa

Letras

Rubén Darío, poeta de las dos orillas

Letras

Jovellanos, poeta

Letras

Un paseo por los ‘jardines’ de Eloy Tizón

Letras

Azorín, sobrevivido

Letras

Rosalía de Castro, la mejor de los mejores

Letras

Eugenio Gerardo Lobo, el ‘capitán coplero’

Letras

Galdós: una conciencia histórica lúcida

Letras

Desde el silencio, a Nicolás del Hierro

Letras

Salustiano Masó, la fuerza del tiempo

Letras

Los ‘Rubaiyat’ de Omar Khayan

Letras

Carmen Laforet, esa chica explosiva del Ateneo

Letras

Gabriel Celaya, el sueño de trabajar la poesía

Letras

Ramón Hernández, un diamante literario en las calles de Madrid

Letras

María Teresa León, el papel de la melancolía

Letras

Luis Felipe Vivanco, un poeta de los que siempre regresan

Letras

Rafael Pérez Estrada, el poder de la imaginación