febrero 2023 - VII Año

LETRAS

Lámparas desde el silencio roto: Rubén Reches y su obra poética

Allá por 1984 –el jueves 7 de junio de 1984, para decirlo con exactitud-, la “Guía de Lectura” del diario bonaerense “Clarín” saludó la llegada a los anaqueles de cierta ópera prima, Arrabal de esferas, aparecida bajo el ya histórico sello de La Lámpara Errante, del siguiente modo: “Un libro excepcional en el panorama de la nueva poesía argentina, que logra una atmósfera de misteriosa desolación, con un ritmo amplio, natural y grave, y el desarrollo del tema de la vejez, el tiempo y la muerte.» Además de la obra en sí misma, quien merecía semejantes elogios era, por supuesto, su autor: el también bonaerense Rubén Reches (1949 – 2018), poeta y cantautor, profesor de lengua francesa, traductor especializado, con toda lógica, en la obra de François Villon, Victor Hugo, Gustave Flaubert o Georges Brassens, y quizá el caso más paradigmático de silencio recurrente, y casi de pleno victorioso, en el apasionante friso que conforma la poesía contemporánea de la República Argentina. Porque, si las primeras creaciones líricas de Reches datan aproximadamente de 1970, Arrabal de esferas, por lo tanto, no fue dado a conocer hasta catorce años más tarde; y un silencio de mayor extensión aún –doblemente extenso, incluso- hubo de mediar entre esto último y la publicación –en 2012, es decir, veintiocho años después- de su Poesía Reunida. Todo un acontecimiento cuya trascendencia quedó subrayada por la naturaleza del artífice de tal edición: el sello de culto Ruinas Circulares, surgido en Buenos Aires en el año 2007, y en cuya magnífica Colección “Iluminaciones” tienen cabida muchos de los autores más destacados de la poesía argentina actual, como Jorge Boccanera, Daniel Freidemberg, Paulina Vinderman, Santiago Sylvester, Jorge Aulicino, Enrique Solinas, Irene Gruss, Dolores Etchecopar, Jorge Paolantonio, Inés Legarreta, Liliana Díaz Mindurry o Patricia Bence Castilla. Ya en 2019, transcurrido un año desde el óbito de Rubén Reches, Ediciones Ruinas Circulares certificó su acierto en torno a la valoración tan positiva que realizara del autor, actualizando su legado en el volumen recopilatorio Ya no serás lo que no fuiste, donde, en algo más de 100 páginas -108, exactamente-, pueden encontrarse los treinta y dos poemas y las once canciones que conforman la muy concisa obra lírica de Reches; toda la que acertó –venturosamente, por su notabilísima calidad- a romper el silencio preponderante de una vida de gran erudición poética, así como de muy alta exigencia y perfeccionismo creador.

A propósito del temperamento del autor de Arrabal de esferas, y a propósito también de su actitud frente al fenómeno de la existencia –o desde dentro de ese fenómeno en marcha, si se prefiere-, el escritor y académico Eduardo Álvarez Tuñón ha dejado escrito, en su prólogo a Ya no serás lo que no fuiste, unas palabras sumamente evocadoras, además de hábiles en el oficio del retrato moral: “Vivía en una sutil y melancólica dimensión poética, elevada, natural en él, desprovista de solemnidades”. No resulta extraño que de la pluma de un artista así pudieran brotar versos como éstos, tan elocuentes en su nítida sencillez: “(…) en tanto que lo que no sabés nombrar se arranca pausadamente de vos, / desprende de toda tu piel un ala, / y ya no temés que la mariposa esté naciendo, / ya ni la querés nombrar”. Para Rubén Reches, la poesía se fundaba en un continuo proceso de decantación que más tenía que ver con lo intrínsecamente existencial que con lo mera y fútilmente textual. Ahora cabría recordar aquello de Frederic Mompou, el gran pianista y compositor barcelonés, cuando afirmaba que, en su caso, escribir música se limitaba “a encontrarla”. En lo que a Reches respecta, la circunstancia de tal encuentro se concibe como un callado desprendimiento del propio ser; callado aunque alado, sí, y además potencialmente cantor si todo cuanto ha terminado naciendo con la perspectiva de nombrarse encuentra el definitivo vigor íntimo para alcanzar la categoría del hecho poético. La creación lírica, pues, supondría aquí una suerte de comunión aleatoria entre revelación y voluntad, en virtud de la cual el silencio puede ser fracturado por una serie de iluminaciones, quizá muy distantes las unas de las otras, pero completamente seguras de su condición de lámparas preñadas de sentido, susceptibles de aunar luz y lenguaje con temblor verdadero. También con altura honda, si tal oxímoron resulta permisible. E intentando abrazar todo lo inabarcable y misterioso, que es secreto hasta que la gran literatura consigue revelarlo, como Reches lo materializa y verbaliza en este pasaje que no deja de recordar, admirablemente, al Ernesto Sabato de Sobre héroes y tumbas, en su “Informe sobre ciegos”: “(…) por toda la ciudad de veras infinita, / que tiene infinitas puertas que jamás abriste / y callejuelas y sótanos cuyos espacios sumados / darían infinitas ciudades con infinitos sótanos e infinitas callejuelas también”.

Desde sus primeros compases, los momentos álgidos van sucediéndose a lo largo de la obra poética de Rubén Reches. “Cita”, una de las composiciones que formaron parte del inaugural trabajo en que se constituyó Arrabal de esferas, presenta un subyugante inicio (“Esperar en la mesa de un café, / no haberse quitado la bufanda y ser pálido, / estar atento a sus huesos de los que el alma pende como unas pocas sedas / dispuestas para dar una ilusión de anchura”), junto con una exhibición de profundas y poderosas imágenes: “(…) haberse acostumbrado como un vencido a su oscuridad, / en cuyo fondo ya casi no se distingue el dibujo de dos ancianos abrazados que sonríen”; “ser vertical y blanco como un bastón de ciego”. Otro excepcional poema, “Miro torvamente…”, asalta la atención de los lectores con pasajes tan intensos, imaginativos y temblorosos como éste: “Jamás el universo se hallará mejor que hoy / ni el sol pesará tan dulcemente sobre la tierra / ni la madera estuvo así a punto de hablar / ni duraron tanto las mariposas. / Sólo tu barro se habrá sabido negro, / sólo tus árboles habrán intentado temblar, / sólo tus flores habrán oído pisadas”. Las ideas sorprendentes no dejan de cristalizar en inapelables hallazgos (“…y el Hoy raspa tu alma como los frenos de un tren”), mientras que la figura del padre, sastre de oficio, es evocada de forma certera y fascinante en el poema “Ya son de la bruma…”: “Y por eso medías, padre, y por eso enhebrabas, seguro de que así habría de ser, / con la certeza de un sastre que sabe que, si quiere, deja la tela, sale a la calle / y atraviesa de parte a parte un planeta con la aguja”. La tendencia al empleo sistemático del versículo como unidad formal acaba conduciendo al cultivo ocasional de los poemas en prosa; así, los titulados “Las noches de la casa…”, “Entra al café…”, “Suena el silbato…” –procedentes los tres de Arrabal de esferas-, y también “Ante la biblioteca” y “Vate rigorista”, que tienen mucho de narraciones breves –igual que los posteriores “Hombre ordenando” y “Apuntes en un cuaderno”-. Si “Ante la biblioteca” surge de la impresión causada al constatar cómo cierto volumen, rescatado del olvido, se halla repleto de anotaciones propias, como notas al margen generadoras de un vértigo ineludible a causa del paso de los años, el humor sarcástico de “Vate rigorista” (“El idioma era una pared que vos querías raspar, porque debajo de las primeras capas de cal había, en algunos poquísimos lugares, poesía”) halla continuidad en la composición cuyo título, “Ya no serás lo que no fuiste”, da nombre, en efecto, a toda la obra poética de Rubén Reches. Y no es casualidad que tal extensa composición, en quince partes, lleve una cita inicial del célebre cuento de Jorge Luis Borges “Biografía de Tadeo Isidoro Cruz”: “Cualquier destino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un solo momento: el momento en que el hombre sabe para siempre quién es”. Es aquí cuando lo anecdótico (“El viejo se va solo, / llueva o truene, / a decir poemas a las peñas”) quedará definitivamente trascendido en virtud del mensaje de fondo que vinculará identidad y derrota: quizá el gran asunto de toda la poética del autor; quizá, sí, el esclarecimiento de la “atmósfera de misteriosa desolación” a la que la “Guía de Lectura” del periódico “Clarín” había hecho referencia ya en 1984. Y todo yendo hasta el tuétano mismo de una condición humana, la nuestra, que, no obstante, se halla también en posesión de su reverso mágico. Porque si “hoy vivir es para tu alma / como si te mantuvieran sumergida la cabeza / en una palangana llena al ras de dolor humano”; si “tu cuerpo va y viene / trazando débiles estelas / de pez de acuario”; si “no sabés grito ni llamado leve que (…) pueda reunir” a “todos los seres que se hicieron recuerdo”, no es menos verdad que “la felicidad más astral y veloz irrumpe cada tanto en el cansancio dolorido de los cuerpos”. Y que, sin olvidar jamás el sol de antaño, “y aunque hoy todo sea / un llanto que no podemos oír, / una silueta que no sabemos nombrar, / él sigue ahí, dando sus rayos, inextinguible, limpio”.

Con su ironía no exenta de ternura –lo que denota una lógica e importante influencia de Georges Brassens-, las canciones de Rubén Reches suponen un apéndice amable de su corpus creativo. Obviamente las estructuras métricas se hacen aquí más clásicas, sin que por ello mengüen los fogonazos de gran altura expresiva –“(…) y aunque el tiempo no apresure sus implacables zapatos”; (…) y el tiempo fue vistiendo / mis huesos de a poquito”-. “De vuelta de las cruzadas” resulta, a la postre, una muy original y divertida canción de amor (“Te conocí hace años, quizás catorce. / Yo no tenía dama por quien morirme. / Mi timidez te hablaba en código morse, / yo sólo era valiente para batirme”), mientras que “Olla popular” aborda la temática social, “Nota viajera” se alza como un sencillo homenaje al bandoneón, y la espléndida “Buenos Aires 78” destaca por su dulce melancolía de ritmo y poso alejandrinos (“La lluvia finge rostros asustados o tristes, / rompiendo en la ventana del café que te abriga. / La estabas esperando en tu mesa de solo, / huérfano que soñabas con un hada madrina”). Con todo, en la memoria de los lectores no declinará el influjo de algunos hitos postreros de Reches fuera de su faceta adicional de cantautor. Hitos como el poema “Los remeros”, con su impactante inicio (“Es tarde. Ya remamos toda el agua del día / y aún golpeamos los remos contra la orilla de la noche / porque nadie nos enseñó a dejar de remar”), y cuyo origen en realidad se remonta a 1970; hitos, en fin, como “El teléfono de la casa paterna” –curiosísimo texto, de delicadeza suma, a caballo entre lo narrativo y algunas sutiles epifanías- o ese formidable poema titulado “Rincones”, sobre la conciencia de la frustración, el sentimiento de la derrota, el rencor y sus más que probables recovecos (“Casi todos los días / (…) en algún rincón de la ciudad dos hombres amigos se confiesan que perdieron sus vidas. / (…) Ahora saben que son un mismo odio ese que antes los hacía medirse con ciudades / y aquel que los llevará a esconder los fósforos cuando la esposa envejecida quiera hacerse un té”).

Sensible y valeroso, humorístico y tierno, abismático y al tiempo tan cercano en su espontánea melancolía, el legado literario de Rubén Reches debe ser difundido, sin ningún género de duda y con intensidad, más allá de las fronteras de la República Argentina y del ámbito del Cono Sur. Bien lo valen esas sutiles lámparas, tan suyas: esas lámparas que aciertan a cantar desde el silencio roto.

Antonio Daganzo

Periodista, ensayista y poeta, es autor de 'Clásicos a contratiempo: la música clásica en la era pop-rock' (Ediciones Vitruvio)

Ver todas las entradas de Antonio Daganzo →

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN LETRAS

Letras

Italo Calvino en el centenario de su nacimiento (y II)

Letras

Enterrar a los muertos de Ignacio Martínez de Pisón

Letras

Italo Calvino en el centenario de su nacimiento (I)

Letras

¿Las escritoras actuales conocen la “sororidad”?

Letras

Sobre ‘El azar de la mujer rubia’ de Manuel Vicent

Letras

‘Un día más con vida’ de Ryszard Kapuscinski

Letras

‘Los felices cuarenta’ de Bárbara Probst Solomon

Letras

Así traduces, así traicionas: de autores y villanos

Letras

‘El caso Dreyfus’ por Denis Bon

Letras

Lámparas desde el silencio roto: Rubén Reches y su obra poética

Letras

Salvador Espriu, una evocación retrospectiva

Letras

El arte de la ganancia: el oficio silencioso del traductor

Letras

Llueve, lluvia esperada

Letras

A quién quieres más: ¿a papá o a mamá? Novela o poesía…

Letras

‘Dora Bruder’ de Patrick Modiano

Letras

Algunos términos olvidados, una noche de lluvia y la muerte del rey

Letras

‘El mono azul’: una hoja volandera republicana, que se leía en las trincheras

Letras

En torno a ‘La buena letra’ de Rafael Chirbés

Letras

Núcleos temáticos en la obra poética de Armando Uribe Arce

Letras

El mal que acompaña

Letras

Momentos escurialenses

Letras

Ricardo Reis y sus dobles

Letras

El “Viaje al sur” de Juan Marsé

Letras

Un ejemplo de modestia en el siglo XX (Antonio Machado, de Segovia a Colliure)

Letras

Literatura de mujeres, por mujeres, para mujeres… ¡¡vaya batiburrillo preposicional!!

Letras

Quien no se amaña no se apaña (De “El hombre duplicado” de Saramago, al “Enemy “de Villenueve)

Letras

‘Acta est Fabula’, las memorias del escritor portugués Eugénio Lisboa

Letras

‘Elogio de la Imperfección’ de Rita Levi-Montalcini

Letras

Razón y ser del Caín de Saramago, hacia una lectura en contexto (y II)

Letras

Razón y ser del Caín de Saramago, hacia una lectura en contexto (I)

Letras

El Cid, el poder y el derecho

Letras

José Carlos Llop, territorio poético re-conocido

Letras

El Evangelio según Marx: Saramago vs. Pasolini

Letras

Giuseppe Berto: Desolación penetrante y amarga

Letras

Caperucita roja y Sara Allen se van de fiesta…sin el lobo

Letras

Alberti y El Escorial

Letras

Sobre ‘El acontecimiento’ de Annie Ernaux

Letras

Camandulero

Letras

Jenny Jerome Churchill, madre de Winston Churchill e inventora del cóctel Manhattan

Letras

Jean Gabin, la estética del perdedor, tal Pierre Mac Orlan

Letras

‘Espuelas de papel’, un libro de Olga Merino

Letras

Madrid acoge este fin de semana la Asamblea del Consejo Europeo de Escritores

Letras

Saramago o José de Sousa da Piedade: el Pensamiento

Letras

Kadish por Walter Benjamin, de Antonio Crespo Massieu

Letras

Sobre ‘Los besos en el pan’ de Almudena Grandes

Letras

Efraín Barquero de orilla a orilla

Letras

Saramago, política, sociedad y vida

Letras

Teatro en Páginas de New Harmony

Letras

Algunas notas para la biografía de Antoniorrobles

Letras

Jacinta y Yerma…¡¡qué duro es ser madre!!

Letras

Chéjov, Deledda, la dignidad del paisaje

Letras

Los hombres contemporáneos no son otra cosa que ciegos que pueden ver… pero que no miran

Letras

En torno al libro ‘Lo que mueve el mundo’ de Kirmen Uribe

Letras

La escritura de Saramago: del monólogo al coro. Proximidad a la redacción de Philippe Claudel

Letras

Consideración de los cuentos de hadas

Letras

José Saramago, heterónimo de Fernando Pessoa

Letras

Se llamaba León Felipe

Letras

‘Cinco poemas comentados’

Letras

Almudena Grandes: el poderoso influjo de Galdós

Letras

La palabra interior del Ulises de James Joyce

Letras

Bernarda Alba y doña Rosa, confidentes de patio de vecindad

Letras

Nuno Júdice: cincuenta años de poesía

Letras

Regreso a Lisboa (Saramago versus Ricardo Reis)

Letras

Tarás Shevchenko, poeta de la liberación

Letras

Sobre el libro ‘Un largo silencio’ de Ángeles Caso

Letras

Años de hambre en Kiev

Letras

Saramago a escena

Letras

La impronta de Galdós en Cela: un paseo por Madrid

Letras

Saramago describe el extraño viaje del elefante Salomón

Letras

En torno a la poesía surrealista

Letras

Saramago: de la metáfora al ‘thriller’ futurista

Letras

‘Viajeras al Tren’ de Pilar Tejera, las sorprendentes aventuras protagonizadas por mujeres en los trenes de su época

Letras

Dos poetas descubiertos y uno por descubrir

Letras

Los muchos ‘Mark  Twain’ que hay en el polifacético y mordaz escritor

Letras

‘Todos Náufragos’ de Ramón Lobo

Letras

La estatua y la piedra, de Saramago

Letras

Los recientes poemas de Luis Alberto de Cuenca

Letras

Miniguía para seguir el ‘Ulises’

Letras

El paradigma ético de José Saramago

Letras

La desconocida estancia de Baroja y Azorín en la Sierra de Segura

Letras

Después de todo, Ángel Guinda 

Letras

Damaso Alonso “descubre” a Antonio Machado

Letras

Saramago, comunista de siempre

Letras

Como para que las leyesen los colibríes

Letras

¡Ese es Galdós! ¡Ese es Galdós! La Fontana de oro

Letras

‘Camino de palabras voy abriendo’: La poesía de José Saramago

Letras

Recordando a Galdós: La mujer en la sociedad de principios del XX

Letras

Tullia d’Aragona: el Renacimiento, especialmente el italiano, tiene también nombre de mujer

Letras

Entreletras recomienda 15 novelas / libros de relatos

Letras

Entreletras recomienda 15 libros de Poesía

Letras

Entreletras recomienda 15 libros de Ensayo / No ficción

Letras

En torno al libro ‘La mujer de Eliot y el hacedor de poesías’ de Pío Zelaya

Letras

Las parábolas de José Saramago entre la historia y la ficción 

Letras

Sofía Guadalupe Pérez y Casanova, 160 años de una ateneista olvidada

Letras

Almudena Grandes, en el mapa de honor de la literatura

Letras

Duelos y quebrantos

Letras

El viaje a Italia casi puede considerarse un género literario

Letras

‘La noche de los tiempos’ de Antonio Muñoz Molina

Letras

Poesia a Sul, 2021

Letras

Poesía y vino

Letras

Carmen Castellote, la última poeta viva del exilio español rescatada por el escritor Carlos García de Olalla

Letras

‘Arte Cisoria’ de Enrique de Aragón

Letras

Roberto Calasso, el conductor a “quién sabe dónde”

Letras

Emilia Pardo Bazán y Vicente Blasco Ibáñez. Encuentros capitalinos (y II)

Letras

Emilia Pardo Bazán y Vicente Blasco Ibáñez. Encuentros capitalinos (I)

Letras

Salvador Reyes Figueroa: novelista, ensayista y poeta chileno

Letras

Roberto Bolaño, póstumo y contundente gancho de izquierda

Letras

Virtudes Cuevas. Una superviviente del campo de concentración alemán de Ravensbrück

Letras

Dario Fo: un humor inteligente, corrosivo, sano, catártico, crítico y provocador

Letras

Rafael Alberti, el poeta deshabitado

Letras

La literatura de ficción de Santiago Ramón y Cajal

Letras

Emilia Pardo Bazán: Coraje, preparación, lucha contra los añejos prejuicios y feminismo

Letras

De Juan Ruiz a André Breton: El buen amor vs. L´amour fou

Letras

Wéstern, inédito confín

Letras

Los círculos de Justo Jorge Padrón

Letras

El día que murió Joan Margarit

Letras

‘Tea Rooms. Mujeres obreras’ de Luisa Carnés

Letras

Sencillamente contar historias

Letras

Ernesto  Herrera  Lascazes: dramaturgo uruguayo, transgresor… y un tanto bohemio

Letras

La enfermedad y la medicina en las novelas de Emilia Pardo Bazán

Letras

Gonzalo Rojas: voz fundamental de América

Letras

‘Con la ley en los tacones. Bautizo de fuego’ de Carlos Grau

Letras

José María Castillo-Navarro o el realismo social

Letras

Emilia Pardo Bazán: 170 aniversario de su nacimiento

Letras

Poesía de la sinceridad

Letras

Publicaciones sobre Galdós en su centenario

Letras

Vigencia del paisaje de Castilla

Letras

La vuelta a casa

Letras

El encuentro de Beethoven y Goethe

Letras

Vicente Aleixandre o el lugar donde el mar deja ver el horizonte de piedra  

Letras

La lluvia fina de Luis Landero

Letras

‘Siddhartha’, la búsqueda interior de Hermann Hesse

Letras

Una peregrinación hacia Shakespeare: Galdós en Stratford-upon-Avon

Letras

Galdós: Imagen y repercusión social

Letras

Galdós vs. Delibes: Vidas paralelas

Letras

‘El médico de Ifni’ de Javier Reverte

Letras

Emilia Pardo Bazán y su vinculación con el Ateneo de Madrid, en visperas del centenario de su muerte

Letras

La relación de Galdós con el socialismo

Letras

Antonia Pozzi: ‘El gran abismo hacía la tristeza’

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (y 6)

Letras

Ernest Hemingway, la novela que encierra el gran cuento

Letras

Nicasio Álvarez de Cienfuegos, un ilustrado coherente y poeta innovador

Letras

Longfellow y Jorge Manrique, venturas y desventuras del traductor

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (5)

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (4)

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (3)

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (2)

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (1)

Letras

Un futuro para la poesía

Letras

Edmond Hamilton, la ciencia ficción narrada con sencillez magistral

Letras

John Fante, mostró la xenofobia y la explotación de las minorías en la América profunda

Letras

Andrea Camilleri, la literatura consciente de sus rasgos sociales

Letras

Un poco de Don Juan

Letras

Unamuno y Portugal

Letras

‘Historias de aquí y de allá’ de Luis Sepúlveda

Letras

Raúl Zurita: desde el dolor

Letras

Francesco Petrarca… mucho más que un gran poeta

Letras

En torno a la novela ‘Antonia’ de Nieves Concostrina

Letras

Albrit o la creación del personaje en Galdós

Letras

Alejandra Pizarnik, cuando la sombra araña el alma

Letras

Meditaciones de gastronomía transcendente

Letras

‘Litoral’: la revista más hermosa y representativa de la generación del 27

Letras

Yorgos Seferis en el piélago

Letras

Jo Nesbø, huellas dactilares de excelente confesión literaria

Letras

Cesare Pavese: el sufrimiento como oficio

Letras

Duque de Rivas: liberal, dramaturgo y presidente del Ateneo de Madrid

Letras

Galdós en el horizonte epistolar de Blasco Ibáñez (y II)

Letras

Galdós en el horizonte epistolar de Blasco Ibáñez (I)

Letras

‘La caza del Snark’ de Lewis Carroll

Letras

Yorgos Seferis: poeta, ensayista, premio Nobel y diplomático

Letras

Somerset Maugham en Lisboa

Letras

Las novelas dialogadas de Galdós a debate

Letras

Vittorio Amedeo Alfieri, todo un carácter

Letras

Los cimientos de ‘El abuelo’ de Benito Pérez Galdós

Letras

Abril es el mes más cruel…

Letras

En torno al libro ‘En los pliegues del olvido’ de Ignacio Vázquez Moliní

Letras

Juan Eugenio Hartzenbusch, un punto de vista sigular…

Letras

La pasión por los naipes del doctor Egas Moniz

Letras

Doña Perfecta

Letras

Galdós para ‘Dummies’

Letras

Antonio Gamoneda: La poética de la oscuridad como origen de la luz

Letras

Literatura clásica, o metafísica, materialista, lógica, política

Letras

El Galdós protofeminista

Letras

Los tres grandes pasos hacia la Ilustración

Letras

La conferencia de Julián Zugazagoitia en Bilbao sobre literatura en 1924

Letras

Benito Pérez Galdós en el centenario de su muerte (1920-2020)

Letras

A la memoria de mi tío Pablo

Letras

Pérez Galdós, el Nobel arrebatado

Letras

Tolstoi y Shakespeare

Letras

Aproximación al libro ‘Que no se entere la Cibeles’ de Mar de los Ríos

Letras

En torno al libro ‘Extravagancia infinita’ de Javier Olalde

Letras

Augusto de Angelis (1888 -1944)

Letras

Fernando Pessoa. El yo conflictivo

Letras

Federico García Lorca ocho décadas después

Letras

Antonio Daganzo, poeta de aleaciones

Letras

Sufriente, prometeico, iconoclasta y quijotesco

Letras

Leopoldo María Panero, el traductor de la locura

Letras

Poesía y dignidad

Letras

Buenos libros malos

Letras

Confesiones de un crítico de libros

Letras

En torno a ‘Sombra de Luna’ de Francisco Álvarez ‘Koki’

Letras

Alda Merini, vivir al borde de la sombra

Letras

Literatura de cordel

Letras

Demian. Herman Hesse

Letras

Hilario Martínez Nebreda, el poeta silencioso

Letras

La literatura y sus soportes (I)

Letras

La literatura y sus soportes (y II)

Letras

La Escuela Nueva y el centenario de Ruskin

Letras

Don Quijote y el mar

Letras

Elizabeth Barrett Browning, una poeta victoriana

Letras

Por qué escribo

Letras

Ángel González: la ácida ironía de un poeta

Letras

Carmen Posadas y su feria de las vanidades

Letras

El caso Miguel Hernández

Letras

Quevedo en sociedad y III.- Obra y vinculación cívica

Letras

Quevedo en sociedad II.- La crítica como ‘función’ social

Letras

Quevedo en sociedad I.- El hombre, la sociedad

Letras

VII Certamen de Novela Histórica de Úbeda

Letras

Antología poética. Alfonsina Storni

Letras

Ángel González: palabra sobre palabra

Letras

Galdós y el melodrama

Letras

IV encuentro de Poesia a Sul

Letras

Feminismos: la mujer sobre la letra

Letras

El Hidalgo: literatura y pobreza

Letras

‘Celia en los infiernos’, la obra socialista de Galdós (y II)

Letras

‘Celia en los infiernos’, la obra socialista de Galdós (I)

Letras

El nazismo para Antonio Ramos Oliveira en 1930

Letras

Ana Caro Mallén: una esclava en los corrales de comedias del siglo XVII

Letras

José Rodrigues Miguéis, casi olvidado

Letras

Tristeza que es amor. Alusión a Don Quijote

Letras

George Sand: ‘Un invierno en Mallorca’

Letras

José Ángel Valente: una estela inmortal de palabra poética (y II)

Letras

José Ángel Valente: una estela inmortal de palabra poética (I)

Letras

Imagen de José Ángel Valente

Letras

Valente, sin aditivos

Letras

Valente: Qué la palabra sea solo verdad

Letras

José Ángel Valente, en ‘el borde de la luz’

Letras

John Berger: ‘Un hombre afortunado’

Letras

Los desafíos de Lou Andreas-Salomé

Letras

La primavera y su sombra

Letras

El Conde de Montecristo, historia de una venganza

Letras

Luis Martín-Santos y James Joyce

Letras

Los cimientos culturales del abolicionismo: Harriet Beecher Stowe

Letras

Pinceladas sobre Agatha Christie

Letras

Juan Ramón Jiménez, escritor de epístolas (y II)

Letras

Juan Ramón Jiménez, escritor de epístolas (I)

Letras

Thomas Mann: Una Europa que se derrumba

Letras

El eterno romanticismo

Letras

Qué es ser agnóstico

Letras

Pedro Garfias: La poesía desgarrada del exilio

Letras

El descenso a los infiernos de Dorothy Parker

Letras

El Conde de Oxenstiern, a quien llamaron el Montaigne del Septentrión

Letras

La sonrisa del Quijote (Una concesión a la melancolía)

Letras

Antonio Machado que estás en los libros

Letras

‘Agua’: Virginia Woolf y Alfonsina Storni

Letras

Críticos literarios, dueños del espíritu humano

Letras

El papel del lector en la posmodernidad

Letras

Poesías. Catulo.

Letras

Los vínculos entre Américo Castro y Jovellanos

Letras

Michel de Ghelderode y las Vanguardias del siglo XX

Letras

El trabajo entre las raíces, mirada sobre la creación literaria

Letras

La frase del escritor

Letras

Un cuarteto literario en clave de sol

Letras

Oía hablar a los árboles

Letras

El ‘slow’ de Pessoa (o las vicisitudes de la melancolía)

Letras

Claudio Rodríguez: del camino, del hombre

Letras

Sobre las Brontë

Letras

Borges en Ginebra

Letras

Philippe Jacottet: ‘Pensamientos bajo las nubes’

Letras

Juan Goytisolo: ‘sobre asuntos sociales y personales’

Letras

Miguel Hernández en Portugal

Letras

Mi Gloria Fuertes

Letras

Robert Walser, el paseante espiritual

Letras

‘Al menos, memoria’: Juan Ruiz de Torres

Letras

Cela, celador, celando, celar

Letras

Miguel Hernández: ‘Cancionero y romancero de ausencias’

Letras

Rafael Montesinos, renovador

Letras

Bartolomé Soler, lo amargo de la diosa

Letras

Rubén Darío, poeta de las dos orillas

Letras

Jovellanos, poeta

Letras

Un paseo por los ‘jardines’ de Eloy Tizón

Letras

Azorín, sobrevivido

Letras

Rosalía de Castro, la mejor de los mejores

Letras

Eugenio Gerardo Lobo, el ‘capitán coplero’

Letras

Galdós: una conciencia histórica lúcida

Letras

Desde el silencio, a Nicolás del Hierro

Letras

Salustiano Masó, la fuerza del tiempo

Letras

Los ‘Rubaiyat’ de Omar Khayan

Letras

Carmen Laforet, esa chica explosiva del Ateneo

Letras

Gabriel Celaya, el sueño de trabajar la poesía

Letras

Ramón Hernández, un diamante literario en las calles de Madrid

Letras

María Teresa León, el papel de la melancolía

Letras

Luis Felipe Vivanco, un poeta de los que siempre regresan

Letras

Rafael Pérez Estrada, el poder de la imaginación