diciembre 2020 - IV Año

LETRAS

Pérez Galdós, el Nobel arrebatado

Un guanche en Madrid*

Galdos jovenPérez Galdós, considerado uno de los más grandes literatos en lengua castellana, fue un hombre laico, republicano, de carácter amable. Pasó los últimos días de su vida, gravemente enfermo, tras sufrir una hemiplejía y casi ciego, probablemente como consecuencia de una sífilis terciaria y en la pobreza extrema, en completa soledad, en la habitación de un hotel, propiedad de su sobrino.

Tras ser nominado para el nobel en 1912, fue víctima de oscuras campañas, orquestadas por políticos y algunos intelectuales conservadores que convencieron a la Academia Sueca que no le concedieran el galardón.

Había sido propuestos por Ramon Pérez Ayala, Jacinto Benavente, Santiago Ramón y Cajal, Octavio Pichón, entre otros. Pero la sinrazón y el oscurantismo político urdieron un complot para arrebatarle a este canario universal el derecho por mérito propio a recibir ese año el Nobel de literatura…

En 1915, se barajó de nuevo la posibilidad de distinguir a Galdós, como un reconocimiento a toda su obra, sin embargo, los telegramas enviados desde Madrid entre1913 y 1915, apuntaban su tendencia liberal y anticlerical, y eso presionó de nuevo sobre la Academia sueca que (digámoslo así) quería alejarse de las turbulencias políticas de aquel entonces. Aquellas 200.000 pesetas, habrían salvado de la miseria a Don Benito.

Por desgracia, este no fue el único boicot que sufrió nuestro brillante intelectual. Su entrada en la Real Academia Española (RAE) también fue torpedeada varias veces por los sectores conservadores, con Cánovas del Castillo y Juan de la Pezuela y Ceballos, director de la RAE, a la cabeza. «Fue el triunfo de la roña y la sarna española frente a los principios liberales», en palabras de Andrés Trapiello.

Galdós que frecuentaba la vida intelectual en el Ateneo de Madrid, y suspiraba por el amor que vivía con Dña. Emilia Pardo Bazán, (aunque nunca olvidó a Sisita, su prima y primer gran amor, allá en su tierna juventud de Gran Canaria); ganó en 1914 el acta de diputado republicano por las Palmas de Gran Canaria, ya estando enfermo, tras muchos años de padecimiento, el 4 de enero de 1920, uno de los grandes escritores de todos los tiempos moría al amanecer tras un sórdido grito de dolor.

Hoy 100 años después, nadie puede arrebatarle la gloria a este hombre progresista, por más que ahora intenten adueñarse de su figura, otros personajes retrógrados igualmente del espectro conservador.

HispánicaEjemplar Revista Hispánica ModernaTal vez el mejor homenaje para recordar a Galdós en su centenario, es traer a la memoria aquel poema guanche, que escribió y dejó inconcluso bajo el nombre de La Emilianada; encontrado en 1964 por el hispanista de la Washington University de San Luís, Missouri, el Dr. Joseph Schraibman, que lo publicó en la Revista Hispánica Moderna, bajo el título Poemas inéditos de Galdós.

‘Muerte, sangre doquier, no más tiranos,
Cráneos humanos pisen nuestras plantas,
Lavemos en su sangre nuestras manos,
Desgarren nuestras uñas sus gargantas:
A matar, a matar, corred hermanos,
Haced cumplir las leyes sacrosantas;
Que absorto el mundo pelear nos vea
Al resplandor de vengadora tea.
[?]

Yo seré vuestro jefe y vuestro guía
Será mi enseña, la preciada bota,
Y yo os ofreceré la sangre mía
Hasta exhalar la postrimera gota.
Partícipe seré de la agonía
Si airado Dios nos manda la derrota,
Y cantaré con vos himnos de gloria
Si justo Dios nos manda la victoria.’

Dijo: y el pueblo atónito callando
No se atreve a luchar, ni lo comprende,
Porque de cada voz que va escuchando
Una gota de sangre se desprende:
Cuando el gigante Spínola gritando
La poderosa mano altivo extiende,
‘¡Valor, exclama, el que valiente sea
‘Corra conmigo a la feroz pelea’.
[?]

Galdós, considerado como el máximo representante de la corriente realista y naturalista de la narrativa española, estuvo de acuerdo en todo momento de su vida con el pensamiento liberal y con un socialismo moderado, y a pesar de haber sido criado en una familia religiosa y con una educación rígida, influida entre otros aspectos, por el carácter de su padre, un militar al uso de la época, destacó por su talante progresista, moderado y tolerante. Los hispanohablantes deberían reconocerle siempre entre las glorias de las letras castellanas.

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN LETRAS

Letras

Emilia Pardo Bazán y su vinculación con el Ateneo de Madrid, en visperas del centenario de su muerte

Letras

La relación de Galdós con el socialismo

Letras

Antonia Pozzi: ‘El gran abismo hacía la tristeza’

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (y 6)

Letras

Ernest Hemingway, la novela que encierra el gran cuento

Letras

Nicasio Álvarez de Cienfuegos, un ilustrado coherente y poeta innovador

Letras

Longfellow y Jorge Manrique, venturas y desventuras del traductor

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (5)

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (4)

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (3)

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (2)

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (1)

Letras

Un futuro para la poesía

Letras

Edmond Hamilton, la ciencia ficción narrada con sencillez magistral

Letras

John Fante, mostró la xenofobia y la explotación de las minorías en la América profunda

Letras

Andrea Camilleri, la literatura consciente de sus rasgos sociales

Letras

Un poco de Don Juan

Letras

Unamuno y Portugal

Letras

‘Historias de aquí y de allá’ de Luis Sepúlveda

Letras

Raúl Zurita: desde el dolor

Letras

Francesco Petrarca… mucho más que un gran poeta

Letras

En torno a la novela ‘Antonia’ de Nieves Concostrina

Letras

Albrit o la creación del personaje en Galdós

Letras

Alejandra Pizarnik, cuando la sombra araña el alma

Letras

Meditaciones de gastronomía transcendente

Letras

‘Litoral’: la revista más hermosa y representativa de la generación del 27

Letras

Yorgos Seferis en el piélago

Letras

Jo Nesbø, huellas dactilares de excelente confesión literaria

Letras

Cesare Pavese: el sufrimiento como oficio

Letras

Duque de Rivas: liberal, dramaturgo y presidente del Ateneo de Madrid

Letras

Galdós en el horizonte epistolar de Blasco Ibáñez (y II)

Letras

Galdós en el horizonte epistolar de Blasco Ibáñez (I)

Letras

‘La caza del Snark’ de Lewis Carroll

Letras

Yorgos Seferis: poeta, ensayista, premio Nobel y diplomático

Letras

Somerset Maugham en Lisboa

Letras

Las novelas dialogadas de Galdós a debate

Letras

Vittorio Amedeo Alfieri, todo un carácter

Letras

Los cimientos de ‘El abuelo’ de Benito Pérez Galdós

Letras

Abril es el mes más cruel…

Letras

En torno al libro ‘En los pliegues del olvido’ de Ignacio Vázquez Moliní

Letras

Juan Eugenio Hartzenbusch, un punto de vista sigular…

Letras

La pasión por los naipes del doctor Egas Moniz

Letras

Doña Perfecta

Letras

Galdós para ‘Dummies’

Letras

Antonio Gamoneda: La poética de la oscuridad como origen de la luz

Letras

Literatura clásica, o metafísica, materialista, lógica, política

Letras

El Galdós protofeminista

Letras

Los tres grandes pasos hacia la Ilustración

Letras

La conferencia de Julián Zugazagoitia en Bilbao sobre literatura en 1924

Letras

Benito Pérez Galdós en el centenario de su muerte (1920-2020)

Letras

A la memoria de mi tío Pablo

Letras

Pérez Galdós, el Nobel arrebatado

Letras

Tolstoi y Shakespeare

Letras

Aproximación al libro ‘Que no se entere la Cibeles’ de Mar de los Ríos

Letras

En torno al libro ‘Extravagancia infinita’ de Javier Olalde

Letras

Augusto de Angelis (1888 -1944)

Letras

Fernando Pessoa. El yo conflictivo

Letras

Federico García Lorca ocho décadas después

Letras

Antonio Daganzo, poeta de aleaciones

Letras

Sufriente, prometeico, iconoclasta y quijotesco

Letras

Leopoldo María Panero, el traductor de la locura

Letras

Poesía y dignidad

Letras

Buenos libros malos

Letras

Confesiones de un crítico de libros

Letras

En torno a ‘Sombra de Luna’ de Francisco Álvarez ‘Koki’

Letras

Alda Merini, vivir al borde de la sombra

Letras

Literatura de cordel

Letras

Demian. Herman Hesse

Letras

Hilario Martínez Nebreda, el poeta silencioso

Letras

La literatura y sus soportes (I)

Letras

La literatura y sus soportes (y II)

Letras

La Escuela Nueva y el centenario de Ruskin

Letras

Don Quijote y el mar

Letras

Elizabeth Barrett Browning, una poeta victoriana

Letras

Por qué escribo

Letras

Ángel González: la ácida ironía de un poeta

Letras

Carmen Posadas y su feria de las vanidades

Letras

El caso Miguel Hernández

Letras

Quevedo en sociedad y III.- Obra y vinculación cívica

Letras

Quevedo en sociedad II.- La crítica como ‘función’ social

Letras

Quevedo en sociedad I.- El hombre, la sociedad

Letras

VII Certamen de Novela Histórica de Úbeda

Letras

Antología poética. Alfonsina Storni

Letras

Ángel González: palabra sobre palabra

Letras

Galdós y el melodrama

Letras

IV encuentro de Poesia a Sul

Letras

Feminismos: la mujer sobre la letra

Letras

El Hidalgo: literatura y pobreza

Letras

‘Celia en los infiernos’, la obra socialista de Galdós (y II)

Letras

‘Celia en los infiernos’, la obra socialista de Galdós (I)

Letras

Ana Caro Mallén: una esclava en los corrales de comedias del siglo XVII

Letras

José Rodrigues Miguéis, casi olvidado

Letras

Tristeza que es amor. Alusión a Don Quijote

Letras

George Sand: ‘Un invierno en Mallorca’

Letras

José Ángel Valente: una estela inmortal de palabra poética (y II)

Letras

José Ángel Valente: una estela inmortal de palabra poética (I)

Letras

Imagen de José Ángel Valente

Letras

Valente, sin aditivos

Letras

Valente: Qué la palabra sea solo verdad

Letras

José Ángel Valente, en ‘el borde de la luz’

Letras

John Berger: ‘Un hombre afortunado’

Letras

Los desafíos de Lou Andreas-Salomé

Letras

La primavera y su sombra

Letras

El Conde de Montecristo, historia de una venganza

Letras

Luis Martín-Santos y James Joyce

Letras

Los cimientos culturales del abolicionismo: Harriet Beecher Stowe

Letras

Pinceladas sobre Agatha Christie

Letras

Juan Ramón Jiménez, escritor de epístolas (y II)

Letras

Juan Ramón Jiménez, escritor de epístolas (I)

Letras

Thomas Mann: Una Europa que se derrumba

Letras

El eterno romanticismo

Letras

Qué es ser agnóstico

Letras

Pedro Garfias: La poesía desgarrada del exilio

Letras

El descenso a los infiernos de Dorothy Parker

Letras

El Conde de Oxenstiern, a quien llamaron el Montaigne del Septentrión

Letras

La sonrisa del Quijote (Una concesión a la melancolía)

Letras

Antonio Machado que estás en los libros

Letras

‘Agua’: Virginia Woolf y Alfonsina Storni

Letras

Críticos literarios, dueños del espíritu humano

Letras

El papel del lector en la posmodernidad

Letras

Poesías. Catulo.

Letras

Los vínculos entre Américo Castro y Jovellanos

Letras

Michel de Ghelderode y las Vanguardias del siglo XX

Letras

El trabajo entre las raíces, mirada sobre la creación literaria

Letras

La frase del escritor

Letras

Un cuarteto literario en clave de sol

Letras

Oía hablar a los árboles

Letras

El ‘slow’ de Pessoa (o las vicisitudes de la melancolía)

Letras

Claudio Rodríguez: del camino, del hombre

Letras

Sobre las Brontë

Letras

Borges en Ginebra

Letras

Philippe Jacottet: ‘Pensamientos bajo las nubes’

Letras

Juan Goytisolo: ‘sobre asuntos sociales y personales’

Letras

Miguel Hernández en Portugal

Letras

Mi Gloria Fuertes

Letras

Robert Walser, el paseante espiritual

Letras

‘Al menos, memoria’: Juan Ruiz de Torres

Letras

Cela, celador, celando, celar

Letras

Miguel Hernández: ‘Cancionero y romancero de ausencias’

Letras

Rafael Montesinos, renovador

Letras

Bartolomé Soler, lo amargo de la diosa

Letras

Rubén Darío, poeta de las dos orillas

Letras

Jovellanos, poeta

Letras

Un paseo por los ‘jardines’ de Eloy Tizón

Letras

Azorín, sobrevivido

Letras

Rosalía de Castro, la mejor de los mejores

Letras

Eugenio Gerardo Lobo, el ‘capitán coplero’

Letras

Galdós: una conciencia histórica lúcida

Letras

Desde el silencio, a Nicolás del Hierro

Letras

Salustiano Masó, la fuerza del tiempo

Letras

Los ‘Rubaiyat’ de Omar Khayan

Letras

Carmen Laforet, esa chica explosiva del Ateneo

Letras

Gabriel Celaya, el sueño de trabajar la poesía

Letras

Ramón Hernández, un diamante literario en las calles de Madrid

Letras

María Teresa León, el papel de la melancolía

Letras

Luis Felipe Vivanco, un poeta de los que siempre regresan

Letras

Rafael Pérez Estrada, el poder de la imaginación