diciembre 2021 - V Año

‘Matamala’ de Alberto Infante

Matamala
Alberto Infante
Editorial De Jaque Libros, Madrid, 2021

Hace apenas un año el escritor (novelista, poeta y ensayista) Alberto Infante nos sorprendió gratamente con el libro Crónica del año de la pandemia. Una obra que, sin duda, es una referencia esencial para comprender lo sucedido durante la pandemia que poco a poco vamos dejando atrás.

Ahora, Alberto Infante regresa a la escena literaria con una nueva y espléndida novela, Matamala. Un título vibrante tras el que descubriremos una intrincada trama de acontecimientos que irán captando la atención de quienes se adentren en sus páginas, porque Matamala es sobre todo un sugerente itinerario por diversos aspectos de la condición humana y el paisaje social de nuestros días.

La novela se ubica en una localidad ficticia de la sierra madrileña, ámbito geográfico bien conocido por el autor, donde va a tener lugar un extraño y absurdo asesinato que irá envolviendo al pueblo en una espeso e insólito desasosiego hasta desentrañar el secreto o secretos que se ocultan tras lo sucedido.

De esta forma, un crimen es el punto de partida elegido por el autor para construir un significativo entramado de relaciones entre los diversos personajes que surgen a lo largo de la novela. Porque en Matamala nada es lo que parece. Así, la necesaria tarea de averiguar la verdad que hay detrás del luctuoso suceso con el que se abre la novela, será al mismo tiempo una labor de investigación periodística, judicial, psicológica e histórica. Donde la autopsia, un clásico de nuestro tiempo, es relevante para conocer dicha verdad. Más aún, siendo médico el autor de esta novela.

En este sentido, la nueva novela de Alberto Infante es un territorio donde surge la intriga y la violencia, donde el autor explora la nobleza y miserias del ser humano o sentimientos como el amor o el odio que hacen también acto de presencia en la obra. Una labor de indagación sobre todo aquello que rodea a la muerte de Santiago, víctima propiciatoria de esta historia. Algo que hará emerger otros crímenes de un tiempo pasado que están muy presentes en el relato de Infante. Actos cometidos hace cuarenta años sin cuya referencia no es posible comprender lo que acontece en Matamala, algo que permite al autor sumergirse en la historia de nuestro país, en la España de hace varias décadas, de la Transición a la democracia y del progreso económico que vendría después.

Por ello, Matamala puede leerse como una novela policiaca y una novela histórica al mismo tiempo. También como un análisis de los conflictos generacionales y culturales, y un lúcido retrato de las profundas desigualdades entre las grandes ciudades y el medio rural.

No pasa inadvertido el elaborado y nutrido elenco de personajes: Mónica, periodista en ciernes; Dionisio, el licenciado en arte y restaurador; Enrique, el concienzudo forense; Vanesa y su atracción por Iliana; Federico, el asilvestrado alcalde que no soporta a los ‘señoritos de barrio pijo que no han doblado el lomo en la vida’ y que en su partido político pretenden atarle en corto; Domínguez, el juez; Jonás, quien se encuentra en prisión como ‘en el puto vientre de la ballena’ bíblica, etc. Un representativo retablo de la sociedad del siglo XXI que, con diversas implicaciones en el argumento, salen a nuestro encuentro con las diferentes personalidades que el autor ha construido para cada uno de ellos.

Con un hábil empleo del lenguaje que revela el notable oficio literario que posee Alberto Infante, puede afirmarse que Matamala es un relato verosímil de nuestra época, donde el autor introduce en el devenir de la trama temas tan candentes como la inmigración, la frágil seguridad en las urbanizaciones periféricas de las grandes ciudades, los incendios forestales provocados,…

Asimismo, con gran agilidad narrativa y un acertado acento cinematográfico el autor sabe, por ejemplo, dar un giro inesperado a la acción y poner el foco en una sórdida historia de los años 80 del siglo pasado, para finalmente, como mandan los cánones, ‘seguir la pista al dinero’ con el objetivo de hallar las deseadas respuestas.

No falta tampoco el humor y la ironía en esta historia de crímenes presentes y pasados. Así podemos tropezarnos con consideraciones de esta índole: ‘Si un marciano llegará de pronto a la Tierra y observara lo que pasa llegaría de inmediato a una conclusión: en el mundo mandan la mitad de los humanos menos apta para ello.’ En efecto, sería lo más probable.

Matamala es en definitiva una novela al más puro estilo Alberto Infante, quien ya nos sorprendió hace un tiempo con sus Constantes vitales. La nueva novela de este avezado escritor cautiva al lector o lectora, entretiene y llama a la reflexión sobre diversas cuestiones que no deben pasar inadvertidas en el mundo que nos rodea. Una obra imprescindible para nuestra biblioteca.

En cualquier caso, no pierdan de vista aquí a uno de esos personajes que no abre la boca, insignificante, pero ‘capaz de determinar el curso de los acontecimientos con su sola presencia’, quizá así descubran el porqué de dos asesinatos y un suicidio. Quién sabe. Abran el libro y lean la primera página… El enigma de Matamala les espera.