abril de 2024 - VIII Año

‘Música, delicias del asombro’ de Antonio Daganzo

Música, delicias del asombro, de Antonio Daganzo
Ondina Ediciones, Colección Teknós
Madrid, 2023
228 páginas

El pasado día 22 de junio de 2023, en el Centro Social “Armando Rodríguez” de Rivas-Vaciamadrid, tuvo lugar la primera de las presentaciones del nuevo libro del poeta, crítico literario y musicólogo (varias veces premiado) Antonio Daganzo, Música, delicias del asombro, bajo el sello de Ondina Ediciones; libro dedicado al comentario musicológico de cien obras de la música clásica desde el siglo XVI hasta finales del siglo XIX. Estas piezas musicales puede que no sean las más conocidas por el público en general, pero sin duda merecen su reconocimiento a través de las páginas de este ensayo.

Aunque no es la primera obra sobre este tema del autor—ya en 2014 presentó Clásicos a contratiempo—, Música, delicias del asombro llega al panorama literario con un objetivo fundamental, el de ayudar a la pedagogía, a la difusión, a la ruptura del mito de que la música clásica es música de élite. Según leamos los diferentes capítulos del libro (no hace falta hacerlo de una manera secuencial, aunque las entradas en sí llevan un orden cronológico, tomando como referencia el año de nacimiento del compositor), se tiene la sensación de adentrarse en un mundo de microrrelatos, de pequeñas narraciones, en los que Antonio Daganzo nos cuenta la historia y ventura de composiciones de una gran calidad, cuyo itinerario queda marcado por el subtítulo de la obra: De Palestrina a Augusta Holmès: 100 curiosidades del repertorio clásico internacional. Cabe agradecer a la sensibilidad de Daganzo el que también recoja el trabajo de compositoras, hecho reivindicativo de la presencia de la mujer en el arte, como es el caso de Augusta Holmès, Clara Wieck o Fanny Mendelssohn.

El libro muestra como pórtico una cita que no nos deja indiferentes, pese a su celebridad:

“Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.”

No son cien puertos, pero las cien piezas que se desarrollan nos hacen sentir ese placer del que nos habla Cavafis.

Al contenido debemos también sumarle el maravilloso estilo literario del que escribe. Su lenguaje es rico, cromático, pedagógico (ya lo hemos dicho anteriormente), pero a la vez trabaja como un bisturí capaz de diseccionar de manera precisa pero delicada cada pequeña pieza que nos muestra. No en vano nos encontramos ante un diestro musicólogo.

Llegados a este punto es de recibo referirnos a la importancia de la musicología como disciplina de conocimiento, que nos permite comprender las distintas épocas y su reflejo en las composiciones musicales, ya sea en relación con los estilos artísticos (Renacimiento, Barroco, Romanticismo) como en sus expresiones religiosas o profanas, o los distintos ámbitos geográficos en los que se desarrollan. En este libro podemos, también, beber de esas fuentes musicológicas que nos hacen comprender por qué, dependiendo de la época histórica, se componía lo que se componía, así como las circunstancias de este “conjunto de pinceladas de divulgación urgente”, como así las denomina el propio autor en la Introducción.

Los autores seleccionados son, en algunos casos, muy conocidos, como pueden ser Mozart, Schumann o Rubinstein; mientras, otros llamados secundarios dan la réplica de una manera ajustada para completar este crisol, este mosaico de piezas musicales que forma Música, delicias del asombro.

La cultura no es una joya que necesita guardarse en un cajón, sino todo lo contrario. Debemos difundirla, hacerla asequible sin que pierda calidad para que se convierta en un elemento imbricado en nuestro día a día. La última creación de Antonio Daganzo se suma a este objetivo, y es ese uno de sus valores, siendo capaz de hacer llegar de una manera amena el conocimiento, el por qué y quién de una parte de esa música a veces incomprendida por el gran público.

Para terminar, y aunque el consejo resulte obvio, sugerimos la receta para la lectura de Música, delicias del asombro: póngase cómodo, querido lector o lectora, busque la pieza musical elegida del libro en internet, si no la tuviera a mano, y proceda a seguirla a través de la lectura correspondiente. Le aseguramos una experiencia inolvidable.

Música, delicias del asombro: cien razones para disfrutarlo.

COMPÁRTELO:

Escrito por

Archivo Entreletras

Sagasta, el gran prestidigitador
Sagasta, el gran prestidigitador

Don Práxedes Mateo Sagasta (1825-1903) fue nada menos que siete veces presidente del Gobierno, aunque muchos sólo lo recuerden por…

El sentimiento trágico de la vida
El sentimiento trágico de la vida

Una relectura de Unamuno en tiempos de incertidumbre Unamuno por Gutiérrez SolanaEn el año 1913, Unamuno publicaba ‘El sentimiento trágico…

Andanadas inútiles: Estado y Gobierno, un mismo horizonte
Andanadas inútiles: Estado y Gobierno, un mismo horizonte

Los periódicos fueron, durante la Transición, observatorios principales del vasto panorama político que se abría entonces a la vista de…

320