septiembre 2020 - IV Año

LUGARES

Recorriendo la Great Ocean Road

Great Ocean Road 2Great Ocean Road Por Laura Ladrón de Guevara Cabrera.-

 

No es rápido, ni barato, viajar a Australia, por lo que a la hora de realizar un desplazamiento de tantos kilómetros se intenta sacar suficiente tiempo y aprovechar el visado lo máximo posible. Aun así, la extensión del país (unos 7,692 millones de kilómetros cuadrados) hace prácticamente imposible llegar a conocerlo en su totalidad, incluso para sus propios habitantes. A la hora de visitar la tierra de los canguros, si nuestro tiempo es limitado, lo mejor será elegir ciudades, puntos específicos o zonas no muy grandes para recorrer, intentando tomar el avión para ahorrar tiempo en los trayectos más largos. Sin embargo, coger un coche y lanzarse a la carretera se va a convertir en una aventura imprescindible y casi obligatoria, aunque empleemos más tiempo y combustible en ello, cuando se trate de recorrer la Great Ocean Road, una de las rutas más famosas, recomendadas y espectaculares del planeta.

12Apoěstoles212 ApóstolesLo que nos encontraremos al girar la primera curva de la Great Ocean Road serán las olas levantándose con vigor y golpeando con fuerza las rocas de la orilla. Esta carretera se extiende por unos 243 kilómetros de la costa del Estado de Victoria, al sur de Australia, alternando en su recorrido vistas al mar y frondosos bosques verdes. Fue construida por soldados australianos excombatientes de la I Guerra Mundial, lo que la convierte en un símbolo y en otro memorial de guerra de los tantos erigidos por todo el país. En este trayecto serpenteante tendremos ocasión de ver blancas playas, extensos parques naturales, profundos acantilados y contemplar también algunas maravillas de la naturaleza como los 12 Apóstoles o el llamado Puente de Londres, frutos de la erosión del mar sobre gruesas torres de piedra que amenazan con su desaparición en el futuro (de hecho, a veces solo se cuentan 9 de los 12 Apóstoles originales). Haremos más de un alto en el camino solamente para admirar el paisaje e intentar capturar imágenes en la retina.

The Grotto 2The Grotto El itinerario puede variar, según el tiempo que deseemos dedicar y las paradas que queramos realizar. Podemos ir y volver, pernoctar en el camino o extender la travesía hasta llegar a Australia Meridional y visitar la ciudad de Adelaida. Desde Melbourne, capital de Victoria y una de las ciudades más grandes, cosmopolitas e importantes de Australia (por supuesto, otra visita que no podemos dejar de hacer) nos llevará aproximadamente una hora y media alcanzar la costa y el inicio de la carretera en la villa de Torquay. Si nos detenemos aquí entraremos en sintonía con el espíritu surfero australiano que tiene parte de su historia escrita en este lugar. Una vez tomamos la Great Ocean Road, las aguas del Estrecho de Bass nos acompañarán casi todo el camino invitándonos a entrar más adelante en Bells Beach, una de las playas más famosas repartidas en este tramo de costa.

Gibson Steps 1Gibson Steps La carretera llega hasta la ciudad de Portland, atravesando otros tantos pueblos como Anglesea, Lorne, Apollo Bay o Warrnambool en los que podemos parar a comer, descansar o buscar acomodación si pretendemos continuar el paseo al día siguiente. Desde estos puntos podemos comenzar algunas de las rutas de senderismo y aventurarnos en los bosques, dejando el coche aparcado por un par de horas para explorar la naturaleza salvaje tan presente en toda Australia. Si seguimos rodando nos toparemos con algunas rectas y caminos aparentemente despejados donde se nos recomienda extremar la precaución por la presencia de canguros (y ualabíes) atravesando la zona; poniendo atención y con un poco de suerte podremos encontrar alguno saltando por el camino. Debemos también ser pacientes, ya que en muchos puntos de interés y miradores probablemente tengamos que esperar turno y abrirnos paso para poder fotografiar las que son, casi sin duda, las mejores panorámicas que captaremos en nuestro viaje. La espera merecerá la pena.

Puente de Londres1Puente de LondresEl tiempo en el sur de Australia es bastante cambiante y menos soleado de lo que podemos esperar incluso en verano, especialmente si lo comparamos con la Costa Este. Ya desde Melbourne podemos notar una sensación de bochorno ocasional cuando el calor y la humedad se mezclan a ratos. Nubes intermitentes y bajada de temperaturas a la puesta del sol pueden sorprendernos en el camino, por lo que es recomendable ir preparados, especialmente si pretendemos acampar en alguno de los numerosos campings situados en la carretera. Pasar la noche junto al mar y bajo las estrellas es un plan muy atractivo y altamente recomendable en esta zona, aunque debido al alto volumen de campistas es necesario reservar con tiempo nuestro espacio de acampada, bungaló o parking para nuestra caravana, si es el caso, o informarnos debidamente de la ubicación y el estado del resto de áreas gratuitas para acampar. Dormir al aire libre y arrullados por las olas es una experiencia única y puede que la mejor manera de aprovechar este road trip por una de las principales y más fascinantes rutas turísticas australianas. Sin duda, un recuerdo imborrable.

 

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN LUGARES