julio de 2024 - VIII Año

Exposición: Mauthausen memorias compartidas

Hasta el 18 de junio de 2023

El Centro Sefarad-Israel, junto a la Secretaría de Estado de Memoria Democrática, presenta la exposición MAUTHAUSEN: MEMORIAS COMPARTIDAS, que se puede visitar en su sede de la Calle Mayor 69, hasta el 18 de junio.

El objetivo de esta muestra es dar a conocer las experiencias compartidas de los republicanos españoles que marcharon al exilio tras finalizar la Guerra Civil, su detención en la Francia ocupada por los nazis y el posterior traslado al campo de concentración de Mauthausen (Austria). En este punto, sus vidas se cruzaron con las de numerosos judíos que terminaron prisioneros en el mismo campo.

Visité Mauthausen hace más de treinta años. Era pleno mes de agosto, sin embargo, aquella mañana el sol no brillaba. Recuerdo un silencio aplastante y un cielo encapotado que se fundía con el enorme muro de granito gris que se alzaba frente a mí.   

El comienzo nos sitúa en el contexto histórico. Las fotografías y cartelas exponen, de manera breve, cómo se desarrollaron los hechos y cuáles fueron sus principales desencadenantes; Europa sufría una crisis económica y de identidad a principios de los años 30, condiciones que tuvieron un tremendo impacto en la población y favorecieron el arraigo y expansión de movimientos populistas. Las notas explican la llegada al poder de Adolf Hitler en Alemania el año 1933 y el comienzo de las persecuciones contra el pueblo judío, que fueron extremas, y legitimaron el antijudaísmo anticomunismo y pangermanismo.

Por otra parte, en 1936, España sufre un golpe de estado militar encabezado por el general Francisco Franco, que contó con la ayuda de Italia y Alemania para derrocar al gobierno electo de la Segunda República.

Finalizada la contienda española, entre los meses de enero y febrero de 1939, cerca de medio millón de españoles cruzaron los Pirineos camino del exilio ante el inminente triunfo de las tropas franquistas en la Guerra Civil.

En las imágenes, vemos grupos de refugiados españoles intentado cruzar la frontera con Francia. Otra instantánea, enseña cómo el propietario de una tienda de marroquinería de Liechtenstein comprueba el estado en que ha quedado su establecimiento, destrozado por completo, tras el pogromo de la Kristallnacht en noviembre de 1938.

Aparece también recogida la imagen del encuentro de Franco y Hitler en Hendaya (Francia) el 23 de octubre de 1940.

Esta zona presenta, además, ampliaciones fotográficas que ocupan toda una pared y nos trasladan hasta el día siguiente en que tuvo lugar la liberación del campo de concentración de Mauthausen, con los recién liberados aclamando a los soldados del ejército estadounidense y el despliegue de una enorme pancarta que dice: “Los españoles antifascistas saludan a las fuerzas liberadoras”.

Algunos españoles lograron introducirse en la compleja estructura organizativa del campo como secretarios, intérpretes, fotógrafos, etc. A nivel político se constituyeron organizaciones de resistencia en las que sobresalían, por su solidez, la comunista y la anarquista.

Numerosa documentación, fichas con datos personales de los detenidos, objetos y vídeos respaldan a lo largo de la exposición las durísimas experiencias aquí contadas.

En la fotografía tomada el día después, tras la liberación, se aprecia a Francesc Boix (Barcelona 1920-París 1951) con su cámara fotográfica, esta vez, delante del objetivo. Boix, conocido como el fotógrafo de Mauthausen, es el autor de las imágenes más difundidas del campo. Deportado en 1941 fue destinado al servicio de identificación. Se le confió la tarea de efectuar los retratos policiales y el reconocimiento de los recién llegados. Él se encargó, asimismo, de retratar el día a día en el campo con su cámara.

Muy llamativo es, también, el caso de Joan de Diego (Barcelona 1915-2003). Deportado a Mauthausen en 1940. Tras trabajar en la cantera llegó a ser secretario tercero de ésta. Su testimonio fue crucial en los juicios contra los jefes nazis.

La segunda sala nos lleva directos al Infierno de Mauthausen con declaraciones de personas que sobrevivieron para contarlo. Resulta muy complicado elegir una para realizar esta reseña, todas ellas poseen un extraordinario valor humano e histórico.

En esta sección vemos una fotografía obtenida del archivo de la SS. En ella un grupo de prisioneros sube por las llamadas “escaleras de la muerte” cargados con enormes bloques de piedra procedentes de la cantera próxima al campo de Mauthausen.

Continúanos la visita y quedamos impresionados por el documental “Después de la niebla”. En el que Siegfried Meir (Alemania, 1934­­-­Ibiza 2020) describe su encuentro con un prisionero español, Saturnino Navazo (Burgos 1914-­­Francia 1986). En enero de 1945, Meir, fue trasladado a Mauthausen. Allí, en la barraca de los españoles, encontró protección y cuidado por parte de Saturnino.

Navazo era un futbolista con futuro cuando estalló la Guerra Civil. Combatió en el Ejército de la República. Con posterioridad se refugió en Francia y capturado por los nazis en el país vecino, terminó deportado en Mauthausen. Sus dotes futbolísticas facilitaron su supervivencia al obtener trabajo en las cocinas del campo mientras se encargaba de organizar partidos de futbol. Tras recuperar su libertad, Navazo adoptó a Meir y juntos se instalaron en Francia.

Gracias a las Asociaciones de Memoria y a la progresiva implicación de diferentes gobiernos, se vienen desarrollados actos con la intención de sensibilizar a la población de lo que representó el nazismo, además para dar a conocer y rendir homenaje a la trayectoria de los deportados.

Para finalizar, sobresale el proyecto denominado Stolpersteine que concibió el artista alemán Günter Demning con el propósito de rescatar la memoria de todas las personas que fueron víctimas del nacionalsocialismo. Consiste en la colocación, delante de la última residencia donde el deportado vivió antes de su arresto, de un pequeño bloque de cemento en forma de adoquín con una placa de latón dorado en la que se graban los datos más relevantes de la persona que se desea recordar. Existen Stolpersteine en numerosas ciudades europeas.

La visita a la exposición resulta una experiencia sobrecogedora que nos lleva a reflexionar acerca de la grandeza que tiene el ser humano al superar acontecimientos terribles que cambian sus vidas para siempre, en contraste con la inclinación inhumana e infinita de hacer daño.

El Centro Sefarad-Israel, es una institución que trabaja de manera incansable para crear un espacio de encuentro que permita la difusión del rico legado histórico sefardí y las diferentes realidades de la comunidad judía por todo el mundo, así como estrechar los lazos entre Israel y España.

COMPÁRTELO:

Escrito por

Archivo Entreletras

Francisco Ayala, un exiliado republicano en búsqueda incesante del sentido de la existencia (I)
Francisco Ayala, un exiliado republicano en búsqueda incesante del sentido de la existencia (I)

“La verdad es que estos apuntes míos están resultado demasiado desordenados, y hasta se me ocurre que caóticos, tal vez…

Montserrat Caballé: la naturalidad de la perfección, y la perfección de la naturalidad
Montserrat Caballé: la naturalidad de la perfección, y la perfección de la naturalidad

Con motivo del fallecimiento, el pasado 6 de octubre, de la cantante lírica Montserrat Caballé la revista Entreletras publica este…

Científicos en el exilio interior: Fernando de Castro
Científicos en el exilio interior: Fernando de Castro

Fernando de Castro nació en Madrid en 1896 y murió en la misma ciudad en 1967, fue vicedirector del Instituto…

358