octubre 2021 - V Año

ACTUALIDAD

Éxito de la presentación online del nuevo libro de Rafael Fraguas, ‘Papel envuelve roca. Semblanza en claroscuro de Juan Luis Cebrián’

Papel envuelve roca. Semblanza en claroscuro de Juan Luis Cebrián. Dado Ediciones, 2020. 330 páginas. 15 euros

El periodista y Doctor en Sociología Rafael Fraguas acaba de publicar un libro más que interesante sobre uno de los personajes fundamentales de nuestro país, tanto del ámbito de la comunicación como de la esfera socio-política y cultural.

Papel envuelve roca. Semblanza en claroscuro de Juan Luis Cebrián, publicado por Dado Ediciones, se presentó el pasado lunes, 28 de diciembre, a través de internet como mandan los cánones en este tiempo de pandemia. El acto online fue seguido por un nutrido grupo de participantes que tuvieron la oportunidad de conocer algunas de las claves que han llevado a Rafael Fraguas a escribir este libro y, con posterioridad, conversar con el autor sobre diferentes aspectos de una obra imprescindible para conocer mejor la figura del que fuera director del diario El País entre 1976 y 1988. Una etapa de la que Rafael Fraguas, miembro fundador de El País y redactor del periódico desde mayo de 1976, fue protagonista y observador privilegiado.

En este sentido, el autor resaltó, entre otras cuestiones, el contexto de poder mediático, social y político en el que puede enmarcarse a Juan Luis Cebrián. Así como la gran influencia que alcanzó el personaje en una España que daba sus primeros e inestables pasos en una recién recuperada y estrenada democracia.

Explicó Rafael Fraguas cómo el nacimiento de El País, a cuya cabecera está indefectiblemente vinculada la figura de Cebrián, se produjo a raíz de una alianza entre la burguesía ilustrada y diversos sectores progresistas que existían por entonces. De esta forma, la dirección del periódico por Juan Luis Cebrián corrió paralela al entusiasmo democratizador que surgía en todos los rincones de la España de la Transición y al empeño de una gran mayoría de la sociedad por construir una democracia avanzada. Utilizando un símil cinematográfico Rafael Fraguas señaló como El País se gestó en torno a tres personas: José Ortega Spottorno como generador de la idea; Jesús de Polanco como productor, y Juan Luis Cebrián como director.

Muy pronto ‘el periódico se convirtió en un emblema de la democracia en un país huérfano de instituciones democráticas.’, indicó Rafael Fraguas en su intervención, quien continuó comentando cómo el diario fue un éxito de ventas y alcanzó una enorme influencia, convirtiéndose en un contrapoder mediático con un carácter no gubernamental pero con vocación estatal.

Sin embargo, -observó el autor del libro- espoleado por los magníficos resultados y el poder mediático alcanzado, el periódico tuvo inevitablemente que concurrir con otros poderes de diversa índole. Esto provocó que fuera desprendiéndose de esa cualidad de contrapoder como rasgo distintivo y terminara por convertirse en un poder más.

Por otro lado, El País en aquel tiempo era un periódico que se encontraba cómodo en el marco del bipartidismo. Un escenario, anotó Fraguas, muy diferente a la España de nuestros días. ‘Hoy no es posible gobernar este país desde el bipartidismo’, afirmó el autor. Asimismo se produjo un cambio que exigió otros escenarios y otras inversiones, cuando el capital tradicionalmente industrial fue decayendo en favor del capital financiero. Es en ese momento cuando la citada alianza entre trabajadores, profesionales y burguesía ilustrada también se rompe y Cebrián dejará la dirección de El País.

Durante la presentación del libro, Rafael Fraguas apuntó que ha tratado de hacer un retrato objetivo de Juan Luis Cebrían, así como un análisis desde esa distancia apropiada que le proporcionó su posición como miembro de la redacción de El País durante muchos años. Una redacción en la que ‘luchamos siempre para ofrecer pautas democráticas’, subrayó. Esa ‘mejor posición’ en la que estuvo el autor o el temor reverencial que causaba el personaje del que habla este libro, son respuestas posibles al porqué ciertos intelectuales no se han atrevido hasta la fecha a hacer lo que el autor ha hecho en este libro.

Durante la presentación intervino también Mario Domínguez al que Rafael Fraguas se refirió como ‘un editor valiente por publicar este libro’.

Sinopsis del libro

Papel envuelve roca. Semblanza en claroscuro de Juan Luis Cebrián  de Rafael Fraguas recuerda una de las tres fases del juego infantil que se completa con Roca rompe tijeras y Tijeras corta papel. Metáfora elegida para subrayar la misión que el papel de una parte de la Prensa, imbuida por anhelos democráticos, desplegó durante la Transición alrededor de una rocosa dictadura que retardó la Historia española cuatro décadas. La metáfora sirve asimismo para personalizar este proceso en torno a un periodista cuya pétrea profesionalidad adquirió, como se ha dicho, un protagonismo central en aquel proceso. Al frente de El País, con la imprescindible ayuda de un equipo entusiasta y en la primera fase de su andadura -sobre la que versa este libro-, lo convirtió en una óptima atalaya de observación y crítica de la nueva realidad que España encaraba. Desde ella se asoma el autor, integrante de la Redacción fundacional, para informar sobre los aspectos desconocidos de aquel arriesgado y excitante reto. El éxito social y económico acompañó su arranque, al igual que la imagen de la Transición. Pero en el interior de ambos germinaban ya agudas contradicciones.

Un libro imprescindible, como ya se ha mencionado, para conocer las claves de un personaje indispensable de nuestro tiempo, Juan Luis Cebrián; de un periódico inherente a una época, El País; y de una etapa que es difícil entender sin ahondar en lo que ambos han significado en la historia reciente de este país.