noviembre 2020 - IV Año

ARTE

Lo bello, medio día de intelección

Ortega y Gasset okOrtega y Gasset En 1925, en texto titulado ‘La deshumanización del arte’, preguntó José Ortega y Gasset lo siguiente: ‘¿Qué significa ese asco a lo humano en el arte? ¿Es, por ventura, asco a lo humano, a la realidad, a la vida, o es más bien todo lo contrario: respeto a la vida y una repugnancia a verla confundida con el arte, con una cosa subalterna como es el arte?’ El arte moderno, comenta el egregio filósofo español, es bello, es estilo, por ser deshumanizado, lo que representa fúnebre paradoja porque lo bello es icónico valor humano.

Para desanudar la supramentada paradoja será menester recordar lo que sobre el arte y lo bello han dicho cabezas que pensando intuyeron lo ‘a posteriori’, lo quiera o no Kant, tales como la de Platón, la de Samuel Johnson, la de Ortega, al que venimos citando, y la de Leon Wieseltier. También será imperioso acordarnos del modo en que se produce todo conocimiento humano.

Todo conocimiento, explica Kant (‘Estética trascendental’, KrV, B33-B73), empieza con la sensibilidad, que posibilita las intuiciones, y con el entendimiento, que urde conceptos para esas intuiciones. Conceptos e intuiciones, o mejor dicho, categorías lógicas e imágenes de la materia que captamos, componen los fenómenos, que son representaciones. ¿Qué es una representación? Una imagen objetiva, esto es, hecha según los parámetros de la lógica y de las formas de la sensibilidad, que son el tiempo y el espacio.

Tiempo y espacio, expone Kant, no son empíricos, es decir, no son parte de los objetos, sino representaciones ‘a priori’ necesarias, aportaciones intelectuales nuestras, que se llaman ‘intuiciones puras’ y que permiten que conozcamos objetos. Tiempo y espacio son subjetivos cuando no trabajan materia alguna. El espacio es siempre concebido como ‘cantidad infinita’, ilimitada, es decir, como mera ‘geometría’ (extensión y figura), y el tiempo siempre es concebido como ‘sentido interno’, como analogía de la experiencia. Lo que allende, fuera de nosotros acontece, debe ser o permanente o sucesivo o simultáneo. Toda representación o fenómeno, luego, es lógica, geométrica y analógica y labora con los datos de la materia.

KantKantSabedores de los kantianos preceptos estéticos, útiles para arrostrar el arte siendo discretos, comentemos lo que Platón sobre lo bello aseveró en el ‘Hipias Mayor’. En dicho texto se pregunta por la diferencia entre ‘lo’ bello y lo que ‘es’ bello (287d). Imposible es, se dice, determinar qué cosas son bellas sin poseer un concepto sobre lo bello. Pensamos que no es posible poseer conceptos ‘a priori’ sobre lo bello, pues ni la lógica ni las formas de la sensibilidad, por sí mismas, son agradables. Y los conceptos empíricos son, por cierto, siempre insuficientes.

Platón afirma que lo bello siempre puede relativizarse (288c), que una cuchara bella, útil, parangonada con el poder político, más útil, no es bella. Se confundía, nótese, lo bueno con lo bello porque se creía que lo bello, por ser idea, era algo exterior. En la época de Platón las ‘intuiciones puras’, geométricas, numéricas, eran tenidas por cosas externas, no por humanas aportaciones intelectuales.

Otra mente genial, la de Samuel Johnson (‘The modern form of romances preferable to the ancient. The necessity of characters morally good’, The Rambler, 31 de marzo de 1750), dice que la misión mayor del arte consistió en representar la vida en estado puro (‘life in its true state’), lo que exigía no calenturientas y desaforadas imaginaciones, sino estudio, experiencia vital y prudencia. El arte moderno, sostiene, no entretiene con gigantes, magos, etc., que no caben en lo verosímil, sino echando mano de lo necesario, lo existente y lo posible, categorías para enjuiciar. Lo bello, además de poder ser percibido, contiene ideas, como la de virtud, que es agradable no siendo cosa inalcanzable, sino siendo ‘lo más alto y puro que la humanidad puede alcanzar’, citando a Johnson.

Lo bello, sostiene Ortega, es estilo, y estilizar, como ya se dijo, es deshumanizar. A las masas les place mucho el realismo, la vulgar imitación de lo real, gusto del que se desprende el romanticismo, exaltación hiperbólica de la personalidad, y el naturalismo, aceptación servil de la naturaleza. Lo bello, que es ideal plasmado, es intuición que mejora la intelección de ideas, no sensiblería, no ‘contagio psíquico’, a decir de Ortega, sino ‘medio día de intelección’.

Hoy, que el pensamiento crítico anda pobre y desnudo, el arte mediocre se alza gracias a la ‘exageración analógica’, merced al comparar, como escribió Wieseltier (‘Excellent New Art’, New Republic, 11 de enero de 2011), a los artistas populares del día con poetas como Eliot, Rilke o Shakespeare. Hoy, que la intuición de los objetos ha sido reemplazada por la iconografía, por la ‘culture of references’, no se captan estilos, sino sólo rasgos empobrecidos de la música, de la pintura, etc.

Samuel JohnsonSamuel JohnsonSostenemos, luego de recorrer veloces algunas opiniones doctas sobre lo bello y el arte, que éste nace por el afán de creación, de realizar no caprichos o deseos pueriles, sino ideas éticas, impulso que explica todo ‘ismo’ y todo ‘gnosticismo’. Lo bello, así, es composición artificiosa en la que conocemos ideas intuyendo y conceptuando.

El ser humano, parece, desea vivir regido por ideales, esto es, pretende adunarlo todo, ordenar la antinómica dispersión que le circunda. Componer es soslayar hiatos en el espacio y saltos en el tiempo. Entre hiatos y saltos imposible es, por ejemplo, inferir científicamente, o vivir, a decir de Kant, en el ‘reino de la posibilidad’ (‘Reich der Möglichkeit’), de lo singular. Calderón de la Barca lo dice mejor: el mundo es ‘tan singular, que el vivir sólo es soñar’. Vivir entre lo singular es habitar totalidades, pluralidades, caos. El desorden siempre es feo.

El artista, captando la tartamudez del mundo, cosas variopintas, artificioso construye mundos propios con lo simple, que dice Kant no es asequible para nuestra sensibilidad. Nacen, por ende, los ‘ismos’, los mundos de puntos o puntillismo, los mundos de cubos o cubismo, etc., y con dichos puntos y cubos se sueñan caminos hacia las ideas.

Idea, escribe Kant, es un ‘concepto necesario de la razón, al que lo le puede ser dado ningún objeto congruente en los sentidos’ (KrV, B383). No hay ser perfectamente piadoso, bondadoso, por ejemplo, en el planeta, esto es, no hay encarnaciones de esas ideas. El artista, con ‘ismos’, materializa las ideas necesarias para la razón, da materia que puede ser conceptuada, es decir, que posibilita experiencias.

El gran artista, captando el instante en el que Rebeca, digamos, domeña la incredulidad con piedad (Génesis 24: 18) para dar de beber a un desconocido, eterniza algo espacial y temporalmente contradictorio, pero que parcialmente existe y es racional, posible. Lo bello, respondemos a Ortega, procede del asco a la humana costumbre de anudarlo todo con puerilidad y es cosmovisión simplificada, estética, perceptible, lógica, regida por ideas.

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ARTE

Arte

Pedro Miguel Marqués, ‘el Beethoven español’

Arte

Tirso de Molina y el cine. El terso torso de Tirso de Tarso.

Arte

Giuseppe Verdi en su viaje a España 

Arte

Dime tú, Antígona: ¿Ha cambiado algo en 2.500 años?

Arte

Seis años de ‘Clásicos a contratiempo’, de Antonio Daganzo

Arte

Las flores gigantes de Petrit Halilaj en el Palacio de Cristal del Retiro

Arte

Recordando a Joaquín Sorolla en el bicentenario de la Docta Casa

Arte

Madame Anselma y el Ateneo de Madrid

Arte

‘Those Were the Days’: La canción que Los Beatles nunca grabaron

Arte

Una hora y media en el Museo del Prado (y II)

Arte

Una hora y media en el Museo del Prado (I)

Arte

Arturo Benedetti Michelangeli, el arte de lo eterno

Arte

Alberto Sánchez y la Escuela de Vallecas

Arte

La tradición de los manuscritos iluminados del románico

Arte

El extraño rostro de Jaca

Arte

Vivir de milagro: lamento a dos voces

Arte

Sorolla: el dibujo como esencia de su obra

Arte

Cosecha femenina de Arte áulico y sacro en el Palacio Real de Madrid

Arte

Exposición ‘Imágenes y mil palabras’, fotopoesía de Elena Muñoz

Arte

2020: Los 250 años de Ludwig van Beethoven

Arte

Madrid, viernes 19 de noviembre de 1819

Arte

Un lienzo del Ateneo en la exposición ‘Benito Pérez Galdós, la verdad humana’

Arte

Boldini y la pintura española de finales del XIX

Arte

Pintor en Nueva York. Esteban Vicente y José Guerrero en la ciudad de García Lorca

Arte

Exposición ‘MetrallARTE’ de Goyo Salcedo en el Centro Social de Covibar

Arte

Ópera, pasión, poder y política

Arte

El Sahel en el corazón

Arte

Exposición: ‘Los impresionistas y la fotografía’

Arte

Pink Floyd sin los Beatles: matar al padre y ocultar su cadáver

Arte

David Wojnarowicz – La historia me quita el sueño

Arte

Fronteras del arte y la propaganda

Arte

Exposición ‘Extraño, Llano, Vacío’ en el Centro Coreano de Madrid

Arte

Exposición. ‘Kafka el visionario’.

Arte

Exposicion: ‘Balenciaga y la pintura española’

Arte

Exposición. ‘Pioneras. Mujeres artistas de la vanguardia rusa’.

Arte

Paula Rego en el CEART de Fuenlabrada. Giving fear a face. Poniéndole cara al miedo

Arte

Anatomía de un retrato regio

Arte

Juan Antonio Hormigón, estratega de la Cultura como bien social imprescindible

Arte

Exposición: Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre

Arte

Amazonías. Perú en ARCO Madrid 2019

Arte

Modus. A la manera de España

Arte

Arte contra el genocidio colonial en el Retiro. Dierk Schmidt expone ‘Culpa y deuda’

Arte

‘Vida de Pulpo’, Miquel Barceló en la Galería Elvira González

Arte

‘Enigmas’ de Ramón Margareto, una visión Geopop Art de la existencia

Arte

‘El mozo de mulas’, por fin: un hito en la recuperación del legado de Antonio José

Arte

Liberxina. Pop y nuevos comportamientos artísticos, 1966-1971

Arte

‘La puta de las mil noches’ de Juana Escabias en el Teatro Español

Arte

Tamara de Lempicka y la creación Art Decó

Arte

Montserrat Caballé: la naturalidad de la perfección, y la perfección de la naturalidad

Arte

Palabras e impresiones. ‘De la realidad a la fantasía’. Una singular artista en el Ateneo

Arte

Exposición de Dorothea Tanning en el Reina Sofía

Arte

Exposición: ‘Humberto Rivas. El creador de imágenes’

Arte

‘Músicas en la antigüedad’, exposición en CaixaForum Madrid

Arte

Yōkai, Iconografía de lo fantástico

Arte

Supervivientes de la lírica (en la muerte de Antonio Lagar)

Arte

Tectónica humana, lugares de poder. Hernán Cortés Moreno en Fundación Telefónica

Arte

‘Gritos y silencios’ de Domingo Huertes

Arte

Dadá ruso 1914-1924

Arte

‘La antropología de los sentimientos’ de Isabel Muñoz

Arte

La Zarzuela es Patrimonio Nacional

Arte

‘Gloriana’: suntuoso rescate de una joya escondida

Arte

Iglesias coloniales de El Salvador

Arte

Un viaje en el tiempo por Madrid de la mano de Gerardo Contreras

Arte

Visto… y no visto. ‘Inside Out’. Suse Stoisser

Arte

Tambascio: como insuflar vida a clásicos y modernos

Arte

El epitafio de Seikilos

Arte

Dos cuadros (familias reales a través de reales pintores)

Arte

Exposición ‘Warhol, el arte mecánico’

Arte

Exposición ‘Vuelan pájaros´ de Lee Chul Soo

Arte

Lluvia sobre el puente Atake

Arte

Lo bello, medio día de intelección

Arte

Alphonse Mucha nos recibe en palacio

Arte

‘Topografías’, un viaje por la fotografía de Berenice Abbott

Arte

‘Confluencias’, dos grandes de la Escuela de París

Arte

Colección Banco de Santander

Arte

‘Iluminaciones’ de Paloma Navares en Kubo-kutxa

Arte

Ramón Muriedas, escultor (y II)

Arte

Ramón Muriedas, escultor (I)

Arte

Arte de América Latina y España

Arte

‘Ana Torralva: Teoría y juego del duende’. Exposición antológica de fotografía

Arte

Exposición de fotografía ‘Imagin Korea, Beyond the People, Land and Time’

Arte

‘Balerdi (1934-1992)’ Exposición antológica del pintor Rafael Ruiz Balerdi

Arte

Madama Butterfly y la atracción por Japón.

Arte

El dibujo del 27. Vanguardia sobre papel 1920-1939

Arte

‘Ciutat de vacances (Ciudad de vacaciones)’ en el museo Es Baluard de Palma

Arte

‘Misterios y leyendas’ de Ramón Margareto

Arte

Arte, ciencia y filosofía se dan cita en el universo infinito de Escher

Arte

Edén, la figura humana bajo la mirada de Johana Roldán (Jante)

Arte

‘La vida por delante. La infancia en la calle, 1941-1951’ Fotografías de Valentín Vega

Arte

Inmaculata

Arte

Exposición “Cinco horas con Mario: cincuenta años de historia”

Arte

Exposición «Philippe Halsman. ¡Sorpréndeme!»

Arte

Primera exposición en España de Anne-Marie Schneider

Arte

Exposición «Pessoa / Lisboa»