junio de 2024 - VIII Año

¿Realmente hay vida en Marte?

Life on Mars
David Bowie

Life on Mars fue publicada en diciembre de 1971 en el álbum Hunky Dory (A pedir de boca). Pronto se convirtió, junto a Changes, en una de las piezas estrella del LP (y de toda la carrera de Bowie). En cuanto a su gestación… veremos que esa es una cuestión algo más compleja.

Al terminar una corta pero intensa relación con la cantante francesa ganadora de Eurovisión en 1965, France Gall, el músico Claude François escribió (junto a Jacques Revaux) en 1968 una canción titulada Comme d’habitude, que podría traducirse “Como de costumbre”, o en inglés “As usual”. La letra hablaba de la frialdad que puede llegar a haber en una relación que se sabe abocada al fracaso casi desde el principio. Tristeza, resignación o melancolía muy evidentes en ese tema original. Un año después, Ken Pitt, entonces representante de David, oyó la canción y pensó que, traducida al inglés, podría ser un verdadero éxito. Así, pidió a nuestro camaleónico amigo que escribiera una versión. A Bowie no se le ocurrió otra cosa que dar el protagonismo de la balada a un payaso de circo y la tituló Even a fool learns to love (Incluso un tonto aprende a amar). Lo que estaba previsto como un single en la carrera del artista quedó en agua de borrajas al ser rechazado por Decca. Y, ¡qué cosas ocurren!, resulta que el tema original fue visto en televisión por un jovencito (e ídolo de jovencitas) llamado Paul Anka que, no sabemos si recordándole a Diana (esa es otra historia) escribió una versión en inglés de la canción y la bautizó con el título de My way. Él mismo consideró que, cantada por él, un veinteañero, al fin y al cabo, la cosa no resultaba muy creíble con tanta historia de desamor y amarguras y, de esa forma, decidió ofrecérsela a alguien un poco mayor, un tal Frank Sinatra. En RCA Víctor pensaron que la elección era muy adecuada. El resto es de sobra conocido y, al ser probablemente su mayor éxito, tuvo que interpretarla una y otra vez, lo que hizo que La Voz acabase odiando el tema de marras. Su declaración no deja lugar a dudas: “Odio esa canción. Odio con todas mis fuerzas ese éxito pop de Paul Anka que se ha convertido en una especie de himno nacional”.

Y volvemos a Londres. Un David Bowie dolido por haber perdido el tema decidió vengarse “a su manera” parodiando la letra y utilizando unos acordes ciertamente parecidos. Para ello, necesitó subir y bajar de un autobús en un par de paradas, encerrarse en su habitación una mañana con un cenicero desbordado y terminar por la tarde, lo que aprovechó para llamar a Rick Wakeman con el fin de que grabase, aprovechando el piano de cola de David, los imposibles e increíbles crescendos que suenan en la canción, como definió el virtuosísimo Rick.  Lejos, eso sí, del egocentrismo que parece reinar en My way, Bowie versifica acerca de diversos personajes como Mickey Mouse, John Lennon y diversos cavernícolas, marineros, hombres de leyes, etc.

Veamos la letra original:

It’s a God awful small affair
To the girl with the mousey hair
But her mummy is yelling: No!
And her daddy has told her to go
But her friend is no where to be seen
Now she walks through her sunken dream
To the seats with the clearest view
And she’s hooked to the silver screen
But the film is saddening bore
For she’s lived it ten times or more
She could spit in the eyes of fools
As they ask her to focus on

Sailors fighting in the dance hall.
Oh man! look at those cavemen go
It’s the freakiest show
Take a look at the lawman beating up the wrong guy
Oh man! wonder if he’ll ever know
He’s in the best selling show
Is there life on Mars?

It’s on America’s tortured brow
That Mickey Mouse has grown up a cow
Now the workers have struck for fame
‘Cause Lennon’s on sale again
See the mice in their million hordes
From Ibiza to the Norfolk Broads
Rule Britannia is out of bounds
To my mother, my dog, and clowns
But the film is a saddening bore
‘Cause I wrote it ten times or more
It’s about to be writ again
As I ask you to focus on

Sailors fighting in the dance hall
Oh man! look at those cavemen go
It’s the freakiest show
Take a look at the lawman beating up the wrong guy
Oh man! wonder if he’ll ever know
He’s in the best selling show
Is there life on Mars?

Y veamos una traducción:

Es un terrible asuntillo
Para la chica con el pelo pardo
Pero su mamá está gritando: ¡No!
Y su papá le ha dicho que se vaya
Pero su amigo no aparece por ningún sitio
Ahora camina a través de su sueño hundido
Al asiento con mejor vista
Y está enganchada a la pantalla plateada
Pero la película es un rollo
Porque lo ha vivido diez veces o más
Podría escupir a los ojos de los necios
Cuando le piden que se concentre en

Marineros peleándose en la sala de baile
¡Oh, tío! Mira a esos cavernícolas
Es el espectáculo más raro
Echa un vistazo al policía pegando al tipo equivocado
¡Oh, tío! Me pregunto si alguna vez sabrá
Que está en el espectáculo más taquillero

¿Hay vida en Marte?

Está en las atormentadas cejas de América
Que Mickey Mouse ha convertido en una vaca
Ahora los trabajadores hacen huelga para conseguir fama
Porque Lennon está a la venta otra vez
Mira a los ratones en sus millones de hordas
Desde Ibiza hasta Norfolk Broads
La canción Rule Britannia está prohibida

A mi madre, a mi perro y a los payasos
Pero la película es un rollo
Porque la he escrito por lo menos diez veces
Está a punto de ser escrito otra vez
Cuando les pido que se concentren en

Marineros peleándose en la sala de baile
¡Oh, tío! Mira a esos cavernícolas
Es el espectáculo más raro
Echa un vistazo al policía pegando al tipo equivocado
¡Oh, tío! Me pregunto si alguna vez sabrá
Que está en el espectáculo más taquillero

¿Hay vida en Marte?

Bien, parece que Bowie escribe aquí algo mucho más intimista sin desdeñar la crítica social como la referencia al tema de Lennon, Working class hero, que no deja de vapulear con cierta dureza al sistema capitalista. De hecho, todo circula rápidamente, desde Ibiza hasta Norfolk Broads, un parque nacional cerca de la ciudad inglesa de Norwich.

Parece que una chica va al cine después de haber discutido con sus padres. El genial músico londinense afirmó más tarde que todo en el fondo no es más que la reacción sensible de una chica hacia los medios de comunicación: “Creo que se descubre a sí misma decepcionada de la realidad, que, aunque está viviendo la melancolía de la realidad, se le dice que hay una vida mucho mejor, lejos, en otra parte”. Queda muy bien reflejada la amarga decepción de la chica al no tener un acceso claro a esa mejor vida.

Además, en la mención a los cavernícolas, hay un claro guiño a un tema de The Hollywood Argyles, llamado Alley Oop que, no olvidemos que está basado en una tira cómica de 1932 en la que, curiosamente, aparecían hombres de las cavernas.

La siempre sorprendente (al menos en lo que a música se refiere) BBC, habló de la canción en Radio2 como un cruce entre un musical de Broadway y un cuadro de Salvador Dalí. Incluso Neil McCormick, crítico musical de The Daily Telegraph situó a la canción en el primer puesto de la lista de las 100 mejores de todos los tiempos.

Y aunque, como curiosidad, existe una versión en portugués de la canción que fue interpretada por el artista Seu Jorge, que se dio a conocer en la película titulada ‘The Life Aquatic With Steve Zissou’, me temo que debo seguir recomendando la versión original del Duque Blanco, con ese final que siempre trae a la memoria al Zaratustra de Richard Strauss.

Y es que David Bowie resulta ser un artista que no deja indiferente. De él se dice que, o gusta mucho o no gusta nada, incluso muchos críticos (y una buena parte del público) hablan de etapas maravillosas junto a otras que quizá no lo sean tanto. El caso es que a este hombre que tocó y modeló muchas facetas de las artes se le ha criticado siempre por su enorme audacia y afán de investigación y progreso que jalonan toda su obra. Particularmente, me quedo con todo, no sea que se pierda algo. Y aún no hemos llegado a Berlín después de habernos saltado su odisea espacial. ¡Cuántas cosas! Mientras tanto, nos quedamos con este tema y nos seguiremos preguntando si hay vida en Marte; quizá conejos de Carroll, gatos de Schrödinger, criaturas de Lovecraft u otros enigmáticos seres.

Para escuchar la canción pincha aquí

COMPÁRTELO:

Escrito por

Archivo Entreletras

Santo Tomás Apóstol, evangelizador de las Américas
Santo Tomás Apóstol, evangelizador de las Américas

(o el Sermón Guadalupano de Fray Servando Teresa de Mier, de 1794) La duda de Santo…

¿Por qué no son fiables los datos de contagios de Covid-19 de la Comunidad de Madrid?
¿Por qué no son fiables los datos de contagios de Covid-19 de la Comunidad de Madrid?

TRIBUNA ESPECIAL ‘AL FILO DE LA PANDEMIA’ Hay tres buenas razones para desconfiar de los datos de contagios comunicados por…

La verdad, relativistas, los liberará
La verdad, relativistas, los liberará

AristótelesEl término ‘verdad’, recuérdese, no significa ‘concepto’ en tradicional sentido (comunidad de notas compartidas), es decir, la descripción o el…

342