septiembre 2020 - IV Año

ENTREVISTAS

Eduardo Montagut: ‘La Historia sirve para construir proyectos de futuro’

montagut12Doctor en Historia Moderna y Contemporánea, profesor, escritor, conferenciante, Redactor Jefe del periódico digital El Obrero y colaborador de diversos medios digitales, su libro ‘Episodios que cambiaron la Historia de España. 30 acontecimientos clave de nuestra historia’ destaca en las librerías por ser una obra elaborada con rigor y sentido divulgativo sobre nuestra historia. Un libro que está teniendo una gran acogida entre el público lector, sobre todo entre quienes comienzan a profundizar en el conocimiento de la historia. Entreletras ha conversado con Eduardo Montagut,…

-Acaba usted de publicar ‘Episodios que cambiaron la Historia de España. 30 acontecimientos clave de nuestra Historia’ ¿Cómo surgió la idea de escribir este libro?

-El libro fue un encargo de la editorial. Estaban buscando, en la línea divulgativa de la colección, un acercamiento a la Historia de España, a través de hechos sobresalientes de la misma. La editorial solamente me pidió que me ajustara a unos límites de páginas, dándome libertad para elegir los hechos y la forma de abordarlos. Elegir es complicado y más por los límites de espacio, y seguramente habrá lectores que opinen que faltan algunos hechos sobresalientes o que sobran algunos. Eso podría ser un motivo para escribir otros libros con otros acontecimientos. Cada hecho está presentado con un texto contemporáneo, seguido de una explicación con antecedentes y consecuencias, huyendo de la anécdota y del sensacionalismo.

-¿Necesitamos conocer mejor nuestra Historia?

-Parece evidente que sí. No se conoce realmente, o a través de un uso muy sesgado de la misma para intereses partidistas. Lo estamos viendo con el empleo que fuerzas políticas de ámbito nacionalista, ya sea del catalanismo, ya del españolismo con invenciones de supuestos agravios o rememorando supuestas glorias imperiales, con mitos y ejercicios anacrónicos.

-Dígame, en su opinión ¿qué episodios del pasado condicionan aún nuestro presente?

-En realidad, el siglo XX, con sus antecedentes del XIX, tiene mucho que ver con el origen de problemas que seguimos teniendo como colectividad. El fracaso del paso de un Estado liberal a otro democrático en la primera mitad de siglo anterior es muy determinante, y el franquismo pesa como una losa en muchos problemas o deficiencias democráticas de nuestra actualidad, como es el inveterado autoritarismo de grupos y personas, o la falta de educación política en debates y controversias.

Episodios historia Montagut-En el relato de la Historia intervienen factores muy diversos y, a diferencia de lo que a veces se demanda, nunca es objetivo. Quizá porque no puede serlo. Usted mismo, en relación con la publicación de estos ‘Episodios que cambiaron la Historia de España’ comenta que además del empeño divulgativo, suscitar el debate y la controversia son instrumentos fundamentales para el conocimiento de la Historia…

-El debate sereno, bien documentado y razonado, es un instrumento fundamental para el progreso del conocimiento histórico. No hay un solo discurso histórico, ni verdades a aceptar como dogmas de fe. Existen distintas interpretaciones, pero solamente son legítimas si se fundamentan en un uso razonado, amplio y no sesgado o interesado de las fuentes. Lo demás es propaganda o mala mitología.

-El siglo XVIII supuso un intento de modernizar España, el XIX fue un siglo en crisis política permanente y el XX una época marcada por una cruenta Guerra Civil. ¿Cuáles son los periodos más significativos que usted destacaría de nuestra Historia?

-En la Historia del siglo XVIII son fundamentales los Decretos de Nueva Planta porque suponen una transformación fundamental en la estructura de la organización territorial, al establecer un Estado centralizado que no existía con los Austrias. En el siglo XIX, la Constitución de Cádiz abre el complejo proceso de revolución liberal, el Abrazo de Vergara, con la derrota carlista, supone la estabilización de dicha revolución en su faceta moderada. Por su parte, la Revolución de 1868 plantea la alternativa liberal democrática, que terminará fracasando por un conjunto de factores. Por fin, la Constitución de 1876 diseña el sistema político de la Restauración, el más estable de todo el siglo XIX, pero basado en un turnismo entre las familias liberales, pero sustentado por el fraude electoral. El siglo termina con el Desastre del 98, que simboliza el inicio de la crisis del sistema de la Restauración.

-¿Y el montagut3siglo XX…?

En el siglo XX hasta la muerte de Franco los acontecimientos sobresalientes se acumulan. En primer lugar, la crisis militar, política y social de 1917 supone, en realidad, el fin del sistema liberal de la Restauración, para pasar entre 1923 y 1929 por el paréntesis de la alternativa autoritaria de Primo de Rivera. La instauración de la Segunda República debe entenderse como el aparente triunfo de la democracia con contenido social, que terminará fracasando por la negativa de la oligarquía a que se produjesen cambios importantes en todos los ámbitos, sin olvidar el enfrentamiento que se produce entre las distintas formulaciones de cambios que se producen en lo que llamaríamos la España de izquierdas, o mejor dicho, las Españas de las izquierdas. La Guerra Civil es un acontecimiento trascendental, el fin de la convivencia, el fracaso del progreso y la democracia, y el triunfo de una dictadura intensa y extensa que marcará la vida de este país como ningún otro hecho de la Historia contemporánea.

-Parece importante conocer nuestro pasado para comprender el presente y afrontar el futuro, pero también se dice que la Historia se repite. Cómo historiador ¿cuánto de verdad y cuánto de tópico tienen para usted estas afirmaciones?

-No soy partidario de esa formulación porque los contextos cambian con el tiempo, porque hay factores y elementos nuevos, y porque supone una concepción muy determinista de la Historia. En lo que sí estoy de acuerdo es en la idea de que la Historia sirve para construir proyectos de futuro.

-Además de historiador también ejerce usted la docencia ¿En nuestro actual sistema educativo la Historia tiene la relevancia o el protagonismo que merece?

-Lo que más me preocupa es la enorme dificultad que existe para llegar a los alumnos en las asignaturas de Historia en todos los niveles educativos. El tratamiento ordenado de la información, estableciendo causas y consecuencias, y construyendo un discurso coherente se está convirtiendo en un esfuerzo titánico en las aulas, pero eso no sólo tiene que ver con la Historia nada más sino con todas las Humanidades. Intentar enseñar Historia de forma razonada es un objetivo fundamental, pero muy complicado.

montagut22-¿Cuáles son sus personajes predilectos de nuestra Historia?

-No cabe duda que cuando estudias la Historia hay personajes que te llegan más que otros, aunque debes evitar la hagiografía. Si tuviera que elegir en la Historia contemporánea española me quedaría con Fernando de los Ríos, por su sabiduría, pero no solamente impartida en las aulas y los libros, sino al servicio de un compromiso con una causa por la igualdad y el progreso, y por sus servicios al país. De los Ríos supone uno de los ejemplos más fructíferos y nobles de compromiso de un intelectual en España.

-¿Qué prefiere usted, la Historia o las ‘menudas’ historias de la Historia?

-La Historia, pero la Historia de todo, desde la política, lo social, lo económico, lo material, la cultura y el arte, las cuestiones ideológicas y espirituales, hasta la vida de las gentes más sencillas.

-En la actualidad estamos viviendo un auge de la novela histórica española ¿Qué opinión le merece? ¿Puede la novela histórica ‘sustituir’ a los libros de Historia?

-La novela histórica siempre ha sido necesaria y un género de larga tradición, pero no nos confundamos, eso no es hacer Historia, eso es recreación, y de sustitución nada de nada.

-Usted es un profundo conocedor de la historia del socialismo español. Este año el PSOE cumple 140 años. Voy a pedirle un ejercicio de síntesis, pero ¿cómo calificaría o qué subrayaría del papel que ha jugado el PSOE en la Historia contemporánea de nuestro país?

Síntesis total: el PSOE es un pedazo de la Historia contemporánea española, con todo lo que eso supone. Pocas formaciones políticas en el mundo tienen o han tenido ese protagonismo. Siendo un partido actual, pilar de la democracia, es también un lugar para la Historia.

-Usted es un hombre muy trabajador, colaborador incansable de numerosos medios digitales y en papel, entre los que se encuentra la revista Entreletras. Háblenos de sus planes de futuro ¿tiene algún otro libro en proyecto?

-Estamos trabajando en otro libro de divulgación de Historia contemporánea desde el Estado liberal hasta el fracaso final de la democracia. Y, por supuesto, seguir trabajando en los medios escritos y digitales por divulgar la Historia, pero sin vulgarizarla.

 

 

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ENTREVISTAS