septiembre 2020 - IV Año

ENTREVISTAS

Elena Muñoz: ‘Escribo la literatura que a mí como lectora me gusta’

elenaElena Muñoz acaba de presentar con éxito su nueva novela ‘El huracán y el destino’ publicada por Ediciones Ondina. Con esta novela la autora madrileña (ripense, para más señas) completa la trilogía iniciada con su primera novela ‘Como el viento en la espalda’, a la que siguió ‘Vientos del pasado (El secreto tras el cuadro)’. Elena Muñoz es autora además de la novela ‘Prohibido levantarse después de medianoche’ (novela juvenil de misterio) y del libro de relatos ‘Nacidos bajo el signo de eros’. También es autora de dos poemarios, ‘Momentos de arena y hielo’ (Ediciones Vitruvio, 2015) y ‘Los poemas no cotizan en bolsa’ publicado en la misma editorial en su novedosa colección PoesíaTatoo. Recientemente, estrenó con éxito su primera obra teatral titulada ‘Nieve en Mayo’. Asimismo, los artículos publicados en su blog personal fueron pasados al papel en su libro ‘Mi vida en tacones’.Licenciada en Historia del Arte, Elena Muñoz ha dedicado una gran parte de su vida laboral a la docencia. En la actualidad es gestora cultural. Desde 2016 es vicepresidenta de la Asociación de Escritores de Madrid.

Entreletras ha conversado con la autora con motivo de la publicación de su última novela

-Con ‘El huracán y el destino’ pone fin a la trilogía iniciada con su novela ‘Como el viento en la espalda’. ¿Cómo nació el proyecto de escribir estas tres novelas, fue algo ideado desde el principio o se fue forjando sobre la marcha?

-La verdad es que cuando inicié la escritura de COMO EL VIENTO EN LA ESPALDA nunca pensé en que llegara a ser una trilogía, ni siquiera una novela. En un principio era solo un relato en el que volcar una serie de experiencias a través de la ficción. Pero llegado un número de páginas concretas la historia parecía pedir más y nació la primera novela. Curiosamente, mientras me documentaba para este libro se me cruzó otra trama que, unido al interés suscitado por la protagonista, Marta Nogales, me llevó a escribir VIENTOS DEL PASADO, EL SECRETO TRAS EL CUADRO. Ya había nacido la trilogía que se cierra con EL HURACÁN Y EL DESTINO. Envolviendo a las tres ese elemento común que es el viento, por el que siento una atracción especial, ya que es solo visible a través de sus efectos, como las emociones que despierta la música, la poesía o cualquiera de las artes. No obstante cada una de las novelas es independiente en su lectura.

-Sin desvelar más de lo necesario ¿qué puede decirles a los lectores para que se sumerjanen las páginas de esta nueva novela de Elena Muñoz?

-Siempre digo que escribo la literatura que a mí como lectora me gusta. Mis novelas siempre tienen como objetivo entretener, que los lectores disfruten con mis tramas, aunque de vez en cuando los capítulos estén trufados de reflexiones ante la vida, ante los sentimientos. Me preguntan a veces en qué género encuadrar esta novela ( y las anteriores), y, aunque lo más socorrido sería colocarlas en la «estantería» del misterio, creo que es algo más, un poco como la vida misma, que no deja de ser una puzle de amor, dolor, misterio y humor. Con todos esos mimbres nace EL HURACÁN Y EL DESTINO.

huracan-Usted juega en las novelas de esta trilogía con diferentes planos temporales, para desarrollar un hilo narrativo donde el destino de sus personajes parece estar condicionado en el presente, casi sin remedio, por los sucesos de un pasado a veces muy lejano. ¿Qué le llevó a optar por esta técnica narrativa?

-Tengo que reconocer que para mí el tiempo es un elemento literario (y vital) fundamental. Mi camino en la literatura de ficción se inicia a una edad madura, cuando mi mochila de experiencias está bastante llena. Soy de la opinión de que somos fruto del pasado, no solo inmediato, sino del pasado de nuestra familia, de nuestra generación, de nuestro país, y creo que es importante construir el presente teniendo en cuenta este principio. Mi protagonista, Marta Nogales, durante los tres libros recorre un camino en el que ha de desprenderse de mucho de su pasado para sentirse libre, pero ha de hacerlo sin rencor, que es lo más difícil. Yo no soy partidaria de olvidar, soy partidaria de recordar sin sufrimiento. Desde el punto de vista de la técnica, este juego pasado-presente me parece que da dinamismo a la narración, más que si fuera lineal, aunque he de reconocer que presenta cierta dificultad, porque yo escribo tal y como la novela irá editada y llegará al lector, y en el mismo orden de capítulos.

-En sus obras se mezclan también personajes entresacados de la Historia y otros que surgen de la ficción. ¿Cómo elige y construye los personajes de sus novelas?

-Reconozco que la construcción de personajes es lo que más me divierte. Intento que sean personas reconocibles, dándoles elementos físicos y psicológicos que, aunque se adecúen al perfil que necesito para la trama, pudieran ser semejantes a un vecino, a una prima o al tendero de la esquina. La protagonista, Marta Nogales, nace como la voz que necesitaba al principio de ese relato finalmente convertido en novela. Los demás van surgiendo desde un esbozo hasta convertirse en cada uno de ellos, con nombres y apellidos. A veces la convivencia con ellos no es fácil, porque tienen cierta tendencia a ir por libre, algo que a quien no está familiarizado con la escritura le parecerá mentira. Como anécdota diré que a mitad de esta última novela uno de los personajes ‘se me volvió’ bueno.

elenadedicando-¿Hay algo de autobiográfico o de sus experiencias personales en sus obras?

-Claro, siempre lo hay, sobre todo porque entiendo la literatura como una extensión de mi propia vida. Eso no quiere decir que las acciones que aparecen sean experiencias reales (yo no he matado ‘todavía’ a nadie), pero si están tamizadas por la visión personal de esta autora. Es imposible mantenerse aséptico y objetivo. Si debo señalar que la primera, COMO EL VIENTO EN LA ESPALDA, es la que tiene más elementos personales, aunque la historia es ficción. Tampoco se puede remediar que quien te conoce encuentre o se pregunte si lo que sucede en las novelas te ha pasado a ti. Me han llegado a decir lectores que a Marta Nogales le ponen mi cara y mi voz.

-La historia y el arte con mayúsculas son elementos muy presentes en estas novelas. ¿Supongo que tiene que ver con su formación académica?

-Sin duda ninguna, decir lo contrario sería mentir. Esa es una de las grandes ventajas que tenemos los escritores: poder disfrutar con aquello que amamos. Yo soy una pintora frustrada, y, aunque escribo desde hace años, mis recuerdos infantiles más felices siempre se relacionan con la pintura y el dibujo. La Historia me fascina por lo que ya he dicho, porque soy una mujer de muchos ‘por qués’ e indagar en ese pasado me ha llevado a comprender muchos ‘ahoras’. Mi imposibilidad por ingresar en la escuela de Bellas Artes me llevó al estudio de Historia del Arte, y como es una de mis pasiones no pierdo la oportunidad de compartirla desde cualquier medio.

elenamuñoz-Como escritora ha demostrado su versatilidad en diferentes géneros literarios: novela, poesía, teatro,…¿Tiene predilección por alguno de ellos en concreto? ¿La temática o el argumento que quiere desarrollar en cada momento influye en su elección?

-No sé si será muy ortodoxo decir esto, pero para mí el objetivo es contar historias y producir emociones y sensaciones. Cada género es diferente, como si fueran modelos de zapatos diferentes, pero con todos me siento cómoda. Sigo sorprendiéndome por haber publicado poesía, porque de todos los géneros es el que más respeto me produce, pero reconozco que es en el que me siento más libre. La narrativa me apasiona, pero me pide tiempo y trabajo. El teatro me divierte muchísimo, aunque también es un género muy complicado porque el tiempo y la acción se han de controlar muy bien. No sabría decir que me impulsa a contar algo de forma diferente. Tal vez eso solo, expresar, decir, llegar, desde mi propia voz o desde otras voces; desde un libro o desde un escenario.

-Mirando ahora con la perspectiva que proporciona el tiempo y con su nueva novela ‘El huracán y el destino’ ya en las librerías ¿qué balance puede hacer de esta trilogía?

-He de decir que me ha hecho disfrutar de momento maravillosos con su escritura y, posteriormente, en el contacto con los lectores. Para una escritora como yo, que amo la literatura, el haber tenido la oportunidad de llegar a tantos lectores con mis novelas es un sueño cumplido. Espero que EL HURACÁN Y EL DESTINO no defraude las expectativas que los seguidores de la saga han puesto en ella.

-Usted es una autora que siempre suele tener nuevos proyectos en mente. Díganos, ¿en qué está trabajando ahora?

-Ahora lo más importante es la promoción de esta nueva novela, aunque el trabajo no para. Estoy ultimando un nuevo poemario, y escribiendo una obra de teatro, aunque ambos sin todavía horizonte de llegar al público. También tengo una nueva novela terminada que verá la luz cuando llegue el momento. Y en mente ya ronda una nueva trilogía, esta vez del fuego.

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ENTREVISTAS