mayo de 2024 - VIII Año

Enrique Tierno Pérez-Relaño: ‘Tierno Galván fue posiblemente el más importante pensador socialista español de la segunda mitad del siglo XX’

2018, Centenario del nacimiento de don Enrique Tierno Galván

E Tierno Relaño
Enrique Tierno Pérez-Relaño

Don Enrique Tierno Galván nació el 8 de febrero de 1918, por tanto el año que viene conmemoraremos el primer centenario del nacimiento de este político, profesor, escritor y tantas otras cosas. Nos disponemos a mantener una charla distendida con su hijo, Enrique Tierno Pérez-Relaño, que preside la Asociación Enrique Tierno Galván, con el fin de conocer con qué criterios se va a abordar esta importante efeméride. Por su parte, la Revista Entreletras tiene previsto dedicar uno número monográfico a este centenario, así como la publicación a lo largo de 2018 de diversos artículos sobre la figura y obra de Tierno Galván.

-¿Cuál cree usted que es la imagen que ha quedado de su padre en la ciudadanía? ¿Qué cualidades son las que fundamentalmente se recuerdan?

-Creo que en el imaginario popular se conserva la figura de un profesor y político socialista, honrado e inteligente; la de un hombre de bien muy, muy cercano a la ciudadanía de su tiempo. También creo que, a menudo, sus ideas y los logros, los resultados prácticos de su quehacer político todavía causan sorpresa.

-Confiamos en que la conmemoración del centenario cuente con numerosos apoyos que testimonien la admiración hacia Tierno Galván. ¿Qué actividades tiene previsto realizar la Asociación que preside para recordar la figura de don Enrique y para dar a conocer, especialmente entre los más jóvenes, su trayectoria intelectual y política?

-Como actos institucionales más importantes cabe destacar los que se puedan celebrar en el Congreso recordando su aportación a la Constitución Española y en el Ayuntamiento madrileño. En cuanto a la segunda parte de la pregunta serán especialmente relevantes los actos que se celebren en universidades, centros culturales, institutos y colegios, de los que muchos llevan su nombre.

Tierno 8
Don Enrique Tierno Galván

-Imaginamos que tanto el Partido Socialista como el Ayuntamiento de Madrid, las Universidades en las que impartió docencia y otras muchas organizaciones se sumarán a los diversos homenajes. ¿Qué hay previsto a este respecto?

-Por parte del Partido Socialista Obrero Español han sido bien recibidas todas nuestras sugerencias para conmemorar públicamente el centenario: desde revivir e impulsar mediante el Grupo Municipal Socialista la propuesta aprobada en el Pleno Ayuntamiento de Madrid para erigir -en la plaza de Cibeles- una estatua de quien fue su Alcalde, hasta planificar una serie de actos en distintos lugares de la geografía española. Es más, yo diría que las diversas sugerencias que hemos hecho han sido plenamente asumidas, con la intención de que el Partido Socialista recupere y promueva como uno de sus referentes históricos la figura del que fuera uno de sus miembros más destacados, posiblemente el más importante pensador socialista español de la segunda mitad del siglo XX, aunque no podemos olvidarnos de lo que supusieron para el acervo cultural del socialismo español de aquélla época Jaime Vera y Luis Gómez Llorente.

Añado que provechando esta buena disposición del Partido Socialista Obrero Español, la Asociación que presido pedirá en su momento al Secretario General que esté presente en alguno de los principales actos que se lleven a cabo. De esta manera la imagen pública del profesor socialista quedaría plenamente integrada en la historia organizativa del Partido.

-Tierno Galván fue un demócrata convencido y formó parte de los intelectuales que combatieron a la dictadura. ¿Qué momentos considera usted emblemáticos de ésta resistencia?

-Si hablamos en términos históricos, creo que la década de 1965-75 fue crucial en su trayectoria política. En este periodo de lucha por la libertad y sin abandonar nunca su vertiente académica, funda el Partido Socialista en el Interior (PSI) e impulsa la creación de la Junta Democrática, posterior ‘Platajunta’. Y todo ello ocurrió en tiempos muy difíciles para cualquier tipo de manifestación democrática.

-¿Piensa que la figura de su padre es clave para mantener vivo el concepto de Memoria Histórica?

-Por supuesto. Su figura ha pasado a la historia de España reciente como una referencia ineludible. Cualquier narrativa histórica que intente describir lo ocurrido en los escenarios políticos de nuestra sociedad a partir de la segunda mitad de los años 50 del siglo pasado, debiera tomar en cuenta lo que mi padre relata en Cabos sueltos. En ellos se encuentra buena parte de nuestra intrahistoria política, expuesta con sutileza pero de manera descarnada.

Tierno 2-Hablemos del Tierno intelectual, comprometido, ensayista y escritor. En efecto, recuerdo sus Cabos sueltos por su elegancia, inteligencia e ironía ¿Cuáles son las razones por las que deben conocerse sus obras en este momento crítico de la sociedad española?

-Me plantea una pregunta fácil de responder: porque siguen estando en la actualidad y algunas, de rabiosa actualidad. Una gran parte de su legado intelectual cae en el género del ensayo que es una categoría literaria arriesgada, pues es fácil que su contenido y las ideas que refleja caigan en el olvido. No se arredró a la hora de tocar los temas más espinosos de su tiempo y muchos de ellos siguen hoy en día pendientes. Pensemos en la reforma de la Constitución, las estructuras federales de un Estado, el laicismo, el agnosticismo o el análisis marxista de ciertos fenómenos sociales.

-¿Cuáles son, a su juicio, las obras de más calado de Enrique Tierno?

-Respecto a las obras más calado yo le diría que va de gustos y prejuicios. Para mí, algunos títulos que destacan por su originalidad, el tiempo en el que aparecieron y su vigencia, serían el Federalismo y funcionalismo europeos (1957), España como futuro (1959), Humanismo y sociedad (1964), Pablo Iglesias, un legado de estilo (1979), Marx y Engels (1979), Cabos sueltos (1981) y la última edición de ¿Qué es ser agnóstico? (1985). Y ya en un ámbito más académico todavía tenemos dos títulos de enorme interés pero no de fácil lectura, las Acotaciones a la Historia de la cultura occidental en la Edad Moderna (1964) y La realidad como resultado (1966); el primero es un recorrido de los principales hitos culturales desde la Edad Media hasta la segunda mitad del siglo XX, siguiendo las huellas del filósofo e historiador austríaco Egon Friedell, mientras que el segundo supuso para él un gran esfuerzo intentando sintetizar el positivismo y el marxismo.

Tierno 4-¿Considera que sería oportuno que se reeditaran algunas de sus obras emblemáticas, para que pudieran disfrutarlas las generaciones más jóvenes?

-Aunque disponemos desde hace cinco años de sus Obras Completas y permítame citar aquí a su discípulo y buen amigo, el Profesor Antonio Rovira, gracias a quien se recopilaron y editaron; aunque podamos consultarlas, no dejan de ser siete abultados tomos, adecuados para ser utilizados en las bibliotecas universitarias pero no tanto para la lectura esporádica. Sería útil si se reeditaran algunas de estas obras en formato más manejable, mejor aún si las ediciones estuvieran anotadas y actualizadas con referencias a los tiempos actuales.

-Es difícil hablar de Tierno sin mencionar el término valores. ¿En qué valores creía? ¿Por qué daba tanta importancia a la tolerancia y al compromiso? ¿Cuáles cree usted que deberían impulsarse más para vencer la apatía y el conformismo?

-En los grandes valores de siempre, en las ideas fuerza, en la igualdad, la libertad, la equidad… Yo creo que llegaron a formar parte de su propia naturaleza y, en consecuencia, la tolerancia era para él un instrumento imprescindible para alcanzar estos valores mediante el compromiso. A mi entender, la apatía y el conformismo que hoy parecen regir buena parte de las situaciones sociales, solamente se pueden corregir inculcando los valores de la democracia activa en un Estado de Derecho. Subrayo la parte activa de la democracia, que exige mucho más que el simple ir a votar cada equis tiempo. A los partidos políticos democráticos les queda mucho por hacer en este terreno, buscando el compromiso de la ciudadanía, pero han de tener en cuenta que al ser los depositarios directos de la confianza ciudadana, cuando esta se resquebraja y esto es lo que ha ocurrido, aparecen estos y otros males. Lo primero será recuperar la confianza perdida.

-¿Creyó en los valores republicanos?

-Asumió todas las concesiones tácticas , a veces dolorosas, que fueron necesarias por el bien común de los españoles; pero sí, los grandes valores republicanos fundamentaban su modelo personal para un Estado de Derecho.

tierno 6-Enrique Tierno jugó un importante papel en la elaboración de la Constitución del 78. Como recordarán muchos de nuestros lectores suyo es el magnífico preámbulo de la Carta Magna. Con su fina ironía y su conocimiento del derecho constitucional solía afirmar que las Constituciones no se hacen de una vez para siempre, sino que hay que irlas adaptando a la evolución social. ¿Cree usted que don Enrique sería hoy partidario de una reforma constitucional para abordar los problemas de convivencia que existen en la sociedad española?

-Por supuesto, pero no solamente ahora, sino desde hace tiempo. Él siempre fue partidario de renovar la Constitución según exigieran los cambios sociales y económicos. Eso sí, sin abandonar nunca el consenso democrático.

-¿En qué debían consistir a juicio de don Enrique las modificaciones a realizar y los derechos a blindar?

-No puedo dar una respuesta exhaustiva, tan sólo recordar sus advertencias aconsejando actualizar en el tiempo los Derechos Fundamentales contenidos en el Título I y la necesidad de explicar e incorporar la Unión Europea a la Constitución Española. Ya desde su redacción definitiva, la actual, también le preocupaba -y mucho- el Título VIII.

-Enrique Tierno Galván logró una gran complicidad con el pueblo de Madrid que lo sigue considerando ‘Su alcalde’ por antonomasia. El cariño se manifestó en su entierro, el más concurrido en Madrid en el último siglo. ¿Considera que sus bandos, deberían reeditarse y distribuirse entre los madrileños como homenaje?

-Esa sería una magnífica iniciativa, si sus bandos se editaran como una edición crítica que los situara en los tiempos municipales actuales. Quedarían como pequeñas joyas didácticas, manuales de educación cívica, muy a juego con una obra suya que antes mencioné Humanismo y sociedad.

Tierno con bandoTierno soñó un Madrid distinto y en buena medida lo logró. ¿Qué medidas tendrían que adoptar los partidos políticos para proseguir su tarea y poner a Madrid, definitivamente, en las coordenadas culturales y medioambientales europeas?

-Me temo que la primera medida sería ponerse de acuerdo. Y me refiero a los partidos políticos presentes en el Ayuntamiento de Madrid. De lograrse habría que priorizar las metas que se quieren alcanzar a medio y largo plazo. Si anteponemos la cultura y el medio ambiente, ambos objetivos exigen huir de las medidas cortoplacistas y encajarlos, emparejados, en un plan estratégico. Sobre ambos se ciernen muchos peligros, entre los que se pueden destacar la dispersión cultural con intenciones electoralistas, el turismo de masas (que a menudo se confunde con internacionalización) o la urbanización ‘de manchas verdes’.

-Enrique Tierno tuvo amigos y colaboradores de singular relieve. ¿Quiénes fueron, a su juicio, sus amigos? ¿Y sus colaboradores más eficaces?

-Si me permite el comentario, este es el tipo de pregunta que siempre le hace quedar mal al entrevistado. O se menciona a todos, o alguno se enfada, seguro. Pero ya en esta tesitura y puesto que insiste, mencionaré algunos pocos nombres. Amigos de juventud fueron Fernando Béjar, Jesús Molina o Albino García. En el campo académico el primero en saltarme a la memoria es Antonio Truyol y entre los conocidos extranjeros y por extraño que pueda parecer, Carl Schmitt. Repasando la infinidad de sus discípulos y colaboradores sólo voy a mencionar, por la cercanía del trato con la familia, a Vicente Cervera, Raúl Morodo, Manuel Ortuño, Antonio Rovira y José Luis Gaytán. Eficaces lo fueron todos y muchos más que me dejo en el tintero.

-La conversación ha sido amplia y distendida, pero no me quedaría conforme si no le preguntara que opinaría hoy un europeísta convencido como Tierno Galván del futuro europeo. ¿Hacia dónde va la Unión europea? ¿Qué obstáculos tiene que salvar?

-Como bien dice usted fue un europeísta convencido y es lo que le llevó a escribir Federalismo y funcionalismo europeos en el año de 1957, cuando semejante título reflejaba una temática poco común en gran parte de Europa y no digamos en España. Su visión actual hubiera sido la de un futuro positivo y claramente supranacional. Imagino que no hubiera sido ciego ante los malos ‘ismos’ que nos amenazan, los siempre temibles nacionalismos, ya sean identitarios o etno-culturales y los estatalismos reverdecidos. Ambos, por cierto, no son sólo un fenómeno europeo sino de carácter global y muy poco comprendido.

Tierno Galván con Carmen CondeTierno Galván con Carmen Conde-¿Entonces, cómo se ha de frenar los nacionalismos agresivos y las fuerzas centrífugas que amenazan con desestabilizarla?

-El Parlamento Europeo ha de jugar ahí un papel fundamental, vigilando estrechamente la aparición y desarrollo de estas corrientes totalitarias en los países de la Unión. La laxitud que está mostrando ante algunas situaciones de gobierno en Europa del Este -estoy pensando en dos países concretos- no es en absoluto tranquilizadora. Los pactos y el celo parlamentario ante cualquier recorte de derechos democráticos son factores esenciales, cruciales para el futuro de la Unión Europea.

-Una última reflexión es obligada. La trayectoria política del Profesor Tierno tuvo lugar primero en el PSI y PSP para más tarde, en el seno del PSOE, canalizar desde el socialismo democrático sus inquietudes políticas y sus expectativas de cambios sociales y culturales. ¿Qué aspectos ideológicos, estratégicos y culturales tendría que incorporar el PSOE para renovarse y para ofrecer a la sociedad un proyecto vertebrado, ambicioso y atractivo?

-¿Me pide usted un plan estratégico para el PSOE? No llego a tanto y de la única manera que puedo contestarle es enumerando unos pocos factores que considero indispensables a la hora de una renovación. Una renovación ya comenzada, me atrevería decir. Y uno de estos factores, un tanto obvio, sería sin duda la necesidad urgente de incorporar ciudadan@s jóvenes al Partido, lo que supone la implicación directa de la ciudadanía en la estrategia política y con ella la necesidad de mejorar los mecanismos para la participación de la militancia en la toma de decisiones. Los nuevos cauces de participación serán claves en cualquier proyecto socialista en el horizonte del siglo XXI. Y ya que hablamos de participación, tampoco olvidemos a los movimientos sindicales y lo mucho que supusieron y significan para el proyecto socialista. Su adaptación al presente debería ser paralela y compatible con el modelo que siga el PSOE.

Tierno 9-Alguna cuestión más…

-En paralelo a todos estos factores está, indudablemente, la necesidad de formar. La formación es un elemento de cohesión ideológica, organizativa y partidista al que las nuevas tecnologías de comunicación están dotando de facetas a las que hasta ahora no se les había dado importancia.

-Permítame que en relación con esto le pregunte a su vez ¿cuáles son las señas de identidad que tendría que hacer suyas la socialdemocracia europea para volver a jugar un papel decisivo y para responder a las expectativas de tantos millones de europeos?

-Lo lamento pero no admito la mayor. De la socialdemocracia europea quedan ejemplos aislados y comparativamente minoritarios. Tuvo su edad de oro, pero ya no es el caso. El nuevo modelo de capitalismo financiero superpuesto al industrial-tecnológico clásico del s. XX no nos permite seguir aplicando los mismos patrones que tan buenos resultados dieron. Citando una afortunada frase que escuché no hace mucho, ‘hay que reinventarla’. A lo que añado que si la socialdemocracia ha muerto, viva la socialdemocracia reinventada. Pero por favor, sin caer en la así llamada Tercera Vía…

Entierro TiernoImagen del multitudinario cortejo funebre de Tierno Galván a su paso por la plaza de Cibeles (Madrid)-Entonces el camino sigue siendo la socialdemocracia…

-De hecho y si nos ceñimos a nuestro país, los problemas que plantean la educación pública, las desigualdades sociales, la falta de equidad en la distribución de la riqueza, la revisión de tantos servicios públicos incorrectamente privatizados y muchos otros problemas del día a día ciudadano, están pidiendo a gritos una corrección socialdemócrata. ¿Cuándo nos ponemos a ello? ¿No debería el Partido Socialista Obrero Español liderar la planificación y puesta en práctica de un nuevo modelo socialdemócrata?

-¿Cómo ha de canalizarse la lucha contra la explotación y la reivindicación de la dignidad humana?

-Mediante la colaboración, que a menudo será fusión entre organizaciones políticas y estructuras ciudadanas reivindicando ambas los grandes valores, esas ideas fuerza que mencionábamos al hablar de mi padre y que a veces nos parecen utópicas: la libertad, la igualdad… Son utopías realizables y hay que seguir luchando por ellas, lo que entre otras cosas quiere decir llevar a la práctica las medidas correctoras de las que hemos hablado al tratar la nueva socialdemocracia. Esas medidas y muchas más, claro. He ahí el terreno verdaderamente ‘populista’ de aquéllos partidos socialistas que miren hacia el futuro.

¿Le gustaría añadir algo más a lo ya dicho?

Agradecerles el interés que muestra Entreletras y su apoyo para la celebración del centenario de mi padre, además de felicitar a la revista como buen ejemplo de información analítica en ese difuso universo digital que tan a menudo nos genera confusión a la hora de documentarnos.

COMPÁRTELO:

Escrito por

Archivo Entreletras

La Agrupación para el Estudio de las Religiones inicia su andadura en el Ateneo de Madrid
La Agrupación para el Estudio de las Religiones inicia su andadura en el Ateneo de Madrid

El próximo día tres de diciembre, a las 19,30 h. y en el Salón de Úbeda del Ateneo de Madrid,…

“El Clamor Público”: un diario progresista
“El Clamor Público”: un diario progresista

El Clamor Público fue un periódico de signo progresista fundado en mayo de 1844 por Fernando de Corradi, y que…

Filosofía, enemiga de la economía digital
Filosofía, enemiga de la economía digital

El ser humano, para vivir libremente, debe conocer las imperiosas leyes de la naturaleza, las propiedades de la ilimitada racionalidad,…

1487