noviembre 2020 - IV Año

LETRAS

Ana Caro Mallén: una esclava en los corrales de comedias del siglo XVII

Reconstrucción de la biografía de Ana María Caro Mallén de Torres, la gran autora teatral de nuestro siglo XVII

Una ardua investigación realizada por la dramaturga y directora de escena Juana Escabias, saca a la luz la figura de la más importante dramaturga española del Siglo de Oro, Ana Caro Mallén

anacaromallenAna Caro MallénEs para mí una satisfacción haber contribuido a reconstruir la biografía de la dramaturga andaluza Ana Caro Mallén a través de una ardua y complicada investigación. Ana Caro Mallén, muy apreciada entre los hispanistas extranjeros por la calidad de los escasos textos que de ella han llegado hasta nosotros, fue sin temor a exageraciones la mejor autora teatral del XVII nacida en España. Su legado se compone de dos comedias que siguen el esquema de los cánones lopescos y otros escritos de diverso género (autos sacramentales, poemas, etc…) Su importancia para la historia de la literatura no es pequeña, a su indudable excelencia literaria se une la circunstancia de haber sido la única dramaturga del XVII de la que poseemos pruebas de que fue remunerada por representar sus obras.

A pesar de este listado de merecimientos, su biografía poseía innumerables lagunas. Se desconocía incluso su fecha de nacimiento y de fallecimiento y el lugar en el que estos hechos habían sucedido. Mi investigación, extendida a lo largo casi una década, da respuesta a muchos interrogantes. El trabajo supuso años de indagación por numerosos archivos históricos españoles y extranjeros, pero en él se pudieron encontrar una veintena de documentos biográficos relacionados con la autora (actas de bautismo, matrimonio, defunción…) y un documento del 14 de junio de 1641 en el que Ana Caro Mallén reclama el pago por un auto sacramental que compuso por encargo del Cabildo de Sevilla. Los resultados del trabajo se han expuesto en tres libros: Dramaturgas del Siglo de Oro. Guía básica (publicado por Huerga y Fierro Editores y prologado por Javier Huerta Calvo), Vida y obra de Ana Caro Mallén, con edición crítica de la comedia Valor, agravio y mujer y prólogo de Santiago Ruiz-Omeñaca (publicado por Editorial Benilde) y El conde Partinuplés, de Ana María Caro Mallén. Edición, introducción y biografía inédita de la autora a cargo de Juana Escabias (publicado por Esperpento Ediciones Teatrales).

BodaGabriel CaroMallénActa de matrimonio de sus padres adoptivosEl nombre completo de la escritora fue Ana María Caro Mallén de Torres. Sus padres fueron Gabriel Caro Mallén y Ana de Torres. No eran padres biológicos, sino adoptivos. La niña nació en Granada, a finales del siglo XVI, bajo la condición de esclava. El 6 de octubre de 1601, Gabriel Caro de Mallén y su esposa Ana María bautizan a la niña esclava en la iglesia de Sagrario Catedral, fastuoso templo granadino para parroquianos de abolengo. En el mismo acto la ‘prohíjan’, pasando a ser una más de la familia. La madre posee uno de los apellidos más ilustres de Granada, el padre es procurador de la Real Audiencia y Chancillería de Granada, un oficio cuyos nombramientos otorga directamente el Rey. Los Caro Mallén pertenecen a la nobleza. El apellido tiene su origen en la sevillana localidad de Lora del Río, se forma alrededor de 1520 por unión de los apellidos Caro y Mallén (pertenecientes a dos de los regidores de la villa) y se extingue a finales de 1600 (en 1683 se ha encontrado el último testimonio de su existencia).

La esclavitud en la Granada de la época va vinculada a la rebelión de los moriscos, producida a finales del siglo XVI. Los sublevados, mudéjares conversos al cristianismo y los descendientes de estos, protagonizaron una revuelva que vivió su momento álgido entre 1568 y 1571, y que terminó con su derrota. Algunos de ellos eran castellanos de raza blanca. Hasta 1609, cuando se decreta su expulsión definitiva de España, son ejecutados, apresados o enviados a galeras. Familias enteras son dispersadas vendiéndose a los niños y niñas como esclavos. Felipe II, temeroso de que el Papa le reprenda por exterminar a una población que había abrazado la fe de Cristo, ordena que los niños esclavos sean entregados a cristianos viejos para su asimilación cultural. Eso cambia la suerte de la niña esclava, que recibe una extraordinaria educación, desarrolla una brillante carrera literaria y llega a los corrales, a las imprentas y a la Corte.

BautismoLibro de actas del siglo XVI en el que se encontró el certificado de bautismo de la dramaturgaGabriel Caro Mallén y su mujer solo tuvieron un hijo biológico, Juan Caro Mallén, nacido y bautizado el 7 de marzo de 1600, y que terminaría sus días en Madrid, como consejero personal de Felipe IV. Gabriel enviuda y vuelve a casarse con Alfonsa de Loyola, hija de una importante familia granadina con la que tiene un segundo hijo que llegaría a ser predicador en Extremo Oriente y Comisario del Santo Oficio. Para que estudie el ‘lectorado’ (doctorado para los religiosos) la familia se traslada a Sevilla, ciudad en la que arranca la carrera literaria de Ana María en 1628 y en la que vivió sin interrupción, con excepción de su viaje a Madrid de 1637. No se casó porque el estigma de su origen se lo impedía en la clasista sociedad de la época. Falleció el 6 de noviembre de 1646, en el hospital de la antigua plaza de La Rabeta, en Sevilla, víctima de una oleada de peste que asoló la ciudad. Todas sus pertenencias se quemaron para atajar la epidemia. Este hecho resuelve uno de los misterios que se cernían sobre su persona: ¿por qué conservamos un legado tan reducido de ella?

La falta de informaciones biográficas básicas sobre Ana Caro Mallén siempre había llamado la atención entre los literatos. Ya en el siglo XIX, José Sánchez Arjona comentaba: ‘De lamentar resulta la falta de noticias biográficas de quien llegó a obtener señalado lugar entre los escritores de su época. Si escasas son las noticias de su vida, no lo son menos las de su obra. De las muchas comedias que, dicen, escribió sólo se conservan dos’. Sánchez Arjona dio a conocer la existencia de varios autos sacramentales de la autora representados en diferentes ediciones de las Fiestas del Corpus en la Sevilla del siglo XVII, y descubrió las actas de pago a cambio de los textos. Años después, el francés Jean Sentaurens divulgó esos documentos. En 1910, Pérez Pastor encontró en el Archivo Histórico del Ayuntamiento Madrid otro documento de pago a nombre de Ana Caro Mallén, remunerada en esta ocasión en su faceta de periodista, por elaborar la crónica de la boda de un primo de Felipe IV.

JuanaJuana Escabias leyendo registros del siglo XVII en una parroquia sevillanaEn vida, Ana Caro Mallén recibió reconocimiento y elogios por su escritura. En Sevilla, donde inicia su carrera, perteneció a la academia literaria del conde de la Torre. En El diablo cojuelo, Luís Vélez de Guevara le dedica a la escritora el elogio de ‘décima musa sevillana’, que más tarde se convierte en el de ‘décima musa andaluza’. La autora aparece mencionada en compilaciones del XVII, como la de Nicolás Antonio y la de Rodrigo Caro, que dice de ella: ‘insigne poeta que ha hecho muchas comedias representadas en Sevilla, Madrid y otras partes con grandísimo aplauso, entrando en muchas Justas Literarias en las cuales casi siempre se le ha dado el primer premio’. Ana Caro Mallén fue amiga de la novelista María de Zayas, publicó junto a Calderón de la Barca, Mira de Amescua, Ruiz de Alarcón, Antonio de Mendoza, Gaspar de Ávila, Vélez de Guevara, Sor Juana Inés de la Cruz, Francisco de Vitoria… Su primer texto se edita en 1628 y en 1646 el último. De toda su producción literaria, han llegado hasta nosotros dos comedias, una loa, un coloquio sacramental, cuatro relaciones y cinco poemas sueltos, y el título de varios autos sacramentales perdidos.

Fondo documental Archivo documental de la parroquia de La Magdalena, en Sevilla, donde aparece recogido el entierro de la autoraEntre los siglos XVIII y XIX su obra fue reeditada por autores como Mesonero Romanos, y recibió elogiosas críticas, entre otros, de Menéndez Pelayo o Lasso de la Vega, que afirmaba que el teatro de Ana Caro Mallén era superior, sin disputa, al de autores de mayor nota, como Guillén de Castro, Rojas, Montalbán o Vélez de Guevara. En 1980, la filóloga Lola Luna encontró uno de sus autos sacramentales perdidos, Coloquio entre dos, y reeditó sus dos comedias al tiempo que lamentaba la falta de informaciones biográficas: ‘¿Dónde buscar huellas de la existencia de una mujer como Ana Caro Mallén, con acceso a los circuitos de impresión, distribución, representación y remuneración, en un mundo en el que cientos de dramaturgos competían entre sí?‘. Otros especialistas interesados por la dramaturga áurea, entre ellos Matthew Stroud, T. Scott Soufas y Luisa Foley, se hacían la misma pregunta. Foley llegó a afirmar en 1977 que la biografía de la andaluza ‘estaba sometida a un misterio’.

La vida de Ana María Caro Mallén hace patente el grado de complejidad de la España del Siglo de Oro. Sirva su caso para hacernos reflexionar sobre nuestra propia historia desde otra óptica: España fue el último país occidental en abolir la esclavitud en todos sus territorios. Sirvan también estos descubrimientos en torno a Ana María Caro Mallén para reivindicar el nombre y la importancia de esta autora, más valorada en el extranjero que en su propio país. Ana María Caro Mallén de Torres, como tantas escritoras enterradas bajo la losa de la indiferencia, merece ser rescatada del olvido y que su obra sea situada en un lugar de honor.

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN LETRAS

Letras

Emilia Pardo Bazán y su vinculación con el Ateneo de Madrid, en visperas del centenario de su muerte

Letras

La relación de Galdós con el socialismo

Letras

Antonia Pozzi: ‘El gran abismo hacía la tristeza’

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (y 6)

Letras

Ernest Hemingway, la novela que encierra el gran cuento

Letras

Nicasio Álvarez de Cienfuegos, un ilustrado coherente y poeta innovador

Letras

Longfellow y Jorge Manrique, venturas y desventuras del traductor

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (5)

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (4)

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (3)

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (2)

Letras

Caleidoscopio sobre Galdós (1)

Letras

Un futuro para la poesía

Letras

Edmond Hamilton, la ciencia ficción narrada con sencillez magistral

Letras

John Fante, mostró la xenofobia y la explotación de las minorías en la América profunda

Letras

Andrea Camilleri, la literatura consciente de sus rasgos sociales

Letras

Un poco de Don Juan

Letras

Unamuno y Portugal

Letras

‘Historias de aquí y de allá’ de Luis Sepúlveda

Letras

Raúl Zurita: desde el dolor

Letras

Francesco Petrarca… mucho más que un gran poeta

Letras

En torno a la novela ‘Antonia’ de Nieves Concostrina

Letras

Albrit o la creación del personaje en Galdós

Letras

Alejandra Pizarnik, cuando la sombra araña el alma

Letras

Meditaciones de gastronomía transcendente

Letras

‘Litoral’: la revista más hermosa y representativa de la generación del 27

Letras

Yorgos Seferis en el piélago

Letras

Jo Nesbø, huellas dactilares de excelente confesión literaria

Letras

Cesare Pavese: el sufrimiento como oficio

Letras

Duque de Rivas: liberal, dramaturgo y presidente del Ateneo de Madrid

Letras

Galdós en el horizonte epistolar de Blasco Ibáñez (y II)

Letras

Galdós en el horizonte epistolar de Blasco Ibáñez (I)

Letras

‘La caza del Snark’ de Lewis Carroll

Letras

Yorgos Seferis: poeta, ensayista, premio Nobel y diplomático

Letras

Somerset Maugham en Lisboa

Letras

Las novelas dialogadas de Galdós a debate

Letras

Vittorio Amedeo Alfieri, todo un carácter

Letras

Los cimientos de ‘El abuelo’ de Benito Pérez Galdós

Letras

Abril es el mes más cruel…

Letras

En torno al libro ‘En los pliegues del olvido’ de Ignacio Vázquez Moliní

Letras

Juan Eugenio Hartzenbusch, un punto de vista sigular…

Letras

La pasión por los naipes del doctor Egas Moniz

Letras

Doña Perfecta

Letras

Galdós para ‘Dummies’

Letras

Antonio Gamoneda: La poética de la oscuridad como origen de la luz

Letras

Literatura clásica, o metafísica, materialista, lógica, política

Letras

El Galdós protofeminista

Letras

Los tres grandes pasos hacia la Ilustración

Letras

La conferencia de Julián Zugazagoitia en Bilbao sobre literatura en 1924

Letras

Benito Pérez Galdós en el centenario de su muerte (1920-2020)

Letras

A la memoria de mi tío Pablo

Letras

Pérez Galdós, el Nobel arrebatado

Letras

Tolstoi y Shakespeare

Letras

Aproximación al libro ‘Que no se entere la Cibeles’ de Mar de los Ríos

Letras

En torno al libro ‘Extravagancia infinita’ de Javier Olalde

Letras

Augusto de Angelis (1888 -1944)

Letras

Fernando Pessoa. El yo conflictivo

Letras

Federico García Lorca ocho décadas después

Letras

Antonio Daganzo, poeta de aleaciones

Letras

Sufriente, prometeico, iconoclasta y quijotesco

Letras

Leopoldo María Panero, el traductor de la locura

Letras

Poesía y dignidad

Letras

Buenos libros malos

Letras

Confesiones de un crítico de libros

Letras

En torno a ‘Sombra de Luna’ de Francisco Álvarez ‘Koki’

Letras

Alda Merini, vivir al borde de la sombra

Letras

Literatura de cordel

Letras

Demian. Herman Hesse

Letras

Hilario Martínez Nebreda, el poeta silencioso

Letras

La literatura y sus soportes (I)

Letras

La literatura y sus soportes (y II)

Letras

La Escuela Nueva y el centenario de Ruskin

Letras

Don Quijote y el mar

Letras

Elizabeth Barrett Browning, una poeta victoriana

Letras

Por qué escribo

Letras

Ángel González: la ácida ironía de un poeta

Letras

Carmen Posadas y su feria de las vanidades

Letras

El caso Miguel Hernández

Letras

Quevedo en sociedad y III.- Obra y vinculación cívica

Letras

Quevedo en sociedad II.- La crítica como ‘función’ social

Letras

Quevedo en sociedad I.- El hombre, la sociedad

Letras

VII Certamen de Novela Histórica de Úbeda

Letras

Antología poética. Alfonsina Storni

Letras

Ángel González: palabra sobre palabra

Letras

Galdós y el melodrama

Letras

IV encuentro de Poesia a Sul

Letras

Feminismos: la mujer sobre la letra

Letras

El Hidalgo: literatura y pobreza

Letras

‘Celia en los infiernos’, la obra socialista de Galdós (y II)

Letras

‘Celia en los infiernos’, la obra socialista de Galdós (I)

Letras

Ana Caro Mallén: una esclava en los corrales de comedias del siglo XVII

Letras

José Rodrigues Miguéis, casi olvidado

Letras

Tristeza que es amor. Alusión a Don Quijote

Letras

George Sand: ‘Un invierno en Mallorca’

Letras

José Ángel Valente: una estela inmortal de palabra poética (y II)

Letras

José Ángel Valente: una estela inmortal de palabra poética (I)

Letras

Imagen de José Ángel Valente

Letras

Valente, sin aditivos

Letras

Valente: Qué la palabra sea solo verdad

Letras

José Ángel Valente, en ‘el borde de la luz’

Letras

John Berger: ‘Un hombre afortunado’

Letras

Los desafíos de Lou Andreas-Salomé

Letras

La primavera y su sombra

Letras

El Conde de Montecristo, historia de una venganza

Letras

Luis Martín-Santos y James Joyce

Letras

Los cimientos culturales del abolicionismo: Harriet Beecher Stowe

Letras

Pinceladas sobre Agatha Christie

Letras

Juan Ramón Jiménez, escritor de epístolas (y II)

Letras

Juan Ramón Jiménez, escritor de epístolas (I)

Letras

Thomas Mann: Una Europa que se derrumba

Letras

El eterno romanticismo

Letras

Qué es ser agnóstico

Letras

Pedro Garfias: La poesía desgarrada del exilio

Letras

El descenso a los infiernos de Dorothy Parker

Letras

El Conde de Oxenstiern, a quien llamaron el Montaigne del Septentrión

Letras

La sonrisa del Quijote (Una concesión a la melancolía)

Letras

Antonio Machado que estás en los libros

Letras

‘Agua’: Virginia Woolf y Alfonsina Storni

Letras

Críticos literarios, dueños del espíritu humano

Letras

El papel del lector en la posmodernidad

Letras

Poesías. Catulo.

Letras

Los vínculos entre Américo Castro y Jovellanos

Letras

Michel de Ghelderode y las Vanguardias del siglo XX

Letras

El trabajo entre las raíces, mirada sobre la creación literaria

Letras

La frase del escritor

Letras

Un cuarteto literario en clave de sol

Letras

Oía hablar a los árboles

Letras

El ‘slow’ de Pessoa (o las vicisitudes de la melancolía)

Letras

Claudio Rodríguez: del camino, del hombre

Letras

Sobre las Brontë

Letras

Borges en Ginebra

Letras

Philippe Jacottet: ‘Pensamientos bajo las nubes’

Letras

Juan Goytisolo: ‘sobre asuntos sociales y personales’

Letras

Miguel Hernández en Portugal

Letras

Mi Gloria Fuertes

Letras

Robert Walser, el paseante espiritual

Letras

‘Al menos, memoria’: Juan Ruiz de Torres

Letras

Cela, celador, celando, celar

Letras

Miguel Hernández: ‘Cancionero y romancero de ausencias’

Letras

Rafael Montesinos, renovador

Letras

Bartolomé Soler, lo amargo de la diosa

Letras

Rubén Darío, poeta de las dos orillas

Letras

Jovellanos, poeta

Letras

Un paseo por los ‘jardines’ de Eloy Tizón

Letras

Azorín, sobrevivido

Letras

Rosalía de Castro, la mejor de los mejores

Letras

Eugenio Gerardo Lobo, el ‘capitán coplero’

Letras

Galdós: una conciencia histórica lúcida

Letras

Desde el silencio, a Nicolás del Hierro

Letras

Salustiano Masó, la fuerza del tiempo

Letras

Los ‘Rubaiyat’ de Omar Khayan

Letras

Carmen Laforet, esa chica explosiva del Ateneo

Letras

Gabriel Celaya, el sueño de trabajar la poesía

Letras

Ramón Hernández, un diamante literario en las calles de Madrid

Letras

María Teresa León, el papel de la melancolía

Letras

Luis Felipe Vivanco, un poeta de los que siempre regresan

Letras

Rafael Pérez Estrada, el poder de la imaginación