mayo 2022 - VI Año

‘Historia de la Filosofía’ de Felipe Aguado Hernández

Historia de la Filosofía
Una propuesta de enseñanza creativa
Felipe Aguado Hernández
Editorial Académica Española, 2021

Este libro es mucho más que un manual. Su autor, Felipe Aguado, Catedrático emérito de Filosofía, se ha venido ocupando desde hace años de cómo hacer atractiva esta materia, de qué métodos son los más adecuados para lograrlo y ha extraído como conclusión que un texto sobre Filosofía deber ser un instrumento, una herramienta, más el propio alumno ha de ser quien protagonice su proceso de aprendizaje y quien llegue a componer un ‘libro de Historia de la Filosofía’ a lo largo de todo el curso. Esa y no otra es la tarea a desarrollar.

Felipe Aguado tiene mucha experiencia y dosifica muy bien sus conocimientos. Ha venido reflexionando y comunicando sus intuiciones y puntos de vista en libros como ‘La Filosofía en la Educación Secundaria: hacia una enseñanza estimulativa y un aprendizaje creativo’ o en un ensayo aparecido en la revista Paideía, bajo el epígrafe ‘Los alumnos como creadores de escritura filosófica’. En estos y otros trabajos, muestra su interés por una enseñanza activa y crítica.

Hoy en día, donde asistimos a una quiebra de la racionalidad, a un lamentable olvido del espíritu crítico y donde muchos padres y ciudadanos se preguntan ¿para qué sirve la filosofía? y donde el papel y la función de esta materia en los currículos, no ha hecho sino decrecer. Es más necesario que nunca, defender la enseñanza de la Filosofía como una parte esencial de los estudios humanísticos, que permite a los alumnos ampliar su horizonte vital e ir más allá de un utilitarismo ramplón, tan al uso.

La Historia de la Filosofía, si se transmite de forma adecuada y si se logra que las alumnas y alumnos se interesen en conocer por sí mismos, lo que los filósofos pensaron, qué duda cabe que afianzan su formación ayudándoles a salir de sí mismos y a ponerse en contacto con el pensamiento abstracto.

Elaborando ellos mismos un bosquejo de la Historia de la Filosofía, ayudados por unos materiales innovadores. Más tarde o más temprano, a lo largo del curso, llegarán a la conclusión de que es necesario contar con la memoria de quienes nos han precedido, para intentar dar una respuesta sobre de dónde venimos, qué nos proponemos hacer con nuestras vidas y qué sentido tiene ‘interactuar’ con los hombres y mujeres que han pensado y dado respuestas sobre el hombre, el tiempo, las relaciones sociales, reflexionando sobre el ’sapere aude’ kantiano y, al mismo tiempo, interrogarse sobre dónde empieza y dónde acaba la libertad o cómo buscar la felicidad a través de complicados equilibrios.

Felipe Aguado transmite en este libro la pasión por alimentar el fuego interior en esta dirección. No debe echarse en saco roto que concibe el desarrollo de la Historia de la Filosofía como un proceso en el que el binomio enseñanza-aprendizaje debe ser interiorizado y, ha de basarse en la colaboración activa de los propios estudiantes al ir dando forma a los textos y materiales.

Fomenta el auto-aprendizaje, que no es más que el atreverse a dar el paso de convertirse en sujetos activos, en cuanto a la interiorización de la Historia de la Filosofía.

Es una experiencia la que propone, innovadora mas, sobre la que Felipe Aguado lleva años trabajando. No basta con ser observador, desde fuera, hay que interiorizar e interpretar la historia del pensamiento.

Las palabras y las teorías de los filósofos, de todas y cada una de las etapas de la Historia son de interés y, de utilidad para comprender el presente y para adentrarse lo mejor pertrechados posible, en un futuro lleno de incógnitas.

Debemos exigirnos que los adolescentes dialoguen y valoren sobre la ética y la responsabilidad individual y social de dar una respuesta adecuada a los interrogantes que la propia dinámica vital va presentando ante nosotros.

La historia de la Filosofía despierta curiosidad para aprender, es más, anhelos de saber y de encontrar respuestas racionales a las preguntas a las que quienes están en pleno periodo formativo, han de dar respuesta. Encontrarán, además, en ella un itinerario sugestivo en el que valorar lo que han ido aportando filósofos muy valiosos a la Historia del Pensamiento.

Empezábamos diciendo en esta reseña-crítica, que nos encontramos ante mucho más que un manual. Este texto de Felipe Aguado es una invitación a que reflexionemos, nos expresemos con propiedad y actuemos en consecuencia.

Debe leerse con atención, las páginas dedicadas al ‘planteamiento del proyecto’ en ellas puede encontrarse una hoja de ruta y una síntesis del ‘desde dónde partimos y qué pretendemos alcanzar’.

No me resisto a decir unas pocas palabras sobre los dos anexos. En el primero se dan unas indicaciones interesantes sobre el ‘comentario de textos filosóficos’ que tantos quebraderos de cabeza da a quienes carecen de ideas claras y de un método eficaz para abordarlo.

El segundo es una selección de fotografías de los libros que los propios alumnos han elaborado en cursos anteriores, siguiendo esta misma dinámica. Esto da un valor empírico y palpable a la pregunta de sí el método funciona. La selección de fotografías es la mejor prueba de que una buena e innovadora teoría, obtiene en la práctica, resultados evaluables y que están a la vista.