julio de 2024 - VIII Año

La explotación de mujeres y niños en las fábricas norteamericanas en el XIX

Los socialistas españoles explicaron, especialmente durante los primeros decenios de la existencia del Partido Socialista, que la explotación de los trabajadores y trabajadoras era semejante, cuando no peor, en las Repúblicas, dentro de su estrategia para demostrar que la cuestión social no dependía de los regímenes políticos imperantes sino de las condiciones económicas. Una de las consecuencias de esta argumentación debe vincularse con la estrategia del PSOE para que los trabajadores abandonasen la causa republicana del momento por considerar que los partidos republicanos podían ser “avanzados” o progresistas, en nuestra terminología actual, pero que, al fin y al cabo, eran burgueses, es decir, que no defendían los intereses proletarios. La emancipación de los obreros y obreras solamente podía venir de la mano de partidos de clase.

Pues bien, en este contexto, en julio de 1886 el periódico El Socialista incluyó un análisis de la explotación que padecían mujeres y niños en distintos lugares de los Estados Unidos. La columna llevaba por título “Hechos, no palabras”, y con el mismo se intentaba demostrar lo que hemos expuesto anteriormente, que las formas de gobierno no disminuían ni mucho ni poco la explotación que padecían los trabajadores. Por ello no era una cuestión que debía preocupar a los socialistas y sí el buscar la unión de todos los trabajadores para destruir a la burguesía. El ejemplo de lo que se afirmaba se encontraba en Estados Unidos.

Así pues, se decía que en algunas de las ciudades manufactureras de algodón del estado de Massachussets trabajaban muchas mujeres y niños, llegando el caso de que en algunas fábricas no había trabajadores masculinos. Por eso se hablaba de “ciudades de mujeres”. Según unas estadísticas había un total de 61.246 trabajadores en las fábricas de algodón. Pues bien, 22.180 eran hombres, frente a las 31.496 trabajadoras y los 7.570 niños. El salario que recibían las trabajadoras consistía en 40 centavos, que el periódico español traducía en 2 pesetas. La abundancia de trabajadoras mal pagadas hacia a las ciudades muy pobres. Se pensaba que los distritos manufactures de este Estado terminarían siendo todos “ciudades de mujeres”. Por otro lado, según la Memoria del inspector de fábricas de New Jersey, el número de niños ocupados en las fábricas de dicho estado era a la altura de 1885 de 15.000. Los niños comenzaban a trabajar a la edad de nueve años en jornadas de diez horas, aunque podía subir a catorce. La mayoría no sabía leer, y no era raro que padecieran raquitismo. A la semana recibían un salario de dos dólares.

Pero la situación no era mucho mejor en el estado de New York. Allí los niños trabajaban once horas y eran vigilados y castigados con el látigo si no cumplían sus obligaciones. También en este Estado se estaba apostando por la mano de obra femenina e infantil.

Hemos trabajado con el número del 23 de julio de 1886 de El Socialista.

COMPÁRTELO:

Escrito por

Archivo Entreletras

¿Más Estado?
¿Más Estado?

¿Cómo se contará lo que está sucediendo? O, mejor dicho ¿cuál será el relato que explique la nueva situación política,…

Hacia la unidad europea
Hacia la unidad europea

Por George Orwell.- / Marzo 2019Traducción: Eduardo Zeind Palafox* El socialista de hogaño está en la postura del médico que…

‘La imagen sonora’, de Javier Mateo Hidalgo
‘La imagen sonora’, de Javier Mateo Hidalgo

La imagen sonora Javier Mateo Hidalgo Palabras preliminares de Luis Antonio de Villena Prólogo de Eugenio Rivera Editorial Vitruvio, 2023…

298