abril de 2024 - VIII Año

Candidatura “Emilia Pardo Bazán” para el Ateneo

El próximo 31 de mayo celebramos elecciones en el Ateneo de Madrid para renovar la mitad de la Junta de Gobierno, en concreto la Presidencia, una de las Vicepresidencias, la Secretaría Primera, el Depositario, el Bibliotecario y una Vocalía.

Recordemos que cuando en 1820 nació el Ateneo Español, su aparición fue consecuencia de los vientos de libertad y fraternidad de la Constitución de 1812, energías de ideas que se oponían al Antiguo Régimen, y que nos traían la Ilustración y la Revolución francesa, sin perjuicio de encontrarlas también en la historia de España. Como relata Labra, el Ateneo de 1820 resurgió en 1835, tras su cierre por el absolutismo, como Ateneo de Madrid: “…preciso reconocer que un mismo espíritu, el espíritu liberal y progresivo de la España contemporánea, fue el que presidió a la constitución de entrambos cuerpos y el que ha mantenido su influjo durante la corta, aunque gloriosa vida del antiguo y la existencia rica y esplendorosa del nuevo, …. Aparte de esto hay que tener en cuenta que la idea, la iniciativa, el ensayo de un establecimiento de las condiciones de un Ateneo, corresponde indudablemente a los hombres de 1820; y fuera grave injusticia y negra ingratitud prescindir de aquella experiencia…”.

Nos reconforta a los ateneístas entrar en su edificio de la Calle del Prado 21, que nos saluda con las efigies de Cervantes, Velázquez y Alfonso X, y alberga entre sus muros lo Científico, Literario y Artístico. Nos llena plenamente formar parte de la institución que ha sido, y sigue siendo, la más elevada síntesis de la historia del pensamiento español, foco de irradiación política y cultural hasta nuestros días.

La candidatura “Pardo Bazán” defenderá siempre que la Ilustración y el Librepensamiento sigan siendo el corazón que nutre de sangre al Ateneo y los principios que fundamentan e inspiran su Reglamento. Por ello, sus integrantes haremos cumplir el Reglamento y empezaremos por recordar que su artículo 1º le define como una sociedad científica, literaria y artística que carece de ánimo de lucro. En este sentido, su artículo 2º establece como fines difundir las ciencias, las letras y las artes, así como favorecer dentro de su seno el desarrollo de Agrupaciones que se propongan realizar la investigación científica y el cultivo del arte y de las letras.

Fundamental es también para nosotros su artículo 13 que en su segundo párrafo consagra las libertades de pensamiento y expresión disponiendo que “Este Reglamento reconoce y ampara el derecho de todo socio para profesar o emitir cualquier suerte de ideas políticas, religiosas y sociales, por radicales que sean u opuestas a las profesadas por los demás. En este respecto, se considera nula toda resolución asocial que pueda implicar coacción o restricción de esta plena libertad reconocida”.

Defenderemos las competencias constitucionales de la Junta General, máximo órgano de expresión de la soberanía de los ateneístas, las funciones ejecutivas de la Junta de Gobierno, y la fuerza de la idea y del pensamiento que atesoran las secciones, agrupaciones, cátedras y tertulias.

La Junta General es su Parlamento, la voz del pueblo, de los ateneístas en cuanto titulares “del poder” que ejercen a través de tres funciones esenciales que son el control de la Junta de Gobierno, la aprobación de las normas conforme al Reglamento y la adopción de las decisiones fundamentales.

La Junta de Gobierno, debe gobernar, dirigir y coordinar consciente de su carácter servicial a los intereses generales y subordinada siempre a la Junta General y al Reglamento, esto es, un sujeto de relaciones jurídicas con sometimiento pleno a la soberanía de los socios y a las normas.

Las secciones, agrupaciones, cátedras y tertulias son el verdadero ser del Ateneo, las que mejor mantienen sus fines fundacionales, como se puede constatar históricamente. Temas políticos y sociales, discusiones científicas, literarias y artísticas que se mantienen fundamentalmente en las secciones y agrupaciones; en las cátedras enseñanzas públicas y gratuitas, para cuyo desempeño se deben invitar a personas de capacidad y aptitud probadas, sin atenerse a ofertas voluntarias de ningún género, teniendo sólo presente el mayor nombre y lustre de la Corporación.

Somos una candidatura orgullosa de los 200 años de historia ilustrada del Ateneo, de los miles de ateneístas que nos han precedido sosteniendo con su esfuerzo sus valores fundacionales, de que ateneísta sea sinónimo de librepensador, de que los principios de libertad, igualdad y fraternidad estén en nuestro modo de ser y de hacer.

La candidatura “Pardo Bazán” es concordia, transparencia, eficacia, honestidad y cumplimiento de nuestro Reglamento Ilustrado.

COMPÁRTELO:

Escrito por

Archivo Entreletras

Isaiah Berlin, un excelente y polémico ensayista
Isaiah Berlin, un excelente y polémico ensayista

¿Quién entra por las puertas que abre el viento? Vicente Huidobro Como dice el tópico parece que fue ayer y,…

Se dignifican las pensiones, pese a las cloacas
Se dignifican las pensiones, pese a las cloacas

Cada vez que el Gobierno socialista ofrece una noticia relevante y positiva para los españoles, surge como por causalidad otra…

Amaryllis, revista literaria y antología poética, nº 2, 2023
Amaryllis, revista literaria y antología poética, nº 2, 2023

Amaryllis, revista literaria y antología poética nº2, 2023 El siglo XXI podemos decir que ya es sin duda alguna el…

539