junio 2021 - V Año

LIBROS

‘El niño que soñaba con dar un abrazo a su padre’ de Fernando Novalvos

El niño que soñaba con dar un abrazo a su padre
Fernando Novalvos

Europa Ediciones, 2020
76 páginas

Cuando la pasión por escribir supera a la ficción de soñar nace El niño que soñaba con dar un abrazo a su padre

Dice Fernando Novalbos con certera puntería vital que “la pasión de escribir supera la ficción de soñar y los sueños sin norte no se pueden atar a ningún punto cardinal”. Así, como poesía pura, prosa poética o alma desprovista de absurda galantería calificaría este último relato del autor, un recorrido por su vida desde la niñez hasta el momento en el que el horror microscópico en forma de virus letal le niega la despedida de su padre.

Sin embargo, El niño que soñaba con dar un abrazo a su padre no es, para nada, un lamento del autor sobre lo que ha tocado vivir, sino más bien una terapia introspectiva con tal carga de belleza poética que se verá obligado a compartirla con el mundo en forma de libro.

“Y hoy cuando de verdad importa, cuando procede, me viene a la mente el dramaturgo premiado, y en un ejercicio de destreza literaria, modelo su declaración en el baile de palabras que dicen que manejo a la perfección para rectificarle: el amor es una ocupación, no como otra cualquiera”.

Encontraremos en El niño que soñaba con dar un abrazo a su padre toda la humanidad que, a menudo, nos negamos a exteriorizar, esa tan íntima que duele hasta en la respiración:

“El sentido de las cosas hace semanas que muere en mis poemas, bajo el polvo, el humo y la desesperanza.”

Las durísimas circunstancias personales del autor le llevarán a alejarse de su musa, pero el escritor que lleva dentro reclamará su lugar para que, como no podía ser de otra manera, este magistral relato pueda salir al mundo:

“Sufro la primera crisis de identidad con mi musa hasta el extremo de apartarla de mi vida por una temporada, decisión que, al final, se convertirá en una amargura desconcertante. Me alejo de todo y eso me reconcome. No aprendo a vivir tan lejos de mí, a llevar el vacío que siento con tantísimas cosa que me rodean.”

De ese modo, Fernando Novalbos regresará a su esencia, obligado por la vida a narrar cómo los sentimientos pueden llegar a inundar cada letra de un escritor,  cómo el niño que todos llevamos dentro se niega a abandonarnos cuando, a pesar de nuestro absurdo rechazo, necesitamos de su vitalidad para no caer en el abismo, para recobrar nuestra esencia personal:

“ Ahora lo comprendo mejor, aquel escritor nació del niño que llevaba dentro esos días y hoy vive conmigo, se beneficia de mi movilidad, murmura, gozamos de vidas independientes, pero no interpuestas”.

Así, fruto de la necesidad vital que recorre las venas del autor nacerá este breve pero intenso relato. Huelga decir que, seguramente, será uno de los mejores textos literarios de este 2021, que lo recomiendo encarecidamente a todo aquel que aprecie la buena literatura y que esta reseña, apenas le hace justicia a este magnífico libro.

Fernando Novalbos es un poeta y dramaturgo español. Entre sus obras literarias se encuentran: La vida huele a suela de zapato (2007), Tierra (2009), Luz de acorde (2012), La soledad del abecedario (2013), Los pasos compartidos (2015), La ventana del cielo (2016), Mi libro de poemas vascos (2017), Historia de una puerta (2018), y Sitio Seguro (2020).

El libro se puede adquirir en la web de Ediciones Europa