julio de 2024 - VIII Año

‘Caos, el águila y la cruz’, de Gregorio Muelas

Caos, el águila y la cruz
G
regorio Muelas
O
lé libros, 2023

La odisea de Gregorio Muelas en ‘Caos, el águila y la cruz’

Gregorio Muelas continúa la senda de la novela histórica con este fresco absolutamente magnífico titulado Caos, el águila y la cruz. Lo mejor de todo es la pericia del narrador para sumergirse en los mundos antiguos, para crear personajes y descripciones detalladas, lo que muestra la gran elaboración que lleva cada una de sus novelas.

Podemos ver cómo Majencio se halla en sus cavilaciones, cuando llega y ve a su esposa Maximila casi desnuda, pero el universo bélico le tiene concentrado:

“Maximila se incorporó al ver entrar a su esposo, aproximándose a él con cierta cautela. Tan solo un fino manto de seda cubría sus pechos, todavía tersos, y la zona del pubis, pero este no se inmutó. Ni siquiera el cuerpo semidesnudo de su mujer parecía poder evadirlo del fondo de sus cavilaciones”.

Y Gregorio Muelas escribe como si filmase, porque no solo son batallas, sino lugares que sabe mirar y ahondar con su fino tapiz, teje las líneas de su novela, como si esculpiese una estatua romana:

“El sonido de las gotas de lluvia, que caían cada vez con mayor fuerza sobre la lona de su tienda, le despertó. Se asomó para ver si el fuego seguía vivo, pues la gruesa piel que lo cubría se había quedado helada; en aquella tierra húmeda las noches eran frías”.

Personajes fundamentales son Diocleciano, fundador de la Tetrarquía y Galerio, su heredero, víctima de una terrible enfermedad. Pero también Constantino y Magencio que se disputan el poder de Roma en Occidente, mientras Licinio y Maximio Daia se enfrentan en Oriente. Todo es un universo de deseos, de ambición, que Gregorio Muelas, después de una exhaustiva investigación sobre aquel período, sabe transmitirnos y llevarnos por la senda de una época apasionante.

Y las mujeres, que tienen un peso en la historia, como Valeria. Y es un hallazgo muy interesante como Gregorio Muelas incluye en esta novela tan extensa el diario del médico Cecilio sobre la enfermedad de Galerio. Podemos ver cómo en aquel momento se desconocía tanto sobre la medicina:

“Corto, limpio. Pero cuando ya estaba cicatrizando, se abre de nuevo la herida y, al romperse la vena, se produce una pérdida de sangre que le pone en peligro de muerte…”.

Hay en toda la novela una prosa esmerada y rica, muchos personajes, muchos instantes de grandes descripciones que emparentan la novela con secuencias de una película. Parece que nos hallamos ante la épica pura. Sería imposible contar la historia, porque tiene muchos flecos y mucho recorrido, pero me quedo con la narrativa que hechiza, con las palabras que nos entran como si nos empujasen a una historia milenaria, donde el amor y la guerra se unen:

“Prisca apartó la sábana de lino; el calor empezaba a ser sofocante y por el amplio ventanal que se abría hacia el canal que concertaba el lago Mareotis con el Nilo y el mar no entraba ni un leve soplido”.

Hermosas descripciones, que me recuerdan a la prosa de Lawrence Durrel, cuando adentra a sus personajes en el famoso Cuarteto de Alejandría. El autor teje un tapiz lleno de personajes, de batallas, que están encuadradas en un espacio de belleza y dolor.

Gregorio Muelas no es un narrador que se conforme con lo bien hecho, da un paso más, se esmera, es meticuloso y nos envuelve como si llevara una cítara y nos envolviera con la canción del tiempo. Esta novela es un gran esfuerzo narrativo, con una historia apasionante, de la que podemos aprender, pero, además, vivir plenamente con sus personajes, que ya serán nuestros para siempre. La novela la ha publicado la excelente Olé libros en tapa dura, con más de quinientas páginas que nos envuelven como las aguas del mar en la noche.

COMPÁRTELO:

Escrito por

Archivo Entreletras

Vivir de milagro: lamento a dos voces
Vivir de milagro: lamento a dos voces

Ut pictura, poesis erit (Ars poética, Horacio Pisón) La pintura es una narración muda a la que da vida el…

El Ateneo de Madrid y el bicentenario del Ateneo Español, 1820-2020
El Ateneo de Madrid y el bicentenario del Ateneo Español, 1820-2020

200 años del Ateneo de Madrid El 14 de mayo de 1820, menos de dos meses después del restablecimiento por…

Cataluña, progreso o decadencia
Cataluña, progreso o decadencia

La irrupción de Salvador Illa ha hecho saltar por los aires la dinámica anodina, previsible y repetitiva que hasta ese…

311