mayo de 2024 - VIII Año

Anacronismo geográfico de un villancico y el cierre del ciclo de Navidad

ANTES DE continuar con esta intromisión, he de decir que mi buen amigo Luis Rojo, persona inquieta, curiosa ,viajada y leída; no es la primera vez, ni será la última en meterme en estos charcos —docta ignorancia—. Lo afirmo con toda la humildad. En estos asuntos de la investigación, cada cual toma una línea y, la defiende con cuanto se encuentra a su paso y llega hasta que se encuentra con una la solución plausible, o ante la imposibilidad de continuar por falta de caminos por donde avanzar. Éste es el caso que nos ocupa en este día de Reyes: un regalo peliagudo.

LAS CUATRO hipótesis que se han repetido, respecto de la frase del Villancico, “Holanda ya se ve”, son estas:

  1. La Estrella Olanda:

Una de las teorías más aceptadas es que, en realidad, la frase es «Olanda ya se ve», sin hache. Esto se debe a que, de acuerdo con varias fuentes, la estrella que siguieron los Reyes Magos hasta el portal de Belén se llamaba Estrella Olanda. No obstante, en casi todos los portales webs que recogen la letra, «Holanda» aparece escrito con hache, algo que pudiera achacarse a una mala interpretación de la letra.

  1. Tierra Santa:

La segunda hipótesis más aceptada es que, en realidad, «Holanda» haya aparecido en el villancico ‘Ya vienen los Reyes Magos’ por un fallo de traducción. En inglés, Tierra Santa es «Holy Land», una expresión que, fonéticamente, guarda cierta similitud con «Holanda». Al ser Belén parte de la Tierra Santa, algunas fuentes apuntan a que la letra podría estar basada en algún poema o canción anglosajona, surgiendo la confusión a causa de una traducción errónea.

  1. Vaaltasar, un rey holandés:

Esta hipótesis es la menos aceptada. Apenas hay un par de referencias a ella en todo Internet y su validez es muy poco probable, pero merece la pena comentarla. Según algunas fuentes, Baltasar era, en realidad, Vaaltasar, un ciudadano proveniente de una familia de la zona que actualmente ocupan los Países Bajos, que emigró a Oriente, encontrando allí prosperidad y fortuna para pasar a ser parte de la realeza. De ahí, supuestamente, podría provenir lo de «Holanda ya se ve», en relación al tercer Rey Mago.

  1. Los Tercios de Flandes:

Existen varias referencias a que los villancicos, como parte de la cultura popular española, eran cantados por los soldados que marchaban en combate a otras tierras. Según algunas teorías, el villancico original de ‘Ya vienen los Reyes Magos’ pudo deformarse en los Tercios de Flandes, cantada por  los militares españoles.

NUESTRA hipótesis se va a desarrollar en la línea del anacronismo de algunos villancicos, de los que no toda su letra se pone en duda; sino algún punto concreto. Los “villancicos” corresponden a la transmisión popular oral, sin corroborar la existencia del origen histórico de la letra .Insiste en suponer un hecho acaecido antes o después del tiempo en que sucedió. La procedencia de la palabra villancico tiene un origen popular, ya que deriva de la palabra «villa» y a su vez del latín villanus. Sin embargo, y en un principio, el origen de los villancicos no estuvo ligado a la Navidad como tal, sino que estas canciones populares trataban todo tipo de temas cuando comenzaron a popularizarse en España y Portugal durante la Edad Media y el Renacimiento. De hecho, ya el nombre en sí mismo sugiere de qué trataban las canciones que entonaban los «villanos», es decir, las personas de clase humilde que vivían en las villas medievales. Se trataba de composiciones vocales inspiradas en textos de temática rural y que no siempre iban acompañadas de instrumentos. Estos poemas tuvieron un gran éxito y fueron musicalizados por grandes compositores del momento, como el músico y poeta Juan del Encina, el compositor renacentista Mateo Flecha o el compositor y organista Gaspar Fernández, entre otros. Los villancicos constituían uno de los tres principales géneros de la lírica española popular, junto con las cantigas y las jarchas mozárabes. Al final, una parte muy representativa de los villancicos renacentistas pasó a ser recogida en manuscritos y volúmenes antológicos conocidos como Cancioneros, entre los que destacan el Cancionero General, el de Palacio, el de Linares, el de Medinaceli, el de la Colombina o el de Upsala. BONIFACIO GIL en su introducción al Cancionero Infantil, en el que los villancicos estarían inscritos en el Cancionero: “Se creían perdidos en la tradición oral; nos lo dan en versos sueltos en canciones históricas que el vulgo acopla a su manera, esto es sin sentido discursivo.

NOS VAMOS A REMITIR al villancico que nos ocupa. Para ello nos vamos  la Página Personal de José Carlos Canalda; quien nos dice, en el villancico: “Ya vienen los Reyes Magos”. Aquí la incongruencia no es histórica, sino geográfica lo que no por ello la hace menos tolerable:

Ya vienen los Reyes Magos,
ya vienen los Reyes Magos,
caminito de Belén,
olé, olé y olé
Holanda ya se ve.

No creo que sea necesario consultar ningún mapa para concluir que, yendo de Oriente a Palestina, es imposible ver las tierras holandesas, que quedan varios miles de kilómetros a occidente… eso sin contar con que en los tiempos del imperio romano Holanda ni existía como país ni siquiera se llamaba todavía así, sino Frisia la parte situada al norte del río Rhin ,y Germania Inferior la situada al sur del mismo.

Por si fuera poco, la siguiente estrofa proclama lo siguiente:

Cargaditos de juguetes,
cargaditos de juguetes,
para el Niño de Belén
olé, olé y olé
Holanda ya se ve.

Huelga decir que, según los Evangelios, los presentes que los Reyes Magos llevaron a Jesús fueron oro, incienso y mirra, no juguetes de ningún tipo. El tema recurrente del anacronismo geográfico se repite todos los años. Parece como si “La estrella Olanda, la Tierra Santa, el supuesto rey Mago Vaaltasar, holandés o los Tercios de Flandes, fueran más recurrentes que un sencillo anacronismo. Como decía más arriba, cada cual tome el camino que crea.

ESTE asunto nos recuerda a los escurialenses que el toponímico “Escorial”, no correspondería a la raíz “scoria”(lugar terrero de escorias); sino a la raíz “aesculus”(bosque poblado del roble carvajo). El primero de los cronistas lo dejaría así ligado a la raíz mineral. Hasta que Gabriel del Estal (O.S.A.),entre otros, volviera sobre ello, en su trabajo de investigación “Arquitectura filológica del Escorial”. (“Escorial”. Número especial de Nueva Etapa. Conmemorativo del IV Centenario de la Fundación del Monasterio. 1563-1963. Universidad María Cristina, El Escorial. Antes en Hogar y Arquitectura, núm. 45. Marzo-abril 1963,pp.56-69). Amigo Luis Rojo, no sé si satisfaré tus dudas. Al menos, se intentó. Me pones unos deberes paras comenzar el curso. Que aún estamos de vacaciones. Felices Reyes.

El cierre del ciclo de la navidad

Y ya en harina metidos, vamos a cerrar el ciclo navideño de esta guisa: AUNQUE hasta San Antón (17 de enero), Pascuas son; que es viejo y meón y mete a las viejas en el rincón, según reza el refrán; porque suele llover y hacer frío. Además de viejo y tristón, convida a las mozas a la oración. Pero pronto llegará San Sebastián (20 de enero), mozo y militar, que las saca a las mozas a pasear. Pues la realidad es que debería de trasladarse hasta el día dos de febrero: La Candelaria, fecha en la que se celebra la Presentación del Niño Jesús en el Templo y la Purificación de la Virgen María. Con esta fiesta se cerraría el ciclo de la Navidad, que se celebra a los cuarenta días del 25 diciembre. Que según la Ley de Moisés ordenaba que toda mujer que diese a luz a un varón, en el plazo de cuarenta días, habría de acudir al Templo para purificar la sangre tras el parto y ofrecer su primogénito a Dios.

COMPÁRTELO:

Escrito por

Archivo Entreletras

Perspectiva en torno a René Magritte
Perspectiva en torno a René Magritte

«Las cosas están tan habitualmente ocultadas por sus utilizaciones que, al verlas un instante, nos da la sensación de conocer…

El ingreso de la dignidad
El ingreso de la dignidad

La estrategia permanente de desestabilización que impulsa la derecha no puede oscurecer la celebración de una medida de alcance histórico…

Voltaire y el Siglo de Luis XIV: los problemas de la historia “progresista”
Voltaire y el Siglo de Luis XIV: los problemas de la historia “progresista”

Volatire Mucho antes de que el británico Herbert Butterfield (1900-1979), en The Whig Interpretation of History…

339