octubre 2020 - IV Año

TEMAS

Monarquía y culto en el Egeo a comienzos de la edad antigua

… y trazos de unión con otras sociedades: Creta y Egipto, reyes y dioses

egeoGeopolíticamente nos encontramos en un territorio; como es el de la isla de Creta, que está dividido en pequeños núcleos de población equiparables a principados. Éstos son los denominados Cnosos, Tylisos, Nirou Kani, Festos y Hagia Triada, en los que los príncipes gobernarán sobre el propio territorio y núcleo de poblamiento y un pequeño cinturón de terreno alrededor de él situado a unos pocos kilómetros.

Llegando al año 1600 a.C. en Cnosos habrá un vacío de poder y poblamiento, el cual no se sabe por qué se dio; se ha llegado a pensar que fue por un ataque y saqueo realizado por un pueblo situado en las montañas; otras fuentes mencionan que fue debido a un terremoto o incluso, el fin productivo del terreno, lo cual hizo a la población emigrar a otro lugar; lo que tampoco podemos saber a ciencia cierta es cómo volvió de nuevo a reconstruirse la ciudad en este territorio, y prueba arqueológica de ello fue la reconstrucción del palacio de la ciudad, lo cual nos dice que seguramente un nuevo poder real retornaría y el territorio sería repoblado, llegando a superar la anterior etapa en cuanto al poder de la ciudad en la isla.

Podemos idealizar gracias a la tradición griega, que el rey era elegido, y tras ello obtenía el poder por medio de la divinidad; todo esto nos ha llegado gracias a autores griegos como Platón; la subida al trono del nuevo rey vendría acompañada de un gran ceremonial, en la que en la isla de Creta entraría en juego la figura del Minotauro.

Gracias a los mitos griegos se nos narra la historia del monstruo mitad hombre y mitad toro, hijo de la reina Pasífae y el Toro de Creta, el cual había llegado a la isla por mandato de Poseidón. El rey Minos lo vio tan esplendoroso que lo aceptó dentro de su rebaño como semental en vez de sacrificarlo al dios, y éste enfurecido hizo que su mujer Pasífae se enamorara de él y tuvieran un hijo, el Minotauro. Durante mucho tiempo, 7 hombres y 7 mujeres eran enviados al laberinto construido por Dédalo para mantener al monstruo encerrado, hasta que llegó Teseo, el cual consiguió recorrer el laberinto y acabar con el Minotauro.

egeo2Pero dentro de la cultura cretense, el Minotauro es encumbrado como el dios agrario que muere en otoño para renacer en primavera, simbolizando la época de cultivo y renacimiento, siendo también muy importante para el pueblo (al igual que Osiris en Egipto o Tammuz en Mesopotamia) y así, cuando la realeza se constituyó en Creta lo hizo aprovechando a este dios como el dios de la realeza, ahora el mismo dios del pueblo sería representado en el mundo por el rey.

El culto cretense permanece ignorado hoy en día ya que no nos han llegado escritos sobre esto o su cosmogonía y mitología; aunque debido a restos que se han podido hallar, podemos decir que el mundo es dominado por una diosa madre; la cual a través de la historia egea, ha llegado a nosotros la información que nos cuenta que debía ser una gran diosa que representaba la fecundidad. Ésta desciende del cielo en forma de ave o a veces sale de la tierra en forma de serpiente, evocándonos a las diosas egipcias Nekhebt y Buto del Alto y Bajo Egipto respectivamente, quienes están representadas, la primera por un buitre y la segunda por una serpiente. Estas probablemente fuesen diosas madres en los orígenes del pueblo egipcio, y vemos que en sus representaciones hay animales que las escoltan o son tratados como las mismas diosas.

Volviendo a la diosa madre cretense, hay que decir que fue venerada en lugares altos, donde se han encontrado pequeños lugares dedicados a la diosa y desde la altura intuimos que es quien preside la vida y la muerte.

A ella se le asocia un dios, el cual aparece como su hijo o incluso su amante y llegó del cielo, aportando la ayuda a la fecundidad, llegando a ser relacionado con la lluvia que fecunda la tierra. Su vigor adopta la forma mitad hombre y mitad toro, siendo encarnado por ese Minotauro del que hemos hablado con anterioridad. A él le son ofrecidos sacrificios tras unos juegos rituales como las corridas de toros representadas en las paredes de Cnosos, pero en este caso, el sacrificio representa la inmolación del propio dios pues, por un destino del que no puede escapar, muere como hemos dicho antes en otoño para renacer en una primavera repleta de festejos y danzas.

egeo5El matrimonio de ambos dioses es también festejado y el culto a este Minotauro va acompañado de sacrificios con armas como la conocida hacha doble que es un símbolo de autoridad real y está representada por doquier.

El culto cretense parece no haber conocido a otros dioses que no sean estos dos y tampoco hay una cierta idea sobre el culto al otro mundo, y si lo hubo podríamos ver el único ejemplo que hay sobre esto, una inscripción en un sarcófago encontrado en la isla, en donde mediante representaciones se nos relata un viaje del alma hacia el allí denominado País de los Bienaventurados. En la representación encontramos también unos sacerdotes que llevan ataviadas unas pieles de pantera, lo cual también llevaban los sacerdotes funerarios egipcios.

Así, nos damos cuenta que entre la Antigua Grecia y Egipto hay unas grandes conexiones; se conoce por las escrituras de Homero y Hesíodo que existe un paraíso terrenal cuando el griego muere, y los Campos Elíseos que Homero destaca en sus narraciones podrían ser una transposición de los propios Jardines de Ialu egipcios.

Otras conexiones entre ambas culturas son los sacerdotes con pieles de pantera antes mencionados además de las libaciones de las tumbas y también la conexión que hay entre el alma egipcia y el alma homérica.

Para Homero, el muerto no vive en la tumba. A su muerte, el calor vital lo abandona y el alma va a reunirse con el pueblo de las sombras en el Hades mientras que el cuerpo físico es quemado. Aquí vemos influencias babilónicas del Hades como morada de losmuertos, y también es muy parecida la tradición egipcia: El ser humano está formado por el cuerpo Khet, el hálito vital Ka y el alma individual Ba, y para Homero se divide entre cuerpo o eidolon, hálito vital o fimos y el alma o psiké. El alma representada por Homero es como un ave, al igual que en Egipto y en algunas ocasiones conserva la conciencia tras la muerte.

egeo3De esta forma deducimos que en Creta, bajo la influencia egipcia, se ha considerado al hombre constituido de materia, soplo vital y alma consciente, llegando también a seguir con la creencia de la supervivencia del alma en lugares como los Jardines de Ialu mencionados, ofreciendo también al cuerpo un culto mediante sacrificios.

Estas concepciones de otro mundo son las llamadas Misterios de Osiris en Egipto, que se aproximan mucho a las que van dedicadas al dios agrario cretense, del que la monarquía de Cnosos parece haber hecho a este dios como símbolo del poder real.

Por otra parte, todas estas hipótesis van cogiendo forma por tradiciones que recogen los escribas griegos, como por ejemplo el escriba Diodoro, quien nos cuenta que los misterios, tal como se celebraban en Grecia llegaron de Creta, donde habían sido importados de Egipto. Podemos pensar entonces que en Creta se conoció un culto semejante al de Isis y Osiris en Egipto, transmitido luego de allí a la Hélade.

 

* José Andrés Vizcaíno González es licenciado en Historia, actalmente cursa el Doctorado en Historia Antigua

 

 

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN TEMAS