octubre 2021 - V Año

ENSAYO

Los españoles y los hispanos en Estados Unidos

Los españoles en EE.UU. no acaban de ser encajados como grupo de una forma diferenciada de la emigración hispana procedente de Centroamérica y en menor proporción de Sudamérica. Hay del orden de 60 millones de hispanos en los Estados Unidos, lo que corresponde actualmente al 19% de la población de los Estados Unidos. El siguiente grupo es el de los negros que corresponde al 14 %. En 1980 con 14,8 millones representaban sólo el 6,5% de la población del país norteamericano. Luego en 45 años se han multiplicado por 2,8 y aumentando de media un millón por año. Los hispanos en EE.UU. provienen de perfiles demográficos y económicos heterogéneos. Por otro lado, la población en toda Hispanoamérica es superior a 420 millones de habitantes frente a los casi 330 millones de EE. UU.

Los españoles en el registro consular de EE. UU. actualmente son sólo de 163.000 en 2020, en 2012 figuraban 86.626, si bien en un estudio de la Universidad de Georgetown del 2004 eleva a 421.000 el número de personas a las que puede llamarse españolas, si se incluyen ciudadanos y descendientes.

Los datos más significativos de la emigración hispana en general desde 2010 a 2017 son:

  1. Un análisis del crecimiento demográfico indica que el mayor en este período es el de los venezolanos, dominicanos y guatemaltecos. Los venezolanos aumentaron un 76%, los dominicanos un 37% y los guatemaltecos un 30%. Las causas son el bloqueo norteamericano en Venezuela, la división social que ha producido una fuerte emigración económica (no por carencia precisamente) y esta población ha ido en el voto mayoritariamente a los republicanos. El de los otros dos grupos es la dificultad de supervivencia económica en sus países.
  2. La proporción de la migración en general disminuyó en su crecimiento del 37% al 33%. Los nicaragüenses disminuyeron del 63% al 55%, siendo la mayor caída respecto a la situación anterior, el grueso de la emigración se produjo en los años anteriores.
  3. La gran mayoría de los hispanoamericanos están ya integrados como ciudadanos estadounidenses, alrededor del 79% lo son, en comparación con el 74% hace diez años. Entre los grupos de origen, prácticamente todos los puertorriqueños son ya ciudadanos. Los españoles (91%), panameños (89%) y mexicanos (79%) tienen las tasas de ciudadanía más altas, mientras que los hondureños (53%) y venezolanos (51%) las más bajas. Esta última situación tiene que ver con una emigración más reciente.
  4. Casi cuatro de cada cinco (78%) llevan viviendo más de 10 años, en comparación con el 64% en 2010, prácticamente la mitad más de 20 años. El 80% de los mayores de 85 años son blancos no hispanos, mientras que el porcentaje se reduce al 45% en el caso de menores de cinco años, lo que indica que la demografía está cambiando aceleradamente. Esta es una de las razones de la preocupación de los republicanos, pero ha sido compensada porque el viejo emigrado con la nacionalidad reconocida ve como un competidor al recién llegado, siendo su voto en muchos casos republicano, aún teniendo más políticas sociales que les beneficiarían en el voto demócrata.
  5. La proporción que habla inglés ha ido aumentado:  En 2017, el 70% hablaban inglés, en comparación con el 65% en 2010; Los españoles (93%), panameños (87%) y puertorriqueños (83%) tuvieron los más altos dominios del inglés, mientras que los hondureños (48%), guatemaltecos (48%) y salvadoreños (53%) tuvieron los más bajos. La proporción de mexicanos está en la media (71%).
  6. El hablar español exclusivamente provoca la existencia de guetos y dificulta la integración, los grupos de inmigrantes centroamericanos de más bajo dominio de inglés les fuerza a mantenerse en grupos cerrados de ayuda mutua, votan poco en las elecciones porque están dedicados más a la supervivencia. Las dificultades para votar en día laborable son fundamentales en las gigantescas distancias a los colegios electorales a diferencia de Europa. Trabajan sin horario y en trabajos más penosos. Son en los que se ha centrado la persecución de Trump en ponerles el máximo de dificultades en las últimas olas de emigrantes, incluso separando a los niños de sus padres en acto de inhumanidad sin límites, además se mantienen en la ilegalidad en un elevado porcentaje.
  7. Actualmente el español como idioma se está imponiendo en muchas zonas del país, no sólo en los Estados más cercanos a México, sino también en donde se concentra la emigración hispanoamericana, la televisión y la religión son dos factores de sostenimiento del idioma, junto con el factor de mayor número de descendientes lo que resulta sustancial. Las segundas y terceras generaciones se integran más, pero la vida familiar es más estrecha que entre los anglosajones.
  8. La distribución geográfica de la población (ver gráfico) está de tal modo que la mexicana está en más de dos tercios en Los Ángeles y Houston; La puertorriqueña es mayoritaria en Florida; mientras que los salvadoreños son predominantes en Washington y los cubanos están concentrados en Miami. Desde el punto de vista político, los cubanos están más cerca de los republicanos en su mayoría aunque sus intereses pudieran estar mejor defendidos por los demócratas, pero al tener éstos una política más abierta con el bloqueo a Cuba, tienden a votar lo contrario.
  9. La edad media de los hispanos en Estados Unidos ha aumentado desde 2010, pasando de 27 a 29 años en 2017, pero muy por debajo de la media nacional de 38 de la población de Estados Unidos. De los 15 grupos de origen, los que tenían las edades medias más altas son los cubanos con 40 y los argentinos con 39 respectivamente. Mientras los grupos más jóvenes son los mexicanos (27) y guatemaltecos (28). La presión demográfica hace que hay un traslado de las mayorías políticas, pero el problema es la alta abstención entre los hispanos al entender que ni unos ni otros defienden sus intereses. La presencia de cada vez más candidatos cercanos a su perfil favorece la participación.
  10. Los venezolanos tienen la mayor proporción de inmigrantes con formación universitaria. Alrededor del 16% de los mayores de 25 años, lo que supone un aumento del 13% con respecto a 2010, pero significativamente inferior al total de la población de Estados Unidos (32%). Los venezolanos (55%) y los argentinos (43%) son los de mayor nivel de educación formal, mientras que los guatemaltecos (10%) y salvadoreños (10%) los que menos. Todos los grupos han aumentado desde 2010.
  11. Las condiciones económicas varían ampliamente según su origen. Los argentinos tenían el ingreso medio más alto por grupo familiar, con USD 68.000, lo que supone casi USD 20.000 más que el promedio general de los hispanos (USD 49.010). Los hondureños tenían el ingreso medio más bajo con USD 41.000. Los argentinos son emigrados en un porcentaje significativo del corralito que ha vivido su país en varias ocasiones y se han manejado allí y aquí en dólares. Por lo tanto los argentinos tienen un voto más dividido en el terreno ideológico. Una parte ha salido de Argentina por la represión de los gobiernos militares, esa parte está más cercana a los demócratas y en general son de los colectivos que están más concienciados en la participación electoral.
  12. Más de la mitad de los hispanos hasta el 62% son de origen mexicano, lo que constituían 36,6 millones en 2017. La razón fundamental es la cercanía y por otra parte algunos Estados realmente siempre han tenido una población de raíces hispanas en un elevado porcentaje.
  13. No hay que olvidar que para dedicarse a la política en EE.UU., ante la debilidad de las estructuras partidarias, que prácticamente sólo existen en los procesos electorales, hay que ser muy solvente económicamente, porque las campañas son caras y hay que recoger dinero puntualmente para poder hacerlas, y los grupos de hispanos carecen de éste en gran proporción. La razón de que tantos clérigos negros se hayan dedicado a la política es su facilidad para recaudar fondos por razones religiosas.
  14. La religión ocupa un factor esencial en la orientación política de los hispanos, el peso electoral de los católicos suele estar más cercano a los demócratas, mientras que los diferentes grupos protestantes están más cerca de los republicanos. Curiosamente los intereses económicos tienen un peso inferior a los religiosos en amplios sectores, especialmente los centroamericanos, eso explica alguno de los resultados electorales, donde la religión ha tenido un peso en la participación electoral de algunos grupos.
Catherine Cortez primera senadora en 2016 de origen hispano

Este panorama en general permite hacernos una idea de las variables existentes sobre la influencia de los hispanos en EE. UU, en su demografía y en su influencia social. El número de congresistas de origen hispano (latino en el lenguaje habitual en EE. UU) en las cámaras en las últimas elecciones fue de 41 de 435, lo que supone el 9,4 %, superando los 32 de la anterior elección. De ellos sólo seis son republicanos, siendo el resto demócratas. En el Congreso 25 son de origen mexicano, 4 puertorriqueños, 4 cubanos, 2 españoles (John Garamendi por California demócrata y Bill Flores republicano), 2 dominicanos, 1 ecuatoriano, 1 guatemalteco y 1 portugués. El primer dominicano ha sido en 2020 Adriano Espaillat.

En el Senado hay cuatro de 100 de origen hispano el 4 % de la Cámara. La primera senadora de origen hispano (mexicano) ha sido Catherine Cortez en 2016. Ya existían con anterioridad tres senadores de origen cubano, que pasan a ser cuatro senadores de origen hispano con Alexandra Ocasio-Cortez de origen puertorriqueño que es además la mujer más joven en la cámara de representantes. Aunque realmente sólo han nacido fuera los demócratas Jesús “Chuy” García (México) y Debbie Mucarsel-Powell (Ecuador), el resto son la siguiente generación ya nacida en EE. UU.

Kamala Harris (madre india tamil y padre jamaicano)

Por lo tanto frente al 16 % de población tienen una representación del 9,4 % en el Congreso y del 4 % en el Senado, sin tener en cuenta además que en su mayor parte son de la siguiente generación, luego están infrarrepresentados claramente.

Julián Castro alcalde de San Antonio ha sido el primer latino en presentarse a la nominación demócrata en 2020. California, Texas, Nueva York y Florida son los principales Estados con representación latina.

Después de haber alcanzado Obama de raza negra la presidencia y Kamala Harris una vicepresidenta, en el nuevo gobierno de Biden, siendo senadora por California (habiendo sido antes fiscal general) de padre jamaicano de raza negra (catedrático de universidad en Stanford) y de madre emigrante de la India (investigadora después de haberse licenciado en Berkeley), expresa el crisol en EE. UU de razas, pero que los hispanos tienen una presencia en la población de EE. UU mayor a su representación en las cámaras.

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ENSAYO

Ensayo

Circe: atractiva, inteligente y poderosa

Ensayo

Epicuro de Samos, replanteado

Ensayo

Científicos en el exilio interior: Fernando de Castro

Ensayo

Científicos en el exilio interior: Jorge Francisco Tello

Ensayo

Manuel Azaña Díaz, el ateneista

Ensayo

Los enigmas de Perictione

Ensayo

Juan Valera, un ateneista para un bicentenario

Ensayo

Marjorie Grice-Hutchinson y Juan Luis Vives

Ensayo

Santiago Ramón y Cajal: Un genio autodidacta de gran proyección internacional

Ensayo

Demóstenes y el fin de la libertad griega

Ensayo

Emilia Pardo Bazán, punto culminante en el estreno de la primera obra de Galdós

Ensayo

La apoteosis de la insignificancia

Ensayo

Santo Tomás Apóstol, evangelizador de las Américas

Ensayo

La Ciencia en el Exilio: una imagen extraordinaria de vitalidad

Ensayo

Desmovilización, descontento y desafección: Una estrategia de la derecha para la toma del poder

Ensayo

Sarah  Kofman, la espantosa sombra del holocausto es alargada

Ensayo

Protágoras de Abdera (480 – 411 a.C.)

Ensayo

América y las Diez Tribus Perdidas de Israel

Ensayo

Violencia verbal en la política española

Ensayo

Un almirante ateneísta: D. Miguel Lobo

Ensayo

Alfonso X ‘El sabio’ en su 800 aniversario: su mayor empresa científica

Ensayo

De Amore

Ensayo

Los españoles y los hispanos en Estados Unidos (II)

Ensayo

El 8 de marzo de 2021, un día muy adecuado para hablar de la filósofa feminista Silvia Federici

Ensayo

Salud democrática y liberalismo político

Ensayo

Pioneras en la actividad sindical en enseñanza

Ensayo

Los españoles y los hispanos en Estados Unidos

Ensayo

El legado constitucional de Jiménez de Asúa

Ensayo

Teofrasto: filósofo, pedagogo y botánico

Ensayo

Emerson y el Trascendentalismo norteamericano

Ensayo

Julio Hernández Ibáñez, un profesor republicano transterrado

Ensayo

Diógenes de Sinope: un filósofo desarraigado, provocador y subversivo

Ensayo

Hechos y razones contra obsesiones delirantes

Ensayo

Análisis de los resultados de las elecciones en EE.UU

Ensayo

En torno a la dialéctica del Amo y el Esclavo en Hegel

Ensayo

¿Qué clase de mundo nos dejará el Covid 19?

Ensayo

José Ballester Gozalvo, una biografía entre la pedagogía y la política

Ensayo

Naturalismo y religión en el debate entre Habermas y Ratzinger

Ensayo

Acerca del amor

Ensayo

La política de Balmes

Ensayo

Thomas Jefferson reivindicado

Ensayo

España, en la atención y en los escritos de Engels

Ensayo

Engels y Marx

Ensayo

Friedrich Engels: su actualidad y virtualidad

Ensayo

Recordando a Friedrich Engels, un ágil y demoledor polemista

Ensayo

Donoso Cortés y el romanticismo político

Ensayo

Un ensayo de María de Maeztu sobre Emilia Pardo Bazán, aparecido en el diario bonaerense ‘La prensa’ en 1939

Ensayo

Evocación política y social sobre el primer Unamuno

Ensayo

Reflexiones sobre la actualidad del pensamiento de Hegel según Paul Ricoeur

Ensayo

Jeremy Bentham, reconsiderado

Ensayo

La Constitución de 1812 (y II)

Ensayo

La Constitución de 1812 (I)

Ensayo

La Ilustración en España

Ensayo

Kafka: una meditación

Ensayo

Hegel: un contradictorio pensador imprescindible

Ensayo

Baltasar Gracián, el Barroco y el final de la Escuela Española

Ensayo

‘Ser es pensar’. El idealismo filosófico es esencialmente, Hegel

Ensayo

Hegel cumple 250 años

Ensayo

Sagasta, el gran prestidigitador

Ensayo

Andrés Saborit líder socialista

Ensayo

La archiduquesa austriaca… ‘roja’

Ensayo

¡Votes for women!: siete luchadoras que contribuyeron al milagro del voto en los EE.UU

Ensayo

Ideología y política: de Marx a Piketty

Ensayo

El Futurismo de Marinetti condujo directamente al fascismo

Ensayo

Francisco Suárez: Doctor Eximio, filósofo y jurísta

Ensayo

Síntomas psicopatológicos en tres de los principales líderes mundiales,…

Ensayo

Sócrates ¿soldado?

Ensayo

La desamortización general de Mendizábal

Ensayo

Ruido de sables en Washington

Ensayo

Referendum constitucional

Ensayo

La influencia del sufragio femenino en la cultura política

Ensayo

A propósito de Rawls

Ensayo

Duelo sin realidad

Ensayo

Responsabilidad social del periodista ante las crisis

Ensayo

Post-pandemia, una ocasión única para reinventar nuestro mundo

Ensayo

Robert Nozick, un anarquista de derechas

Ensayo

España y la antiEspaña

Ensayo

Alexander Fleming, descubridor de la Penicilina

Ensayo

La gran esperanza frustrada

Ensayo

Aporías, paradojas y dialéctica

Ensayo

El triunfo del Librepensamiento

Ensayo

Conflicto y negociación ¿A quién le puede interesar?

Ensayo

El nacimiento del liberalismo: Spinoza y Locke

Ensayo

John Locke: forjador del liberalismo político

Ensayo

Pensar en grande

Ensayo

La convivencia entre culturas y civilizaciones

Ensayo

Breves notas sobre Benito Pérez Galdós y el socialismo, en las elecciones de 1910

Ensayo

Inteligencia y liderazgo

Ensayo

Alcance militar y geopolitico del Brexit

Ensayo

Aprender a vivir con lo que nos ha tocado

Ensayo

Como seguir siendo cristiano en un tiempo postsecular. Una respuesta a Bonhoeffer.

Ensayo

Progreso y sentido

Ensayo

Rita Levi-Montalcini

Ensayo

Redes infames

Ensayo

Juegos de poder del nacionalismo

Ensayo

Héroe mutilado

Ensayo

Juegos de poder de la información

Ensayo

Sexto Empírico: Una aproximación al escepticismo grecolatino

Ensayo

Habermas-Rawls-Tönnies (y II)

Ensayo

Habermas-Rawls-Tönnies (I)

Ensayo

Repensar la protección de las personas vulnerables en la investigación científica

Ensayo

Decir y representación

Ensayo

La verdad, relativistas, los liberará

Ensayo

¿Cómo feminizar la vida social?

Ensayo

Nietzsche y la breve verdad

Ensayo

Juan López de Hoyos: el nexo entre Erasmo de Rotterdam y Cervantes

Ensayo

Hay mucho de lo que enorgullecerse

Ensayo

Europa un hermoso y original edificio… a medio construir

Ensayo

La estética en Eugenio Trías

Ensayo

Diez años releyendo a Dahrendorf

Ensayo

Consecuencias sociales y políticas de las nuevas tecnologías en el marco del transhumanismo h+ (y II)

Ensayo

Consecuencias sociales y políticas de las nuevas tecnologías en el marco del transhumanismo h+ (I)

Ensayo

Solón puso los cimientos de la democracia ateniense

Ensayo

Lógica, comprensión, traducción. Crítica de la traducción pura

Ensayo

Europa: Sísifo y la piedra

Ensayo

Ángel Fernández de los Ríos, un lugar destacado en la historia de Madrid

Ensayo

Hacia la unidad europea

Ensayo

Magdala o la historia de la trampa

Ensayo

Guillermo de Ockham… es mucho más que su célebre navaja

Ensayo

Política, comienzo incausado del arte de historiar

Ensayo

En el espejo se reflejan… los forajidos

Ensayo

Contra la misoginia, inteligencia y combatividad

Ensayo

El compromiso democrático de John Dewey

Ensayo

Unos meses decisivos para Europa

Ensayo

Infieran, no vaticinen, aborrecedores del lopezobradorismo

Ensayo

Las socialistas belgas hasta finales de los años veinte

Ensayo

Maquiavelo, más allá de los lugares comunes

Ensayo

Sobre la Constitución y su Preámbulo

Ensayo

De tal palo tal astilla

Ensayo

La pérdida del impulso liberal (y II)

Ensayo

La pérdida del Impulso Liberal (I)

Ensayo

Séneca: invitación al diálogo sereno y a la reflexión

Ensayo

Ferdinand Buisson en el laicismo francés

Ensayo

Trasímaco vuelve… o quizás, no se haya ido nunca

Ensayo

Filosofía, enemiga de la economía digital

Ensayo

La reseña crítica de Manuel Cordero de la Restauración de Romanones

Ensayo

El liberalismo en el siglo XXI (I)

Ensayo

El liberalismo en el siglo XXI (y II)

Ensayo

John Rawls: un nuevo paradigma contractualista basado en la justicia redistributiva

Ensayo

Ferdinand Tönnies

Ensayo

Aquí, en la izquierda, no sobra nadie

Ensayo

La ‘Mélange’ ideológica y el ‘soufflé’ estratégico catalán

Ensayo

Guillermo de Torre, heterodoxia frente a conformismo

Ensayo

Un prefacio de Tierno Galván al Contrato Social de Rousseau

Ensayo

El movimiento del espíritu social. De la religión al arte

Ensayo

Fancesco Guicciardini, un diplomático toscano por tierras extremeñas

Ensayo

Norberto Bobbio, más marxiano que marxista

Ensayo

Freud nuestro contemporáneo

Ensayo

La experiencia de Suecia para Andrés Saborit en 1930

Ensayo

La naturaleza en Marx

Ensayo

Las contradicciones de Gertrude Stein

Ensayo

Jean Jaurès, un pacifista y un europeista convencido

Ensayo

Encomienda de moderación

Ensayo

Aproximación a las bases teóricas del Mayo 68

Ensayo

Polibio de megalópolis y los valores republicanos

Ensayo

Una ética ecológica contra el totalitarismo tecnológico

Ensayo

Gioberti o el nacionalismo conservador

Ensayo

Al hilo de unas reflexiones políticas

Ensayo

Karl Korsch: ha vuelto para quedarse

Ensayo

David Harvey: La acumulación por desposesión

Ensayo

Guy Debord: la lucidez anticipatoria

Ensayo

Lo más humano, la idea, es la materia de la historia

Ensayo

Laicidad, sociedad abierta y emancipación ciudadana

Ensayo

Cesare Beccaria, un ilustrado frente a la barbarie

Ensayo

Política y pensamiento científico

Ensayo

El infinito viajar

Ensayo

El político y el científico

Ensayo

Enrique Tierno Galván

Ensayo

Nos sigue haciendo falta Tierno Galván

Ensayo

Albert Camus, un extranjero rebelde entre seres alienados

Ensayo

Los miedos de Baruch Spinoza

Ensayo

Lenin, la Revolución como Ciencia

Ensayo

Virtualidad y cultura (La realidad fingida)

Ensayo

Cataluña y la ‘navaja de Occam’

Ensayo

Epicuro: el filósofo de los placeres moderados

Ensayo

Isaiah Berlin, un excelente y polémico ensayista

Ensayo

Rafael Méndez (1906 – 1991)

Ensayo

La serena inteligencia de Kolakowski

Ensayo

La posibilidad de la utopía

Ensayo

1 de octubre, 2018: días antes de un día después

Ensayo

Año 2018: ¿tiempo de la gran revisión constitucional?

Ensayo

Introducción estival al concepto de ‘liderazgo político’

Ensayo

Todo cambia…algo permanece

Ensayo

El sentimiento trágico de la vida

Ensayo

Adorno: Reflexiones desde la vida dañada

Ensayo

¿Por qué nadie recuerda a Daniel Bensaïd?

Ensayo

Cataluña, ‛casus belli’

Ensayo

Ferrater Mora, un catalán universal

Ensayo

Gramsci y Maquiavelo

Ensayo

La educación y la filosofía como utopía

Ensayo

El laicismo en Habermas y su origen griego

Ensayo

Walter Benjamin, fracturas de la modernidad

Ensayo

Demos la palabra a Herbert Marcuse

Ensayo

Los misterios de Homero

Ensayo

La función de las ideologías según Max Horkheimer

Ensayo

Les presento a Margarita Nelken

Ensayo

Impunidad, no gracias

Ensayo

La vigencia de Erich Fromm

Ensayo

María Zambrano está viva

Ensayo

Buscando a Fernando Pessoa

Ensayo

El encuentro borgiano de Shakespeare y Cervantes

Ensayo

Dones de Amor, ay, cuitas de Amor

Ensayo

Intransigencia y control social: Flaubert y Baudelaire en el banquillo

Ensayo

El día que conocí a Ernesto Cardenal

Ensayo

Li Po y la melancolía

Ensayo

Epicteto de Hiérapolis (55dc/135dc), un esclavo filosófo del periodo helenístico

Ensayo

Gianni Vattimo y el “pensiero debole”