abril de 2024 - VIII Año

Pablo Méndez: “Santiago Bernabéu es un personaje que merece más atención tanto literaria como histórica”

El escritor Pablo Méndez acaba de publicar un nuevo libro titulado ‘Del corazón más blanco’, cuyo subtítulo revela en la cubierta lo que vamos a descubrir en su interior: ‘Vida, obra y personalidad de Santiago Bernabéu. Mito y estandarte del Real Madrid’. Un libro editado por Nuevo Círculo de Lectores que se suma a la extensa producción de este reconocido poeta, novelista y grafólogo. En esta ocasión estamos ante una obra que aborda la biografía de un personaje histórico y legendario del futbol a partes iguales, no tanto por su trayectoria como deportista —aunque en el primer tercio del siglo pasado fuera un gran futbolista del club al que dedicó su vida—, sino por su incansable e ingente labor para hacer del Real Madrid uno de los clubes más importantes del mundo. Sin duda el más grande, si preguntamos a cualquier madridista. Pablo Méndez es uno de ellos. Un club que atesora en sus vitrinas tantos trofeos que, incluso para sus adversarios, resulta difícil restar mérito a la entidad blanca. Entre los galardones que conforman el palmarés del club están, por citar algunos de los más relevantes, ocho Mundiales de clubes, catorce Copas de Europa y el Trofeo FIFA al mejor club del siglo XX.

Ahora, Pablo Méndez ha querido adentrase en la vida del hombre que rigió el destino del Real Madrid durante 35 años, Santiago Bernabéu de Yeste. De esta forma, en las páginas de ‘Del corazón más blanco’ Méndez desvela aspectos de la semblanza de un hombre sobre cuyo carácter, tenacidad e ingenio no se sabe tanto como quizá se piense.

Entreletras ha conversado con el autor de este libro que a buen seguro hará las delicias de los madridistas, de todos aquellos a quienes por definición les gusta el futbol y, por supuesto, a los que deseen conocer en profundidad a un personaje fundamental de la historia del futbol del siglo XX.

¿Qué te impulsó a escribir un libro sobre la mítica figura de don Santiago Bernabéu?

Santiago Bernabéu me parece un personaje muy interesante, al margen de la afición deportiva que pueda tener uno o no, del que curiosamente no hay apenas nada sobre su vida o muy poco. No sé por qué es así, lo desconozco. Sin embargo, tuvo una vida fascinante, extraordinaria e incluso excepcional en algunos momentos. Es llamativo que haya tan poco escrito sobre él. En mi opinión es un personaje que merece más atención tanto literaria como histórica. Entre otras cosas, he querido escribir un libro sobre un señor que consiguió situar a su equipo en primera fila del futbol mundial.

A pesar de ser una figura histórica del futbol y de la propia historia de España, en cuyo honor el estadio que se empeñó en construir para su club lleva su nombre desde 1955, hay una especie de dicotomía con Bernabéu. En ocasiones aparece como un personaje gris dedicado a gestionar la entidad blanca y otras como un visionario del futbol. ¿Qué valoración puedes hacer de estas dos caras del personaje?

Esa observación está bien traída. En efecto, Bernabéu es un personaje en cierto modo gris dedicado a su club. Fue un hombre de una gran austeridad y nunca tuvo ningún deseo de enriquecerse. Un señor que durante toda su vida profesional fue funcionario de Hacienda, salvo un paréntesis que hizo para gestionar una propiedad familiar, y cuya trayectoria profesional como funcionario compaginó siempre con la dirección del club. No le gustaba la fama. Por ejemplo, en cuanto a su forma de vestir se puede decir de él aquello de Machado: “mi torpe aliño indumentario”. Su mujer tenía que pelearse con él para que se comprara un traje, y creo que tuvo «cuatro trajes» en treinta años. No le gustaba que le reconocieran por la calle. Lo que le gustaba era el futbol, salir de pesca cuando podía o ir a pasar unos días a su casa en Santa Pola.

Bernabéu vivió la guerra civil y la posguerra en España. ¿Crees que fue un personaje prototípico de aquella época, marcado por una guerra cruenta y una posguerra tremendamente dura?

Puede ser. En la guerra perdió amigos a los que quería mucho y que lucharon en los dos bandos enfrentados. Cuando vuelve a Madrid tras la contienda lo primero que hace es ir a Chamartín, a ver el estadio que tenía entonces el club de su alma y ve que ya no hay nada, apenas un huerto, había quedado arrasado por la contienda. Incluso los palos de las porterías se habían empleado para hacer fuego.

Una escena propia de la posguerra…

Sí. A partir de ahí se pondrá a trabajar para recuperar el estadio. Es curioso también que el régimen de Franco puso mucho ahínco en retomar enseguida el futbol. No sé si para que la gente estuviera entretenida…, cada uno puede sacar la conclusión que quiera. El caso es que la competición liguera comenzó de nuevo, y claro las ciudades que lo habían pasado menos mal durante la guerra tenían los mejores equipos del momento. La ciudad de Madrid había sido muy castigada y lógicamente el Real Madrid era un club sin recursos.

Bernabéu consiguió reflotar un equipo que por entonces tenía muchas carencias…

En ese momento el Atlético de Aviación, futuro Atlético de Madrid, era el equipo más fuerte de la capital. El Real Madrid entonces era un desastre. Cuando accede a la presidencia del club en 1943 se dispuso a reflotarlo. Pero ojo, tardó bastante, no era un mago, no hacía milagros. Lo que consiguió hacer con el Real Madrid fue el resultado de una labor que supuso mucho esfuerzo día a día durante diez años. El entró como presidente en el 43 y hasta la temporada 1953/54 el Real Madrid no vuelve a ganar una liga. El conseguirá finalmente construir el estadio que ahora lleva su nombre, pero fíjate que el año anterior a su inauguración en 1947 el Real Madrid estuvo a punto de bajar a Segunda División.

Santiago Bernabéu

Con el paso del tiempo el Real Madrid se convierte en un equipo de primera fila en nuestro país, en Europa y a nivel mundial. Pero sobre todo, con las célebres cinco copas de Europa entre 1956 y 1960, Santiago Bernabéu consigue no solo un hito para el Madrid, sino también situar de nuevo en el mapa a una España que tras la Guerra Civil y la II Guerra Mundial había quedado marginada por la sociedad internacional. Esto llevó a vincular a Bernabéu con el régimen dictatorial de Franco. ¿Qué puedes decirnos sobre esta cuestión?

Buena pregunta. Esto se explica en el libro. Al régimen franquista no le gustó nunca Bernabéu, ni el Real Madrid, como tampoco le gustó el Barcelona, por muchos motivos. Uno de ellos es que el Real Madrid en la época de la República tuvo un presidente que ocupó altos cargos en el gobierno de la II República, Rafael Sánchez-Guerra, uno de los muchos personajes que me he encontrado escribiendo el libro con biografías muy interesantes. El caso es que este hombre, tras diversos avatares, termina en un convento en Navarra. Poco antes de que falleciera, el Madrid tenía que jugar un partido con el Osasuna y Bernabéu aprovecha la ocasión para ir a visitarle con todo el equipo. Episodios como este no gustaron precisamente al régimen de entonces.

«Fue un hombre de una gran austeridad y nunca tuvo ningún deseo de enriquecerse. No le gustaba la fama»

No conocía esta anécdota…

Hay otro detalle que la gente no sabe. Un personaje muy importante del Real Madrid fue Raimundo Saporta, que creó el equipo de baloncesto del club blanco. Raimundo tenía un hermano, Marc Saporta, que se fue de España tras la guerra y se exilió en París. En la capital francesa se dedicó escribir libros en contra de la dictadura franquista. Uno de sus libros hablaba de lo que sucedía en esa época en las cárceles españolas y lo prologó nada menos que Jean Paul Sartre. Vínculos que demuestran las tiranteces del Madrid con el régimen. Podemos hablar también del incidente con Millán Astray, a quien Bernabéu echa del estadio en una ocasión porque estaba molestando a una mujer. A raíz de este episodio, el militar quiso batirse en duelo con Bernabéu. El presidente madridista se tomó en broma el asunto, pero ante la insistencia de Astray se dio cuenta de que éste iba en serio. Entonces Bernabéu tuvo que hablar con el general Muñoz Grandés para que hiciera entrar en razón a Millán Astray.

Los excesos del ‘ilustre mutilado’….

Otro tema es que Bernabéu no era muy religioso o poco practicante. Es verdad que en el estadio había una capilla —como en todos los estadios en ese momento— que yo tuve la oportunidad de ver siendo niño y a la que no iba casi nadie. Era además de los pocos equipos que no celebraban una misa un día o dos antes de que empezara la liga. Todo esto en aquella época…te puedes imaginar.  A Bernabéu lo que le gustaba era el futbol y pescar.

Alrededor de la historia de Bernabéu aparecen otros personajes de su época, ¿cuáles destacarías?

He descubierto personajes que no conocía y algunos me encantan. Uno de ellos es Mochín Triana, una especie de Lorca del futbol, salvando las distancias. Fue el primer fichaje que pasa del Atlético de Madrid al Real Madrid, el primer fichaje polémico… Triana era un joven alto, guapo y rubio que hizo que muchas chicas fueran a verle jugar. Jugaba de maravilla. Bernabéu dijo que era el mejor jugador que había visto. Era de una familia católica y pudiente de la calle Serrano. Al principio de la guerra civil, él y sus hermanos serían fusilados en Paracuellos. En los años 50 el diario Marca daba un premio al equipo al que hubieran sacado menos tarjetas durante la liga. Aquel premio se llamaba Monchín Triana. Un personaje al que por cierto no hemos visto jugar, solo nos quedan algunas fotos de él.

Alguno más…

Varios. Otro, por ejemplo, es Sabino Barinaga, el jugador que marcó el primer gol en el actual estadio Bernabéu frente a Os Belenenses. Este futbolista fue uno de los llamados ‘niños de la guerra’. Como se cuenta en la novela El otro árbol de Guernica de Luis de Castresana, Barinaga fue uno de aquellos niños enviados a Inglaterra para alejarle de la guerra civil. Allí comenzó a jugar al futbol convirtiéndose luego en un gran futbolista cuando regresa a España.

Después de investigar y escribir este libro sobre Santiago Bernabéu, ¿con qué te quedas o qué has aprendido del personaje?

Yo he aprendido, y creo que es algo que ha quedado en el club, que con dedicación, trabajo y esfuerzo nada o muy pocas cosas son imposibles. Eso fue la gran enseñanza de Bernabéu en el deporte y en la vida. Construir un estadio en el año 1943 era a priori un objetivo inalcanzable, una utopía, y sin embargo él lo consiguió. Eran los años de la posguerra en España y Europa estaba en plena segunda Guerra Mundial. Sus compañeros no le dijeron que abandonara el proyecto para no tener que buscar otro presidente, aunque pensaban que se la iba a pegar. Pero lo consiguió y también otras cosas muy difíciles a base de dedicación y esfuerzo.

«En una ocasión echó del estadio a Millán Astray porque estaba molestando a una mujer. Entonces el militar franquista quiso batirse en duelo con Bernabéu. Para evitarlo tuvo que intervenir el general Muñoz Grandés»

Estadio Santiago Bernabéu a principios de 1947

En la presentación en sociedad del libro comentaste que más allá del Real Madrid, lo que le gustaba a Santiago Bernabéu era el futbol…

En efecto, y sentiría que los verdaderos aficionados al futbol olvidáramos esto. Ante todo nos cautiva el futbol, y luego mi equipo. Creo que Bernabéu lo sentía así. Cuando tuvo que dejar de jugar al futbol lo pasó muy mal. Yo voy por la calle y veo unos chavales jugando y me paro a verlos, aunque sea un minuto. Quienes sentimos este deporte, no deberíamos olvidar que lo que nos gusta o debería gustarnos ante todo es el futbol. Me pasa igual con la poesía. A mí me gusta la poesía, y luego mi poesía aunque no tenga un gran valor.

La figura de Santiago Bernabéu esconde, por decir así, una historia de amor muy atractiva. ¿Qué puedes contarnos de esto?

La historia de amor de Bernabéu esconde una historia maravillosa, una historia de posguerra y como sabes a mí esa época me encanta. Creo que merece una novela que estoy pensando escribir, por eso de momento no te voy a dar más detalles.

Sin embargo, prácticamente nadie sabe hoy quien fue la mujer de Bernabéu…

Fue una mujer que se llamaba María Valenciano, una mujer normal. Pero no te cuento más… ya lo leerás (apostilla Méndez con acento enigmático).

De Santiago Bernabéu ha quedado sobre todo su figura mítica en el palco del estadio madridista, pero tras esa imagen había una persona con sus fortalezas y debilidades…

Además, las imágenes que sobre todo nos quedan de él son de los años 60 y 70 del siglo XX, cuando ya era un hombre muy mayor. Un septuagenario de los de entonces que no era igual que ahora. Es una pena que queden pocas imágenes suyas de los años 40 o anteriores, cuando era un hombre joven con otro aspecto. Por eso he querido poner en la cubierta del libro una fotografía suya de los años 20, cuando era jugador de futbol.

Creo que mucha gente no sabe que fue jugador…

Muy poca, y menos que era funcionario de Hacienda. Y fue un buen jugador de futbol, quizá quede todavía alguien que le viera jugar en su día aunque me parece difícil. Vio al Real Madrid aparecer. Fue jugador con 17 años, luego entrenador y más tarde presidente del club. Jugó en campos hoy desaparecidos, como el campo de O´Donnell que estaba en lo que es ahora la plaza de Dalí. Un tiempo en el que dabas un balonazo y tenías que ir a buscar la pelota porque si iba un poco fuerte se salía del campo, algo que a Bernabéu le fastidiaba bastante.

«Seguramente a Bernabéu no le gustaría nada ese punto económico desorbitado que tiene el futbol en la actualidad»

Qué tiempos, ¿verdad?…

Como poeta sabes que tengo una gran admiración por los años 30 del siglo pasado. Y es curioso que en aquel tiempo de gran efervescencia literaria se produjo en paralelo un desarrollo considerable del futbol en nuestro país. Me imaginó que en los mismos cafés —no había otros— donde se reunían García Lorca y compañía, aquellos poetas pudieron coincidir con futbolistas que quizá sin saberlo estaban también haciendo historia.

¿Crees que ha habido en la historia del Real Madrid otro presidente que puede igualarse a Santiago Bernabéu?

Yo creo que Florentino Pérez es el mejor presidente que ha tenido el Madrid desde Bernabéu. Sin embargo, les diferencia que Bernabéu fue también jugador y entrenador. También que cuando don Santiago llega a ser presidente el club estaba en una situación pésima. Sin embargo, cuando Florentino es elegido presidente del Madrid, aunque el club estuviera mal económicamente, acababa de ganar su octava Copa de Europa.

Una pregunta algo maliciosa…, ¿Si Santiago Bernabéu levantara la cabeza y viera las conexiones del futbol actual con tantos intereses económicos que pensaría?

Hay muchas cosas que no le gustarían nada, pero nada, y otras cosas que le gustarían mucho. El Real Madrid es hoy un gran club, una institución conocida y respetada en todo el mundo, y esto sin duda le gustaría mucho. No le gustaría nada ese punto económico desorbitado que tiene el futbol en la actualidad o la actitud que tuvieron hace algunos años ciertos futbolistas que llegaban al estadio o se dejaban ver conduciendo automóviles de alta gama, etc. Para mí la desmedida pasión por el dinero, me repugna. Yo soy muy generoso, sobre todo con mis autores, como editor. En su época, Bernabéu le pidió a Alfredo Di Stéfano que cambiara de coche cuando la ‘saeta rubia’ apareció con un Mercedes. Bernabéu consideraba que la mayoría de los socios del Madrid eran gente trabajadora y alardear así no era para él un comportamiento adecuado, como me pasa a mí que hago gala de una extrema austeridad que se puede tomar por tacañería aunque soy generoso hasta decir basta.

Ya lo hemos comentado, era un hombre muy austero…

Cierto. Siempre compaginó su trabajo de funcionario con su labor en el Madrid, pagaba de su bolsillo el periódico que le dejaban en su despacho de presidente y, más aún, le pidió a su mujer que tras su muerte no aceptara ninguna remuneración del club como compensación o pensión, y así lo hizo María, su viuda. Como ves, fue todo un personaje y para muchos un ejemplo que merece la pena conocer de cerca. Yo no creo que esté a su altura: me pierde la ambición y el ego.

COMPÁRTELO:

Escrito por

Archivo Entreletras

Europa: Sísifo y la piedra
Europa: Sísifo y la piedra

La fuerza es patrimonio de pocos, las leyes, en cambio, de todos. Demostenes Conforme avanza el calendario y se aproxima…

A vueltas con la monarquía
A vueltas con la monarquía

Durante los últimos meses, una parte de la izquierda española insiste en la crítica a la institución monárquica con una…

Exposición: Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre
Exposición: Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre

Del 20 de febrero al 19 de mayo de 2019 en CaixaForum Madrid (Paseo del Prado, 36). De lunes a…

450